Las Islas Galápagos por libre!



Las Islas Galápagos son un tesoro natural, una burbuja dentro del planeta Tierra protegidas y resguardadas de peligros que amenacen su valioso ecosistema. En las Galápagos podemos encontrar especies únicas en el mundo que solo han resistido al paso del tiempo en estas islas donde hace miles de años que se paró la evolución de las especies. Un claro ejemplo son la multitud de subespecies de iguanas gigantes o tortugas de las Galápagos que podemos encontrar en cada isla, convertidas en icono de las Galápagos.

A parte de estas maravillas, también son conocidas por los carísimos cruceros que se realizan de manera organizada. Viajar por libre a las Galápagos es totalmente posible y a un precio más que asequible. Por supuesto, muchísimo más asequible que uno de esos exclusivos cruceros que no contribuyen en nada a la economía local ni a la preservación de su ecosistema, más bien todo lo contrario.

Las islas Galápagos habían sido (hasta ahora) un lugar que habíamos pasado por alto en nuestros viajes. Hasta el momento, no nos habíamos planteado viajar a las islas porque lo teníamos considerado un lugar caro y muy exclusivo. Pero, coincidiendo con la ruta que estábamos haciendo por latino-américa y después de indagar en las maravillas que tienen estas islas, pensamos que quizás este podría ser un buen momento para lanzarnos! Es más, resumiendo mucho, este seria uno de los lugares más increíbles que hemos visitado hasta el momento!

Por qué nos decidimos por las Galàpagos? Porque es temporada baja…

Una fauna única

Es posible conocer y admirar de primera mano animales que solo continúan viviendo en este refugio natural y que se extinguieron hace mucho en el resto del planeta. Una fauna y un paraje peculiar que te teletransporta a otro mundo.

Precios elevados

Sin duda, estos son los argumentos principales por los que cualquier amante de los animales y de la naturaleza se sentiría más que afortunado al pisar por primera vez las Galápagos. Pero, no hay que olvidar que como muchos de los lugares únicos en el mundo, también se puede convertir en un lugar muy privativo económicamente.

La razón por la que intentan justificar estos precios tan elevados son, por un lado, la conservación del parque natural y, por otro, evitar la masificación de las islas. Pero hay otras medidas para evitar la masificación turística como establecer un cupo de visitantes máximo como ya hacen en otros parques naturales, sin tener que elevar precios.

La solución…viajar en temporada baja!

El viaje a las islas Galápagos surgió casi de imprevisto. Estábamos preparando una ruta por sudamérica para febrero y ya que pasábamos tan cerquita de las islas…decidimos probar suerte. Tuvimos una MUY grata sorpresa con el resultado de nuestra búsqueda que nos hizo comprar los billetes casi al momento!

⇒El motivo principal: durante el mes de febrero es temporada baja. Seguramente ni se nos hubiera pasado por la cabeza viajar en los meses de verano. Los precios de los alojamientos marean solo de verlos. En cambio, a nosotros tanto los billetes de avión hasta las islas, como los alojamientos nos han salido baratísimos!

A pesar de los buenos precios que encontramos para alojarnos (para las Galápagos…hay que contextualizar), no hay manera de evitar el impuesto de entrada en la isla (100$). Y, otro aspecto que hay que tener muy en cuenta es que todo el espacio de la islas Galápagos se trata de un lugar protegido, por lo que para navegar a cualquier reserva natural, hay que ir acompañado de un guía titulado. Lo que se traduce en pagar un precio un poco elevado por las excursiones que requieran transporte marítimo.

Qué se necesita para entrar en las islas Galápagos

⇒Pasaporte y Visados

Un pasaporte con validez mínima de 6 meses. Para los propietarios de pasaporte español, no hace falta obtener ningún visado.

⇒Billetes de avión

Lo primero que hay que hacer es reservar los billetes de avión. Salen aviones desde Guayaquil y desde Quito. Nosotros cojimos el avión en Guayaquil. Hay una frecuencia de vuelos muy baja (no salen todos los días de la semana) por lo que dependiendo de la época del año, hay que reservar con bastante antelación.

A nosotros este hecho, nos ha condicionado un poco. Ya que teníamos pagados los vuelos con un poco de antelación  y eso significaba que teníamos que estar en Guayaquil para coger el avión sí o sí en la fecha indicada (Veníamos de viajar por Sudamérica). Pero bueno, tampoco ha supuesto ningún inconveniente. Todo es cuestión de organizarse.

Más a bajo, hablaremos de los posibles puntos de entrada.

⇒Impuestos y tasas

En el aeropuerto de Guayaquil o Quito

Antes de subir al avión en Guayaquil que nos lleva a las Galápagos, tenemos que abonar 20$ dólares americanos por persona en el puesto de El Instituto Nacional de las Galápagos. Nos darán una tarjeta que debemos llevar encima siempre por si nos la piden.

Llegada a las Galápagos

Hay un impuesto que se paga a la llegada a las islas. Son 100$ por persona que hay que llevar en efectivo. Este aspecto es importante, lo mejor es traer ya los dólares cambiados desde el continente. Cabe recordar que las Galápagos pertenecen a Ecuador y la moneda nacional en este país es el dólar (arriba esos precios!). Este dinero está destinado a tareas de conservación y recuperación del parque nacional.

Tasa municipal en Isabela

Cuando se desembarca en el puerto del Isabela, primer susto. Los extranjeros tenemos que pagar una “tasa municipal” de ATENCIÓN 10$ por persona. Nos entró la risa y todo. Cuando le preguntamos por el motivo teniendo en cuenta que ya se pagan 100$ para entrar a las islas, no sabía donde meterse. El motivo es ” a ver qué nos inventamos para sacarle hasta los ojos al viajerx”.

Cómo llegar a las islas Galápagos

Hay dos puntos principales de entrada a las islas:

Los códigos de los aeropuertos de cada isla hay que tenerlos muy presentes ya que puede causar confusión a la hora de comprar los vuelos. Por lo que si queremos viajar a una isla y volver por otra hay que tener muy claro las siglas ya que no nos va a aparecer el nombre de las islas.

⇒Aeropuerto de San Cristóbal: el código del aeropuerto es SCY
⇒Aeropuerto de Baltra (isla de Santa Cruz): el código del aeropuerto es GPS.

Cómo llegar del aeropuerto de San Cristóbal a Puerto Baquerizo

Muy fácil, se puede llegar andando o coger un taxi por 1.5$. Esta isla ha sido la puerta de entrada a las Galápagos para nosotros. Realmente, está super cerca de la ciudad.

Cómo llegar del aeropuerto de Baltra a Puerto Ayora

En este caso, el aeropuerto queda en la isla de Baltra por lo que primero, tenemos que llegar a la isla de Santa Cruz. Una vez allí, hay que llegar a Puerto Ayora, a ciudad principal de la isla. Pero no hay que preocuparse por nada, está todo controlado.

Cuando llegas al aeropuerto, hay unos minibuses de las aerolíneas esperando para llevarte al puerto (solo tardas 10 minutos en hacer el recorrido). Después, hay que coger un lancha que nos lleva hasta la Isla de Santa Cruz, cuesta 1$. Una vez llegamos, se puede esperar a un autobús local que tarda una hora en llegar al destino y que cuesta 2$ o coger un taxi compartido con otrxs viajerxs que cuestan unos 20$ en total (hay que negociar).

Resumiendo:

1. Aeopuerto-Puerto de Baltra: minibus compañía aérea. GRATUITO

2. Puerto de Baltra- Santa Cruz: taxi marítimo 1$

3. Puerto de Santa Cruz- Puerto Ayora: bus local 2$ o compartir taxi privado 24$ en total.

Para volver, es decir, para ir de Puerto Ayora al aeropuerto de baltra es exactamente el mismo recorrido pero a la inversa. Hay que informarse previamente sobre los horarios (que son siempre orientativos) e ir con mucha antelación.

Cómo moverse entre las islas

Para viajar entre las principales islas habitadas, hay un servicio de lanchas que ellos llaman “fibras”. Los horarios son más o menos fijos. Hay poca frecuencia, normalmente hacen dos salidas al día. Una muy temprano sobre las 6-7 am y otra entre las 14-15h. Mejor siempre preguntar el día anterior para asegurarse. El precio es de 30$ por persona. Si haces ida y vuelta te descuentas 5$.

Qué llevamos en la mochila

Las islas Galápagos están muy cerca del ecuador de la Tierra por lo que cualquier tipo de protección solar será bienvenida. A esto, hay que añadirle las excursiones en barca y las sesiones de snorkel ya que el mar aumenta aún más el riesgo de quemaduras solares.

De verdad, aquí el Sol quema solo salir a la calle, es muy peligroso. No basta con llevar protector solar, hay que cubrirse bien porque las cremas poco hacen. Hemos visto a cada persona con unas quemaduras que estaban para ingresar en el hospital. Nosotros mismos, a pesar de ponernos crema y estar completamente nublado, nos quedamos las pocas partes del cuerpo donde no teníamos ropa y eso que nosotros somos unxs paranoicxs de la protección solar.

⇒Kit Básico

⇒Camisetas transpirables de manga larga para protegernos del sol y a poder ser con las que nos podamos bañar. Pantalón largo también sino vais a morir con las quemaduras en los gemelos.
⇒Protector solar para piel y labios
⇒Gafas de sol
⇒Gorra
⇒Kit sencillito de snorkel
⇒Bañador (no os lo descuideis!)
⇒Chanclas cerradas y cómodas
⇒Toallas

⇒Botiquín

En las Galápagos no hay riesgo de contraer malaria ni ningún otro tipo de enfermedad grave. Por lo que los medicamentos que nos llevemos serán los habituales de cualquier viaje. Lo que sí que hay que tener en cuenta es que el agua corriente no es potable (MUY IMPORTANTE)por lo que siempre tenemos que beber agua embotellada o filtrada. El agua del grifo no es apta ni para lavarse los dientes. En todos los hostales donde hemos estado nos han avisado de este tema. Lo mejor es que en todos ellos cuentan con fuentes de agua potable donde rellenar las botellas gratuitamente.

Nosotros recomendamos:

⇒Analgésicos y antitérmicos
⇒Antibióticos
⇒Antidiarréicos
⇒Probióticos para recuperarnos de las diarreas rápidamente.
⇒Protector de estómago
⇒Fármacos para evitar picaduras de mosquitos.
⇒Antiinflamatorios.
⇒Fármacos contra el mareo y las náuseas. Las principales excursiones y el traslado entre islas son en barca y no os podéis imaginar lo que marean. 

A tener en cuenta

⇒Internet

El wifi sí que es una especie en peligro de extinción. Internet es muy muy lento aunque nosotros hemos tenido “suerte” con el primer alojamiento.  En el resto…en pocas ocasiones podíamos enviar un whatsapp…

⇒El agua un bien escaso

Como hemos dicho, el agua del grifo no es apta ni para consumo, ni para lavarse los dientes, tampoco para cocinar. En los hostales cuentan con filtros donde rellenar las botellas con agua potable. Eso sí, en los supermercados las botellas de agua son extremadamente caras. Para que os hagáis una idea, una botella de 2 litros cuesta 2,50$.

Por otro lado, la escasez de agua en las Galápagos es un problema muy serio. A nivel personal, es importante no gastar más de lo necesario y seguir todas las instrucciones que nos recomienden.

⇒Precios en general…y en el supermercado

Carísimo. El supermercado es exageradamente caro, una estafa en toda regla. Una barra de pan, un paquete de macarrones, otro de espaguetis y dos crusanes valen 20$ en Puerto Ayora (Santa Cruz). Pero, Isabela es, sin duda, la isla más cara de todas. Si queréis ahorrar, mejor que hagáis dieta dure la estancia en Isabela. San Cristóbal es más caras respecto al continente pero nada que ver con las otras dos. Si compráis en el super, los precios son muy asequibles. San Cristóbal, en general, es la menos turística.

⇒Quemaduras solares

Como ya hemos dicho, el Sol abrasa la piel incluso estando completamente nublado. Toda precaución es poca. La gente local está muy concienciada y van siempre muy tapados, tomad ejemplo.

⇒Tarjetas y dinero en efectivo

Aquí todo se mueve con dinero en efectivo. Alojamientos, excursiones, tasas y billetes se tienen que pagar únicamente en efectivo (dólar americano). Solo en el supermercado se puede pagar con tarjeta si la compra es superior a 20$ (se llega rápidamente…)

Una pequeña reflexión personal…

Después de haber realizado este viaje y de haber continuado nuestra ruta a otros lugares, podemos decir que sin duda ha sido uno de los lugares más increíblemente sorprendentes que hemos visitado.

El paisaje de las Galápagos es único pero lo mejor es su fauna. Las tortugas gigantes, las iguanas marinas, los leones marinos, piqueros patas azules, pingüínos, un impresionante fondo marino y un larguísimo etcétera. Poder ver de cerca, en su hábitat natural y en LIBERTAD  a estos animales no tiene precio alguno.

Esfuerzos de gigante para la preservación de las Galápagos

Precisamente, continuando nuestro viaje  hacia otros destinos donde no tienen esta sensibilidad hacia las especies autóctonas, valoramos realmente todo el grandísimo esfuerzo que están haciendo con los medios y los recursos que tienen para proteger a toda costa a SUS animales, porque es así como la gente local lo siente, plenamente conscientes del valor y de la importancia de la preservación de estas especies únicas, totalmente volcados en la protección y  la conservación de las Galápagos.

No solo queremos remarcar el empeño y la dedicación en la preservación de las especies, sino también el hecho de hacerlo para que puedan vivir en libertad.

Muchos zoos disfrazados de reservas de animales o de centros de recuperación se alaban a si mismos publicitándose como “guardianes de las especies” en plan, suerte que los tenemos aquí encerrados porque si estuvieran en libertad, correrían muchos riesgos y se podrían extinguir. Y nos preguntamos ¿cuál es el objetivo de preservar una especie para que viva encerrada de por vida? Solo para el disfrute humano y para que unos cuantos se forren a costa del sufrimiento de los animales.  Por eso, todavía valoramos mucho más todo el trabajo del Parque Nacional de las Galápagos y no nos duele (tanto) toda la colección de tasas e impuestos que hemos tenido que pagar.

Hay muchas cosas que seguramente podrían mejorar, pero no cabe duda de que todo lo que han hecho hasta ahora ha sido ENORME y no nos olvidemos de que tienen que lidiar con problemas que les superan de largo y que escapa a su poder de influencia (intereses políticos, lobbys, sobrepesca, presión hotelera, etc), pero a pesar de todo, lo están haciendo con gran empeño y, por el momento…van ganando pequeñas-grandes batallas.

Ya tenéis ganas de viajar a este lugar, ¿verdad? Eso sí, si se va a este lugar, practica un turismo responsable. Habla con la gente local, con los guías del Parque, l@s investigador@s y l@ biólog@s, no dañes el hábitat ni lo ensucies, no molestes a los animales…solo llegar, te darás cuenta de que estás visitando un tesoro.

Ruta de nuestro viaje 

Nosotros, después de darle unas cuantas vueltas, entramos por la isla de San Cristóbal y salimos por el aeropuerto de Baltra en la isla de Santa Cruz. Era la manera más económica de recorrer las islas. Además hay que tener en cuenta el transporte existente entre islas que es bastante limitado (y caro!).

El esquema del viaje es el siguiente:

⇒San Cristóbal-Santa Cruz- Isabela-Santa Cruz

Itinerario: 

1. Guayaquil-San Cristóbal: El Malecón y Playa Oro

2. San Cristóbal: La Lobería, Tijeretas y playa del amor

3. San Cristóbal: tour 360º snorkel con tiburones

4. San Cristóbal-Santa Cruz: Las Grietas y Tortuga Bay

5. Santa Cruz. Parte alta: Los Gemelos, túneles de lava y tortugas gigantes

6. Santa Cruz: El Lago de las Ninfas, la Galapaguera, fundación Charles Darwin, playa ratonera y estación

7. Santa Cruz

8. Santa Cruz- Isabela: el muro de las lágrimas y el lago de los flamencos

9. Isabela: snorkel en Concha de Perla y visita a la Galapaguera

10. Isabela: Trekking y snorkel en las Tintoreras

11 y 12. Isabela-Santa Cruz-Aeropuerto de Baltra


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!