Día 17. Viaje por Halong Bay-Bahía de Halong



El día anterior dedicamos varias horas a comparar precios y condiciones sobre el viaje a Halong Bay. Finalmente, escogimos la agencia que nos recomendó el hotel.

El motivo por el cual nos decantamos por esta fue el feedback que encontramos por internet. También hay que reconocer que los comentarios de la mayoría de agencias son pésimos, así que cuando ves alguno positivo ya te lanzas…

Antes de empezar a leer este post…

Antes de empezar a leer la explicación del tour, recomiendo que leáis el post sobre Consejos y recomendaciones sobre Halong Bay con atención porque algún percance o algún timo siempre os van a intentar colar.

Recogida en el hotel y embarque

Nos vinieron a recoger al hotel, allí mismo nos guardaron las mochilas para la vuelta. Primero, nos subieron en un bus con diferentes turistas y estuvimos unas 4 horas hasta que llegamos a la zona del puerto. Bajamos y nos dicen SOLO a nosotros dos y a una pareja de franceses que subamos a una zodíac. Empezaba el timo de Halong Bay.

Aquí la cosa ya nos empieza a oler mal….¿por qué razón éramos los únicos? Muy fácil. Más tarde nos enteramos de que el otro barco ya estaba todo lleno y nos habían colocado en otro barco que no hacía exactamente el recorrido pactado.

Nos llevan hasta el barco que todo sea dicho, estaba muy bien. El camarote súper bien equipado y el baño limpio y amplio. De momento, éramos solo dos parejas. Pensábamos que el resto del grupo vendría al poco tiempo.

Nuestra sorpresa llega cuando nos avisan que ya podíamos ir a comer. Vamos al comedor y empiezan a subir un montón de vietnamitas, todos miembros de la misma familia. Un montón quiere decir que el barco estaba repleto a más no poder. No entendemos porque el grupo con el que íbamos no había subido al mismo barco.

Comida

Nos sentaron con la otra pareja de franceses y todos los vietnamitas se sentaron juntos en un macro mesa. Comer cerca de ellos es todo un espectáculo. Para ellos escupir o hacer ruidos al comer es lo más normal del mundo. La comida además era bastante cutre. Continuaba el timo de Halong Bay.

Nosotros y la pareja de franceses estábamos bastante descontentos y nos quejamos por la comida cuando nos dimos cuenta que el mega grupo de vietnamitas tenía unos platos muchiiiiiiiiiiiiiisimo más suculentos que los nuestros. La respuesta que obtuvimos fue muy simple, en nuestra excursión nos entra esta comida, si queremos otros platos tenemos que pagarlos. (WHAT???  con la pasta que nos habíamos dejado!!!) Nuestra indignación iba in crescendo

La NO- visita al criadero de perlas

Segundo timo, ponía que íbamos a visitar el criadero de perlas, pero en cambio, vamos directamente a la cueva Hang Sung Sot (cueva de las maravillas). Así de entrada, pensábamos que lo haríamos en otro orden y no quisimos dar más importancia.

Visita a la cueva de las maravillas o Hang Sung Sot

Cuando llegamos a la cueva, el guía nos deja en la entrada, no nos da ningún tipo de explicación y dice que nos espera a la vuelta. Alucinando! En el folleto de la excursión ponía explícitamente: visita guiada de la cueva en inglés.

El tema es que vemos que nos da el ticket, pasamos por la taquilla de la cueva y  él se queda fuera. Pensábamos que esperaría a que entrara todo el mundo. Pues no. El tío desaparece y no le volvemos a ver el pelo hasta que llegamos a la salida. Mientras vamos pasando a lo largo de la cueva vemos a todos los guías dando mil explicaciones.

Nosotros siempre vamos solos a todos los sitios y pocas veces o casi nunca vamos con un guía, pero cuando has pagado tanto dinero por una salida y encima ves que pasan de ti, es que nos hervía la sangre.

Entre eso, el tema que nos separaran del grupo inicial, la comida y que nos habíamos saltado la visita a la zona de cultivo de perlas, cuando salimos de la cueva cogimos al guía por banda y casi nos lo comemos. Eso sí, lo único que nos decía es que él no sabía nada, que llamaría a su jefe para ver qué pasaba.

Cueva de las maravillas

A parte de este percance, tenemos que decir que la cueva es fantástica y de visita obligada.

Tiene una extensión enorme y las formaciones que puedes ver en el interior son sorprendentes.

Dentro hace muchísima calor y humedad. Hay que subir unos cuantos(muchos) escalones para llegar a la parte más alta de la cueva que da al exterior. Arriba del todo hay un mirador y las vistas son espectaculares, se puede apreciar toda la Bahía de Halong. Por supuesto, hay que hacer turnos para poder hacerse una foto con la bahía de fondo.

La visita a la cueva es MUY recomendable.

Interior de la cueva de las maravillas
Interior de la cueva de las maravillas

De lo malo siempre sale algo bueno y más en Vietnam…

Subimos al barco con nuestro enfado monumental y mientras esperábamos, el guía se acercó a hablar con nosotros. Nos dijo que le sabía mal lo que había pasado pero que ese barco hacia una ruta UN POCO diferente.

Lo que había pasado estaba claro. Cuando faltan personas para llenar un barco, se reparten a los turístas en el mismo puerto. De esto nos dimos cuenta más adelante, cuando hablamos con más personas que les había pasado exactamente lo mismo. Es un timo típico en Halong Bay. El problema que no lo descubres hasta que vuelves.

Nos quedamos sin palabras. La bronca que tuvimos fue importante. A partir de aquí se dedicó todo el viaje a sobornarnos para que no pusiéramos ningún comentario negativo de la compañía en internet.

Están obsesionados con eso, esto puede jugar a favor del turísta si sabes cómo utiliarlo. Nos puso al teléfono al supuesto jefe de la compañía que nos aseguró que se iba a encargar que nuestro viaje fuera lo mejor posible (no nos creíamos nada) pero que por favor no escribiéramos nada malo en internet.

Por supuesto, el objetivo principal era disfrutar del viaje y teníamos claro que íbamos a utilizar eso en nuestro propio beneficio, solo faltaría! Así que para empezar, nos regalaron una botella de vino para la cena.

Baño en Halong Bay

La siguiente parada era un pequeño islote preparado para el baño. El problema es que estaba abarrotado de gente aunque el paisaje era precioso.

Ya os decimos que nosotros no nos bañamos. El paisaje podría ser muy bonito (que lo era de verdad) pero estaban todos los barcos justo delante tirando toda la basura al mar directamente. Así, que como ya hemos dicho anteriormente, no recomendamos para nada bañarse en ninguna parte de Vietnam.

Tiempo en el barco y cena

Cuando acabamos, estuvimos el resto de tiempo en el barco. A

Este fue uno de los momentos que más nos gustó. Amarró en medio de Halong Bay y pasamos la noche flotando rodeados de estrellas y los mogotes de la bahía.

Lo bueno de ir con vietnamitas era que solo se quedaban en el interior del barco. Así que pudimos disfrutar de la terraza en la parte superior para nosotros solos.

Nos tumbamos en las hamacas disfrutando del paisaje mientras esperábamos la cena. Toda la zona era espectacular. Mientras estábamos allí tumbados, vino otra vez el guía a hacernos la pelota, con una botella de vino prometida y dos copas diciendo que nos invitaba la compañía. La guardamos para después de la cena.

Cena

Durante la cena, teníamos otra “sorpresa” reservada.

A parte de la cena que entraba, había otros productos de más calidad que tenías que pagar a parte, de lo que también nos habíamos quejado. Pues bien, el guía se acercó a nosotros y nos dijo que la compañía nos invitaba a todo lo que quisiéramos. Y fue verdad, nos metimos un festín de marisco, pescado, gambas, postres y vino espectacular.

Allí todo funciona así. Si vas a Vietnam o les plantas cara o te comen. Para sobrevivir a todos los timos, lo mejor es ponerse un poco brusco y borde, no andarse con tonterías de modales ni nada de eso porqué van a hacer lo que quieran contigo.

Después de cenar, nos fuimos con nuestra botellita de vino a la terraza superior, nos tumbamos y disfrutamos del paisaje. El barco estaba parado en medio de los mogotes de la Bahía de Halong alejado de cualquier ruido o luz artificial. La sensación era más que perfecta.

Anochecer en Halong Bay
Anochecer en Halong Bay

Segundo día en Bahía de Halong

Todavía nos quedaban dos dias más en Halong Bay lleno de sorpresas…Os dejamos todos los detalles del día siguiente donde pasamos la segunda noche en la isla de Cat Ba en esta entrada.

Día 18. Halong Bay- Cua van floating fishing village-Cat Ba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *