Día 18. Halong Bay- Cua Van floating fishing village-Monkey Island- Cat Ba



El primer día en la Bahía de Halong había sido más que intenso. Una montaña rusa de emociones. Del enfado absoluto al más perfecto relax. Todavía nos quedaba mucho viaje por Halong Bay y no sabíamos muy bien qué nos esperaba. Uno de los destinos que sí que estaba claro era Monkey Island.

Este dia teníamos las maletas preparadas porque cambiábamos de barco.

Después de desayunar, embarcamos en el otro barco y resulta que nos encontramos con el resto del grupo inicial. Si queréis saber qué nos pasó el primer día y porqué nos separaron del grupo, podéis leer esta entrada. Por lo visto tanto a ellos como a nosotros, nos habían timado en algo.

Cua Van floating fishing village

A primera hora de la mañana fuimos hacia Cua Van floating fishing village (el poblado flotante).

Pasamos en barca por delante. Sinceramente, la visita me pareció un poco violenta. Encima insistían en que les hiciésemos fotos como si estuviéramos en el zoo. Aunque lo cierto es que ellos se exponian y se prestaban a ello.

Aclarando que el lugar merece mucho la pena. Íbamos en una barquita pequeña y estábamos completamente rodeados por las montañas de Halong Bay, un paisaje imponente.

Casas de floating village en Halong Bay
Casas de floating village en Halong Bay

Monkey island

Después de un buen rato en el poblado flotante, nos llevaron con unas zodiacs hasta la playa de Monkey island.

Los monos están allí sueltos y campan a sus anchas. Después de desembarcar, en seguida vimos a los monos, a las monas con sus monitos pequeños que parecian muy “monos” todos, pues bien nada de eso.

PRECAUCIÓN en Monkey island:

⇒Hacen lo que quieren y pueden llegar a ser muy agresivos.

⇒Bajo ningún concepto (NUNCA) os acerquéis a ellos, las fotos desde cierta distancia. Nosotros hicimos muchísimas y guardando las distancias.

⇒No dejéis nada en el suelo que os puedan quitar: chanclas, mochilas, toallas, etc. Cogen todo lo que encuentran y es muy difícil recuperarlo.

⇒Si os quitan algo, mejor que no insistáis, son muy agresivos y se enfrentan a ti (tu tienes todas las de perder…ya te lo digo)

⇒No comáis NADA mientras estéis en Monkey Island o vendrán los monos a intentar robaros la comida y pasaréis un mal rato.

Nosotros ya estábamos informados (nos habíamos informado por nuestra cuenta, por supuesto, aún estamos esperando que el guia nos diga algo). Pudimos hacer muchas fotos sin ningún problema. Pesad que los monos estan bastante cerca..de hecho éramos nosotros que nos teníamos que apartar porqué ellos venían hacia nosotros.

Otro aspecto que nos gusto mucho de Monkey Island es que la playa está totalmente cubierta por restos de coral seco. Las vistas desde la orilla son de los mejor del viaje por Halong Bay.

Vistas desde Monkey Island
Vistas desde Monkey Island

Incidentes varios con los habitantes de Monkey Island…

Algunos turistas que venían con nosotros, no se enteraban de nada (hay que decirlo…) y dejaban las cosas tiradas en la arena tan tranquilos y se iban al agua.

Evidentemente, vinieron los monos y les robaron las toallas, las chanclas, las mochilas y todo lo que pillaron. Cuando ellos intentaron salir del agua y coger la mochila, dos de los monos se enfrentaron y tuvieron que volver a meterse dentro del agua corriendo.

Fue una situación un poco violenta porque parecía que les iban a morder. Mientrastanto, el guia partiéndose de la risa.

Finalmente, pudieron recuperar la mochila, porque pesaba mucho y los monos la dejaron tirada por la playa. Pero alguno se tuvo que volver descalzo al barco…

Mono con su tresoro, el vestido de una de las chicas...
Mono con su tresoro, el vestido de una de las chicas…

Otro turista se cambió el bañador y lo dejó encima de unas ramas para que se secara, esa fue la última vez que lo vió. Otro se compró un refresco en lata y mientras lo tenía cogido, un mono apareció y se lo arrancó de la mano. A todo esto, el guía partiéndose de la risa.

A pesar de estas «anécdotas», a mi personalmente, es de los lugares que más me gustó.

Cuando acabamos la visita, fuimos al otro extremo de la isla donde estaban los bungalows. Allí se bajaron el grupito que se quedaba a dormir allí (ojala hubiésemos sido nosotros) y los que íbamos a Cat Ba continuamos en el barco hasta llegar a la isla.

Noche en Cat Ba

El paseo en barco hasta Cat Ba nos gustó muchísimo. Íbamos pasando entre los diferentes mogotes de la bahía, precioso. Nos entró rápido el bajón cuando llegamos al hotel de Cat Ba.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Cat Ba es un lugar únicamente creado para el turismo pero en decadencia. El Hotel era horrible. Fuimos directos al guía a quejarnos como locos y esta vez la pareja francesa venía con nosotros. Sorpresa! el guia ya se había ido. Hablamos con recepción y se hacían los longuis, Lo único que nos dijeron es que volverían a limpiar la habitación. Hicimos fotos de todo, cuando volvimos del viaje nos hicieron falta.

Por la tarde, fuimos a visitar un poco la isla. Recorrimos un camino que bordea los acantilados desde donde se tiene una muy buena panorámica de la Bahía.

Cuando acabamos el paseo, fuimos directos a una pequeña playa que nos encontramos y nos quedamos allí a descansar.

De vuelta al hotel, la cosa no había mejorado mucho. La cena era abundante pero la comida insípida a más no poder. Después de cenar, fuimos a hacer unos cócteles en un local cercano.

Nos esperaba nuestro último día en Halong Bay y a pesar del timo del principio, el balance era bastante positivo. Podéis continuar con el relato de Halong Bay en este enlace Cat Ba-Halong Bay-Hanoi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *