Día 9. Trinidad. Topes de Collantes y Visita a la ciudad de Trinidad.

Hoy despertábamos en la pintoresca Trinidad y a parte de recorrer todo lo que el día anterior no nos había dado tiempo de Trinidad. Aprovecharíamos la mañana para conocer otra maravilla natural, Topes de Collantes. Te contamos toda la ruta en esta entrada. ¿Nos acompañas?

Anteriormente…

El día anterior habíamos quedado maravillados por la naturaleza del Parque el Cubano y con la hermosa ciudad de Trinidad. Y ni rastro de lluvia en todo el día. Toda la ruta por los alrededores de Trinidad en el siguiente link:

Día 8. Cienfuegos-Trinidad: Parque El Cubano – La Boca – playa Ancón – anochecer en Trinidad

Topes de Collantes

Madrugamos y después de desayunar en la terraza de nuestra casa de Trinidad (un lugar ideal), partimos hacia Topes de Collantes.

Cuba -ViatgeLovers.com
Empezando con buen pie el día, Trinidad. Cuba -ViatgeLovers.com

Carretera Trinidad-Topes

Nos gustaría hacer una puntalización antes de continuar con el relato. Para movernos por Cuba nos resultó indispensable tener una aplicación GPS en el móvil. No encontramos señalizaciones y es casi imposible llegar de un punto a otro sin ningún tipo de guía.

Emprendimos camino bien temprano, para llegar a Topes teníamos que coger la misma carretera por la que pasamos el día anterior para llegar a Parque El Cubano. La carretera transcurre en medio de la montaña y está mejor de lo que esperábamos. Asfaltada y con pocos agujeros. Hay algunas curvas pero se transita perfectamente. Pero para coger el desvío adecuado, es necesario tener GPS. En la vía principal no hay ninguna indicación para coger la carretera secundaría que transcurre por Topes.

Con lo primer que nos encontramos fue con el Mirador de Topes.

Torre de Topes de Collantes

Esta parada no la teníamos en mente, pero desde la carretera vimos a lo lejos una torre de madera y paramos por curiosidad.

Se trata de un mirador de dos plantas desde el que se observa todo el parque natural de Topes de Collantes, Trinidad y el mar caribe. Las vistas eran abrumadoras. Merece la pena parar unos minutos y admirar la belleza de este lugar.

Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Vistas desde el Mirador de Topes de Collantes

Rutas en Topes de Collantes

Hay diferentes ruta de senderismo que se pueden hacer en Topes de Collantes. Nuestra idea inicial era hacer la ruta de Vegas Grandes. Ruta que tuvimos que descartar porque en cuanto llegamos se puso a llover. Lo cierto es que no llovía mucho, pero en Cuba no sabes en qué momento se va a poner a diluviar. Esperamos dentro del coche hasta que escampó.

Como el sendero de Vegas Grandes era más largo y estábamos preocupadxs por la lluvia, cambiamos de planes y nos decantamos por el de la Gruta de la Batata (no me digáis que el nombre no es fantástico!).  Aquí queremos volver a hacer otra puntualización. Para saber las diferentes rutas, nos informamos con la guía Lonely Planet porque por allí ni rastro de información. Aunque tenemos que decir que la guía a pesar de estar editada ese mismo año tenía multitud de errores. Quedamos absolutamente decepcionadxs porque todos sabemos que no son precisamente baratas.

Gruta de la Batata en Topes de Collantes

Nos dirigimos a la entrada y pagamos los 4 CUC que es lo que cuesta la entrada a Topes. La persona que nos cobró era un hombre mayor que estaba bastante aburrido. Por culpa de la lluvia, no había llegado mucha gente al parque. El señor nos acompañó el primer tramo hasta llegar a la zona donde se toman los diferentes senderos.  Nosotros estábamos un poco preocupadxs porque nos temíamos que todo lo hiciera para que le diéramos propina (puede ser). Pero cuando llegamos, nos despedimos y tampoco vimos que él esperara nada…

Los senderos en el parque no están señalizados y vas un poco por intuición. El hombre simplemente nos señaló donde empezaba el de la Batata (había un cartelito) y luego fuimos tirando según nos parecía. Tampoco es que sea complicado orientarse.

Recorrido muy colorido

El sendero nos pareció precioso. Plantas y flores muy peculiares adornan todo el recorrido y árboles caribeños. En algunos momentos hay que cruzar varios riachuelos. Si hay poca agua se pueden cruzar andando tranquilamente. En algunos puntos que hay un poco de corriente, han improvisado puentes.

Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Inicio sendero Gruta de la Batata, Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com

 

Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Algunos de los puentes improvisados que cruzamos en Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com

La gruta de la Batata, una cueva inundada

Llegamos al inicio de la cueva (por ese motivo el sendero se llama GRUTA de la Batata) y nos encontramos que se trataba de una cueva inundada. Un tesoro escondido en medio de la naturaleza.

El agua va aumentando de profundidad hasta llegar la cintura (cuidado con mochilas, ropa, aparatos electrónicos y demás). Lo que no nos esperábamos es que el agua estuviera taaaaan fría!!

Fuimos caminando por dentro de la cueva. No estábamos completamente a oscuras porque entraba luz natural a través de pequeñas grietas. Para llegar al final, era necesario sujetarse a un cable de seguridad que recorría toda la pared de roca. Esta parte la encontramos un poco complicada. El terreno era muy resbaladizo y nos hicimos polvo las manos de agarrarnos al cable.

Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Entrada a la Gruta de la Batata, Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com

 

Piscinas naturales dentro de la cueva, Topes de Collantes
Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com
Interior de la Cueva de la Batata, Topes de Collantes. Cuba -ViatgeLovers.com

Diferentes niveles dentro de la cueva

Al final, yo me quedé en una de las piscinas naturales con las mochilas y Jordi continuó hasta el final.  Dentro de la gruta se forman piscinas naturales debido a la misma erosión del agua. Algunas cubren hasta las rodillas y otras todo el cuerpo entero. No recomendamos llegar hasta el final de la cueva si se va con niños o con personas con movilidad reducida. De hecho, tampoco es necesario porque el lugar es fantástico desde el principio de la gruta.

Cuevas con piscinas naturales en Tope de Collantes

No sabemos si cierran este sendero cuando llueve, creemos que no porque justo acababa de llover por la mañana y el día estaba completamente gris. Podía volver a llover en cualquier momento. Nosotros mientras estuvimos allí no fuimos conscientes pero luego, pensándolo bien, lo cierto es que nunca es buena idea meterse en una cueva inundable cuando llueve. En Tailandia también disfrutamos de un lugar como este pero de una manera más controlada. Aunque si os decimos la verdad, aquí en en Topes pudimos disfrutar a nuestro aire y permanecer todo el tiempo que quisimos.

Trinidad 

Lo primero que hicimos cuando volvimos a Trinidad fue ir a buscar algo para comer. Lo único que habíamos comido en todo el día habían sido unas barritas energéticas y después de tanta actividad en la Gruta de la Batata, estábamos hambrientxs.

Por casualidad, pasamos con el coche por una pizzería que tenía MUY buena pinta, paramos y y nos compramos un par de pizzas riquísimas (para variar) por muy pocos pesos. La comida la pagábamos siempre en CUP o moneda nacional (pesos cubanos).

A por nuestra ración de pizza cubana diaria!
Es que incluso la calle donde compramos las pizzas merecía una foto.

Ya de vuelta a casa, nos quedamos charlando con la familia hasta que pasó el calor más fuerte. Aquí es cuando empezamos a conocer a Davis, el hijo mayor. Un estudiante de arquitectura con la cabeza muy bien amueblada y con un gran futuro por delante. Fue muy interesante conocer de primera mano cómo viven los jóvenes la situación en Cuba.

Cuba es un país con un nivel cultural altísimo. No dejéis pasar la oportunidad de hablar con la gente y de preguntarles todas las dudas que tengáis sobre el país, la historia y la cultura.

El resto del día, continuamos visitando Trinidad. Es una ciudad que te atrapa desde el primer momento. Creo que no nos dejamos ni una sola calle por fotografiar.

Rincones de postal en Trinidad
Las calles adoquinadas es de lo más característico de la ciudad
Puestos oficiales donde reparten las raciones diarias que corresponden en la cartilla de racionamiento

Por la noche, volvimos al centro y nos sentamos en la escalinata de la música con nuestras piñas coladas y la música de fondo. Estos ratitos no tienen precio.

Casa de la música
La música lo invade todo en Trinidad
Siguiente etapa…

Mañana era el último día completo que pasaríamos en Trinidad. Conoceríamos el Valle de los Ingenios. Un lugar clave para conocer el triste pasado esclavista de la ciudad.

Día 10. Trinidad-el Valle de los Ingenios-Trinidad


¿ NECESITAS ENCONTRAR ALOJAMIENTO PARA TU VIAJE A CUBA? 
Booking.com

¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies