Día 23. La Habana: Habana centro-casa-aeropuerto.

Este era nuestra última mañana en la Habana y en Cuba. Queríamos aprovechar hasta el último momento. Para hacerlo, visitamos el Paladar La Guarida que se encontraba en la misma calle de Habana Centro donde nos alojábamos. Te contamos toda la ruta en esta entrada. ¿Nos acompañas?

Anteriormente…

El día anterior visitábamos una de las zonas menos turísticas de La Habana, el Cristo redentor y la zona de Casablanca. Si todavía no la has leído, te dejamos toda la entrada en el siguiente link. ¡No te la pierdas!

⇒Día 22. La Habana: El cristo y habana vieja

Hoy, teníamos el vuelo de regreso a Barcelona por la tarde y  Adiel ya había quedado con un taxista de confianza que nos hacía muy buen precio para llevarnos. Hay que tener en cuenta que, en principio, solo taxis “oficiales” pueden entrar en el aeropuerto. También es muy importante que si estáis en una casa de confianza, mejor que negocien ellos el precio y que llamen a alguien que conozcan personalmente.

La gente de las casas, no se arriesga a tener malos comentarios en internet ya que saben perfectamente que viven de ellos. Depende de en qué casa estéis claro, pero si habéis hecho buena búsqueda, os podéis fiar de ellos. El taxi venía a buscarnos a las 4 de la tarde, así que todavía teníamos tiempo para acabar de aprovechar las últimas horas.

Última visita: Paladar La Guarida

Después de nuestro último y delicioso desayuno, visitamos el Paladar La Guarida, en Habana Centro. Está justo en frente de nuestra casa, en la misma calle. En ese momento, lo estaban reformando pero se podía visitar igual. Si ya está acabado, debe ser aún más espectacular. Es un edificio colonial enorme, donde se rodó parte de la película “Fresa y Chocolate”.

Paladar La Guarida
Paladar La Guarida

Después, fuimos a pasear por los alrededores y nos compramos unas pizzas en nuestro lugar preferido, teníamos que apurar bien para aprovechar los últimos CUCs y CUPs que nos quedaban.

Tormenta en El Malecón

Mientras estábamos en el Malecón, empezó a caer una tormenta espectacular, con un viento que se lo llevaba TODO volando. Intentamos resguardarnos en un portal pero, al final empezamos a correr hasta llegar a casa porque la cosa se estaba poniendo un poco complicada.

En realidad, nos dijeron que hubiese sido mejor meternos en algún local o en el hospital (que estaba cerca). Pero en fin…no somos unos expertos en tormentas caribeñas. Llegamos completamente empapados. El resto de horas que quedaban, las pasamos con ellos charlando tranquilamente. Finalmente, llegó el taxi. Una pena tener que despedirnos de esa magnífica familia.

Aeropuerto: La Habana-Barcelona

Los trámites para salir del país no fueron tan pesados como para entrar. Realmente, pasamos el control de seguridad y de inmigración bastante rápido. Una vez a dentro, nos tocó esperar a la hora de irnos. Un incómodo avión de Iberia nos estaba esperando.

Decíamos adiós a un país que nos había sorprendido profundamente y del cual volvíamos totalmente enamorados. Cuba había calado totalmente en nosotros. Un viaje que recomendamos a todo el mundo, parejas, familias y viajer@s solitarios. Y un viaje necesario para romper estereotipos e ideas predeterminadas que podamos tener sobre este increible lugar.


¿ NECESITAS ENCONTRAR ALOJAMIENTO PARA TU VIAJE A CUBA? 
Booking.com

¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *