Día 20. Hanoi – Tam Coc- Hanoi



Los últimos días en la Bahía de Halong había sucedido alguna cosilla que hizo a la agencia recompensarnos con esta excursión a Tam Coc y hoy era el día de la excursión prometida.

Después de desayunar, nos pasaron a recoger en el hotel y nos llevaron en autocar hasta Tam Coc. Un lugar totalmente imprescindible en cualquier viaje a Vietnam. Se le conoce como la Bahía de Halong en tierra y no le falta razón.

Embarcadero Van Lam, Tam Coc

Solo llegar a Tam Coc, el paisaje te deja sin palabras. Primera vez que veo la naturaleza así en Vietnam. Paisaje exótico y representativo de Vietnam como pocos. Parecía que el tiempo se hubiera detenido en este lugar.

Recorrimos el río Ngo Dong desde el embarcadero Van Lam. Embarcamos en una barquita tradicional llevada a remo por un anciano lugareño que, por cierto, remaba con los pies (de las personas más fotogénicas que he encontrado).

El paseo discurre entre enormes extensiones de arrozales a los pies de los mogotes que conforman el paisaje de Tam Coc.

Recorrido de 2 horas hasta a tercera cueva Han Cuoi

El recorrido atraviesa las tres cuevas de Tam Coc: la cueva Hang Ca, cueva Hang Giua y cueva Hang Cuoi.

Cuando llegamos a la última te «atracan» vietnamitas escondidos con sus barcas. Su objectivo es venderte bebidas y comida. Pueden llegar a ser extremadamente pesados. Nosotros como no estábamos dispuestos a que nos fastidiaran este precioso momento, decidimos ignorarlos hasta que se cansaron.

Una vez llegamos a la tercera cueva, hicimos el mismo camino de vuelta al embarcadero. El trayecto dura unas 2 horas.

Lo único que hay que tener en cuenta es que justo cuando faltan unos pocos metros para llegar al embarcadero, la persona que rema os pedirá propina. En el autocar ya nos habían advertido que máximo le podíamos dar 1 dólar.

Nosotros le dimos la equivalencia a un euro aunque el señor empezó a pedir más. Le ignoramos y continuó remando. Nos había encantado todo el recorrido!!! Una paseo más que perfecto.

Paseo en Bici por los arrozales

Junto con la excursión también nos entraba la comida en un restaurante tipo buffet. La comida estaba bastante bien y nos pusimos las botas.

Después de la comida, había opción de hacer una ruta en bici (gratuita para nosotros por el acuerdo al que llegamos) por supuesto, nos apuntamos!!

Hicimos la ruta con el guía, éramos unas 6 personas y el recorrido transcurre en medio de los campos de arrozales que hay por toda la zona. El paisaje es de un verde intenso precioso con las formaciones rocosas de fondo, mejor imposible! Nos gustó más que la Bahía de Halong para ser sinceros.

Visita de la Pagoda y los templos

Cuando acabamos la ruta, nos llevaron a visitar la pagoda Bich Dong del siglo XV situada en un enclave maravilloso.

Por último, una visita que también nos encantó fue el Templo Dinh en honor al Rey Dinh Tien Hoang en Hoa Lu. Lo pudimos visitar tranquilamente sin a penas gente.

Cuando acabamos, volvimos hacia Hanoi. La próxima vez, la provincia de Ninh Binh será de visita obligada y mucho más prolongada, nos quedamos con ganas de más!

Regreso a Hanoi

Cuando llegamos al hotel, nada más cruzar la puerta, suena el teléfono. Era el jefe de la compañía para preguntarnos cómo había ido todo y si nos había gustado. Solo colgar, nos llamaron del hotel anterior en el que nos alojabamos con el mismo propósito.

Después de este fantástico día, nos fuimos a cenar con nuestros amigos austriacos. Día redondo!

Nos quedaba un día más en Hanoi para pasear y descansar después de tanto tute.

El último día en Hanoi en esta entrada⇓

Día 21. Hanoi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *