China por libre: recorriendo el país en tren desde Hong Kong hasta Pekin

China fue el GRAN viaje. 30 días recorriendo China por libre en transporte público. Un viaje non-stop aprovechando al máximo cada minuto, cada anécdota, cada rincón. Un viaje del que aprendimos mucho. Intentaremos transmitir todas las sensaciones y experiencias que vivimos en esta guía que hemos elaborado a fuego lento y con mucho cariño. ¿Nos acompañas?

Guía para viajar a China por libre

Valoración personal de viajar a China por Libre

Viajar a China por Libre es totalmente factible y sin duda para nosotros lo más recomendable. Una lástima que el visado solo fuera de 30 días porque nos quedamos con ganas de descubrir mucho más de este país que nos había sorprendido solo para bien.

Descubrimos un país muy moderno, altamente tecnificado, amable, sonriente, educado y limpio. La contaminación en Pekin es alta pero solo la vimos en Pekin y en Vietnam nos pareció mil veces peor. Los vehículos eléctricos en China son muy populares. Hasta el punto que excepto en Pekín, casi no encontramos ni motos ni coches de gasolina. Pasear por grandes avenidas y no escuchar ni un solo ruido de coches o de motos es algo extraordinario que echamos mucho de menos cuando volvimos a Barcelona.

Orientarse en China es muy fácil a pesar de la barrera del idioma. No tuvimos ningún problema para movernos. Incluso en algunos lugares teníamos previsto coger taxi y al llegar, descubríamos que podíamos coger bus sin problema. La movilidad, que era el tema que más nos preocupaba, resultó siendo lo más sencillo del viaje.

Poniendo el viaje en contexto

Llegábamos a China después de unos cuantos meses de viaje que habíamos empezado en La Patagonia y que nos había llevado por el continente americano, Australia y Asia.

Estando en Borneo, empezamos a plantearnos el viaje a China. Pero lo aparcamos por el momento y decidimos sacar los billetes para Indonesia. En aquel entonces, pensábamos que no nos quedaba suficiente energía para un VIAJE a CHINA (CHINA!!).

Xinping

Por suerte, estando en Indonesia y cuando se nos estaba a punto de finalizar el visado, decidimos hacer un esfuerzo y emprender el que acabó siendo uno de los mejores viajes que hemos hecho, nuestro viaje a China por libre. 

Después de ver esta foto, no me digáis que no valió la pena hacer un esfuerzo para viajar a China

Compramos los billetes con un wifi horrible sin tener ni idea de cómo podríamos conseguir el visado y sin saber casi “nada” de viajar a China. Fueron unos días intensos, un poco a última hora, los preparativos, la ruta, los billetes de tren y el visado (con el visado nos costó ver la luz…), pero todo nos salió a la perfección. Eso sí, nosotros recomendamos preparar el viaje con calma y antelación (no como nosotros) sobretodo si se viaja en temporada alta.

Perdidxs en la China rural
Rodeada de montañas de película
Reserva de osos panda en Chengdú

Cómo tramitar el visado Chino

En teoría, hay que dirigirse al consulado chino que corresponda según tu localidad y tramitarlo allí. Esto era imposible para nosotros. Por suerte, encontramos la agencia Forever Bright que tramita visados para extranjeros en Hong Kong.

Skyline de Hong Kong

Si se tiene pasaporte de la Unión Europea, no hace falta visado para entrar en Hong Kong (que tiene un régimen especial respecto al resto de China), por lo que se puede ir y tramitarlo en esta agencia directamente. De hecho, aunque lo podáis tramitar en vuestra ciudad de origen, es mucho mejor hacerlo en Hong Kong. Es más rápido (un día para el visado colectivo y máximo 4 para el individual) y más barato que en los consulados.

Tramitar el visado con esta agencia es muy fácil. Solo hay que ponerse en contacto unos días antes por email, responder a unas preguntas y presentarse el día que os vaya bien en la agencia. Hay que tener en cuenta que el día que te entregan el visado ya cuenta como el primer día de este. Es decir, que no empieza a contar desde el momento que cruzas la frontera. Por lo que es mejor ingresar en China el mismo día de la obtención del visado o al día siguiente para no perder tiempo. Los visados de turistas son de 30 días.

Empezábamos nuestro idilio con la comida China en Hong Kong!
1. Group Visa vs Individual Visa

Si sois 2 personas o más, la mejor opción es pedir la group visa que es más barata que la individual y más rápida. Te la entregan el mismo día por la tarde. Estas son las tarifas de la agencia para los visados. A nosotros nos pareció un precio super elevado pero nos consolamos (un poco) cuando vimos que hacerlo en Barcelona hubiera sido más caro

2. PRECIO de la Group Visa:

⇒850 Hong Kong Dolars/persona: Servicio de lunes a sábado. Se recoge antes de las 13h el mismo día. De esta manera, se puede entrar ya en China el mismo día por la tarde.

⇒650 Hong Kong Dolars/persona: Servicio de lunes a viernes. Se recoge antes de las 18h. Este fue el que escogimos nosotros, bastante más barato.

3. Carta de invitación

Otro tema es que alguien que vive y trabaje en China te haga una carta de invitación. Si te la aceptan, te puedes quedar 3 meses en el país. Una suerte, porque China nunca te la acabas!

Cómo conectarse a Internet en China

1. En Hong Kong

En Hong Kong Internet funciona con normalidad. Se puede acceder a todas las webs y aplicaciones de Google y también a las redes sociales. En el aeropuerto de Hong Kong hay wifi gratuito que funciona muy bien por si lo necesitáis nada más llegar.

2. En China Mainland

Tienen su propia red de Internet. No funciona nada que tenga que ver con Google, páginas de noticias, webs y blogs internacionales, Gmail, GPS, redes sociales, etc (nuestro blog tampoco). O sea, para lo que sería el uso diario del móvil o de Internet, no nos funcionaria a través de su “Intranet”.  Pero hecha la ley, hecha la trampa.

Para poder utilizar “nuestras” aplicaciones y navegar por las webs más habituales para nosotrxs, simplemente hay que descargarse una VPN y listos. Eso sí, hay que encontrar una que funcione bien. Nosotros probamos con varias que recomendaban en blogs de viaje pero no nos funcionaron. La única que funcionó fue Star VPN recomendada por catalanes que trabajan en China. La mayor parte del tiempo nos funcionó, excepto en Chengdú (desconocemos por completo el motivo). Hay que tener en cuenta que la VPN no deja de ser una aplicación más. En horas punta, puede llegar a funcionar lentamente o no funcionar directamente.

Nosotros la utilizamos tanto en el móvil como en el ordenador portátil y suerte de esta VPN. Hay dos versiones, una gratuita y una de pago. Con la gratuita hay más que suficiente. Recordad que es imprescindible descargarse las VPN ANTES de entrar en China. Mejor descargarse varias por si alguna no funciona.

Una de las tantas imágenes de postal

Tarjetas de crédito, efectivo y WeChat

Las tarjetas de crédito/débito de bancos occidentales no funcionan excepto en algunos alojamientos de Pekin. Lo más recomendable es llevar efectivo y cambiarlo en Bank Of China.

1. Cambiar dinero en China

Hay que cambiar dinero en el banco directamente. Se puede sacar dinero del cajero o ir directamente a ventanilla. Con los cajeros es complicado porque a pesar de que en algunos puedes escoger el inglés como idioma, a la que pasas un par de pantallas se vuelve a poner en chino. Lo mejor es ir a Bank of China y en un momentito te hacen el cambio. Sin comisiones, con un cambio extremadamente favorable y siempre redondeando a tu favor. Nosotros quedamos gratamente sorprendidos 🤣

Antes de ir a Bank Of China en Yangshuo, tuvimos que cambiar primero en Shenzhen en una mini casa de cambio que encontramos fuera de la estación. Encontrar la casa de cambio ya fue anécdota tras anécdota. Suerte de un joven que era chino pero vivía en Holanda y él se encargó de hacer toda la gestión. Esa fue la última casa de cambio que vimos. Y lo único que cambiaban eran Hong Kong Dolars por Yuans. Nada de euros ni dólares.

2. WeChat

En China todo, absolutamente todo, se paga con el móvil. Incluso la comida de los puestos callejeros. Cada tienda, restaurante y puesto ambulante tiene su código QR. Lo leen con el lector del móvil y se carga el dinero a la cuenta asociada. De hecho, nunca llevan efectivo y en algunos lugares tuvimos problemas para pagar con dinero físico. En unas cuantas ocasiones nos hicieron el favor de comprarnos billetes de tren y entradas por nosotros, porque era imposible pagar de otro modo que no fuera a través del WeChat.

Para que funcione WeChat es necesario tener un número de móvil chino y abrirse una cuenta bancaria china. Parece mucho lío pero no lo es. Abrirse una cuenta en Bank of China es un trámite rápido y gratuito. Lxs empleadxs hablan inglés y no tardaréis más de 10 minutos. Nosotros lo fuimos dejando y al final nos arrepentimos. Lo ideal es hacerlo el primer día que se pisa China Mainland.

Consejos y recomendaciones:

⇒Traductor chino estándar en el móvil. No es la solución pero ayuda.

Descargamos un traductor de “chino estándar” y en algunos momentos nos ayudó. Ellxs tienen uno que funciona mucho mejor. La solución es que lo saquen y hablarle el traductor del móvil en inglés.

En China se hablan cientos de dialectos e idiomas y entre ellos no se entienden. A veces, la variante dialéctica del traductor no coincide con la que hablan en el lugar donde nos encontramos. De todos modos, la gente coopera  para entenderte y hacerse entender. Nosotros siempre nos apañamos.

Los momentos más divertidos los vivimos intentando pedir comida en los restaurantes, la gente es genial!!

#CONSEJOVIAJERO Un truco fácil y sencillo para viajar a China por libre es tener el nombre de las estaciones de tren, bus y direcciones de alojamientos escritos en caracteres chinos. De esta manera, con enseñar el nombre, ya te pueden indicar con señas y gestos aunque lo más probable es que te acompañen hasta el lugar. 

⇒Genial transporte público chino

La primera recomendación que os queremos hacer es que NO hace falta coger ni un solo taxi. China cuenta con una extensa y eficiente red de transporte público y a un precio realmente bajo. No estamos hablando solo de los fantásticos trenes que conectan ciudades y pueblos en un tiempo récord, también de los autobuses interurbanos y locales que llegan a cualquier rincón. Una de las cosas que más nos sorprendió cuando preparábamos el viaje es que en todos lo blogs decían que se movían en taxi porque todo estaba escrito en chino y era muy difícil orientarse, nada de eso. Para nada es necesario coger un solo taxi si se viaja a China por libre. 

El precio del transporte público, tanto de trenes, metro como autobuses es imbatible, además funcionan a la perfección y son extremadamente fáciles de utilizar.

Terracota warriors, Xian. Llegamos a cualquier rincón usando únicamente el transporte público incluido para ver esta maravilla.

⇒Aplicación GPS

Tener el maps.me en el móvil nos resulto increíblemente útil!!! Nosotros no nos compramos ninguna SIM china. De hecho, en ningún país lo hacemos.

Así como os decimos que el traductor a veces funcionó, otras no, el GPS fue nuestro más eficiente compañero. Hay que tener en cuenta que las indicaciones en las calles están solo en chino (normal) y a veces no hay ni indicaciones. Por eso, el GPS nos fue taaaaaaan bien!! Nos dio mucha libertad y nos ayudó a hacernos una idea de las distancias y el tiempo. Si viajas a China por libre, es INDISPENSABLE!

⇒ Hay que madrugar y andar mucho

Es imprescindible madrugar mucho (MUCHO) para visitar los lugares sin gente tranquilamente. Los chinos no son de andar mucho. Si en los parques nacionales os alejáis de los puntos más accesibles, os quedaréis completamente solos. Lo mismo con pueblos, ciudades, etc.

⇒Seguridad en China

China nos pareció un país extremadamente seguro. Leímos que hay que tener cuidado en las zonas más turísticas de Pekín porque son frecuentes pequeños hurtos por descuido, tomamos medidas de sentido común y listos.

La gente en China nos pareció muy confiada e inocente. Iban con el bolso abierto, el móvil en el lateral de la mochila, en las tiendas no te vigilan, en los trenes nocturnos se ponían a dormir con las maletas sin vigilar (y nosotros abrazados a ellas…), en los restaurantes no controlaban ni el bolso, ni la cartera, ni nada. Ese tópico de que los chinos son muy desconfiados creemos que precisamente es porque los hacemos desconfiadxs nosotros y…con razón.

En resumen, nos pareció un país muy muy seguro y es todo un logro teniendo en cuenta que nos sentíamos el centro de atención constantemente.

Cómo moverse en tren por China

Lo primero que hay que decir es que moverse en tren es muy fácil. Nos lo habían pintado muy complicado pero para nada. Os explicamos un poco para que veáis que no es nada del otro mundo.

Impresionante vista de Puerta del Cielo

Conseguir los billetes de tren

1. A través de una agencia para extranjeros

Lo más cómodo para lxs extranjerxs es ponerse en contacto con una agencia. La comunicación es por email. Le dices los billetes que necesitas por ejemplo el día x de tal sitio a tal otro y ellxs los compran por ti.

Te pueden enviar los billetes al alojamiento que desees o recoger cada billete en su estación correspondiente. Suelen cobrar comisión solo por el envío. Es más caro que te los envíen a un alojamiento que a una estación. A nosotros nos enviaron la mitad al alojamiento de Hong Kong y el resto al de Chengdú. El motivo es que los billetes de los últimos trenes todavía no habían salido a la venta cuando llegamos a Hong Kong.

Si los quieres recoger en la estación también es muy fácil. Nosotros después de haber viajado, quizás lo haríamos así. Si ya tienes lo billetes, hay que pasar el control de seguridad directamente, si no es así, primero hay que ir las ventanitas, enseñar el pasaporte y te dan los billetes para el tren que tienes en ese momento. Es decir, en cada estación hay que ir a buscar primero los billetes. Pero no es nada complicado. Como mucho, habrá que hacer algo de cola o mucha dependiendo de la estación. 

Los billetes más solicitados se agotan al momento

El principal motivo para comprar los billetes a través de una agencia es que los asientos se acaban a las pocas horas de salir. Hay muchos chinos en China y los billetes de tren de largas distancias se agotan a las pocas horas. Nosotros para evitar estar pendientes de comprar cada billete 15 o 20 días antes (que es cuando se ponen a la venta), le pasamos toda la lista de trenes a la chica de la agencia por email y en el momento que estuvieron disponibles, ella se encargó de comprarlos. Y aún con todo, alguna vez tuvimos que comprar de clase más alta porque los más económicos ya se habían agotado.

El trato con la agencia fue excelente y muy personal. Hablábamos siempre con la misma mujer por email, nos contestaba al minuto y nos ayudó con algún cambio de ruta que tuvimos que hacer. Ella se encargó de llamar por teléfono y hablar directamente con los alojamientos para decirles que enviaban allí los billetes.

2. A través del WeChat, Internet Chino

Otra manera de comprar los billetes de tren es instalarse el WeChat en el móvil, cosa imposible si estás fuera de china (hay que tener cuenta bancaria china y teléfono chino). Nosotros algún tren de corta distancia lo compramos a través del WeChat. Bueno, nosotros no, se lo pedimos a un chico que nos los compró para ir a ver el Buda de Leshan. Al tratarse de un tren de cercanías y coger el de primera hora de la mañana, no tuvimos problema. Los billetes que vuelan son los de los trenes nocturnos.

3. Comprarlos directamente en la estación

Otra opción, es arriesgarse y comprarlos en alguna estación con la ayuda de alguien. Pero en este caso, es más que probable que os quedéis sin billetes. Nosotros los compramos con mucha antelación y en algunos casos, tuvimos que modificar la ruta porque solo salir se agotaron…

Uno de los preparativos que nos llevó más de cabeza…

A este tema fue al que le tuvimos que dedicar más tiempo. Cada vez que nos llegaba un email de la mujer de la agencia, nos poníamos nerviosxs. Lo primero que nos venía a la cabeza: qué pasa esta vez??? Que si no hay asientos económicos, que si se han agotado para tal ruta y ahora modifícalo todo, que no quedan billetes para el horario que queremos…etc pero al final todo salió bien! Suerte que estábamos en contacto siempre con ella que nos lo fue solucionando todo. También hay que tener en cuenta que lo estábamos preparando todo desde Indonesia con un wifi pésimo, que no es lo mismo que estar en casa con conexión constante a Internet.

Tipo de asiento en los trenes chinos

1. Tren tradicional de cercanías

⇒Hard seats vs soft seats

Trenes de distancias cortas. El hard seat (asiento duro) no es reclinable y hay dos asientos face-to-face con una pequeña mesita en medio. Son acolchados aunque se llamen asientos duros. Los soft seats (asientos blandos) son reclinables, con apoya-brazo y las filas son de dos en todos. No tienes a nadie mirándote de frente.

Nosotros siempre que pudimos, compramos hard seat. Eran mucho más económicos y no hay mucha diferencia con los otros. Y mira que a veces nos tiramos unas cuantas horas de viaje pero como eran viajes de día, aprovechábamos para actualizar el blog, leer, etc. Incluso dormíamos a pesar de tener la espalda más recta que un palo. Estábamos acostumbrados a todo.

2. Tren rápido (high speed train)

⇒Second class seat

⇒First class seat

⇒Busines class seat

Lo primero que hay que decir es que estos trenes son muy nuevos y extremadamente cómodos. Nosotros siempre compramos second class seat que es como ir en un asiento de primera clase de cualquier aerolínea. Acolchados, (muy) reclinables y espaciosos, con enchufes, mesilla, etc. Una maravilla. Las dos categorías superiores tienen muchas más pijadas. En todo caso, siempre las podéis comprar si ya se han agotado los asientos de segunda clase (que vuelan).

Estos trenes además tienen una pantalla en cada vagón anunciando las paradas que tocan y en algunas ocasiones, incluso están escritas en inglés.

3. Trenes nocturnos

⇒Hard sleeper

⇒Soft sleeper

Estos dos son camas. Nosotros siempre que pudimos compramos hard sleeper (más baratas). Pero en alguna ocasión no quedaban y compramos soft sleeper. Antes de continuar con la explicación, decir que la gente es muy educada y por la noche hay silencio absoluto en los vagones por lo que se puede dormir perfectamente. Igualmente, nosotros siempre recomendamos llevar tapones y antifaz.

Las diferencias son las siguientes:

  • Hard sleeper: compartimento de 6 literas. 3 en cada lado. Tienen una cortina que “cierra” el compartimento. Las maletas se pueden dejar en unos armarios que hay en la entrada de cada vagón pero nosotros como viajábamos con mochilas pequeñas las poníamos en las estanterías que habían en parte superior de la habitación. En cada “habitación” hay el típico termo para hervir agua, una mesita y enchufes. Las camas en teoría no son tan cómodas como el el soft sleeper pero nosotros no notamos diferencia.
    A punto de pasar la noche en hard sleeper. La única diferencia con soft sleeper era que había tres literas a cada banda en lugar de 2, por lo demás, una maravilla!

    Vagón de Hard sleeper
  • Soft sleeper: las habitaciones se cierran por dentro con llave. Solo hay 4 literas, dos en cada lado y en principio las camas son mejores, un poco más anchas y con más espacio entre cama y cama. Dentro también hay hervidor de agua, mesita y enchufes
Nuestro primer viaje en tren nocturno en soft sleeper!

Si todavía os queréis ahorrar más dinero, podéis comprar los típicos asientos que hemos comentado arriba en los que vas completamente sentadx.

⇒Soft seat

⇒Hard seat

Cómo saber cuál es nuestra parada

1. En los trenes diurnos

Mirábamos la hora en la que teníamos que llegar a nuestra parada y estábamos pendientes un ratito antes. En el billete no ponía la hora de llegada, pero en la información que nos enviaron desde la agencia sí que lo ponía. Luego, comparábamos los carácteres chinos que salían en la pantalla con nuestro billete. Otra opción es enseñárselo al/la revisor/a y te avisan cuando llega tu parada. Y si en ese vagón no hay revisor/a, se lo enseñas a algún/a pasajero/a cuando se va acercando la hora y te avisan también. Es mucho más fácil de lo que parece.

2. trenes nocturnos

En la entrada del vagón hay una azafata a la que hay que entregar el billete cuando se entra en el tren y te lo cambia por una tarjeta. En el billete está escrito qué cama te toca. Nosotros se lo enseñábamos y nos decía cuál era (porque no teníamos ni idea) y si no, se lo enseñábamos a nuestrxs compañerxs de habitación.

Cuando queda un tiempo prudencial para llegar a la estación, la azafata te despierta (de verdad os lo decimos), le das la tarjeta que te había dado al entrar y ella te devuelve el billete. Te despierta con antelación suficiente, no hace falta correr.

Lo mejor y lo peor de nuestro viaje a China por libre

Lo mejor

La naturaleza, IMPRESIONANTE.

Simplemente así. Ríos de agua cristalina y montañas de vértigo. Todo extremadamente cuidado y limpio. No encontramos ni un solo papel en el suelo, ni un plástico (la gran lacra del sudeste asiático). Nada que ver con sus países vecinos.

Imposible acabarse la naturaleza de este país. Volveremos unas cuantas veces porque la emoción que sentimos al ver algunos de sus paisajes fue solo comparable a lo que sentimos en la Patagonia.

Sin desmerecer absolutamente nada, destacaríamos los alrededores del río Yulong en Yangshuo y Zhangjiajie National Park. Totalmente impresionantes.

Bucólicos paisajes en Yangshuo
Subiendo a Tianmen Mountain
Brutales “montañas de Avatar” en Zhangjiajie National Park
La China Rural

Pueblos como Fenghuang o Pingyao parecen sacados de un decorado de cine. Románticos, idílicos y tradicionales. Nos hubiéramos quedado días paseando por sus calles.

En especial, destacaríamos Fenghuang. Todo el pueblo parece una postal, de día y de noche. Magnífico.

Fenghuang, belleza en estado puro

La gente

Amables, educadxs, hospitalarixs, pacientes, amigables, sonrientes…Y podríamos continuar y no acabaríamos nunca. Lo primero que vamos a decir aunque suene un poco rarito es que los chinos de la China no son como “los chinos que viajan”. Parece una afirmación un poco extraña pero todx viajerx que se precie sabe de qué hablamos. Una de las cosas que nos hacía cuestionarnos nuestro viaje a China era el comportamiento de los grupos de chinos que viajan en manada y que lo inundan todo, se colan, te empujan, gritan. Pero, no hay nada como viajar para romper prejuicios y tópicos. De estos, no nos encontramos ni uno en todo nuestro viaje.

La familia que regentaba el hostel nos invitó a una deliciosa cena

Una de las cosas que más nos sorprendió fue la cantidad de fotos que nos pedían por la calle. Excepto en Pekín, en el resto de pueblos y ciudades donde estuvimos, era imposible pasar desapercibidxs. En otros países como Myanmar o Indonesia ya nos había pasado lo mismo.En el lugar más inesperado, se nos acerba alguien a pedirnos una foto.

Lxs adolescentes eran lxs más lanzadxs pero aquí todo el mundo está loco por los selfies
Las sillitas para bebés nos tenían alucinadxs!
Por poner algún ejemplo…

Encontramos que la gente en China es extremadamente amable, siempre dispuestos a ayudarnos, sonrientes. Tenemos muchas anécdotas, os contamos un par para que os hagáis una idea:

⇒El primer día que cruzamos la frontera, llegamos a Guillin (una ciudad enorme) donde teníamos que coger un bus para llegar hasta Yangshuo. Misión imposible. Todo escrito en chino, nadie hablaba inglés, taxistas molestando. Un chico jovencito se acercó a nosotros para pedirnos una foto (esto es un tema a parte…). Hablamos mediante el traductor. El problema con el que nos encontramos era que durante esas fechas no salían buses desde la estación que nosotros habíamos apuntado. El chico nos acompañó a coger un bus urbano, se subió con nosotros, no nos dejó pagarle el billete. Media hora de bus (casi nada). Nos bajamos y nos acompañó andando hasta la estación de bus adecuada, nos compró los billetes y se quedó allí hasta que entramos!!!! Y eso solo llegar! Este fue el recibimiento que tuvimos en China. No está nada mal, verdad?Nosotros no sabíamos ni qué decir. Sin él hubiera sido imposible llegar.  Nos hicimos esta foto con el héroe.

Our Hero!

⇒Llegamos a la estación de tren de Liujiang muertos de calor, asfixiadxs y sudando como cerditos. Un grupo de jubilados nos ve tan agobiadxs que nos compran un par de helados a cada uno. Esto nos pasa en casa y nos pensamos que nos quieren drogar.

Y como estas, unas cuantas. Vaya que se nos cae la baba con lxs chinxs. Tenemos que matizar que en Pekin la cosa ya no nos pareció tan idílica.

Exquisita comida china (comida china de verdad)

Qué placer la comida china! China tiene mil cosas espectaculares y una de ellas es su gastronomía. Es recordarla y se nos hace la boca agua. Riquísima, un placer para los sentidos! No hace falta decir que no tiene nada que ver con la “comida china” que se consume en occidente. Lo único que hay que tener presente es que suele ser muy picante, pero a nosotros nos encanta el picante. Estábamos encantados!

Para pedir la comida es tan sencillo como señalar lo que quieres o poner el traductor. En un blog decían que no podían comunicarse con la gente, incluso y que una vez pidieron una pizza y les trajeron un disparate, lo dudamos. De una forma u otra te acabas entendiendo. Es cierto que nunca sabes al 100% lo que has pedido pero nosotros señalábamos y a la aventura! A veces era lo que nos imaginábamos y otras era todavía mejor! Uno de los objetivos del viaje era conocer la gastronomía y resultó siendo de lo mejor que nos llevamos de China!

Disfrutando en Pingyao

Lo que menos nos impactó

Pekin

Después de haber visto pueblos tradicionales que parecían sacados de un cuento, hacer rutas en medio de montañas de película, sobrecogernos con paisajes apasionantes, perdernos por ciudades limpias de calles anchas y vehículos eléctricos…llegábamos a Pekin. Y, sinceramente, fue un bajón.

Siguiendo los consejos de algunos blogs y guías que decían que era la “gran” capital y que no te la acababas en una semana, le reservamos 4 días. Vaya error. Con un par, uno para ver lo típico y otra la muralla China (BRUTAL), perfecto. Esto comparándolo con todo lo que habíamos visto, claro. Si solo se viaja a Pekin y Shanghai es otro tema, pero lo más bonito de China está lejos de la capital y de las grandes ciudades. 

Por supuesto, excluimos de esta valoración la muralla china, tema a parte.

La imponente Muralla China

Alojamientos en China

Todos los alojamientos son básicos y económicos pero con todo lo que necesitábamos. Al más puro estilo mochilero.

Hong Kong: Just Inn. Diminuto pero confortable. Ubicación perfecta. Céntrico y cerca de la agencia de visados.
Yanghsuo:  Yangshuo Backpacker Youth Hostel. Excelente precio. Mega desayuno incluido. Hablan inglés perfecto.
Fenghuang: Fenghuang White House. Excelente calidad-precio. Mejor Ubicación imposible.
Wulingyuan (Zhangjiajie National Park): Wulingyuantuniu Youth Hostel. A 5 minutos andando de la entrada al parque. Sin ascensor. Hablan inglés.
Zhangjiajie city (Tianmen Mountain): My Yijia Inn. Básico y barato. 
Chengdu
2030 Hostel. Muy recomendable. Habitación en casa de una abuela y su nieto. Muy limpio. Buena localización.
Xian. Bueno aquí cambiamos de hostel pero era demasiado antro donde nos habíamos metido. Al final fuimos a uno que estaba bien pero el ambiente era algo turbio. Apuestas, chicas por allí…si no os asustáis de nada, está bien. La habitación era muy cómoda! Nosotros genial allí!
Pingyao. Pingyao Xinxin Youth Hostel. No es un hostel, es la casa de una mujer mayor. El más barato que encontramos. La cama es extremadamente tradicional, es decir, inexistente.
Datong. Datong Aitejia Express InnUna vez lo encontramos, fantástico. El mejor en el que estuvimos.
Pekin. Beijing Sunrise Youth Hostel Beihai BranchCaro para lo que es, pero respecto el resto del país, los alojamientos en Pekin son extremadamente caro.

Itinerario China por libre 

WORK IN PROGRESS…iremos añadiendo todas las entradas poco a poco!! 

Día 1. Llegada a Hong kong y visita a la isla

Día 2. Hong Kong. Tramitando el visado chino.

Día 3. Hong Kong-Shenzhen-Guillin- Yangshuo

Día 4. Yangshuo en bicicleta.

Día 5. Yangshuo- Xiping- Yangshuo

Noche entre el día 6 y 7. Yangshuo-Fenghuang (tren nocturno).

Día 7 (llegada medio día), 8 y 9. Fenghuang

Día 10. Fenghuang- Wulingyuan (Zhangjiajie National Park “Avatar Mountains”)

Día 11, 12. Zhangjiajie National Park (Avatar Mountains)

Día 13. Wulingyuan (Zhangjiajie National Park)- Zhangjiajie City- Tianmen Mountain

Día 14. Zhangjiajie- Chengdú (tren nocturno)

Día 15. Llegada a Chengdú y visita de la ciudad.

Día 16. Chengdú- Buda de Leshan- Chengdú

Día 17. Chengdú: Reserva de Osos Panda

Día 18. Chengdú-Xian. Llegamos por la tarde

Día 19. Xian: Guerreros de Terracota de Xian

Día 20. Xian: Gran Muralla y barrio musulmán de Xian.

Día 21. Xian- Pingyao

Día 22. Pingyao

Día 23. Pingyao- Datong

Día 24. Datong: Templo Colgante de Xuankong

Noche entre el día 25 y 26. Datong-Pekin (tren nocturno)

Día 26. Llegada a Pekin

Día 27. Pekin

Día  28. Pekin

Día 29. Pekin (compras de última hora)

Día 30. Pekin-Barcelona

Modificaciones de la ruta

Planificar la ruta en un viaje a China por libre puede ser lo más “complicado” del viaje (hasta que empiezas con los billetes de tren…). En China hay mil cosas para ver. A nosotros nos costó un poco decidirnos. Finalmente, optamos por invertir la mayor parte de nuestro viaje a explorar naturaleza y núcleos rurales.

Si volviéramos a hacer la ruta, le dedicaríamos solo dos días a Pekin. Invertiríamos más tiempo en explorar más naturaleza y más pueblecitos y no volveríamos a la reserva de osos panda de Chengdú, los osos eran preciosos pero se trata más de un zoo que de una reserva.

¡Síguenos! 

Nos quedan muchas más cosas por explicar de este intenso viaje a China por libre pero lo iremos desglosando poco a poco en las entradas detalladas de cada día de nuestro itinerario. ¿Te lo vas a perder?

Recuerda que si tienes cualquier duda sobre viajar a China por libre, no dudes en dejarnos tu comentario 👇 . Te ayudaremos encantadxs!!


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Kinabatangan River: elefantes, orangutanes y cocodrilos


Hoy era el primero de dos días de safari a lo largo del Kinabatangan river, a unas 2 horas de Sandakan. En este post os contamos cómo llegar, cómo contratar las actividades y dónde hacerlo. Por supuesto, también os relatamos con todo detalle nuestra fantástica experiencia teniendo la grandísima suerte de ver paisajes y animales impresionantes!

Anteriormente…

Habíamos visitado el Borneo Sun Bear Conservation Centre cerca de Sandakan. Un centro de rehabilitación del oso más pequeño del mundo víctima de múltiples y crueles prácticas. No os podéis perder esta entrada:

⇒Día 15. Borneo Sun Bear Conservation Centre: el oso más pequeño del mundo

Kinabatangan River

Cómo contratar las actividades

En Sandakan no hay muchas agencias de trekking ni de viaje ni nada por el estilo. La única manera de hacerlo es directamente a través de los alojamientos o contactando por internet (aunque es muy probable que ni contesten). Nosotros preguntamos en el nuestro,  Hotel Sentral Sandakan.

Básicamente hay dos packs sobre el Kinabatangan river. Uno de una sola noche (más que suficiente) y otro de dos noches. Nosotros recomendamos el de una noche (es el que hicimos) porque el de dos noches consiste en repetir lo mismo una vez más. Lo que te dicen es que de esta manera tienes más probabilidades de ver animales. Luego para dormir también hay diferentes opciones según el precio. Lo más barato, cabaña compartida con más gente (la que nosotros escogimos) y lo más caro, cabaña privada con baño in suite incluido.

El precio fue 344 Ringits por persona. Hay que recordar que Malasia no es un país tan barato como lo pueden ser otros países del sudeste asiático como por ejemplo Indonesia o Tailandia. Tampoco es un precio caro si se tienen en cuenta las actividades y que todos los transportes están incluidos. Nosotros el segundo día teníamos un vuelo Sandakan-Kuala LumpurMedan (Indonesia) y nos llevaron a los dos solos en una furgoneta estupenda directamente hasta el aeropuerto.

Sandakan-Kinabatangan River: aceite de palma, la perdición de Borneo

A las 11.45 teníamos que estar en el Hotel Sandakan porque nos pasaban a buscar allí directamente. Este hotel quedaba muy cerquita de nuestro alojamiento así que pudimos ir andando. Nos fuimos ya con las mochilas y todas nuestras cosas porque no volveríamos al hotel. Al día siguiente nos llevaban directamente al aeropuerto para empezar nuestra aventura por Indonesia.

Éramos lxs primerxs a lxs que pasaban a recoger, después pasamos por un par de lugares más para recoger a las personas que faltaban. No éramos muchxs. Aunque luego, una vez en el campamento, nos separaríamos y nos agruparían con otras personas. Tardamos más de 2 horas en llegar pero nos daba bastante igual porque la furgoneta era comodísima.

El paisaje llegando a Kinabatangan era desolador. Hectáreas y hectáreas de selva arrasada y transformada en enormes plantaciones para la producción de aceite de palma. Empezábamos a dudar de que llegáramos a ver algún animal en la zona. Durante las más de dos horas de trayecto, única y exclusivamente vimos plantaciones de palma. Terrible. Y donde todavía no había, ya estaban las excavadoras arrasando con lo poco de selva que quedaba. Es indignante lo que está ocurriendo en Borneo.

Nos adentramos por un pequeño camino que atravesaba una (o varias) plantaciones hasta que empezamos a ver un poco más de verde. Y, al final de la carretera, el campamento. El lugar era muy idílico. Pequeñas chozas de madera construidas a la orilla del Kinabatangan River y rodeados de naturaleza. Pero era solo eso, un diminuto oasis en medio de plantaciones de palma. A la que mirabas un poco más a lo lejos, solo se veía palma, palma y palma. Todo destruido.

Llegamos al campamento y…ESPECTACULAR!

Por lo que se refiere a las instalaciones donde nos llevaron eran de diez! El recinto está en perfectas condiciones. Limpio, espacioso y totalmente integrado en el paisaje. Nos parecía casi de lujo.  Teníamos en mente un trekking que hicimos por Myanmar y no tenía nada que ver. Aunque lo cierto es que en Myanmar dormimos directamente en casa de la gente lo cual lo hace mucho más real. Esto no dejaba de ser un hotel construido para el turismo.

Primero, nos recibieron en la caseta central, lo que sería la recepción del hotel. Toda al aire libre, solo con un tejado para protegerla de la lluvia y con unas vistas impresionantes al río Kinabatangan. En este espacio era donde también se servían las comidas (espectaculares…!!). Nos explicaron el planning de estos dos días y nos sirvieron te mientras diluviaba. La situación no podía ser más perfecta. El paisaje, las instalaciones, la lluvia, el río y el sonido de la naturaleza de fondo. Mejor recibimiento imposible. Cuando dejó de llover, nos llevaron a las cabañas para dejar las cosas.

Instalaciones del campamento
Recibimiento en la recepción del hotel. Unas instalaciones chulísimas!
Vistas desde recepción al Kinabatangan river

Nosotros compartimos la cabaña con 3 chicas más. Estaba super limpia, tenía aire acondicionado y compartimentos para dejar las mochilas. Los baños y las duchas estaban muy bien ambientados. Todo de madera y también al aire libre. Era todo muy de película, en la foto quedaban preciosos pero en directo, en el momento de la ducha te convertías en un presa de los mosquitos sin opción posible de defenderte!

Afternoon Safari

Una vez instalados, empezó la primera actividad de las que teníamos programadas. Nos íbamos a recorrer el Kinabatangan river en barca para observar la fauna que vive entorno al río. Hay que tener en cuenta que si hace muy mal tiempo, no se sale a navegar por seguridad.

Empezaba el safari!

#CONSEJOVIAJERO: si tenéis, llevaros prismáticos. Nosotros no teníamos ya que Borneo formaba parte de un viaje de muchos meses por todo el mundo y no podíamos llevar mucho equipaje. También muy recomendable llevarse el chubasquero por si empieza a llover y algo de abrigo porque baja bastante la temperatura en el río.

La barca en la que nos subimos era más bien una barquita, pero éramos pocos dentro por lo que no había problema para ver y fotografiar tantas veces como se quiera a los animales.

Lo primero que hay que decir es que el paisaje es extraordinario, sensacional, asombroso. Todos en silencio, el agua en calma y el único murmullo de los árboles movidos por el viento, el sonido de los animales llamándose unos a otros, las aves. Mejor imposible.

Íbamos recorriendo las tranquilas aguas del Kinabatangan y nuestros guías estaban pendientes y alerta en todo momento por si nos cruzábamos con alguno de los animales que viven en este reducto de selva. Porque no nos engañemos. Mientras íbamos en barca, la única vegetación selvática y autóctona de la zona que veíamos era una estrecha hilera que bordea el río. Unos pocos metros tierra adentro, lo único que se veía en la mayor parte del río eran plantaciones de palma. Un destrozo que no tiene freno (ni arreglo).

Durante el recorrido vimos muchos macacos pero el primer “gran animal” (pobres macacos…que feo les hacemos!) fueron una pareja de monos narigudos. Los vimos en Bako National Park de muy cerquita, aquí estaban un poco más lejos pero no le quitaba ni una pizca de emoción. Son unos animales sorprendentes. De un tamaño enorme y con unas características físicas únicas, sobretodo por su grande y pronunciada nariz. Íbamos viendo diferentes especies de aves. Por nuestra emoción, ya habréis deducido que no somos unos fanáticxs de los pajaritos.

Sin duda el momento estelar y más emocionante fue cuando detectamos a lo lejos un par de elefantes pigmeos jugando en la orilla del río. Qué ilusión!!! No nos lo podíamos creer! Teníamos entendido que era muy difícil verlos porque quedan muy pocos ejemplares y son muy asustadizos (los raptan para venderlos a circos).

Nos dirigimos hacia allí rápidamente y, por fin los tuvimos realmente cerca. Allí estaban, dos crías de elefante pigmeo jugando como si fueran niñxs pequeñxs. Se tiraban agua con la trompa, se empujaban y se revolcaban por el barro.

Elefantes pigmeos en el Kinabatangan river

Pero ahí no acababa todo, unos metros hacia la izquierda estaba el resto de la familia comiendo tranquilamente en la orilla. Qué maravilla! No podíamos tener más suerte. Nos quedamos todo el tiempo que quisimos allí parados, haciendo fotos y vídeos hasta que nos cansamos y, después, nos sentamos y nos quedamos observándolos, una preciosidad.

No podemos entender las barbaridades a los que los humanos someten a estos inocentes e indefensos animales. La crueldad humana no tiene límites. Estos elefantes son raptados, secuestrados y maltratados para explotarlos en circos. Una vergüenza que esto todavía se permita y, lo peor, que todavía haya gente que asista a estos espectáculos como público ya que no son otra cosa que un espectáculo de tortura animal. 

Continuamos con el safari y de sopetón nos encontramos con una extensa comunidad de monos narigudos. Estaban todos subidos en las fuertes ramas de árboles que son un tesoro y que escasean cada vez más poniendo en peligro la supervivencia de esta especie. Esto era un espectáculo de movimientos, gritos, saltos, un ritmo frenético! A pesar de eso, pudimos tomar alguna foto medio en condiciones!  Son GENIALES! En Bako los habíamos visto muy de cerca pero solo habíamos visto dos. Ahora teníamos en frente a unos veinte. Los más mayores no nos quitaban ojo de encima…

Monos narigudos

Continuaba la aventura por el Kinabatangan river. Unos monos de cara blanca nos observaban desde lo alto de los árboles. Curiosos, nos iban siguiendo a medida que íbamos avanzando. Nuestra cámara no es la más potente del mercado (vamos con una bastante cutre por el mundo) si tenéis una mejor sacaréis muy buenas fotos! Nosotros los vimos en Penang National Park mientras hacíamos uno trekking por el parque. Son muy entrañables!

Mientras hacíamos el camino de regreso, nos dimos cuenta de que todavía seguían allí los elefantes pigmeos. Fuimos directos para observarlos un ratito más. No se puede dejar pasar una oportunidad tan maravillosa como esta.

De las últimas fotos que captamos de la familia de elefantes pigmeos

Y para finalizar el safari, vimos anochecer en el Kinabatangan river subidos en la barca. El broche de oro a una tarde inmejorable.

Anochecer en el Kinabatangan River

Regresamos al campamento y nos estaba esperando una deliciosa y abundante cena. Hacía tiempo que no comíamos taaaaaaannn bien. Todos los platos estaban tremendamente buenos! Nos pusimos las botas! Esta oportunidad tampoco se puede desperdiciar! Eso sí, había unos mosquitos que parecían aviones! Serial killers! Pero como ya estábamos más que acostumbradxs, íbamos cubiertxs de pies a cabeza.

Después de la cena y de la ducha teníamos programado un mini trekking nocturno que resultó siendo un paseito pero no estuvo mal. Como había diluviado por la tarde, estaba todo el terreno completamente embarrado y las sanguijuelas campaban a sus anchas…Para evitar mordeduras, nos dejaron unas botas que llegaban hasta las rodillas. Pero para ser sincera, cuando estuvimos haciendo trekking en Sumatra, se me enganchó una sanguijuela en la cintura, no se cómo ni dónde, el tema es que la llevé encima hasta que me metí en la ducha…así que por muchas botas que llevéis…se os pueden colar por cualquier parte del cuerpo. La mordedura no hace daño (ni te enteras) pero te hacen un agujero y cuando se suelta, no para de salir sangre.

El paseo por el bosque fue corto y vimos poca cosa, el máximo fue este pajarito con colores fosforescentes que resplandecía en medio de la noche. El suelo estaba completamente lleno de barro y al final fue más divertido intentar evitar los charcos (con poco éxito) que el “safari nocturno” como tal.

Durante el trekking nocturno

Morning Safari

Habíamos descansado estupendamente en nuestra cabaña y a las 5am ya estábamos subidxs de nuevo a la barca para hacer el safari matutino. Ver el amanecer en el Kinabatangan River fue una experiencia inolvidable. Las tonalidades, la temperatura, el murmullo de la brisa matutina…perfecto.

Ayer habíamos visto monos narigudos, de cara blanca, macacos, nidos de orangutanes y la guinda del pastel fue una familia entera de elefantes pigmeos. El único objetivo que de momento no habíamos conseguido ver eran cocodrilos…uno de los grandes depredadores del Kinabatangan river. Pero esto lo estábamos a punto de arreglar…

Indescriptible la sensación de ver un enorme cocodrilo navegando a pocos metros de nosotros. No quiso salir por completo del agua en ningún momento pero lo pudimos ir viendo por partes. Iba muy rápido pero lo captamos en estas dos fotos. BRUTAL!! Ya no nos quedaba ni una sola especie animal del Kinabatangan river por ver!! Pleno completo!

Las únicas fotos que pudimos hacer de este maravillo cocodrilo

La cosa no acabó ahí aunque estábamos de subidón máximo! También vimos un ejemplar de monitor lizard descansando en la rama de un árbol aunque este no era tan grande como el que habíamos visto en Penang National Park. Y para finalizar, vimos varios monitos de cola larga.

Desayuno y regreso

Regresamos y un copioso desayuno nos estaba esperando. Estos platazos nos daban la vida. Cuando acabamos, tuvimos un ratito para descansar y aprovechar la paz de este lugar antes de recoger y emprender un nuevo viaje. Para nuestra sorpresa, éramos los únicos dentro de una furgoneta hiper mega cómoda que nos llevaba directamente al aeropuerto de Sandakan.

Siguiente destino…

Ya llevábamos unos cuantos meses viajando y todavía no nos acostumbrábamos a esta sensación. El final de cada viaje se convertía en el principio de uno nuevo. Una de las mejores sensaciones que puede tener unxs apasionadxs de los viajes como nosotros. Ahora, Indonesia nos estaba esperando…empezábamos por Sumatra!! Nos acompañas?

⇒Indonesia por Libre: Ruta de 30 días por Sumatra, Java, Gili, Lombok, Bali y Nusa Lembongan


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Bornean SunBear Conservation Centre: el oso más pequeño del mundo



Uno de los lugares menos conocidos de Borneo es este centro de rehabilitación del Sun Bear, el ejemplar de oso más pequeño del mundo. Suele quedar eclipsado por el centro de Orangutanes Sepilok que se encuentra a escasos metros del Borneo SunBear Conservation Center. No entendemos por qué motivo pasa tan desapercibido porque debería ser obligatoria su visita.

Anteriormente…

Dedicamos todo el día anterior a desplazarnos desde Kota Kinabalu hasta Sandakan. Viajecito con unas cuantas anécdotas incluidas que no tienen desperdicio alguno. Aprovechamos lo que nos quedaba de día para visitar Sandakan. Si todavía no la has leído, te dejamos el link!

Día 14. Sandakan: una nueva aventura en Borneo

Bornean Sunbear Conservation Centre

Llegando en…un cacharro viejo

Para llegar hasta el Bornean Sun Bear Conservation Centre cogimos el transporte público.

Teníamos la terminal de buses urbanos (o algo parecido a una terminal) muy cerca de nuestro alojamiento. Nos habían dicho que teníamos que ir a la estación y preguntar qué bus llegaba hasta Sepilok (la reserva de orangutanes). Ni número de bus de nada de nada. Total que eso hicimos. No tuvimos ni que preguntar. Solo acercarnos, ya escuchamos un hombre que estaba dando voces anunciando que el bus iba a Sepilok. Ahí que nos subimos! En la puerta de los buses se ponen unos hombres y van gritando a viva voz hacia donde se dirige el transporte. Tampoco hay ningún horario fijado. Las furgonetas salen cuando están llenas. Pero se llenan muy rápido. El precio también lo sabíamos de antemano, queríamos evitar que nos timaran aunque no lo intentaron. 5 Ringits por persona.

El viaje se hizo eterno. Cada vez que había algún potencial pasajero, se paraba para preguntar. No hay paradas de bus establecidas. La gente se bajaba donde quería. Hacíamos una media de dos paradas cada cinco minutos. Un auténtico tostón. Lo mejor de todo es que el conductor tenía música máquina destroyer con el volumen a tope a punto de sangrarnos los oídos. Eran las 8 de la mañana pero parecía que estábamos dentro de un after. Nos estábamos partiendo de la risa. Les encanta poner la música hiper mega fuerte dentro de las furgonetas. El bus estaba hecho polvo. Una cafetera vieja. A duras penas tiraba.  Nos declaramos fans totales del transporte público around the world. Es una de las mejores maneras de conocer un país y de recopilar anécdotas. 

Encontrar la entrada del Borneo Sun Bear Conservation Centre

Nos bajamos en una rotonda, pero todavía teníamos que continuar andando unos 2km. Tardamos unos 15 minutos. Cuando se llega al aparcamiento de Sepilok, la entrada a la reserva de Orangutanes queda a la derecha y la entrada del Borneo SunBear Conservation Centre queda a mano izquierda. Hay que fijarse bien porque cuesta un poco de ver. Queda completamente eclipsada por el mega cartel de Sepilok. Cruzamos la pasarela de madera que lleva hasta el recinto y entramos en el centro de visitantes.

Horario y precio

No hay unos horarios concretos para visitar el centro como pasa con los orangutanes en Sepilok o en Semenoggh. Abren a las 9 y cierran sobre las 17h. Como en la mayoría de países del mundo (excepto en los europeos) hay un precio para turistas y otro para locales. En nuestro caso, la entrada cuesta 31 Ringits por persona.

La visita al centro

Hay un circuito de pasarelas elevadas que atraviesa una parte del centro y que permite ver a los osos “bastante bien”.  Hay que permanecer en silencio e intentar no hacer ruido al andar. También hay que tener en cuenta que tienen poquitos ejemplares y no hay muchos que se dejen ver.

En dos plataformas estratégicamente situadas, habían instalado unos prismáticos con los que se podía observar perfectamente a los osos como si los tuvieras a un palmo. Una sensación indescriptible. Son unos animales totalmente entrañables, adorables. Lxs trabajadorxs del parque te ayudaban a utilizarlos y a localizar a los osos rápidamente. Estos animales son bastante tranquilos, por lo que cuando encuentran un buen rincón donde sentarse a descansar, se pueden tirar horas tumbados. Los que estaban descansando en lo alto de los árboles eran fáciles de ver y de fotografiar, los que correteaban entre las hojas no se podían fotografiar bien pero era realmente emocionante verlos jugar entre ellos.

Una vida de abuso y crueldad

Hablando con lxs trabajdorxs, nos contaron que todos los osos que tienen en la actualidad han sido rescatados de vidas extremadamente terribles.

Uno de ellos fue rescatado por un periodista que tuvo que comprárselo a una familia que lo tenía enjaulado como “animal de compañía” en pésimas condiciones. De hecho, esta hembra no tiene un tamaño normal y ha sufrido malformaciones en sus extremidades. No la pueden poner con el resto de osos de su edad porque le hacen “bullying”. Otro lo interceptaron cuando iba a ser vendido por gente local a traficantes para utilizar partes de su cuerpo y sus órganos para elaborar productos de medicina tradicional china. Otro de los osos, lo retuvieron en el aeropuerto. Y así, una larga lista de desgracias.

El problema principal es que la población local ve en ellos una manera de hacer dinero. Muchos los utilizan para comerciar y traficar con ellos. O bien los venden a gente que se dedica a la medicina china o bien a grandes mafias que se encargan de introducirlos en Europa, América o Asia para explotarlos en circos. Son animales extremadamente inteligentes y “fáciles” de adiestrar por lo que son explotados en circos de todo el mundo que se lucran a costa de su sufrimiento. Por eso, cuando vemos este de espectáculos con animales, debemos intentar pensar y reflexionar de dónde proceden, en qué condiciones han sido substraídos y adiestrados para hacer cosas que van en contra de su naturaleza.

Por supuesto, la imparable destrucción de la selva de Borneo para su sustitución por enormes plantaciones de aceite de palma es otro de los potenciales peligros que corre esta especie (y gran parte de la fauna autóctona).

Esta hembra convive con otros osos más pequeños porque estuvo encerrada en una jaula durante los primeros años de vida y su tamaño es mucho menor de lo que le tocaría por edad.

Dentro del recinto también hay varios paneles explicativos sobre los peligros que acechan a estos animales. Además de ser un centro de recuperación, también hacen toda una labor divulgativa y pedagógica entre la población local. Organizan visitas para escuelas y trabajan con gente de la zona para mentalizarlos e intentar cambiar costumbres y creencias, sobretodo entre la comunidad china.

Paneles explicativos. En este caso relata el drama de la deforestación en Borneo y el peligro que esto representa para los osos.
Los osos son víctimas del tráfico ilegal de animales para utilizar partes de su cuerpo en medicinas tradicionales chinas y en brujería.
Debido al maltrato que sufrió tiene malformaciones en las manos que le impiden andar con normalidad.
Una de las características de estos osos (a parte de su diminuto tamaño) es el collar que se les dibuja en el pelaje de alrededor del cuello.
Son sencillamente entrañables

Para volver del centro, utilizamos el wifi de la cafetería de Sepilok y pedimos un Grab. Porque no había manera de que alguien nos aclarara cómo podíamos volver a coger alguna furgoneta o bus o algún medio de transporte público con destino Sandakan.

Merece la pena

La vista al Borneo Sun Conservation Centre te remueve por dentro. Los osos son preciosos pero cuando se visita este centro no se va a un zoo. Se va a conocer una realidad muy cruda y violenta que te agita la conciencia.

Estos osos no suelen ser capaces de recuperarse por completo debido a las malformaciones físicas y a las secuelas psicológicas por lo que en muy pocas ocasiones pueden volver a liberarlos en reservas protegidas por el gobierno. De este sitio aprendimos muchísimo y salimos muy concienciadxs. Ojalá realmente lleguen a un elevado porcentaje de la población local y consigan frenar este tipo de atrocidades.

Siguiente destino…

Al día siguiente nos íbamos hasta la zona de Kinabantangan river. Estaríamos dos días explorando esta zona de un gran valor ecológico pero casi arrasada por las plantaciones de aceita de palma.

⇒Día 16 y 17. Kinabantangan River: elefantes, orangutanes y cocodrilos.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Sandakan: una nueva aventura en Borneo


Hoy llegábamos a nuestro segundo destino importante en la isla de Borneo, Sandakan. Habíamos hecho noche en la ciudad de Kota Kinabalu en un hostal que resultó ser un local de masajes con final feliz para hombres (toda una experiencia) y ya estábamos deseando salir pitando de allí.

Anteriormente…

El día de ayer había sido uno de los mejores en Malasia. Por fin pudimos visitar la reserva de Semenoggh y ver unos cuantos ejemplares de orangutanes en directo. Una sensación indescriptible!

Día 13. Kuching-Semenoggh Natural Reserve-Kota Kinabalu

La noche en nuestro “special hostel”

La noche en Kota Kinabalu había sido de lo más entretenida. Cuando se escondió el Sol, las chicas de recepción se transformaron en masajistas sexys y un ir y venir de hombres bastante asquerosos no paraban de entrar y salir del “spa”. Porque nuestro hostel también era un “spa” aunque no todo el mundo tenía acceso…

Nosotros sentadxs en los sofás de recepción viendo el panorama, SURREALISTA. Nos entró la risa (de hecho, ahora recordándolo nos da la risa again!), porque mira que llevábamos unas cuantas anécdotas durante los últimos meses viajando pero todavía no nos habíamos topado con esta.

El hostel lo habíamos cogido de manera un poco apresurada. La idea inicial era viajar el mismo día hasta Sandakan, pero solo salían buses por la mañana, así que no nos quedó otro remedio que hacer noche en Kota Kinabalu. Este parecía un buen lugar por ubicación y precio. El hecho es que mientras observábamos la vida nocturna del hostel, nos dio por mirar los comentarios que había del hotel en Internet. Efectivamente, los títulos eran tipo “mucho más que un hostal”, “mucha actividad nocturna”el uniforme de las empleadas recuerda a otro tipo de locales”, etc, etc, etc. En fin, nuestra valoración fue en la línia. Lo de la ropa de las chicas sí que fue un shock. Las habíamos visto en el momento del check in con ropa normal y de golpe cuando volvemos de cenar nos las encontramos con unas pintas que atamos cabos rápido.

Kota Kinabalu-Sandakan

Temprano, pedimos un Grab y nos dirigimos hasta la estación de buses de Inanam. Es importante saber que los buses que parten hacia Sandakan no salen de la estación central de Kota Kinabalu, parten desde Inanam. Para llegar, no hay transporte público, es necesario coger un taxi o un Grab.

El recorrido en coche nos sirvió de ruta turística por la ciudad. Kota Kinabalu se ve una ciudad mucho más moderna que Kuching, con más y mejores infraestructuras. El hombre tan amable que nos llevó en coche de Bako National Park hasta Kuching ya nos lo había comentado.

Inanam Station

La estación es grandecita y hay varios puntos desde donde salen los autobuses. Nosotros le dijimos al conductor que íbamos hacia Sandakan y nos dejó en el lugar exacto.

A pesar de habernos dejado en la “terminal” o parking correcto, no encontrábamos donde comprar los billetes. Estuvimos preguntando y nos llevaron de un lugar a otro hasta que por fin encontramos la ventanilla. Pagamos 43 Ringits por persona por el viaje.

Una vez en Sandakan…

Nos dejan tiradxs y nos rescatan 

Antes de partir, habíamos mirado donde se encontraba la estación de buses en la ciudad de Sandakan. Por lo que parecía, muy cerca de nuestro alojamiento. Pero, de golpe, el bus se para en medio de la nada, y dice que es la última parada. Le preguntamos al conductor y nos dice que tenemos que llegar en taxi o en moto.

Efectivamente, allí estaban acechando todos los conductores, qué agobio. Miramos a nuestro alrededor y todo daba muy mal rollo. Miramos a qué distancia quedaba la ciudad porque nosotros hemos andado lo que no está escrito y no teníamos problema…Pero era imposible..quedaba demasiado lejos y todo eran grandes carreteras.

Por suerte, una pareja de jubilados filipinos vino a nuestro rescate. Nos dijeron que fuéramos con ellxs que también iban a Sandakan. De entrada, no nos fiábamos nada. La pareja nos explicó que los taxistas que se esperan en el bus siempre te cobran el doble y que es mejor pararlos directamente en la carretera. Que a nuestro entender, más que una carretera secundaria parecía una autopista…Pero, sí, uno se paró.

La pareja de filipinos negociaron el precio y nos subimos. Primero, se bajaron ellxs. El lugar donde vivían nos encantó. Nos hubiéramos bajado para hacer mil fotos. Eran casas flotantes. Incluso nos dijeron cual era su numero para que fuéramos mientras estábamos en Sandakan. Este poblado de chabolas construido encima de una especie de estanque quedaba lejos del centro de la ciudad, donde nosotros teníamos el alojamiento. Antes de subirnos, ya habíamos pactado con el taxista que ellos pagarían 7 Ringits y nosotros 10 Ringits. Nos despedimos de ellos y nos advirtieron que le pagáramos solo 10 Ringits aunque él nos pidiera más porque era lo que habíamos pactado…como se los conocen…

Llegamos a nuestro alojamiento. Bajamos del coche, cogemos las mochilas y le damos los 10 Ringits justos. Y, qué sucede? Nos pide más dinero. Nos giramos y adiós.

Alojamiento en Sandakan…subiendo de categoría!

Nos alojamos en el Hotel Sentral Sandakan. (sí, un hotel, en todos los meses de viaje anteriores creo que no nos habíamos alojado en ninguno!). Teníamos habitación privada y….baño privado! La verdad que estuvimos de fábula en el hotel.

Explorando Sandakan

Lo que nos quedaba de tarde, la dedicamos a pasear tranquilamente por la ciudad. Sandakan es un lugar muy curioso. No es “bonito” pero tiene su encanto y es muy auténtico. Nosotros nos sentíamos muy observadxs. Todo el mundo nos miraba sin cortarse nada de nada.

Primero, fuimos a compra comida para los próximos días a un supermercado que teníamos cerca del hotel y después de dejar las cosas, llegamos hasta el muelle andando. Allí encontramos un centro comercial con varios restaurantes y un McDonalds. Cenamos y nos volvimos.

Vuelvo a decir que parece que Sandakan no tiene nada, pero es muy diferente. Mucho. De un estilo y ambiente que nos recordaba a Kuching. Lo vemos todo muy dejado y bastante sucio. Plásticos y restos de comida por las aceras. La conducción un caos aunque hay muy pocos coches. Lo que sí nos damos cuenta es que la comida en los restaurantes no tiene mala pinta del todo. En Kuching lo habíamos visto mil veces peor.

Próximamente…

Una vez en el hotel, preguntamos cómo llegar a Sepilok en transporte público. Ya lo habíamos buscado pero queríamos confirmar. Nuestra intención no era ir a ver los orangutanes de Sepilok (ya los habíamos visto en la reserva de Semenoggh). Queríamos ir al Borneo Sun Bear Conservation Centre, que se encuentra justo delante de la entrada de Sepilok.

El sun bear es el ejemplar de oso más pequeño del mundo. En este centro llegan después de ser rescatados del comercio ilegal y de otras muchas situaciones horribles que solo de pensarlo se te encoge el alma. Popularmente, se cree que algunas partes del cuerpo de estos osos tienen propiedades curativas y se utilizan en la medicina tradicional china. Os contamos todo lo que aprendimos en este centro y mucho más en la próxima entrada!

⇒Día 15. Sandakan-Borneo Sun Bear Conservation Centre-Sandakan


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Semenoggh Natural Reserve: Encuentro con orangutanes en Borneo


Hoy íbamos a hacer realidad uno de nuestros sueños desde hacía mucho tiempo. De hecho, este era el motivo principal por el cual habíamos viajado hasta la isla de Borneo. Después de algún que otro imprevisto, por fin podíamos llegar hasta la reserva de orangutanes de Semenoggh. Una experiencia preciosa e imprescindible para cualquier amante de los animales.

Anteriormente…

El día anterior fue un día más que completo! Pasamos el día haciendo trekking por el parque nacional de Bako y todavía nos duraba la ilusión en el cuerpo después de ver la cantidad de fauna salvaje que vive en él. Pero sin duda, lo mejor fue ver de cerca a varios ejemplares de monos narigudos o prosbicius monkeys! Si todavía no la has leído, no te pierdas esta entrada. Te relatamos todos los detalles de nuestro encuentro con la naturaleza más salvaje!

⇒Día 12. Kuching-Bako National Park-Kuching

Semenoggh natural reserve

Hoy era el gran día! Antes de ir nos habíamos informado de los horarios de visita y de cómo llegar en transporte público. Atención que os lo detallamos todo!

Cómo llegar  y horario de visita de Semenoggh natural reserve

Nosotros como siempre (que podemos) nos movemos en transporte público. El bus te deja justo en la puerta de la reserva y el conductor lo anuncia en voz alta. También hay un cartel gigante en la entrada.

⇒Bus K6:

Precio: 8 ringits

Sale desde la parada de bus nº2

Se tarda 1h en llegar

El precio del bus es 4 Ringits por persona

Únicamente tiene dos turnos de salida y de visita:

Primer turno: Parte a las 7.20 am y el mismo bus se espera en la puerta de la reserva y vuelve a las 11.

Segundo turno: Parte a las 13h y regresa a las 16h. Lo mismo que el anterior, el mismo bus se espera en la puerta de la reserva.

Entrada e información

La entrada solo cuesta 10 Ringits por persona y NO se paga por la cámara. La otra reserva de orangutanes de Borneo, Sepilok en Sandakan es mucho más caro y además hay que pagar por usar la cámara.

Algunas curiosidades de Semenoggh natural reserve

⇒Solo se puede visitar la reserva en estos dos turnos que hemos mencionado. El motivo es que la reserva es de una extensión enorme y si vas a cualquier otra hora es imposible ver a los orangutanes.

⇒Hay una zona delimitada para visitantes. No se puede pasear por la reserva, ni hacer trekking o cualquier otro tipo de actividad.

⇒En estas horas que hemos mencionado, les ponen algo de fruta en unas plataformas y algunos de ellos acuden al encuentro. Los orangutanes saben perfectamente a qué hora les ponen la comida y suelen acudir aunque el encuentro no está garantizado al 100%.

⇒Puede que alguien piense que se parece a un zoo, pero de verdad que no lo es. Nosotros somos muy críticos con este tema y sinceramente os decimos que no tiene nada que ver. Es cierto que les dan una ración extra de fruta pero también es cierto que Borneo está completamente deforestado y los orangutanes no encuentran alimentos en los árboles.

⇒Estos orangutanes son animales que han sido rescatados de zoos, del comercio ilegal de especies exóticas o de zonas selváticas que han sido arrasadas para crear grandes plantaciones de aceite de palma. La mayoría han sufrido malos tratos, situaciones traumáticas, deshidratación, desnutrición, etc. Por eso, no son orangutanes “salvajes” . Son animales reintroducidos en esta reserva.

Todo el perímetro de la reserva está vigilado por rángers que intentan proteger a los orangutanes de traficantes y comerciantes ilegales de animales. Aunque no siempre lo consiguen y como mínimo tienen constancia de dos orangutanes desaparecidos.

⇒Los orangutanes que llegan a la reserva malheridos o traumatizados pasan un tiempo en otro centro (no se puede visitar) en Matang hasta que están completamente recuperados y pueden valerse por ellos mismos.

⇒Algunos de los orangutanes ya han tenido crías dentro de la reserva, lo que se considera un éxito para asegurar la recuperación de la especie.

⇒Tienen controlados un total de 30 ejemplares de orangutanes contando los que fueron reintroducidos y las crías. Un número todavía muy reducido.

Nuestra experiencia en Semenoggh

Nosotros fuimos durante el primer turno de visitas. A las 7am ya estábamos esperando el bus en la parada nº2. Todas las paradas de bus están señalizadas en cualquier aplicación GPS para el móvil, no cuesta nada encontrarlas. Suerte que llegamos temprano, porque el bus se llenó por completo. Todos íbamos a lo mismo. También se subieron trabajadores de la reserva.

Tardamos una hora en llegar. Durante el camino, nos empezaron a entrar las dudas. Nos vino el recuerdo de nuestra horrible experiencia en Ballarat Wildlife Reserve en Melbourne. Es cierto que bajo el nombre de “reserva” suelen esconder un zoo o incluso peor como en el caso de Melbourne. Pero ya le habíamos dado muchas vueltas al tema y nos habíamos decidido a ir después de preguntar a bastantes viajerxs.

Llegamos y en el parque solo estábamos las personas del bus y algunos visitantes más que habían contratado tours organizados.

Pagamos la entrada y recorrimos todo el camino hasta llegar a la zona indicada. Es bastante trozo así que mejor no entretenerse porque hay que andar bastante dentro de la reserva hasta llegar a las plataformas de observación.

Una vez llegamos, cogimos una buena posición en primera fila. No hay asientos ni nada parecido, pero el sitio es pequeño y si se quiere ver algo mejor estar justo en la barandilla delante de todo.

Plataforma de observación nº1

Uno de los cuidadores puso unos cuantos plátanos y cocos en la plataforma y empezó a hacer sonidos a modo de llamada.

Tardó bastante en aparecer uno ( o se nos hizo eterna la espera…). Un macho GIGANTE apareció deslizándose por las cuerdas. Se lo pensó mucho muchísimo hasta que decidió bajar a la plataforma. Y cuando lo hizo, se puso de espaldas!

Empezó a comer como si nada. Al cabo de un ratito, llegó una de las hembras y fue aquí cuando el macho se giró y pudimos verle perfectamente la cara. Era un macho dominante. Se distinguen porque tienen dos protuberancias en la cara y unos puntitos en los pómulos. En la fotografía se aprecia bastante bien.

Esta es la hembra que llegó para salvar nuestras fotos…!!

Plataforma de observación nº 2

Las comunidades de gorilas se organizan de manera muy jerárquica por lo que el resto de miembros no puede comer en el mismo sitio que el macho dominante. De hecho, él decide a quién tolera y a quién no, mayormente hembras. Por eso, tienen una segunda plataforma MUY alejada de la primera donde pueden acudir el resto de miembros.

En este caso, pudimos ver a dos hembras con las crías. Aquí sucedía un poco lo mismo. Una de las hembras era la “matriarca” de la familia y no dejaba que la otra se acercara. El cuidador tenía que lanzarle los plátanos y los cocos hasta la cuerda para que pudiera comer algo.

No me digáis que no es absolutamente genial!

Los machos son mucho más impresionantes por el enorme tamaño corporal pero ver a las hembras con las crías abrazadas a su cuerpo fue el recuerdo más tierno que tenemos.

Según nos dijeron los cuidadores, hoy habían acudido poquitos orangutanes al encuentro. Un total de tres hembras y un macho pero para nosotros que era nuestra primera vez era todo un mundo! Estábamos igual de emocionadxs que si hubiéramos visto una comunidad entera.

Cuando los orangutanes se marcharon, pasamos un pequeño ratito visitando el centro de visitantes. Allí explican la historia individual de cada orangután que vive en la reserva de Semenoggh. A excepción de las últimas crías que habían nacido en la reserva, todos los orangutanes adultos tenían un pasado dramático. También explican todo el trabajo divulgativo que llevan a cabo para que la comunidad local tome conciencia de la importancia de preservar esta especie.

De regreso a Kuching

Cuando ya se iban aproximando las 11h, hora de regreso del bus que nos había traído, volvimos hacia la entrada. Efectivamente, allí estaba esperando. Por suerte pudimos sentarnos porque es una hora de viaje…

Volvíamos muy ilusinadxs y muy satisfechos con la visita. Íbamos muy desconfiadxs pensando que veríamos algo parecido a zoo pero nada más lejos de la realidad. En la reserva hacen un gran trabajo y esfuerzo para ayudar a estos animales.

Kuching- Kota Kinabalu

El día no había acabado para nosotros. Llegamos a nuestro hostal sobre las 13h y por la tarde cogíamos un vuelo a Kota Kinabalu. Borneo puede parecer una isla pequeña a simple vista, pero las distancias son enormes. Recogimos las mochilas y pedimos un Grab. El recorrido hasta el aeropuerto con el Grab nos costó solo 10 ringits, baratísimo. Había bastante tránsito pero íbamos con tiempo de sobras.

Una vez en el aeropuerto, pasamos los controles y de nuevo sentadxs en un avión esperando un nuevo destino!

Llegamos sobre las 7 de la tarde a Kota Kinabalu. Para llegar al centro cogimos el shuttle bus. Cuesta 5 ringits. Nuestro hostel estaba a pocos metros de la parada donde nos dejó el bus. Nuestro “hostel” resultó un lugar muy interesante…por la noche nos dimos cuenta de que no solo era un hostel, también un lugar donde hacían masajes pero….solo para hombres. Creo que ya hemos dormido en todos los alojamientos posibles.

Próximo destino

En Kota Kinabalu no teníamos intención de visitar nada, solo era una escala necesaria para llegar hasta Sandakan. Al día siguiente, nos íbamos en bus hasta Sandakan. La noche se presentaba interesante…

⇒Día 14. Kota Kinabalu-Sandakan


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!