Escapada de 4 días a Estambul

Estambul

Estambul es la ciudad perfecta para hacer una escapada corta ya que se puede visitar fácilmente a pie y todos los atractivos principales están agrupados por zonas. Para aquellos más perezosos, también cuenta con un buen sistema de metro y tranvía que llega a los principales lugares de interés.

Para nosotros, un aspecto clave fue tener el hotel bien situado. Escogimos uno en la zona de Sultanahmet y después de haber ido, creemos que es una de las zonas más recomendables para alojarse. Esta es una buenísima zona para alojarse ya que Taksim o la parte asiática quedan un poco más alejadas.


Guía de nuestra escapada a Estambul:

1. Visado

2. Istanbul Tourist Pass

3. Cómo ir del Aeropuerto de Atatürk hasta el centro

4. Ruta de 4 días por Estambul


1. Visado

El visado se pide por internet y es un trámite muy rápido y sencillo. Web e-visado gobierno de Turquía.

PRECIO: 18€/persona

2. Istanbul Tourist Pass

Es un pase que sirve para entrar a diferentes lugares de interés turístico. Aunque algunos de los más importantes no salen, por ejemplo las cisternas de Yerebatan. Podéis comprobar los lugares en la web oficial. Nosotros no lo compramos porque teniendo en cuenta lo que nos íbamos a gastar y los días que íbamos a estar, el precio de la Pass no nos salía a cuenta.

PRECIO: la más opción más barata sale por 125€

3. Cómo ir del Aeropuerto Internacional Atatürk a Sultanahmet

Aeropuerto- Zeytinburu: metro M1 PRECIO 1’50 TL/persona

Zeytinburu – Sultanahmet: tranvía T1 dirección Kabatas PRECIO 1’50 TL/persona

Cogimos el avión a las 6 de la mañana en Barcelona con Turkish Airlines (muy buena compañía) y llegamos a Estambul a las 10’25 de la mañana (en Turquía es una hora más). Y para volver cogíamos el vuelo a las 8 de la noche. El horario de vuelo mejor imposible! Pudimos aprovechar los dos días enteros.

Orientarse en el Aeropuerto de Atatürk es muy fácil. Para ir directos al centro, en nuestro caso a Sultanahmet, simplemente tuvimos que seguir las indicaciones Rapid Transit dentro del aeropuerto (no se tiene que salir fuera). Una vez llegamos a la estación, compramos los billetes en taquilla, también los puedes comprar en las máquinas automáticas. En total, hasta la plaza Sultanahmet, nos costó 3 TL cada uno. El hombre nos dio dos billetes para el tren y dos que teníamos que validar en el tranvía.

Primero, cogimos el tren y pasamos seis paradas hasta Zeytinburnu, donde nos bajamos y cogimos el tranvía hasta el centro de la ciudad. El trasbordo no puede ser más fácil y estar más bien indicado. Hay un cartel enorme que pone AIRPORT y otro que pone CITY. Simplemente seguir el que pone CITY y listos! Al poco rato ya llegó nuestro tranvía el T1 dirección Kabatas.

En 50 minutos, ya estábamos en pleno centro, Sultanahmet. Si vuestro hotel está en la zona de Taksim, simplemente os tenéis que esperar unas cuantas paradas más. La misma línea también llega.

4. Ruta de 4 días por Estambul

⇒Dia 1. Zona de Sultanahmet-Palacio Topkapi-Santa Sofía-Cisternas de Yerebatan-Mezquita Azul-Hipódromo romano.

⇒Día 2. Yeni Cami-Bósforo-Torre Gálata-Iskital-Taksim-Puesta de Sol en el Bósforo-Gran Bazar de las especies

⇒Día 3 y 4. Nuruosmaniye Camii- Gran Bazar- Shisha-Suleyman Mosque

Dia 1. Zona de Sultanahmet-Palacio Topkapi-Santa Sofía-Cisternas de Yerebatan-Mezquita Azul-Hipódromo romano.

Lo primero que hicimos fue buscar el hotel. Las calles en Estambul no están nada bien señalizadas (se ve que eso de poner el nombre a las calles no les va…) así que como teníamos más o menos la localización, entramos a varios hoteles a preguntar. Al poco, ya nos indicaron dónde era y llegamos sin problemas.

Llegada al Hotel, mejor ubicación imposible

El hotel estaba MUY bien situado, a escasos 5 minutos de Sultanahmet y de TODOS los atractivos principales de Estambul. Antes de llegar, pensábamos que tendríamos que coger el tranvía en más de una ocasión para desplazarnos por la ciudad, pero finalmente, como nuestro hotel estaba tan cerca a todo, pudimos recorrer la ciudad a pie todos los días.

  • Link: Gul Sultan Hotel: 40€ la noche con desayuno incluido.
  • Cankurtaran Mah. Akbiyik caddesi No.9 Sultanahmet Fatih,
  • Fatih, Istanbul, 34122, Turquía

Después de dejar las mochilas, empezamos la vista a la ciudad.

Palacio Topkapi

  • Horario: Invierno 9-16h  Verano 9-18h
  • PRECIO: a nosotros nos costó 30 TL, pero actualmente ya han subido hasta 40 TL
  • Se puede utilizar la Istanbul Tourist Pass

Todo el recinto es precioso. El palacio se compone de numerosos complejos construidos alrededor de una extensa zona ajardinada. Cuando fuimos, no había mucha gente y no hicimos cola en ningún momento para visitarlo. En el Palacio no es necesario que las mujeres se cubran la cabeza para entrar en ningún recinto.

Dado el enorme tamaño del Palacio, estuvimos hasta las 3 de la tarde, comimos allí mismo unos bocatas que habíamos traído desde Barcelona para aprovechar al máximo el tiempo.

Palacio Topkapi, una de las joyas de Estambul
Palacio Topkapi, una de las joyas de Estambul
Uno de los espectaculares patios interiores del Palacio Topkapi
Uno de los espectaculares patios interiores del Palacio Topkapi

Iglesia de Santa Sofia/AyaSofya

  • Horario: Invierno: 9-17h  Verano: 9-19h
  • PRECIO: 30 TL
  • Se puede utilizar la Istanbul Tourist Pass

Ya antes de entrar, toda la construcción desde el exterior es una maravilla. Lo mejor es pasearse por delante a primera hora de la mañana y apreciar este espectacular edificio cuando todavía no hay turistas ni gente en la plaza.

Santa Sofía, uno de los símbolos de Estambul
Santa Sofía, uno de los símbolos de Estambul

Para entrar, tuvimos que hacer un poco de cola, pero nada exagerado como habíamos leído por internet. Seguramente, el hecho de ser fuera de temporada alta ayuda bastante, en verano la cola debe ser muchísimo más larga!

La iglesia de Santa Sofía nos dejó sin palabras. Es sencillamente espectacular. Una mezcla de culturas y religiones en una misma construcción a la que no estamos para nada acostumbrados. Recorrimos cada rincón durante un buen rato. Hay que dedicarle tiempo, sin prisas.

Cisternas de Yerebatan: sin palabras

La siguiente parada eran las Cisternas de Yerebatan.

  • Horario: Invierno: 9-17.30h  Verano: 9- 18.30h
  • PRECIO: 20 TL
  • No sirve la Istanbul Tourist Pass

Al llegar a la entrada tuvimos nuestras dudas sobre si valía la pena entrar o no. El motivo principal es porque aparentemente la entrada es simplemente una casa sin más y no se apreciaba ningún elemento histórico o “atractivo”. Nada más lejos de la realidad. Solo entrar hay que bajar unas escaleras y allí escondidas en el subsuelo se encuentran las Cisternas de Yerebatan, un tesoro escondido en Estambul.

Cisternas Yerebatan
Cisternas Yerebatan

La mezquita Azul/ Blue Mosque

El día todavía no había acabado. Después de salir totalmente relajados de las Cisternas de Yerebatan, fuimos directos hacia la Mezquita Azul. A medida que nos íbamos acercando, la imagen de la mezquita con la puesta de sol de fondo era sensacional.


Reglas sobre la vestimenta

Para entrar, hay una normativa respecto a la vestimenta bastante estricta. No se puede ir con pantalones cortos ni con los hombros al aire (no había problema porque era otoño). Además, en el caso de las mujeres tienen y cubrirse la cabeza y no pueden marcar formas. Esto último se refiere, por ejemplo, que si vas con leggins te tendrás que poner una especie de falda que te facilitan allí mismo. También te dejan un velo para cubrirte el pelo si no tienes, yo me llevé uno de casa. Por supuesto, también hay que descalzarse.


Por si alguien tiene alguna duda o es muy escrupuloso, en la mezquita hay gente que está las 24 horas del día limpiando cada rincón, es más, como te vean que tienes los calcetines sucios, van hacer que te los quites.

La Mezquita Azul tiene una parte acordonada donde no puede pasar el turista ya que es la parte dedicada al rezo. Como es una mezquita en activo, no un museo, durante el rezo no dejan entrar ni tampoco quedarte dentro de la mezquita. Nosotros pudimos entrar y quedarnos bastante tiempo hasta que nos invitaron a irnos porque era hora de rezo.

Hipódromo romano

Toda esta zona es muy fácil de visitar porque está todo alrededor de la plaza de Sultanahmet, por eso acabábamos el día visitando todo el hipódromo romano. Y mientras nos dirigíamos, escuchábamos el rezo en las diferentes mezquitas a través de los altavoces. Una imagen totalmente solemne.

El hipódromo romano es un agradable paseo donde a lo largo de él, se mantienen todavía en pie el obelisco egipcio, la columna serpentina la columna de Constantino y la fuente alemana. El hipódromo, por si alguien tiene alguna duda, no es un recinto cerrado donde se tiene que pagar una entrada. Ahora es un agradable paseo que sale desde Sultanahmet y donde se pueden ver los diferentes obeliscos.

Cena

Para rematar este día tan completito, fuimos a cenar a un restaurante que habíamos encontrado en tripadvisor. No nos decepcionó.

La cena en este restaurante no pudo ser mejor. El restaurante es súper tranquilo. Nos explicaron todos los platos con todo detalle y mucha paciencia.

Al final, nos decantamos por el Meze para compartir. El Meze es un plato con diferentes salsas típicas turcas. Buenísimo y perfecto para conocer los sabores y aromas turcos. De segundo, pedimos testy kebab que viene cocinado en una especie de olla de barro cerrada y la abrieron delante de nosotros. La carne estaba riquísima. Nosotros la pedimos de pollo, pero la hacen de la carne que quieras o puedes mezclar diferentes carnes.

Todos los platos venían con importante cantidad de guarnición. Además, nos invitaron a pan, olivas (muy buenas por cierto) a té y a chupitos.

Meze
Meze
Testy Kebab
Testy Kebab

Mejor forma de acabar el día, imposible!

Un apunte más. Toda esta zona alrededor del restaurante está repleta de cafeterías, restaurantes y bares. Por la noche, se llena de familias, grupos de amigos y, por supuesto, de muchas turistas. Hay muchísimo ambiente en todas estas calles, la mayoría de ellas peatonales. Así que si queréis vida nocturna en Estambul no os aburriréis!

Día 2. Yeni Cami-Bósforo-Torre Gálata-Iskital-Taksim-Puesta de Sol en el Bósforo-Gran Bazar de las especies

Nos levantamos muy pronto, teníamos el desayuno incluido en el hotel, así que aprovechamos para reponer fuerzas. Pudimos apreciar la belleza de Hagia Sophia en todo su esplendor. Nos dirigimos andando hasta la Mezquita Yeni Cami.

Yeni Cami

El paseo hasta la mezquita fue súper entretenido. La ciudad se empezaba a despertar poco a poco. Los comercios iban abriendo y toda gente local se ponía en marcha. Estambul tiene mucha vida y mucho ritmo, es una de las cosas que más nos gustó.

Yeni Cami
Yeni Cami

Esta mezquita es preciosa. Los detalles decorativos y arquitectónicos tanto en el exterior como en el exterior bien merecen una tranquila visita. Además, tuvimos la suerte, que hacía muy poco que habían abierto y pudimos visitarla totalmente solos. Cosa que agradecimos mucho.

Eso sí, hay que tener en cuenta que las reglas de vestimenta son las mismas para todas las mezquitas. Por lo tanto, lo mejor es que las mujeres llevéis siempre un pañuelo en la mochila para cubriros el pelo.

Rüstem Pasha Camii

Está justo al lado de la mezquita Yeni Cami, lo único que la entrada cuesta un poco de encontrar. Otra vez nos encontrábamos prácticamente solos, le dedicamos bastante tiempo a visitarla tranquilamente.

Rustem Pasha
Rustem Pasha

Paseo en barco por el Bósforo

Fuimos al puerto de Eminonu para buscar el barco que sirve de transporte público para la gente local pero que hacía exactamente el mismo recorrido que un crucero por el cual te clavaban un dineral. Miramos los horarios y sacamos los tickets.

Como todavía nos quedaban unos 30 minutos fuimos a pasear a lo largo del puente y cruzamos hasta el otro extremo. El puente está repleto de pescadores y vendedores ambulantes de todo tipo.

Vistas desde la otra parte del puente
Vistas desde la otra parte del puente

Embarcamos en el barco y cogimos un buen sitio. El paseo en barco es muy agradable. Te permite ver las dos costas y las vistas son preciosas. Eso sí, a lo largo de las costas no sé cuántas banderas de Turquía de tamaño mega gigante pudimos ver.

Crucero por el Bósforo
Crucero por el Bósforo
Vistas de la Torre Gálata desde el crucero por el Bósforo
Vistas de la Torre Gálata desde el crucero por el Bósforo

Torre Gálata

  • Horario: Invierno: 9 – 20.30h Verano: 9 – 20.30h
  • PRECIO: 18 TL

Para subir a la torre Gálata sí que tuvimos que hacer bastante cola. Por suerte, nos habíamos preparado unos bocatas y mientras hacíamos cola pudimos comer. Desde arriba se puede apreciar la panorámica de toda la ciudad con las principales mezquitas presidiendo Estambul.

Espectaculares vistas desde la Torre Gálata
Espectaculares vistas desde la Torre Gálata

Calle Iskital y Taksim

Subimos hasta la plaza Taksim por la calle Iskital. Pasear por esta calle ya es toda una experiencia en sí. Bulliciosa como pocas, repleta de todo tipo de comercios, actuaciones musicales en plena calle, puestos ambulantes de comida y a todo esto, el tranvía pasando justo por el medio de la calle.

La calle Iskital en pleno bullicio
La calle Iskital en pleno bullicio

Justo al final de todo llegábamos a la plaza Taksim. No es de los sitios más bonitos de Estambul pero sí el más simbólico de toda la ciudad. Lugar de grandes movilizaciones históricas y centro de reivindicaciones totalmente actuales.

Las callejuelas que van a parar a Taksim están llenas de paradas de dulces deliciosos y puestecitos donde venden zumos de frutas ESPECTACULARES. Nosotros estuvimos paseando por toda esta zona bastante rato.

Puesta de Sol en el Bósforo

Queríamos ver la caída del Sol en el puerto de Eminonu. Bajamos con tiempo y pudimos contemplar este fantástico espectáculo. Todo el puerto estaba súper animado, repleto de gente paseando, comprando comida, dulces, helados, etc.

Puesta de sol en el Bósforo
Puesta de sol en el Bósforo

Gran Bazar de las especies

Este bazar nos encantó!! Si queréis comprar algo, recordad que son unos expertos negociantes y hay que intentar regatear todo lo que se pueda y más. Nosotros compramos un paquete enorme de té de manzana y un montón de especies más a muy buen precio.

Gran Bazar de las especies
Gran Bazar de las especies

Té y cena

Antes de ir a cenar, nos fuimos a uno de los mil locales que hay para tomarnos un té de manzana (del cual nos declaramos fans absolutos) y escuchar música en directo.

Para cenar, fuimos a un restaurante que estaba cerca del hotel, también FANTÁSTICO!! Nos pusimos la botas con la cantidad de comida (toda buenísima) que nos sirvieron.

Día 3 y 4. Nuruosmaniye Camii- Gran Bazar- Shisha-Suleyman Mosque

La primera intención del día de hoy era pasar la mañana visitando el Gran Bazar, pero de camino, justo antes de llegar nos encontramos con una mezquita absolutamente impresionante, Nuruosmaniye Camii.

Nuruosmaniye Camii

Está justo al lado de una de las entradas principales del Gran Bazar. Tiene un patio interior espectacular y todo el interior es precioso. Recomendamos mucho esta visita aunque no sea tan conocida como el resto.

Gran Bazar

Después ya sí que nos adentramos de lleno en el Gran Bazar. Es un conglomerado de callejuelas sin fin que se extienden tanto dentro como fuera del recinto del gran bazar. Absolutamente repleto de tiendas donde podéis encontrar cualquier tipo de producto que se os pueda pasar por la cabeza.

Para comer, fuimos a un puestecito justo al lado de la Mezquita Azul donde hacían unos kebabs espectaculares!!

Shisha en Corlulu Ali Pasa Medresesi

Por la tarde fuimos a fumar shisha a un local súper auténtico que nos encantó. El sitio se llama Corlulu Ali Pasa Medresesi, podéis encontrar en link del tripadvisor clicando en el nombre. Pasamos la tarde tranquilamente hasta que llegó la hora de cenar.

Mezquita de Suleyman

Al día siguiente, fuimos a visitar la Mezquita de Suleyman. Nos costó un poco encontrarla porque está en la parte alta de la ciudad y para llegar las calles son un poco laberínticas. Pero una vez arriba, la imagen de la mezquita es brutal. Sin duda, la más espectacular de todas. Las vistas desde esta parte de la ciudad también merecen la pena.

Mezquita de Soliman

Vuelta a casa

Después de comer, ya pusimos rumbo al aeropuerto de Ataturk. La vuelta estaba exactamente igual de bien señalizada que para llegar al centro. Cogimos el tranvía en Sultanahmet e hicimos transbordo en Zeytinburnu para coger el tren hasta el aeropuerto, simplemente siguiendo las indicaciones “Airport”.