Día 15. Ao Nang (Krabi)- Phiphi Islands- Ao Nang (Krabi)

Phiphi Islands, Tailandia



Hoy nos íbamos hasta las islas Phiphi! No estábamos convencidxs del todo…Sabíamos que era un lugar extremadamente turístico, pero al final del día nos alegramos muchísimo de haber ido! Eso sí tenemos que aclarar que cuando fuimos nosotros no era temporada alta…en verano puede ser tremendamente agobiante!

Anteriormente en Koh Tao…

El día anterior estuvo dedicado a viajar desde Koh Tao hasta Ao Nang, a penas tuvimos el tiempo justo de buscar algún sitio para cenar y para contratar el barco hasta las islas Phiphi. Hoy nos íbamos hasta este conocidísimo parque nacional de Tailandia sabiendo de su masificación pero con ganas

⇒Día 14. Koh Tao-Ao Nang (Krabi)

Phiphi Islands National Park

A primera hora de la mañana nos pasaron a buscar por el hostel. Esto de que te pasen a buscar por la puerta es de una comodidad a la que no estamos muy acostumbradxs…pero nos encanta.

En una especie de camioneta nos llevaron hasta el puerto donde nos pusieron una pulserita para identificarnos con la barca en la que íbamos. Lo bueno es que eramos un grupo muy pequeño ya que no dejan entrar al parque nacional de la islas Phiphi a barcos de grandes dimensiones (por suerte…porque es lo que faltaba…). El trámite fue muy rápido y en seguida embarcamos en una speed boat. Estas barcas son tipo lanchas, de tamaño muy reducido lo que les permite navegar a mayor velocidad. En poco más de una hora ya nos plantábamos en las islas Phi Phi.

Durante el recorrido, visitamos varios lugares como cuevas y algunas paradas para hacer snorkel, pero las principales paradas os las detallamos a continuación! Para empezar, primer lugar que íbamos a visitar de las islas PhiPhi, la famosa Maya Bay.

Maya Bay

Esta playa se hizo mundialmente conocida a partir de la película La Playa de Leonardo Dicaprio. En ella se rodaron varias de las escenas más famosas de la película.

Resumiendo mucho, una de las consecuencias es que la playa está llena de gente, aunque tengo que reconocer que pensaba que iba a ser muchísimo peor.  Será que me viene a la cabeza la imagen de pleno mes de agosto en cualquier playa del mediterráneo y comparando, no hay para tanto.

La playa se encuentra justo en medio de espectaculares acantilados y la vistas son impresionantes. No me extraña que escogieran este rincón de Tailandia para la película porque es realmente una maravilla de lugar. Nosotros no teníamos muchas expectativas porque al ser un lugar tan turístico no nos despertaba mucho interés, pero la verdad que nos sorprendió muy en positivo. Menos gente de la que esperábamos, el agua completamente limpia y transparente, el entorno super cuidado y rodeado de vegetación.

Maya Bay, Phiphi islands
Maya Bay, Phiphi islands

Nos quedamos como unos 45 minutos más o menos, tiempo de sobra para hacer las fotos de rigor y relajarse en el paraíso.

La siguiente parada fue Monkey Island.

Monkey Island

Otra playa en un entorno idílico pero ahora llena de monos no muy simpáticos, Monkey Island. En Vietnam ya estuvimos en otra “Monkey Island” donde pudimos ver a monos igual de majos que en esta playa pero estos solo se quedaban en la arena y por los árboles. En cambio, en en las Phiphi, los pudimos ver nadando dentro del mar!

Fue una parada breve, más bien anecdótica porque han habido muchos incidentes con los monos y prefieren no dejar mucho tiempo a los turistas campando a sus anchas. De hecho, en Vietnam a varias personas de nuestro grupo les robaron camisetas, mochilas, etc. y lo peor es que eran muy agresivos, pero allí había control cero.

Después pasamos por algunas cuevas con la barquita. Son pequeños entrantes en los acantilados que debido a la erosión del mar se han ido creando con el paso del tiempo. Es entretenido pero más que nada por la espectacularidad del color del agua.

Phi Phi Don

Esta es la isla más grande y donde se concentran todos los alojamientos. No nos gustó nada. Están destrozando la isla a pasos agigantados construyendo hoteles como locos. La parte de la playa todavía se conserva en buen estado y el paisaje que se abre entre las montañas da para unas cuantas buenas fotos, pero si miras justo detrás, el panorama es desolador. Están arrasando toda la vegetación para construir bungalows y hoteles horribles. Cuando se lo carguen todo, no se qué van a enseñar. Una verdadera lástima.

Hablando con el guía de este tema, también se mostraba muy preocupado porque cree que precisamente va a contribuir a que la gente no vaya. Nos contó que en cosa de 4 años habían modificado el paisaje por completo. Incluso el agua no está nada limpia y no es un buen lugar para bañarse, la gente que se aloja en esta isla, igualmente tiene que desplazarse a otras islas para poder disfrutar realmente de lo que son las Phiphi.

Era ya la hora de comer y nos inflamos en un buffet. La comida la verdad que estaba buenísima y había muchísima variedad. Lo que no sabíamos es que después nos íbamos a hacer snorkel. Fantástico hacer snorkel con la barriga a punto de reventar…ya podíamos haber invertido el orden de las actividades.

Snorkel 

Paramos en una zona llena de coral y nos dejaron todo el equipo de snorkel así que no nos tuvimos que preocupar por nada. El coral era precioso y con unas tonalidades casi fluorescentes pero vimos poca fauna. Algunos pececillos de colores y poco más. El agua no estaba demasiado caliente y solo por las tonalidades turquesas y el paisaje que nos rodeaba merecía la pena el chapuzón.

La única pega es que nos obligaban a ponernos el chaleco y era bastante engorroso.

Snorkeling in las Phiphi

Bambu Island

Esta fue la última parada del viaje y la gran sorpresa. INCREÍBLE. Ahora sí que estábamos en el paraíso de verdad.

Sin duda, de todas la playas que visitamos, esta isla fue la mejor. Tranquila, mucha vegetación, arena fina de coral y el mar…sin palabras.

Bambu Island, Phiphi Islands
Bambu Island, Phiphi Islands

En resumen…

La visita a las Phiphi Islands nos había encantado y eso que pensábamos que iba a ser un día un poco mediocre…lo único que esperamos es que no las destrocen en tiempo récord.

Nosotros hicimos este recorrido pero hay muchas más islas PhiPhi para ver y muchísimos rincones para visitar. Se trata de escoger el que más os convenza (y a vuestro bolsillo también…).

Siguiente parada: Railay

Al día siguiente, cogimos una barquita para acercarnos hasta Railay en Krabi, otro lugar TOP!

⇒Día 16. Ao Nang (Krabi)- Railay-Ao Nang.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!

Día 11, 12 y 13. Koh tao. Nuestra ruta por las playas de esta pequeña isla del golfo de Suratthani en Tailandia

Sai Thong Beach, Koh Tao


Koh tao

Estos tres días los íbamos a pasar recorriendo la isla de Koh Tao en el golfo de Suratthani un encanto de lugar!

Alojamiento en Koh Tao

El día anterior, llegamos bastante tarde e hicimos el check-in en el hostel que ya teníamos reservado, el JP Koh Tao Resort.

El tema este de los resorts hay que tenerlo un poco en cuenta…Es muy gracioso porque todos los alojamientos en Koh Tao tienen el nombre de resort..y claro alguien se puede imaginar un super hotelazo, pero nada de eso jajajaj. Esto hay que tenerlo presente. Si pagas 15€, no es un resort. De hecho, aunque pagues mucho más, seguramente tampoco será un resort y tampoco muy diferente del resto de lugares más baratos. Antes de reservar o de ir directamente a alguno, mejor leer bien todos los comentarios. Ellos les dicen resort porque están en la playa y así tienen mucho más tirón (no son tontos!!).

En nuestro caso eran bungalows con vistas al mar. Estaban en una pequeña subida (había que subir unos cuantos escalones) pero las vistas eran muy bonitas, en plan selva con el mar delante. El bungalow no es nada del otro mundo…todo muy básico, pero muy barato!

Dónde nos alojamos

Nosotros después de buscar mucho por Internet y de preguntar a otros viajerxs, nos decidimos por la zona de Chalok, la parte sur de la isla. Está a 20 minutos andando del puerto. Precisamente lo que queríamos era alejarnos de la zona más turística y de fiesta.

Chalok es genial (al menos a nosotros nos lo pareció!). Calma, paz , tranquilidad y playas desiertas. Lo que andábamos buscando.  Como llegamos del ferry por la noche y era muy oscuro y pensábamos que estaba “muy lejos” y fuimos en taxi, VAYA TIMO. Creo que no llego ni a 5 minutos. El día que volvíamos al puerto para coger el ferry de vuelta a Suratthani, fuimos andando sin problema.

Eso sí, si queréis chiringuitos, bares, pubs, etc. este no es vuestro lugar. Es muy muy tranquilo.

Puerto de Koh Tao
Puerto de Koh Tao

Cómo moverse por Koh Tao

Andando

Koh Tao es una isla relativamente pequeña. Nosotros nos desplazamos siempre andando, no alquilamos ni moto ni bici. Eso sí, nuestra idea no era recorrernos todas las playas de la isla. Más bien, encontrar un alojamiento que tuviera una buena ubicación y explorar la zona más cercana. Todas las playas son muy parecidas y tampoco hace falta hacer un maratón para verlas todas. Nosotros andamos bastante pero precisamente, las que más nos gustaron no fueron las playas que salían en todos los blogs.

Moto

Si se quiere alquilar moto, hay que tener en cuenta que la mayoría de lugares te obligan a dejar el pasaporte y no te lo devuelven hasta que entregas la moto. Para llegar a las playas más conocidas, con la moto llegaréis en un momentito y como mucho tendréis que andar dos minutos para llegar a la arena. Para descubrir otros rincones es mejor hacerlo andando. Y, por supuesto, si queréis dar toda la vuelta a la isla, con la moto os la recorreréis en un día!

Una apreciación personal respecto a las motos…

Pasear por la isla esquivando turistas en moto, tragándote todo el humo y aguantando el ruido ensordecedor es muy desagradable. No es el medio de transporte más respetuoso con el medioambiente ni la mejor manera de cuidar este paraíso natural. Es un poco contradictorio viajar hasta Koh Tao porque es una zona tranquila y limpia y contribuir a que se convierta en todo lo contrario.

Barcas-taxi

Hay unas barquitas de la gente local que te llevan hasta el lugar que tu quieras. El precio es bastante fijo pero si la compartes con más gente, sale económico. La gran ventaja es que podéis llegar a playas y calas totalmente remotas, que solo tienen acceso por mar.

Kayac

Esta nos pareció una manera super interesante de recorrer la costa. En muchos alojamientos los alquilan y es una manera rápida de ir de playa en playa sin tener que dar mil vueltas por la montaña.

Qué playas visitamos en Koh Tao

⇒Ao Chalok ban kao

Nuestro hostel estaba justo de la playa de Ao Chalok ban kao. Una imagen de postal. El primer día recorrimos toda esta pequeña bahía de punta a punta. Palmeras, arena fina y columpios de esos en plan idílico encima del mar. Lo mejor es que hay muy poquita gente. Y si sales temprano por la mañana, estarás completamente sol@. La playa aquí es bastante estrechita, hay poca arena y en algunos tramos hay que meterse dentro del agua para continuar el paseo. En esta zona, el mar cubre muy poco (o casi nada) como mucho hasta los tobillos y te puedes adentrar muchos metros sin que a penas llegue a la cintura. Eso sí, al ser una bahía, el agua no está tan transparente como en otras playas.

Ao Chalok ban kao, Koh Tao
Ao Chalok ban kao, Koh Tao
Ao Chalok ban kao, Koh Tao
Ao Chalok ban kao, Koh Tao

⇒Hadd June Juea (pinacle beach)

Es bastante complicado llegar hasta esta zona. No porque haya que andar mucho (un poco sí…) ni sea cansado, sino porque está muy escondida. Hadd June Juea no se trata de una sola playa, sino que son diferentes calitas de arena consecutivas. Nuestras preferidas fueran estas dos:

Cómo llegar a Pinacle Beach

Sinceramente, es un poco complicado de explicar porque no hay una calle con nombre ni un camino señalado. Pero más o menos sería de la siguiente manera:

Al final de Ao Chalok ban kao, hay una pasarela de madera que llega hasta Alvaro Diving (un chiringuito que ofrece salidas de Buceo). Hay que atravesarlo y subir montaña arriba. Mejor llevad sandalias de trekking porque os haréis polvo con las chanclas. Después de andar un ratito, hay que atravesar un “resort” y salir por la parte de arriba del resort, no por la playa porque no se comunican las playas, están separadas por varios pedrotes enormes.

Una vez se sale del resort, ya se ve un cartelito pequeño que pone Pinacle Beach, solo hay que seguir el caminito que baja hasta la playa y listo. Y allí estaba este precioso rincón todo nuestro para nosotros solos.

Por cierto, no os asustéis si os encontráis por medio del camino bungalows así en plan casero. Esta zona es una parte muy bohemia y más de uno y de una se ha cogido dos hojas de palmeras, se ha hecho una choza y se ha quedado a vivir allí.

Aquí os dejamos algunas fotos de Pinacle Beach. A este lugar, volvimos en más de una ocasión porque nos encantaba. Había mucha sombra y el agua estaba más fresquita que en otras playas. Por no hablar, que solo en una ocasión nos encontramos con otra pareja.

Hadd June Juea (pinacle beach)
Hadd June Juea (pinacle beach)

⇒Cerca de Pinacle beach

Esta playa no debe tener ni nombre o al menos nosotros no lo hemos encontrado por ninguna parte. Pero justo al lado de la playa anterior, hay otra muy parecida donde hay un chiringuito de un hombre que se ha ido a retirar allí. También un lugar genial para descansar. Nada masificado, todo super limpio. Se puede llegar nadando desde la otra playa o dando la vuelta por detrás de las rocas.

Calas de la zona de Hadd June Juea, Koh Tao
Calas de la zona de Hadd June Juea, Koh Tao

⇒Calas y playas a lo largo de Chalok

Estas dos playas que os hemos mencionado son solo algunos de los rincones que nos fuimos encontrando. Playitas super pequeñas, sin gente, sin agobios, ni música en plan “guay”. Simplemente, se trata de ir explorando la zona y tener ganas de andar. En moto o con cualquier otro vehículo no se puede llegar (mejor para nosotros!), si se pudiera ya no tendrían el mismo encanto.

Freedom Beach

Esta playa está a 5 minutos andando desde nuestro alojamiento. Es una de las más conocidas de Koh Tao y por lo tanto en la que más gente nos encontramos. Había gente, pero se estaba bastante bien. La playa es muy bonita y el color del agua es más que apetecible.

Hay un chiringuito con música…pero no molesta demasiado. Había muchas familias con niños más que grandes grupos de gente. Esta playa también es un muy buen lugar donde hacer snorkel.

Creo que nos quedamos toda una tarde descansando en la sombrita…esta playa la recomendamos muchísimo, en especial si se viaja con niños y niñas.

Freedom Beach, Koh Tao
Freedom Beach, Koh Tao

Taa Toh beach

Esta está muy cerca de Freedom Beach, casi al lado. Es muy parecida pero con mucha menos gente. Aunque (al menos cuando fuimos nosotros) el agua no estaba tan transparente como en Freedom Beach pero es mucho más tranquila. El único problema es que hay poca vegetación tipo palmeras, arbustos, etc. y no hay mucha sombra. Nosotros no somos de estar abrasándonos bajo el Sol un montón de horas. Así que básicamente echamos un vistazo rápido y nos fuimos.

Sai Thong Beach

Sufrimos MUCHO para llegar hasta este espectacular enclave pero mereció la pena! No se ni como explicar cómo se llega. Básicamente el camino transcurre por medio de la montaña, paralelo al mar. El camino sale desde Ao Chalok ban kao. Durante el trayecto cruzamos varias veces por “resorts” abandonados, montaña y playitas preciosas (estábamos por quedarnos en ellas y abandonar nuestro objetivo).

Finalmente, llegamos! No es que esté muy muy lejos (que lo está) pero no hay ningún camino marcado. Íbamos un poco por intuición y siguiendo un “poco” las indicaciones del Maps.me (nos sirvió para tener alguna pista de como llegar). Después de la caminata, nos quedamos toda la mañana allí disfrutando de este idílico paisaje!

Sai Thong Beach, Koh Tao
Sai Thong Beach, Koh Tao

Durante el ratito que estuvimos en la playa tuvimos una visita de lo más sorprendente!! Unas 5 o 6 crías de tiburón estuvieron nadando justo en la orilla de la playa. Hicimos mil vídeos y MUCHAS fotos!

Baby Sharks en Sai Thong Beach, Koh Tao
Baby Sharks en Sai Thong Beach, Koh Tao

Próximo destino, Krabi y la costa de Andaman

Después de estos fantásticos días en Koh Tao, cambiamos de costa y nos fuimos hasta la costa del mar de Andaman, hacia la provincia de Krabi. Para llegar, hicimos tres cambios de transporte pero todo comprado con un mismo billete. Super fácil y cómodo. En este caso, lo compramos por Internet.

⇒Día 14. koh Tao-Ao Nang (Krabi): Ferry hasta Surathani-Bus hasta Krabi-Mini van hasta Ao Nang.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Día 10. Isabela: Tintoreras: trekking y snorkel

El día anterior ya habíamos podido disfrutar del snorkel en Isabela. Fuimos hasta Concha de perla, lugar idóneo donde encontrarse con iguanas, leones marinos y tortugas marinas casi sin despeinarse. Hoy era el turno de las Tintoreras! 

⇒Día 9. Isabela:  Concha de Perla y la Galapaguera

Hoy nos íbamos a hacer el tour de las tintoreras. Nuestra intención era hacer snorkel en Los Túneles (es la salida estrella de Isabela), pero nuestra estancia coincidió con la llegada de un grupo de veleros que ya habían reservado absolutamente todas las plazas para los días que íbamos a quedarnos. En un principio, no es necesario reservar con antelación, pero por lo que se ve tuvimos mala suerte, incluso los que organizaban la salida de los túneles decían que no les había pasado nunca.

¿Qué tours hacer en Isabela?

Las salidas para hacer snorkel que se ofrecen en Isabela (actualmente) son:

⇒Los Túneles (salida estrella, hay que buscar plaza nada más llegar)

⇒las Tintoreras

⇒Isla Tortuga

También hay que tener en cuenta si Isabela es la primera o la última isla que se visita, porque si ya se ha hecho inmersiones en las otras dos islas, quizás no hace falta. Eso va a gustos. Nosotros hicimos salida tipo tour en San Cristóbal y en Isabela. En Isabela vimos más tiburones y las tortugas marinas, más grandes que las de San Cristobal (enormes). Quizás si Isabela es el primer lugar al que vamos, mejor coger la salida de los Tuneles.

Luego hay otro tipo de tour para hacer sin navegación como por ejemplo llegar hasta el volcán sierra negra, el resto de los lugares autorizados se pueden llegar a pie.

Tintoreras: trekking y snorkel

No podíamos hacer snorkel en los Túneles, pero el mar de las Galápagos es un tesoro y no será por lugares donde hacer snorkel. Había varias alternativas, nosotros decidimos hacer la salida de las Tintoreras. El motivo principal es porque vale menos de la mitad de precio que la salida de los Túneles y nos aseguraban el encuentro con tiburones.

Empezábamos!

Empezamos la salida a las 12 del mediodía con el pick up en nuestro hostal. La primera parada es el islote de las Tintoreras, que da nombre al tour. Pero la actividad empezó ya antes de llegar.

Bahía de Isabela

De camino, navegando por la bahía de la isla, pudimos ver varias mantas nadando junto a nuestra lancha y un ejemplar de pingüino de las Galápagos que, junto con el Blue Penguin de Nueva Zelanda, es uno de los más pequeños del mundo. ¡Y tan pequeño!! Nos costó bastante distinguirlo de la roca donde estaba secándose al Sol y eso que estábamos como mucho a dos metros de él. Tampoco nos posó demasiado para la foto. Justo cuando estábamos más cerca se nos puso de espaldas y por mucho que esperamos no hubo manera de que se girara.

Piqueros de patas azules

Ya los habíamos visto en el tour 360º en San Cristóbal y hoy teníamos la suerte de encontrárnoslos de nuevo. Lo bueno de estas aves es que no son nada asustadizas y puedes hacerles fotos tranquilamente, incluso si haces algún ruido se giran inmediatamente para ver qué ocurre.

Sendero por el islote Las Tintoreras

Desembarcamos en el islote de las Tintoreras y parecía que llegábamos a otro mundo. Todo el terreno está cubierto de roca volcánica e iguanas habitando el peñón. Justo era época de anidación para las iguanas y estaba lleno de nidos y crías saliendo de los nidos. La imagen es marciana.

Y, lo mejor y el motivo de este tour es ver a los tiburones de punta blanca descansando plácidamente en una grieta del peñón. Pudimos ver a dos de ellos totalmente inmóviles desde lo alto de la grieta. Se ven perfectamente porque la marea está muy baja y apenas cubre unos pocos centímetros. Los tiburones se acercan hasta aquí porque es el lugar perfecto para dejar a las crías a salvo de depredadores. Nosotros solo vimos cuatro, pero dependiendo de la época del año se pueden ver algunos más. Es “otra manera” de ver tiburones para aquellas personas que no les hace gracia encontrárselos haciendo snorkel de manera más directa.

Grieta donde descansan los tiburones

Durante el recorrido por las Tintoreras, el guía nos estuvo haciendo algunas explicaciones sobre las iguanas, la lava y los tiburones. Como siempre, toda la información muy interesante, lo bueno de estos guías es que son verdaderos expertos y apasionados de las Galápagos y puedes hacerles todo tipo de preguntas. Decimos lo de expertos porque veníamos de Perú y nos encontramos con algún guía…

Antes de hacer snorkel…

Hicimos snorkel muchísimo rato, de hecho, hubo gente que se salió antes…el agua en las Galápagos está congelada. Como el snorkel iba a ser durante un tiempo prolongado, en la lancha repartieron chalecos salvavidas y flotadores para aquellas personas que lo desearan ya que no se hace pie en ningún momento. Pero, no lo recomendamos porque los pobres se quedaban flotando y les costaba un montón nadar con eso puesto.

Momento para el snorkel…un momento mágico

Después de las Tintoreras llegaba la mejor parte del tour (aunque todavía no lo sabíamos). Con la lancha, nos dirigimos hasta una zona totalmente espectacular. Era una especie de pozo super profundo donde se escondían un montón de tiburones de punta blanca. La imagen es preciosa.

La primera vez que la ves, te quedas completamente sorprendid@. Vas nadando mirando el fondo del mar, cuando de repente llegas a este lugar increíblemente mágico. Una grieta en medio del mar llena de vida marina. Y, ahora sí, empezamos a ver a los tiburones cruzándonos por debajo, GENIAL!!!

Pensábamos que veríamos uno o dos, pero pasaban de manera constante. Algunos iban muy rápido y casi no nos daba tiempo ni a grabarlos (ni de verlos) pero la sensación es inigualable. Durante el recorrido por San Cristóbal, estábamos un poco tensos (era nuestra primera vez), pero esta vez ya no y pudimos disfrutar muchísimo más del momento.

El fondo marino de Isabela es apasionante

No solo vimos tiburones, también pudimos disfrutar de la compañía de tortugas marinas ENORMES. Eran igual de grandes que las terrestres, pero en el mar. Grabamos a una un buen rato mientras comía, aunque había mucha corriente y costaba mantener la posición.

No habíamos tenido suficiente con todas estas sorpresas que aún nos dio tiempo a ver tres mantas rayas en las profundidades. Había tal cantidad de fauna marina que nos íbamos encontrando con todos ellos sin tan siquiera buscarlos. Mientras perseguíamos una tortuga, nos encontrábamos con una raya o un tiburón o un banco de peces. ¡Excitación a tope!

Ya para el final, un león marino vino a visitarnos. Parece que vayan expresamente cuando ven gente. Nos encantan!! Estuvimos un buen rato con él, hasta que llegó el momento de irnos.

Y mientras nadábamos hacia la lancha, un último tiburón nos pasó fugazmente por debajo. Este era nuestro último tiburón en las Galápagos…nuestra despedida no podía haber sido mejor!

Éxito total

Esta parte de la salida había sido sin duda la mejor! Y yo diría que hasta el mejor momento de snorkel de todos y eso que tampoco teníamos muchas expectativas puestas (pesimismo al poder!). ¡Volvíamos a la lancha ON FIRE! Qué ilusión y qué manera de acabar nuestra estancia en Isabela…y casi casi en Las Galápagos. Estas islas son fascinantes, las íbamos a echar mucho de menos.

Puesta de Sol en la preciosa playa de Isabela

Hacia las 7 de la tarde nos dejaban en nuestro hostel, nos cambiamos y nos fuimos corriendo a ver la puesta de Sol a la playa de Isabela. Esto es una OBLIGACIÓN. La puesta de sol en las Galápagos es de piel de gallina. Nosotros con las prisas nos dejamos la cámara, el móvil y todo en el hostel…pero no creo que se nos olvide en mucho tiempo. Tendréis que ir para comprobarlo…

Último día en Isabela…y en las Galápagos…

Este había sido nuestro último día en Isabela. Habíamos llegado a la isla con un enfado monumental por la “famosa tasa municipal” pero nos íbamos con la emoción a flor de piel. De todas las islas, la mejor.

Al día siguiente, cogíamos la lancha-taxi de regreso a Santa Cruz para volar a Guayaquil. Las islas Galápagos habían sido todo un descubrimiento. Un lugar totalmente fascinante y apasionante. Para volver una y mil veces. 

Día 11. Isabela-Santa cruz- aeropuerto de Baltra


Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog o dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook!!!!!!!!!!!!

 

Día 9. Isabela: Concha de Perla y Galapaguera

Iguana Marina en Concha de Perla, Isabela

Isabela es de las tres islas la más virgen y la menos masificada (en turismo Santa Cruz gana por goleada pero tampoco es para asustarse). El encanto de esta isla hace que se te olviden los elevados precios y la famosa tasa municipal. Ayer ya conocimos uno de esos lugares que hace de esta isla un lugar tan especial, su espectacular y kilométrica playa. Hoy íbamos a por otro, Concha de Perla.

⇒Día 8. Santa Cruz-Santa Isabela: el muro de las lágrimas y el lago de los flamencos

Snorkel en Concha de Perla

Concha de Perla es un rinconcito de mar al que se llega por un sendero que sale justo a la izquierda del puerto y que te lleva a este lugar perfecto para hacer snorkel. Se puede llegar andando desde el pueblo, se tarda como mucho 10 minutos.

Nosotros nos esperábamos una pequeña calita o playa, pero no es así, es mejor. Una piscina con el agua completamente cristalina y en calma. La visibilidad es tan perfecta que se pueden apreciar todos los animales nadando sin necesidad de meterse en el agua. Es genial.

Concha de Perla
Concha de Perla

Leones marinos, iguanas, tortugas, un espectáculo

Solo llegar nos quedamos un buen rato observando el espectáculo desde el sendero de madera. Dos crias de leones marinos jugaban con un niña en el agua, tortugas marinas nadaban tranquilamente y (¡cómo no!!!) las iguanas cruzaban como si la cosa no fuera con ellas. Por cierto, hay que verlas nadando, parecen mini cocodrilos y el color cambia mucho en el agua, se vuelve entre azulado y verdoso. Eso sí, van tan rápidas que no nos dio tiempo a hacerles ninguna foto.

Espectacular iguana saliendo del agua
Espectacular iguana saliendo del agua

El agua está…fría…mucho (para nosotros) así que mientras nos íbamos mentalizando para entrar un león marino salto fuera del agua y decidió que el mejor lugar para tumbarse era encima de nuestras chanclas. Al principio nos hizo mucha gracia, venga fotos, pero en cuanto caímos en la cuenta, no nos hizo tanta gracia. El hecho es que los leones marinos cuando se duermen tardan horas en recuperarse del cansancio, se pasan días buscando comida en alta mar y vuelven a descansar a la orilla. Una pareja de franceses veteranos en este mundillo nos ayudó a recuperarlas con bronca del león marino incluido. Nosotros ni nos hubiéramos acercado…Pobre…nos supo un poco mal…se hartó tanto que al final se cambió de sitio…

Las dos especies conviven tranquilamente
Las dos especies conviven tranquilamente y dejan imágenes así de curiosas

Una vez en el agua pudimos grabar una tortuga marina preciosa. Ni se inmutaba ante nuestra presencia. La grabamos un buen rato mientras comía ajena a nuestra atenta mirada. Este animal transmite una paz y una calma dentro del agua…nos encanta.

Al poco ya se acercó un león marino a investigar. En principio, son inofensivos, pero son tan grandes que tenerlos tan cerca da un poco de respeto. Además, es un animal tan curioso que se acerca muchísimo, aunque da la sensación de que solo quieren jugar e interactuar contigo.

Concha de Perla ofrece una gran oportunidad de ver de cerca a todos estos animales entre otros muchos tesoros. Hasta estrellas de mar nos encontramos. Eso sí, hay que tener un poco de paciencia, todo tiene su recompensa.

Un fondo marino protegido

Pasamos un buen rato en el agua. No solo estos animales son el encanto del lugar, no olvidéis observar bien de cerca (pero con precaución) todo el fondo de coral. Precioso. Antes de entrar, hay un cartel informando de lo delicado que es el coral y de su máxima protección. Por otro lado, hay que tener en cuenta de que el coral dentro del agua corta muchísimo.  Ojo donde ponéis los pies…

Consejos

⇒Si no tenéis equipo de snorkel se puede alquilar en cualquier tienda o agencia de Isabela, pero tampoco hace falta nada profesional. Con las gafas y el tubo es más que suficiente.

⇒Mucho cuidado con el coral. Concha de Perla tiene todo el fondo marino de coral y corta muchísimo. Una chica argentina que se metió con nosotros se hizo un corte enorme y no se dio ni cuenta.

⇒Mejor ir por la mañana. La marea está baja y se ve con mucha más claridad el fondo marino. No hay prácticamente nadie. Por la tarde, suele haber más gente.

⇒Poneros crema solar o bañaros con ropa adecuada, de lo contrario os vais a quemar.

⇒Dejad las mochilas y vuestras pertenencias en alto. Los leones marinos suelen subir a descansar y se tumban donde les apetece (normalmente en la sombra)

Visita a la galapaguera y la fundación Charles Darwin

Nos pasamos toda la mañana disfrutando de Concha de Perla y volvimos al hostel a comer. Hicimos un merecido break y por la tarde volvimos a la galapaguera. Habíamos ido el día anterior, pero cuando llegamos ya había cerrado (a las 17h ya cierran puertas). Así que hoy volvíamos, segundo round.

Ya habíamos visto unas cuantas tortugas gigantes y de todos los tipos, pero…no creo que volvamos a verlas nunca más en su hábitat natural, así que no nos ha sobrado ni un solo encuentro con ellas, todo lo contrario.

Estas, igual que en la fundación Charles Darwin de Santa cruz, como máximo tienen 8 años que es el momento en qué las retornan a su hábitat natural. Por ese motivo no son tan exageradamente grandes.

Galapaguera de Isabela
Galapaguera de Isabela
Galapaguera de Isabela
Galapaguera de Isabela

Las Tintoreras y más snorkel en Isabela

Al día siguiente nos íbamos a hacer el tour de las Tintoreras. Estábamos más que impacientes!

⇒Día 10. Isabela: tour de las Tintoreras


Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog o dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook!!!!!!!!!!!!

Día 3. San Cristóbal: tour 360º snorkel con tiburones.

Primer tiburón que vemos en las Galápagos!

El día anterior ya habíamos alucinado con todo lo que la isla de San Cristóbal nos ofrecía. Nuestro primer encuentro con las famosísimas iguanas marinas de las Galápagos fue muy emocionante. Hoy íbamos a conocer otras especies…tortugas marinas, mantas rayas y tiburones nos estaban esperando!

⇒Día 2. San Cristóbal: la lobería, tijeretas y playa del amor.

Tour 360º

El tour que habíamos contratado hace un año que lo empezaron a hacer. Hay muchas agencias que lo ofrecen, pero todos los barcos pasan exactamente por los mismos lugares porque son los que están autorizados por el parque nacional. Hay pocos barcos que hagan la ruta porque lo mismo, hay un cupo diario de embarcaciones y cada embarcación solo puede cargar a 10 personas.

Nos decidimos por este, porque era de todo el día y parecía que era el más completo de todos. El resto solo son de medio día y prácticamente por el mismo precio.

Primera parada snorkel y…SORPRESA!

Hicimos 1h40’ de navegación hasta parar en el primer punto de snorkel. El lugar totalmente idílico, paradisiaco y el mar…parecía una piscina.

Tocaba meterse en el agua, antes, el guía nos daba unas cuantas instrucciones y algunos consejos de seguridad. Lo bueno de esta zona es que se trata de una bahía, no es mar abierto y el mar estaba totalmente en calma, ni olas, ni corrientes y totalmente transparente, perfecto para ver el fondo marino. Con el precio de la excursión entraba el neopreno y el set de snorkel, suerte porque el agua estaba tirando a muy fría (al menos para nosotros) pero nada comparado con lo que nos esperaba en León Dormido

Nos metimos al agua y SORPRESA!!!!!!!!!!!!!!!!! Solo meter la cabeza vimos al primer tiburón! No recuerdo si era una tintorera o un tiburón de punta blanca porque con los nervios del momento bastante tenía en mantenerme a flote como para retener algo de lo que nos decía el guía. El tema es que los tiburones que vimos eran de estas dos especies. Nos quedamos sin ver al tiburón martillo que nos hubiera hecho mucha gracia, pero no tuvimos suerte.

Y lo mejor…pudimos captar esta imagen de nuestro primer tiburón en las Galápagos!!!

Primer tiburón que vemos en las Galápagos!
Primer tiburón que vemos en las Galápagos!

Esta era la primera vez que veíamos un tiburón en libertad y la primera vez que lo hacíamos de tan cerca…nos entraron un poco los nervios (para que negarlo). Si lo piensas fríamente, estábamos allí nadando mientras los tiburones nos pasaban por debajo. El guía nos había cagado un poco antes de bajar y, en fin, que la ilusión de haber visto tiburones nos llegó con un poco de delay. En el momento, todo era adrenalina pura!

La fauna marina de San Cristóbal nos estaba esperando…

Nos fuimos moviendo por la bahía y…mantas rayas nadando delante nuestro…con su movimiento hipnótico, casi danzando. Preciosas. Tuvimos la grandísima suerte de ver una especie de manta raya gigante. La podéis ver en la foto. De espaldas, pensábamos que era una roca hasta que le vimos los enormes ojos mirándonos. ¡IMPRESIONANTE!!

Raya
Raya
Manta Raya gigante
Manta Raya gigante
Nos encantan!!
Nos encantan!!

Y, seguidamente, otro tiburón más nos pasó rápidamente muy cerquita….!!! No nos dio tiempo ni a reaccionar!! Por suerte, pudimos ver otros tiburones bebés nadando…aunque sean “bebes” tienen la misma cara solo que no miden 2 metros. Estuvimos bastante rato intentando encontrar tiburones martillo, pero nada…

¡La primera sesión de snorkel había sido increíble!! De vuelta a la lancha, estábamos euforicxs! Qué maravilla de lugar! Es un tesoro…espero que lo cuiden y lo preserven bien…

Al principio de la excursión, no estábamos muy confiadxs en ver algo realmente, pensábamos que veríamos pececitos y tal…pero ni tortugas ni tiburones ni mantas ni nada de eso! Para nosotros, es una satisfacción enorme.

Bahía Sardina…

Hicimos un rato más de navegación hasta Bahía Sardina. Una playa paradisíaca donde las haya…En ella desembarcamos para hacer la segunda sesión de snorkel.

Bahía Sardina
Bahía Sardina

No hicimos la inmersión en la misma playa, sino que atravesamos una zona de rocas volcánicas hasta llegar a una especie de piscinas. En una de ellas, se encontraban los tiburones bebes. Y, en la otra, los tiburones más grandes. El guía nos comentó, que las madres dejan a los bebes en la piscina más pequeña porque hay pequeñas grietas donde quedan escondidos de posibles depredadores. En ese lado, no nos podíamos meter, ya que si los padres nos veían cerca de las crías podría ser peligroso.

Lugar donde se quedan resguardados las crías de tiburones de punta blanca
Lugar donde se quedan resguardados las crías de tiburones de punta blanca

Nos metimos en el lado opuesto, pero empezaba a llover y el agua estaba demasiado turbia, no conseguimos ver nada. Además, daba un poco de mal rollo saber que era territorio de tiburones y no ver absolutamente nada debajo del agua. Así que después de este intento frustrado continuamos hasta el siguiente lugar, Punta Pitt para el avistamiento de aves.

Antes de llegar nos dieron la comida en la lancha, buenísima!! Comimos un tipo de pescado (que ya no recuerdo, no soy muy buena con la fauna marina) con “papas” y arroz, riquísimo!! De la comida no nos podemos quejar, porque ya durante toda la mañana, nos habían estado dando snacks y bebidas. Hay que aprovechar que la comida en Galápagos es muy cara!!!

Punta Pitt…y encuentro con delfines!!

Llegamos a Punta Pitt y avistamos gaviotas de cola bifurcada y fragatas (son las que tienen como una bola roja debajo de la boca).

Lugar donde se quedan resguardados las crías de tiburones de punta blanca
Avistamiento de Fragatas

Justo cuando estábamos intentando ver algo, nos dimos cuenta de que había una familia entera de delfines cerca nuestro! Fuimos a toda velocidad y allí estaban! No se cuántos eran, un montón! Saltando y jugueteando con la lancha! Increíbles!!!!!!!!!!!!!!! Fue uno de los mejores momentos de todo el día!! Nos quedamos muchísimo rato con ellos. Nunca habíamos visto tantísimos delfines juntos, absolutamente genial!

Entre los tiburones, las mantas y ahora esto…es que no cabía en mi de tanta felicidad! Estábamos como dos críos pequeños! Qué suerte poder vivir todo esto…de las mejores experiencias de nuestros viajes.

Pescando atunes

Los atunes en esta zona son enormes. Vimos como saltaban del mar como si fueran delfines. El capitán pescó uno de ellos. No es que está parte me gustará demasiado.

La pesca en Las Galápagos se hace con caña. Están prohibidas las redes y solo pueden pescar en unas “plantaciones” que han creado en alta mar. En estos lugares han “plantado” literalmente plantas marinas donde los peces van a buscar su alimento. Por el momento, este mecanismo estaba dando buenos resultados, tanto para los pescadores de las Galápagos como para el ecosistema marino de las islas.

Rosa Blanca

Continuamos hacia Rosa Blanca. En Punta Pitt nos habíamos quedado un poco a medias con el tema de los delfines, pero vamos…no es que seamos unxs fanáticxs de las aves… y los delfines habían sido lo más!

En Rosa Blanca, nos encontramos con una playa de arena blanca y aguas turquesas aun mejor que la anterior. Desembarcamos y nos encontramos con una familia de leones marinos que nos daban la bienvenida.

Bahía Rosa Blanca
Bahía Rosa Blanca

En este lugar, vimos por primera vez los piqueros de patas azules. Son mucho más grandes de lo que nos pensábamos. Es que son enormes!! Y tiene la peculiaridad de tener las patas de color azul. Pudimos ver una pareja, macho y hembra y ni se inmutaron ante nuestra presencia. Les hicimos un publireportaje…

Piqueros patas azules
Piqueros patas azules

Hicimos un pequeño recorrido por la bahía y nos encontramos con este lobo marino con mucha mucha mamitis!

Volvimos a la lancha y esta vez sí…nos íbamos hasta la última parada del viaje, el León Dormido. Antes, pasamos por cerro brujo, atravesamos la cueva y llegamos a este mítico lugar.

El León Dormido de fondo a través de la cueva de Cerro Brujo
El León Dormido de fondo a través de la cueva de Cerro Brujo

León Dormido

Ahora íbamos a hacer snorkel en mar abierto. Ya antes de meternos en el agua nos íbamos mirando, en plan…está congelada. Y, efectivamente, era un espectáculo ver la reacción de las personas que se iban tirando al agua. Solo nos metimos 6 personas de las 10 que éramos. Cuando llego mi turno…pfff eso parecía la escena final del Titanic. Qué frio!!! Ni neopreno ni nada, estábamos congeladxs…yo que no me meto ni en el Mediterráneo…

El guía nos iba diciendo que tranquilxs que respiráramos hondo…yo creo que hasta se asustó un poco. Ahora pienso que fue una pena no grabar la entrada al mar porque habría sido muy gracioso verlo a posteriori. En el momento, pensé “me salgo ya” pero con lo que habíamos pagado, si hace falta muero congelada. Nos mirábamos los unos a los otros y hasta nos entró la risa floja…en plan estamos muertos de frío eh qué divertido todo!

Empezamos el recorrido. Al principio, nos desanimamos un poco porque también se veía bastante turbia. Pero a la que empezamos a recorrer la parte exterior del León todo cambió…Y estas son algunas de las mágicas imágenes que pudimos grabar.

Tiburones en León Dormido:

Tiburón de punta blanca
Tiburón de punta blanca

Tortugas marinas:

Manta raya:

Tiburones, mantas rayas, tortugas marinas, un banco de peces enorme que parecía un muro de hormigón y un león marino que se empeñó en ser el protagonista de nuestros videos. Una experiencia, para nosotros, de superación personal. ¡Vimos todo y más! Estábamos que dábamos saltos!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Leones marinos:

Yo me subí a la lancha un poco antes porque tenía demasiado frío y Jordi se quedó un rato más. En el momento, nos dio impresión meternos en mar abierto, pero el mar estaba muy en calma y León dormido es fantástico. Todo tipo de animales marinos viven a su alrededor y nos dejaron imágenes únicas que vamos a recordar durante muchísimo tiempo.

De regreso a puerto

Volvíamos muertos de frío y con la ducha de agua caliente en la cabeza hacía rato, pero emocionadísimos, muy felices y super satisfechxs! San Cristóbal ha sido de todas las islas, para nosotros, la mejor y esta excursión tiene mucho que ver.

Nos hizo gracia esta imagen a la llegada al Puerto Baquerizo Moreno…los lobos marinos son nuestro animal preferido…

Santa Cruz

Al día siguiente, nos íbamos a la isla de Santa Cruz, la lancha-taxi salía a las 7 de la mañana…ni la biodramina hizo efecto.

⇒Día 4. San Cristóbal-Santa Cruz: Las grietas y Tortuga Bay


Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog o dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook!!!!!!!!!!!!