Día 12. Osaka: Osaka-jo, Shinsekai área, Umeda, Namba y Dotombori.

Osaka



Hoy era el única día completo que teníamos para visitar Osaka, así que empezábamos con ganas! Osaka da tiempo de sobras de verlo en un día, aunque si tenéis ganas de fiesta, os recomendaría unos cuantos días para disfrutar de las interminables noches de Osaka.

Osaka-Jo

Nuestra primera parada era el castillo de Osaka, Osaka-jo. Se puede llegar con las líneas JR de Osaka. Hacía un calor bastante agobiante y no pasaba ni una sola nubecita para protegernos del sol…se nos hizo un poco largo el paseíto por el castillo. El parque que lo rodea es bastante grande pero no hay mucha sombra, así que a no ser que sea un día nublado, se hace bastante pesado pasear por él.

Shinsekai: almacenes Maruhan, Tsutenkaku Tower y restaurantes

De nuevo cogíamos el tren hasta Shinsekai. Solo salir de la estación, nos encontramos con unos grandes almacenes llamados Maruhan (no hay que dejar de visitar estos sitios…). Espectacular!!! No hay un aparato inventado que no se pueda encontrar en este sitio y si son cosas tirando a frikis y poco útiles aún más!

De nuevo cogíamos el tren hasta Shinsekai. Solo salir de la estación, nos encontramos con unos grandes almacenes llamados Maruhan , no hay que dejar de visitar estos sitios…No hay un aparato inventado que no se pueda encontrar en este sitio y si son cosas tirando a frikis y poco útiles aún más!

Hay una zona enorme dedicada a maquillaje y cosméticos para la mujer. Lo que más nos impacto es la cantidad de pegamentos que venden para que los ojos se les queden más abiertos y parezcan más grandes!!!

Estábamos alucinando! Todo tipo de artilugios que no habíamos visto en la vida…Lo mejor son los anuncios de los productos, todos hacen maravillas, en plan milagro, primos-hermanos de los de la teletienda. Hacían bastante gracia.

Una pena que no dejaran hacer fotografías… No sé cuánto tiempo estuvimos dando vueltas porque la tienda era gigante. Llegó un punto que no encontrábamos ni la salida…! Nos echamos unas buenas risas! Además compramos algo de comida para picar…nos hubiéramos comprado más cosas…aunque solo fuera por curiosidad…

Esta zona está repleta de restaurantes bastante bien de precio, ideales para comer. Shinsekai está presidida por la gran torre Tsutenkaku que se puede ver desde casi cualquier sitio de la zona.

Nosotros comimos un ramen en un restaurante de Shinsekai. Era uno de esos lugares que pones las monedas en una máquina, apretas los botoncitos con la foto de lo que quieres comer y le das el ticket al cocinero. Este tipo de locales son muy comunes.

Comimos y por la tarde nos fuimos al hostel porque no podíamos aguantar más el calor. Esperamos a que bajara el sol para ver Osaka de noche en su máximo esplendor!

Umeda, Namba y Dotombori de Noche

Cerca de la estación central de Osaka, se encuentra la zona de Umeda. Rascacielos, edificios híper modernos y bastante estrambóticos, carreteras enormes y muchísimos ejecutivos con traje y maletín. Allí se concentran un gran número de empresas y multinacionales de alto nivel.

Nosotros estuvimos paseando y llegamos hasta lo que veis en la foto. Una autopista que atraviesa un rascacielos, tal cual, nos quedamos alucinando. Hicimos como mil fotos. No hay nada que no tenga solución para los japoneses…!!!

Después del impacto inicial, volvimos al tren y nos bajamos en Namba. En Osaka también hay dos vagones en cada tren reservados solo para mujeres para protegerlas de los sobones…es de vergüenza la situación de la mujer en Japón considerado un país “desarrollado”. De esto ya hablaremos en otro post…

Bajamos en Namba y fuimos andando hasta llegar a Dotombori again! Por supuesto, cenamos en algunos de los locales de la zona cercana al rio y pasamos una noche perfecta!! Dotombori impacta siempre por muchas veces que vayas!

Mañana, decíamos adiós a Osaka y volvíamos a Kyoto!

⇒Día 13. Osaka- Kyoto: Recorrido por Higashiyama

Entradas relacionadas

Ruta de 22 días por Japón