Día 13. Tianmen Mountain, Zhangjiajie City



Hoy cambiábamos de localización para visitar una de las obras de ingeniería más impresionantes de China, Tianmen Mountain. Sin duda, lo que más nos llamó la atención fue toda la infraestructura que han construido alrededor de esta montaña. Totalmente brutal. Una visita de vértigo. No te lo pierdas!

Anteriormente…

Habíamos pasado dos días non-stop visitando Zhangjiajie National Park. Una experiencia dura físicamente pero satisfactoria como pocas. Un paisaje inigualable. Para conocer todos los detalles y las mejores imágenes, no te pierdas esta entrada:

⇒Día 11, 12. Zhangjiajie National Park (Avatar Mountains)

Wulingyuan (Zhangjiajie National Park)- Zhangjiajie City (Tianmen Mountain)

Cómo llegar 

Wulingyuan a Zhangjiajie City

Hay buses que conectan Wulingyuan con Zhangjiajie Bus Station cada 5 minutos. Tardan unos 70 minutos.

Zhangjiajie City- Tianmen Mountain

Una vez en Zhangjiajie Bus Station se puede llegar andando hasta el recinto de la ciudad de Tianmen Mountain donde se compran las entradas y empieza el recorrido hasta la Puerta del Cielo. Eso sí para llegar es necesaria una aplicación GPS tipo maps.me.

Alojamiento 

Nosotros cuando llegamos, primero tuvimos que encontrar el alojamiento para esa noche que estaba a 5 minutos de la estación. Pero no lo encontramos. Como el propietario de la casa ya se imaginaba que no la íbamos a encontrar, nos escribió en chino un mensaje para que se lo enseñáramos a alguien y que nos ayudaran. Y eso tuvimos que hacer. Fuimos a un mostrador de la estación de buses y una mujer llamó por teléfono al señor en cuestión. Nos vino a recoger y nos acompañó hasta la casa. Estaba cerca pero es que las indicaciones que nos había dado eran erróneas (suponemos que cosa del traductor).

Llegamos a su casa. Estaba allí toda la familia, nietos incluidos. Creemos que no lo hemos mencionado, pero a los chinos les encantan lxs niñxs y desde que se ha levantado la ley del hijo único, están inmersos en un super baby boom y eso parecía una guardería. Era todo muy divertido.  Total, dejamos las maletas en la habitación y salimos disparadxs a por Tianmen Mountain!!

Nos alojamos en la casa de una familia muy agradable. Teníamos habitación con baño privado (chinese style). Era muy básico pero para lo que lo queríamos nosotros, ya teníamos más que suficiente. 

Tianmen Mountain

Cómo visitar Tianmen Mountain 

Lo primero que teníamos que hacer era recoger las entradas con el número de reserva que nos habían dado en el alojamiento. Ya íbamos un poco tarde con todo el lío que habíamos tenido para encontrar la casa de Zhangjiajie. Una vez en el recinto, no teníamos ni idea de donde dirigirnos  así que preguntamos y ya nos señalaron la ventanita donde teníamos que ir. Con el número de la reserva no encontraba las entradas (casi nos da un infarto allí mismo) pero con el número de los pasaportes sí que funcionó.

Con las entradas en mano, el siguiente paso era ponernos en la cola para subir a los autobuses que llevan hasta la entrada del parque nacional. Tienen un ejército de autobuses por lo que aunque parezca que haya mucha cola, avanza rapidísimo.

Llegamos a la entrada oficial en medio de las montañas. Aquí nos bajamos del bus y tuvimos que enseñar la entradas y pasar un control de seguridad. De nuevo, nos indicaron que teníamos que subir a otro autobús. Esta vez para llegar hasta la famosa Puerta del Cielo y allí sí, empezar a subir escaleras. Este tramo del recorrido es asombroso! Transcurre por una carretera llena de curvas con unas vistas de vértigo. Las montañas están cubiertas por árboles de un verde intenso que desde la cima dan está preciosa imagen.

La Puerta del Cielo

Os dejamos la imagen de la Puerta del Cielo. No hace falta decir nada más. China tiene tesoros como este.

Puerta del Cielo, Tianmen Mountain

Esta explanada está llena de turistas, no había escapatoria. Pero la verdad que ver al turismo local en acción tampoco tiene desperdicio.

Desde esta parte no solo se obtiene una vista impresionante de la Puerta del Cielo, también de todo el denso bosque y montañas que rodean Tianmen Mountain.

Vistas desde la entrada a Tianmen Mountain en la explanada de la Puerta del Cielo

Empezamos a subir hacia la Puerta del Cielo. Se puede hacer de dos maneras, pagando y subiendo por un ascensor o a pie. No hace falta que diga la opción que escogimos nosotros.

Son un total de 999 peldaños de una escalera con un gran desnivel y a reventar de gente. En algunos tramos daba un poco de impresión mirar hacia a bajo. Después de dos días de ruta en Zhangjiajie National Park que nos nos sentíamos ni las pestañas, pues nosotros a subir 999 escaleras. Estas son nuestras vacaciones.

Ahí estan las 999 escaleras que llevan hasta Puerta del Cielo, Tianmen Mountain

Una vez arriba, se puede pasear por todos los balcones de vértigo que han construido en el filo de la montaña. Impresionante la infraestructura que se han sacado de la nada.

Balcones imposibles para unas vistas de altura, Tianmen Mountain

Las pasarelas mecánicas de Tianmen Mountain

Pero esto no era todo, han agujereado toda la montaña por dentro (desde fuera no se aprecia) y han montado un sistema de escaleras mecánicas que parecen sacadas del futuro. Cuando entramos y vimos todo lo que han hecho, alucinamos. Pasarelas mecánicas interminables que te llevan a lo más alto de Tianmen Mountain.

Interior de la montaña en Tianmen

Se tarda un buen rato en llegar al final de las pasarelas. Tanto que nos dio tiempo a hacer amigos y todo. Un militar que estaba de permiso y que hablaba un poco inglés. La gente es muy curiosa y sociable, en seguida nos daban conversación. Nos hicimos fotos con él, nos quería pedir el WeChat pero cuando le dijimos que eso no existía fuera de China (de momento…) alucinaba. Le hablábamos de facebook, instagram, whatsapp pero ya nos dijo que eso en China no funciona, lo habíamos notado.

Una vez en la cima pudimos caminar por las larguísimas rutas que han ideado a través de puentes colgantes, suelos transparentes y miradores con los que casi se pueden tocar las nubes. Magnífico.

Mapa de toda las rutas construidas en Tianmen
En la cima de Tianmen Mountain
Para caminar por las pasarelas de cristal, había que ponerse estos patucos
Rutas al borde de la montaña, Tianmen Mountain
Caminando entre las nubes, Tianmen Mountain
Tianmen Mountain -ViatgeLovers.com
Tianmen Mountain -ViatgeLovers.com

Para bajar, teníamos que encontrar la estación del teleférico. El teleférico de Tianmen es el más largo del mundo. Todas las indicaciones están rotuladas en inglés, solo hay que buscar Cable Car Station. Nosotros estábamos en la otra punta cuando decidimos que era momento de volver y nos tocó andar un buen rato hasta llegar.

La odisea del Teleférico del Tianmen Mountain

Esto fue un drama ya os lo adelantamos. Llegamos a la estación y nos encontramos con una cola larguísima en zig-zag y un caos de gente y de organización. La organización del Cable Car era pésima, caótica. Nadie daba ningún tipo de explicación. No había indicaciones ni personal del parque. No sabíamos qué teníamos que hacer. Había gente en la cola, gente sentada, gente haciendo cola en otros sitios y gente colándose. Preguntábamos a gente de uniforme que había por allí y nada no nos sabían decir nada.

Esta era la cola para ponerse “a la cola” de verdad

Por suerte, unos turistas franceses nos ven allí con nuestras caras de espanto y la mujer viene a nuestro rescate. Nos dice que primero hay que ir a unas máquinas en otro sitio y sacar un papel con una letra. Por los altavoces van diciendo las letras (alfabeto occidental) que se tienen que poner en la cola. En teoría, mientras no dicen tu letra, no te tienes que poner a hacer cola. Le preguntamos cómo podíamos sacar esos tickets. Llamó a su guía que era chino y hablaba inglés. Un chico majísimo que nos acompañó a esas máquinas y él se encargó de todo. Nos dio los billetes y nos explicó cómo funcionaba el sistema. Otros turistas occidentales nos vinieron a preguntar qué tenían que hacer. Qué organización más pésima.

Teníamos como 10 letras delante. Eso eran horas de espera. Viendo la organización, nos íbamos a quedar atrapados allí hasta el día siguiente.

Primero íbamos de legales. Allí esperando nuestro turno tan inocentes pero viendo el panorama, nos empezamos a colar porque era tal la avalancha de gente que había que cuando abrían la cola, los de seguridad no podían ni controlar los billetes. Lo máximo que hacían era marcártelo y listo, ni miraban la letra.

En plena desesperación nos encontramos con un chico de Mongolia que habíamos conocido en el bus de subida, también desesperado con el tema de la cola. Le ayudamos a sacar los billetes y allí que nos metimos todos, eso parecía la guerra. Empujones, codazos y haciendo de escudo para que no se metiera nadie delante nuestro. Nos lo tomamos a risa porque de verdad que la escena era…parecíamos niñxs pequeñxs…nosotros y los chinos. Hay que recordar que son expertos en construir obras de ingeniería y en colarse así que había que meterle morro.

Cuando conseguimos entrar y nos dimos cuenta de lo que nos esperaba, casi nos da un infarto. Nosotros que pensábamos que habíamos superado lo peor, una cola kilométrica recorría el interior de la estación. Una cola en la que estuvimos casi 4 horas de pie en fila de uno (hay barrotes para que nadie se pueda colar…como se los conocen).

La cola de verdad en el interior de la estación…

Parecía que no llegaríamos nunca, pero sí, por fin entrábamos en la cabina del teleférico. Las vistas desde el interior son asombrosas!! El recorrido es fantástico, no hay momento que dejáramos de mirar al exterior. En total son más 30 minutos de trayecto pasando entre picos de montañas y casi tocando las casas de la gente.

Vistas desde nuestra cabina del cable car
Llegando a la estación del teleférico en la ciudad

Por fin en Zhangjiajie

De vuelta en Zhangjiajie, lo primero que hicimos fue parar en un restaurante porque estábamos hambrientxs. Ya era oscuro y eso que en nuestros planes iniciales habíamos pensado pasar la “mañana” en Tianmen y el resto del día visitando la ciudad…en fin, que ilusos. Al final pasamos todo el día en Tianmen Mountain. No nos imaginábamos la magnitud del lugar. Así que ya sabéis, si vais, Tianmen Mountain necesita un día completo y grandes dosis de paciencia!

 

Siguiente destino…

Al día siguiente, cambiábamos la naturaleza por la primera gran ciudad en la que íbamos a estar en China (sin contar Hong kong, claro). Chengdu nos estaba esperando.

⇒Día 15. Llegada a Chengdu y visita de la ciudad.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

 

Zhangjiajie National Park, las montañas de Avatar



Cada vez que emprendíamos una nueva etapa del viaje por China, pensábamos que iba a ser difícil superar la anterior. Esto fue lo que nos pasó con Zhangjiajie National Park. Este parque más conocido como Avatar Mountains superó todas nuestras expectativas en cuento a paisajes y naturaleza. Totalmente extraordinario. Las formas únicas de sus montañas que inspiraron la película de Avatar atrae a miles de visitantes cada año. Nosotros os contamos como lo hicimos para disfrutar de este tesoro prácticamente solos rodeados de belleza, naturaleza y tranquilidad. ¿Preparadxs?

Anteriormente…

Habíamos pasado unos días en Fenghuang, una localidad tremendamente preciosa y fotogénica. Estábamos todavía hipnotizados por la belleza de este lugar pero lo dejábamos atrás para empezar un viaje a lo mejor de la naturaleza de China en Zhangjiajie National Park. Si no lo habéis hecho, no os perdáis el link de nuestros día en Fenghuang!

⇒Día 7 (llegada medio día), 8 y 9. Fenghuang. Un pueblo de postal.

Zhangjiajie National Park (Avatar Mountains)

Cómo llegar a Zhangjiajie National Park

Nosotros llegamos desde Fenghuang. Para hacerlo, cogimos un bus desde el centro histórico donde nos encontrábamos alojadxs hasta la estación de autobuses. En el hostel nos habían escrito el nombre de la estación y el destino, Wulingyuan. Llegamos a la ventanilla, lo enseñamos, nos dieron los billetes y nos indicaron el bus.  Solo salen dos buses en todo el día. Uno a las 8.15 y otro a las 14:30h (eso cuando fuimos nosotros, lo mejor es preguntarlo en nuestro alojamiento). Tardamos unas 5 horas porque el bus para en la estación de la ciudad de Zhangjiajie 1 hora. Luego continua hasta Wulingyuan que es donde se encuentra la entrada a Zhangjiajie National Park

Dónde alojarse

Como hemos dicho la entrada a Zhangjiajie National Park se encuentra en Wulingyuan, por lo tanto es ahí donde nos tenemos que alojar. Lo ideal es buscar un alojamiento cercano a la entrada para que podáis ir andando.

Nosotros nos alojamos a 5 minutos (si llega) a pie de la entrada en Wulingyuantuniu Youth Hostel. En el hostel hablan inglés perfectamente y nos ayudaron a comprar las entradas, nos dieron un mapa y nos informaron de los mejores trekkings dentro del parque. Su ayuda fue indispensable.

El pueblo de Wulingyuan es tranquilo, rodeado de montañas, con buena temperatura y con muchos locales para probar la gastronomía local.

Wulingyuan

Cómo comprar las entradas y horario

Lxs extranjeros tienen que comprar las entradas en los alojamientos. Son unas tarjetas que sirven para 3 días. Con dos días bien aprovechados son suficientes. Eso sí depende del ritmo que llevéis y de cómo queráis visitar el parque. Si lo hacéis siguiendo las rutas del bus, no os vais a cansar lo más mínimo pero no vais a ver lo mejor del parque ni de lejos. Si vuestra opción es hacer trekking, vais a alucinar. La parte negativa es que es muy duro físicamente. Pero os encontraréis completamente solos rodeados de montañas de película. Una experiencia fascinante.

PRECIO: Compramos una entrada que combinaba la visita a Zhangjiajie National Park con Tianmen Mountain. La entrada servía para 3 días. Nosotros hicimos 2 días en Zhangjiajie National Park y 1 día en Tiamen Mountain. El precio total fueron 258 Yuans por persona. Para visitar Tianmen Mountain hay que desplazarse hasta la ciudad de Zhangjiajie (70′ en bus).

HORARIO: el parque abre a las 7am hasta las 7pm. Hay que estar antes para coger una buena posición en la cola. Cuando entras, pasas la entrada por un lector y directos al bus que necesites.

Qué llevar

Mucha agua, comida, protector solar, calzado muy cómodo y aplicación GPS para saber donde nos encontramos en cada momento. Las indicaciones escasean (o están en Chino).

Rutas dentro del parque

En nuestro hostel nos dieron un mapa gigante de Zhangjiajie National Park y antes de proponernos una ruta, nos preguntaron qué preferíamos si recorrer el parque en bus o andando. Nosotros lo teníamos claro, andando. De hecho es lo que nos recomendó. Según ella, encontraríamos mejores vistas y estaríamos solos. Y así fue.

Mapa de Zhangjiajie National Park

En algunos blogs leímos que el parque está muy masificado. Después entendimos que lo decían porque habían recorrido el parque en bus turístico. Este bus te deja en algunos miradores y hay que matarse para conseguir una foto en condiciones. El parque no está nada masificado. Zhangjiajie National Park es enorme, gigantesco, hectáreas y hectáreas de montañas extravagantes y bucólicos paisajes. Pero si solo se visita con el bus turístico que hace un único circuito, pues sí, vais a encontrar esos cuatro miradores masificados.

En general, los chinos no son de andar pero los turistas extranjeros (como nosotros) que nos encontramos también seguían el típico circuito en bus (no todos). Sinceramente, no lo recomendamos porque os vais a llevar una imagen muy distorsionada y deteriorada del parque. Recorrerlo a pie es duro, no os vamos a mentir. Todo son subidas con gran desnivel y un sin fin de escaleras, pero la magnitud de la recompensa no se puede expresar con palabras.

El bus lo utilizamos solo para cambiar de zona dentro del parque y continuar la ruta a pie. Está incluido dentro del precio de la entrada. Sí que hay que coger un bus obligatoriamente que te lleva desde la entrada hasta lo que es el parque nacional propiamente. Cuidado porque la reserva es enorme, hay que tener claro dónde queremos ir. Nosotros teníamos el nombre de nuestro destino escrito en chino, lo enseñamos a los encargados de distribuir a la gente en los autobuses y nos indicaron el nuestro. Todas la indicaciones están únicamente en chino.

Día 1

El primer día fue el más duro de los dos. Teníamos más energía y nos pegamos una buena paliza. Avisamos que estuvimos un total de 10 horas dentro del parque y casi 9 horas de trekking (sin contar descansos ni el trayecto en bus, todo subidas y muy pocas bajadas) pero el paisaje que descubrimos fue totalmente impresionante. De los dos días, las panorámicas más espectaculares las encontramos en la ruta de este día.  El esfuerzo tuvo su recompensa. Nos encontramos prácticamente solos todo el camino excepto en el tramo que cogimos el bus para visitar otra parte de la reserva. Si solo pudierais visitar el parque un día, está es la ruta que hay que hacer! Nosotros repetiríamos sin dudarlo.

Esbozo de ruta del primer día. Al final sobre el terreno, hicimos algunas modificaciones (no cogimos el cableway) y añadimos algunos caminos más.

La ruta fue la siguiente:

Desde Wulingyuan entrance bus hasta Intersection of Ten Mile Natural Gallery. Hay que tenerlo escrito en chino y enseñarlo en la entrada para que te indiquen el bus. A partir de aquí, todo subida andando. Imposible perderse. Todo se encuentra en un único camino. Las vistas por esta ruta son sorprendentes, únicas, impresionantes. Íbamos subiendo rodeadxs de las montañas de Avatar, miráramos donde miráramos, el paisaje era extraordinario. Seguramente, sin desmerecer ningún tramo de la ruta, fue donde encontramos las vistas más impresionantes. Es un lugar único en el mundo.

Empezando el camino!
Ya en la primera parte, empezábamos a vislumbrar sus peculiares formas
Interminables escaleras. Eso sí, las recorrimos completamente solos.
Pagando se puede subir de esta manera pero no vimos nunca a nadie, ni subiendo ni trabajando.

Durante la ruta pasamos por:

  • Three sisters Peaks
  • Wolong Ridge
  • Warrior Taming Horse
  • Moon Viewing platform
  • Tian-zi tower

Llegamos hasta la parte superior del parque donde cogimos un bus en Tianzi Mountain hasta Intersection of Dingxiangrong. Y allí reanudamos el trekking.

  • Pasamos por Dingxiangrong village
  • LLegamos a Fields in the sky
  • Acabamos en Soldies Gathering.

Ahora tocaba volver por el mismo camino hasta la parada de bus donde habíamos bajado. Cogimos de nuevo el bus y retrocedimos un poco más de Tianzi Mountain (la parada no tenía nombre porque las pequeñas no tienen, pero sale en el mapa, le señalamos al conductor y nos avisó). De nuevo trekking hasta Fire station donde cogimos el bus hasta la entrada (ahora salida) de Wulingyuan. Durante esta última parte del trekking pasamos por:

  • Helong park
  • Fairy dispersing flower
  • tianzi tower (de nuevo)
  • Moon-viewing platform  (repetimos)
  • Southern heavenly gate
  • Fire station (la parada de bus no se encuentra exactamente en la estación de bomberos. Hay que seguir la carretera en bajada hasta llegar a la intersección y allí está la señal del bus)

Todos estos miradores estaban muy alejados de la ruta del bus turístico por eso nos encontrábamos completamente solos. Eso sí, llegar requiere un esfuerzo físico importante.
De vuelta a la entrada nos encontrábamos con estas sorpresas

Día 2

Este día estábamos más cansadxs después de la paliza que nos habíamos metido el día anterior. Pero en nuestro hostel eran unas expertas consejeras y ya nos habían hecho una propuesta de ruta pensando en que estaríamos un poco zombies. También es cierto, que el día anterior hicimos alguna ruta de más que no nos habían marcado porqué íbamos bien de tiempo. Eso nos pasó factura físicamente pero no se viaja todos los días a China.

Primera parte de la ruta del segundo día.
Segunda parte de la ruta

La ruta del segundo día fue esta:

Desde Wulingyuan entrance bus hasta Water Winding Four Gates. Ruta a pie hasta Getting together from far away (tienen unos nombres muy cuquis) y a partir de ahí todo subida hasta Tianquiao Stop pasando por:

  • Enchanting
  • Haven Pillar (Hallelujah Mountain)
  • The greatest Natural bridge hasta Tianquiao.
En este tramo encontramos las mejores panorámicas!!
Cansadxs pero así de contentxs
Y así todo, un espectáculo brutal

Una vez llegamos a Tianquiao Stop, subimos al bus hasta una parada que no sabemos como se dice en inglés porque estaba solo en chino…pero vaya que es para subir hasta the great wall of natural. Nosotros señalamos en el mapa y el conductor nos avisó cuando llegamos.

Subimos hasta Tiambo Mountain. Esta parte está mucho más concurrida que las anteriores (nada que ver con la ruta que hicimos el día anterior…). Aquí el acceso es más fácil y además hay un teleférico (se paga a parte). Nosotros subimos a pie.

En la cima de Tiambo Mountain

Subimos y bajamos de la Tiambo Mountain a pie y luego empezamos la ruta para subir hasta el Air Corridor. Hacer las dos cosas supone un esfuerzo físico importante y más teniendo en cuenta que el día anterior habíamos agotado nuestras reservas de energía. En algunos tramos, el camino es tan estrecho que solo se puede pasar de uno en uno. El camino es muy entretenido y hasta divertido.

Subiendo al Air Corridor
Impresionantes vistas que nos encontramos por el camino

Para volver hay que hacerlo por el mismo camino. Eso quiere decir andar unas 4 horas hasta llegar a la  Water Winding Four Gates y allí bus hasta la entrada. Este último tramo es muy agradable, caminas junto al río que atraviesa el parque y está lleno de monos. Una de las estampas más bonitas que vimos fue esta.

Preciosa estampa para despedirnos del parque
El camino de vuelta fueron 4 horas de interminables escaleras

Cuando os decimos que íbamos solos por los caminos, os decimos la verdad…

Acabábamos nuestro segundo y último día de ruta por Zhangjiajie National Park agotadxs pero emocionadxs. No nos imaginábamos la maravilla que era esta reserva natural. Al contrario, pensábamos que quizás era más la fama que otra cosa, pero os aseguramos que es un lugar por el que merece hacer el esfuerzo físico que hicimos.

Cenas en Wulingyuan

En Wulingyuan hay muchos locales de comida a muy buen precio. Nosotros encontramos un par que nos encantaron. Cada día probábamos algún plato nuevo. Estábamos entusiasmadxs con la comida china! Aquí tenéis algunos de los platazos que disfrutamos, perfectos para reponer fuerzas después de un duro día de trekking por uno de los parques nacionales más espectaculares que habíamos visitado.

En este restaurante, cada vez que abrían hacían una coreografía…
Las setas en China son deliciosas, tienen para todos los gustos

Nos hicimos un homenaje el último día. Nos lo merecíamos.

Siguiente destino…

Zhangjiajie National Park nos había dejado totalmente asombradxs. Todavía estábamos saboreando las sensaciones tan maravillosas que nos había dejado. Habían sido dos días muy duros de ruta pero habían merecido la pena. Estábamos muy cansadxs pero increíblemente satisfechxs!  Al día siguiente, nos íbamos hasta la ciudad de Zhangjiajie para subir hasta Tianmen Mountain. Una obra de ingeniería admirable. Nuestro viaje por China continuaba avanzando! 

⇒Día 13. Wulingyuan (Zhangjiajie National Park)- Zhangjiajie City (Tianmen Mount)


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

 

Día 5. Yangshuo- Xiping- Yangshuo

Hoy nos vamos de excursión hasta Xiping, una localidad con mucho turismo local cercana a Yangshuo. Un pequeño pueblo rodeado de montañas bañado por el río Lijiang. Nos vamos!

Anteriormente….

El día anterior habíamos recorrido los alrededores del río Yulong en bicicleta descubriendo uno paraje idílico salpicado por montañas y el vida rural. Si todavía no lo has hecho, te invitamos a conocer este rincón de China en el siguiente link:

⇒Día 4.  Yangshuo: descubriendo la naturaleza de Yangshuo en bicicleta

Xiping

Cómo llegar a Xiping 

Desde Yangshuo es facilísimo llegar a Xiping en autobús. Para llegar a Xiping solo tuvimos que esperar en la parada de bus que nos había dicho el chico del hostel. También nos había escrito “Xiping” en letras chinas para enseñárselo al conductor. Lo cierto es que cuando paró el bus ya nos preguntó Xiping??? Y ahí que nos subimos. Habían parado dos antes pero ya nos hacían que no con el dedo cuando decíamos Xiping. Pero vaya, dos occidentales allí, estaba claro donde iban.

De camino a Xiping!

Tardamos un poco más de una hora en llegar. Para saber por donde íbamos, teníamos conectado el GPS porque no sabíamos si nos teníamos que bajar en la última parada o antes. Pero descubrimos que Xiping era la última parada así que no hay más misterio.

PRECIO: 10 yuans por persona.

Callejeando por Xiping

Llegamos a Xiping y nos dimos cuenta de que es mucho más turístico que Yangshuo. Siempre estamos hablando de turismo local. Visitar Xiping es muy fácil. Básicamente tiene un par de calles a un lado del río y otro par al otro lado y varios miradores desde donde se obtienen unas magníficas vistas del río Lijiang.

Xiping no se trata de un pueblecito tranquilo, más bien todo lo contrario. Ajetreado y lleno de turistas chinos arriba y abajo. Hay muchas tiendecitas encantadoras, puestos de comida y souvenirs. Las callejuelas son ideales para perderse. De esas en las que no puedes parar de hacer fotos de cada fachada, de la gente sentada en los portales de su casa haciendo tertulia con los vecinos, de las barquitas navegando por el río. Es turístico, cierto, pero conserva perfectamente la arquitectura tradicional.

Si se quiere, se puede hacer una cola interminable para subirse a una barquita y navegar por el río Lijiang. Nosotros lo descartamos. El turismo chino es extremadamente consumista. Se suben en todo, compran en todas las tiendas, lo prueban todo y se gastan el dinero que haga falta. Nosotros con verlos a ellxs por allí ya estábamos más que entretenidxs. A ellxs, los turistas, también les hicimos muchas fotos.

Xinping

La famosa foto de los billetes de 20 yuans 

En Xiping se encuentra el famoso punto desde donde se tomó la foto que aparece en los billetes de 20. Era muy divertido ver a todo el mundo haciendo la foto del billete delante y con el paisaje real de fondo.

En ese momento, no teníamos ningún billete de 20 y para hacer una broma entre nosotros sacamos dos billetes de 10 e hicimos la foto. Todavía nos estamos riendo recordando la reacción de la marabunta de chinos que había a nuestro alrededor. Es imposible describir con palabras toda la escena. La gente gritando NOOO, poniéndose las manos en la cabeza alarmados y todo el mundo sacando billetes de 20 para dejarnos. Como si se tratara de niñxs pequeños. Es que son taaaaaannnn majos, tan inocentes y tan buena gente!!!! La reacción era en plan “pobrecillos que no tienen el billete”. Teníamos muchos voluntarios y voluntarias dispuestos a ayudarnos. No sabíamos dónde meternos. Creo que ha sido de los ataques de risa más bestias que hemos tenido. Finalmente tenemos la foto deseada gracias a estas almas caritativas!

Fake foto!
Foto con el billete correcto!

Cena en Yangshuo

De vuelta en Yangshuo, empezamos la ruta para encontrar restaurante. Andamos arriba y abajo pero al final repetimos en el mismo que el primer día. Quedamos encantadxs con la comida y con la atención de la familia. En cuanto nos vieron, se pusieron la mar de contentxs!! Empezaba la rutina del traductor, las fotos, etc. Tanto ellxs como nosotros nos lo tomábamos con mucho humor.  Y este fue el resultado!!

Siguiente parada…

Al día siguiente cambiábamos de destino. Uno de los lugares más preciosos y fotogénicos de toda nuestra ruta por China, Fenghuang. No hay palabras para describir la belleza de esta maravillosa localidad. No os lo perdáis ❤

Fenghuang: un pueblo de postal en China


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Yangshuo: descubriendo la naturaleza de Yangshuo en bicicleta


Ahora sí que sí, hoy nos despertábamos por fin en China continental. Empezábamos nuestro viaje en Yangshuo. El día de hoy nos levantábamos dispuestxs a recorrer de punta a punta todos los alrededores de Yangshuo. Caminos bucólicos que transcurren entre medio de montañas y ríos cristalinos. El día anterior, de camino a Yangshuo subidos en el bus ya pudimos disfrutar del paisaje que rodea a esta localidad. Hoy lo haríamos en bicicleta. No te lo pierdas!

Anteriormente…

En la entrada anterior os detallamos paso a paso cómo cruzar el paso fronterizo de Futian que une Hong Kong con Shenzhen. Os lo ponemos muy fácil!

Día 3. Cruzar la frontera entre Hong Kong y China en Futian. Hong Kong-Futian Port- Shenzhen-Guilin-Yangshuo

Yangshuo, unos paisajes de ensueño 

Antes de la ruta en bici

El hostal en el que nos alojábamos Yangshuo Backpacker Youth Hostel fue de los mejores en los que nos alojamos. Bien situado, tranquilo, habitación muy amplia, camas cómodas y baño occidental. Nosotros antes de ir, le escribimos para pedirle habitación con western toilet porque no todas las habitaciones tenían. Lo mejor, nos entraba un desayuno abundante y sabroso.

Cuando bajamos a recepción a desayunar, nos atendió el propietario del Hostel en un perfecto inglés. Nos sorprendió tanto que le preguntamos el motivo. Y, efectivamente había un motivo de peso. Había estado viviendo durante más de 10 años en Australia y había estado casado con una australiana. Después del divorcio, volvió a su pueblo natal

Cuando acabamos de charlar, nos comentó que como nos alojábamos dos noches en su hostal, nos invitaba a cenar con su familia esa misma noche. Nos quedamos sorprendidxs, no nos lo esperábamos pero aceptamos sin dudar.

Disfrutamos del desayuno y nos pusimos en marcha. En el mismo hostel alquilaban bicis y motos eléctricas (en China todo el mundo va en moto eléctrica). Nosotros que somos más de matarnos físicamente nos decantamos por las bicis.

El único problemilla es que estaba diluviando. Como no sabíamos si iba a durar todo el día, aprovechamos para ir a cambiar dinero al Bank of China en el mismo pueblo. Un trámite rápido y sencillo, sin comisiones y con un cambio más que favorable. Volvimos y continuaba lloviendo pero no queríamos perder la oportunidad de explorar Yangshuo por culpa de la lluvia. Así que nos pusimos los chubasqueros y empezamos a pedalear!

De camino al Bank of China, nos encontrábamos con las magníficas vistas que tiene Yangshuo

Por suerte, el tiempo estaba de nuestra parte. Cuando llevábamos unos 20 minutos de ruta, dejo de llover. Al final, acabó saliendo el Sol e hizo un día espectacular.

Ruta en bicicleta por Yulong River

La ruta en bici está muy bien marcada y no es nada peligrosa ni por los coches (que no casi no hay) ni por las motos eléctricas. Además, tan solo el primer tramo transcurre por carretera, el resto son caminos de tierra en excelentes condiciones.

La ruta puede ser todo lo larga que uno quiera. Cuanto más lejos llegues, paisajes más vírgenes encontraras. El camino no tiene prácticamente desnivel y es muy agradable. Nosotros estuvimos más de 8 horas de ruta en bici. Pero porque quisimos. También se puede hacer menos recorrido. Llegamos que no nos sentíamos las piernas y luego teníamos cena familiar…! Pero es que el paisaje era tan absolutamente maravilloso y estábamos tan asombradxs que solo teníamos ganas de descubrir más y más.

En un primer momento, continuamos por la carretera (G321), cruzamos el puente que pasa por en encima del Yulong River y dejamos el río atrás. Llegamos hasta Moon Hill que es una montaña con un agujero en medio. No vayáis, para entrar hay que pagar. Es una tontería pagar para ver eso porque el paisaje y las montañas que se ven durante la ruta ya son lo suficientemente espectaculares. Nosotros cuando vimos el chiringuito que tenían montado pasamos de largo y continuamos explorando en bici un tramo más. A partir de aquí no seguimos una ruta muy exacta. Llegamos a un pueblecito muy pequeño donde un hombre que había sido guía turístico antes de jubilarse (se jubilan a los 60) nos estuvo dando conversación.

Volvimos hasta el puente que habíamos dejado atrás y ahora sí, reseguimos toda la ribera del río Yulong, la parte más impresionante de toda la ruta, un tesoro. Quedamos totalmente maravilladxs por inmensidad de sus montañas, bucólicos paisajes tradicionales, campesinos trabajando la tierra, pescadores navegando el río con peculiares barcas de madera y ni un solo plástico, ni un solo papel tirado en el suelo. Es increíble que lo que más nos llamara la atención era la extrema limpieza que había. Llevábamos mucho tiempo por el sudeste asiático y estábamos traumatizadxs con el enorme problema que tienen con el plástico. China no era el sudeste asiático y esto nos empezó a quedar claro desde el primer momento.

Os dejamos algunas de las imágenes para que comprobéis por vosotros mismos la maravilla que descubrimos en Yangshuo.

Cena en familia

Cuando regresamos al hostel, todavía impactados por la belleza del Yulong River, nos duchamos y rápidamente a cenar. La familia del hostel y una abundante cena nos estaban esperando!!

Pasamos una noche de lo más agradable. Aprovechamos que el hombre hablaba inglés para hacerle un interrogatorio sobre China, el nuevo gobierno y las medidas que estaba introduciendo. Y también para preguntarle por muchos tópicos sobre el país. El hombre se reía con algunas cosas que habíamos escuchado sobre China…pero es que la imagen que a veces se tiene de un lugar está tan distorsionada que nos lo creemos todo. A pesar de estar reventadxs, se nos hicieron las tantas hablando con él.

Cenando en família!

Siguiente parada….

Al día siguiente, íbamos a pasar el día a Xiping. Una localidad cercana a Yangshuo y conectada en autobús público. Una excursión de un día perfecta para hacer desde Yangshuo. No te lo pierdas!!

⇒Día 5. Yangshuo- Xiping- Yangshuo


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Penang National Park, lagartos gigantes y paisajes selváticos

Penang National Park, Malasia -ViatgeLovers.com



Penang National Park era el motivo principal por el cual habíamos llegado hasta esta zona de Malasia. George Town estaba bien pero nosotros somos más de naturaleza y un poco fanáticxs de los animales. Durante todos estos meses que llevábamos en ruta, nos habíamos convertido en unxs coleccionistas de animales de todo tipo y de todas las especies pero todavía nos quedaban unos cuantos más para la colección. Queríamos encontrarnos con el monitor lizard, uno de los lagartos más grandes del mundo fácilmente confundible con un cocodrilo. Lo conseguiríamos ver en Penang National Park?

El día anterior en George Town

Dedicamos todo el día ayer a pasear tranquilamente por George Town. Hicimos un itinerario muy completo por las calles donde se concentran el mayor número de murales, pinturas y street art en general. Os dejamos el link por si todavía no lo habéis visto!

Día 6. George Town: Cumbre del street food y del street art de Malasia.

Penang National Park

Cómo llegar

Nos levantamos temprano (hoy sí) para aprovechar al máximo las horas de Sol (no sabíamos lo que nos esperaba…). Para llegar al parque nacional de Penang, lo haríamos con transporte público. El parque está perfectamente conectado con la ciudad. No es en absoluto necesario contratar ninguna excursión o transporte privado.

El autobús que te deja en la puerta del parque es el nº 101. Tarda una hora y media y es la última parada, así que no hay que preocuparse. Nosotros no lo sabíamos y le íbamos preguntando cada dos minutos. Es que el hombre en lugar de decirnos es la última parada, nos iba diciendo not yet y nosotros venga a insistir cada vez que arrancábamos. Por suerte (para él) lo empezamos a preguntar a partir de la hora de viaje…el tiempo sí que lo teníamos controlado. Para coger el bus, preguntamos a la chica del hostel y ya está, no tiene más misterio.

Eso sí, MUY IMPORTANTE. Para que se pare el bus hay que tirarse literalmente a la carretera, que para que pase de largo te tenga que atropellar porque sino pasan de tu cara. A nosotros nos pasaron dos y eso que había más gente local esperando y todo el mundo con un enfado…al tercero nos tiramos a la carretera, teníamos la lección aprendida, no íbamos a llegar nunca!

Entrada a Penang National Park

La entrada al parque es totalmente gratuita (por el momento). Tan solo hay que inscribirse en un registro por cuestiones de seguridad y allí mismo te dan un mapa con las rutas marcadas. También informan de qué rutas están abiertas y cuales no. Por desgracia para nosotros, aquel día solo estaba abierta la que llega hasta Turtle Beach. Un detalle a tener en cuenta es que si se quiere volver en barca se tiene que contratar en la entrada del parque, no se puede hacer una vez en ruta. El trekking por Penang hasta Turtle Beach no es complicado, nos referimos a que se puede volver andando sin problema. No apuntamos el precio de la vuelta en barca pero era un dineral…

Trekking hasta Turtle Beach

Empezamos el camino un poco preocupadxs por las nubes grises que se nos venían encima…Llevábamos dos días de Sol abrasador y hoy que nos encontrábamos en medio del parque, la cosa tenía muy mala pinta…

Para no perderse por el parque es indispensable tener alguno de los mapas. Sí que hay algunas señalizaciones pero no son nada claras (las del mapa tampoco lo son pero algo ayudan). Y es que a pesar de que el resto de caminos estaban cortados, no había ninguna valla ni cartel avisando de las restricciones por lo que es muy fácil colarse.

Una vez pasamos el tramo inicial, nos adentramos en plena selva. Veníamos de Myanmar donde no quedaba ni un árbol en pie y ver de golpe tanta naturaleza junta…parecíamos dos críos pequeños con los reyes magos 😅 De verdad, que en ese momento nos dimos cuenta de cómo habíamos echado de menos estar rodeados de naturaleza. Myanmar nos había dejado en estado de shock total después de comprobar que no quedaba ni rastro de verde…terrible. Y ahora, Penang nos parecía un regalo!

El trekking transcurre entre esta maravilla de paisaje, Penang national Park -ViatgeLovers.com
Penang National Park -Malasia

El itinerario hasta Turtle Beach es precioso. Íbamos andando rodeados de vegetación, árboles centenarios, lianas y acompañados por pequeños monitos de cara blanca. No es un recorrido que requiera un gran esfuerzo físico, lo único es la elevada humedad que se experimenta dentro de la selva y los mosquitos.

Tuvimos la suerte de ver varias familias de monos de cara blanca

Seguíamos nuestro camino y a medida que íbamos avanzando, iba oscureciendo y unos nubarrones negros se iban instalando encima de nuestras cabezas. Lo cierto es que el camino transcurría entre tanta vegetación que no sabíamos si ya había empezado a llover o no.

Turtle beach

Llegamos al final del camino y…diluvio universal. Pues sí, estaba lloviendo a mares. Corrimos a refugiarnos en una especie de tejado que había. Dos días sin una gota de lluvia muriéndonos de calor y justo hoy tenía que diluviar. Esperamos un buen rato hasta que bajara un poco la intensidad (porque parar, no paró…) y exploramos la playa de Turtle Beach. El lugar es magnífico, salvaje.

Turtle Beach, Penang National Park
Turtle Beach, Penang

La playa no es apta para el baño. Nos lo advirtieron en la entrada, allí hay alguna señalización pero casi no se ve… Tampoco vimos tortugas en libertad, pero sí que nos acercamos hasta un “centro de recuperación de tortugas marinas”.

El centro de recuperación de tortugas marinas

Este es un centro muy humilde y con muy poquitos recursos pero allí estaba. Primero no nos dio muy buena espina…somos un poco delicadxs con el tema de los animales…

Solo entrar, había dos tortugas metidas en dos barriles de plástico intentando escapar como locas. El tema es que empezamos a mal pensar (qué raro) y le preguntamos al chico que estaba allí. Nos dijo que se las habían traído los pescadores porque estaban heridas. Nos enseñó que tenían el caparazón roto y era cierto, lo que pasa es que no es que tuvieran muchos recursos y quizás no “era agradable de ver”. De hecho, no cobraban entrada ni nada (tampoco cobran entrada en la entrada de Penang park), así que tampoco tendríamos porqué sospechar…

En la foto se puede apreciar que tiene la parte trasera del caparazón rota

Tenían los huevos de las tortugas protegidos y marcados para que nadie los pisara. También tenían algunas tortugas muy pequeñas que según parecía ellos llevaban hasta el mar porque muchas de ellas no sobreviven por si solas. Y, eso es cierto, nos contaron en Galápagos que igual de 100 tortugas que acababan de nacer, tan solo 4 o 5 llegaban al mar vivas. Es una especie realmente delicada.

En dos minutos ya lo teníamos visto, el problema es que no dejaba de llover en plan torrencial. Se nos empezaba a pasar por la cabeza el posible estado del camino de vuelta…

Camino de regreso desde Turtle Beach

Camino de vuelta en pleno diluvio

En cuanto vimos una oportunidad, salimos pitando, cruzando los dedos para que no se reanudara la tormenta. Bueno, no nos funcionó. La sensación era como estar debajo de una cascada, lo mismo. Nos lo empezamos a tomar con humor porque era para vernos. Por suerte habíamos protegido todo lo que llevábamos en el interior de las mochilas, teníamos el pasaporte envuelto en mil bolsas. Por cierto, ese protector de mochilas para lluvia que venden en el decatlon…no funcionó. Solo por avisar…

El camino estaba completamente embarrado y todo era como una broma ya. Empapados y de barro hasta las rodillas pero el lugar era espectacular igual!

A medio camino, encontramos una especie de caseta y nos metimos directxs. Lo único es que no estábamos solxs. Un hombre que tenía mucha pinta de psicópata estaba allí con nosotros haciéndonos compañía. Primero, nos hizo gracia con las pintas que llevaba pero cuando empezó a darnos conversación…digamos que decidimos que nos sentíamos más cómodos con cientos de litros de agua cayendo encima nuestro.  Salimos pitando.

El hombre era un holandés que vivía en Malasia hacía un montón de tiempo, que le encantaban las setas y que vivía en una cueva. Resumo mucho la conversación porque el rato ese dio mucho de si. La mirada de “voy a sacar un cuchillo y os voy a asesinar aquí mismo” era lo que más nos intrigaba. Cuando la conversación derivo en temas un poco “oscuros” (de verdad que no encuentro la palabra…) nos fuimos. Tenemos anécdotas de todos estos meses de viaje para escribir unos cuantos libros.

Así que nada, nos entró la risa floja entre la lluvia y el psicópata, estábamos teniendo un día memorable!!

Ya llegando al final del itinerario dejó de llover…! Lo bueno es que justo pudimos ver una familia de monos de cara blanca cruzando por encima de un cable. Una imagen preciosa. Los teníamos a un par de metros de nuestras cabezas por lo que los pudimos ver perfectamente con toda la tranquilidad del mundo.

Una imagen genial!!

Y….por fin lo que estábamos esperando! Una pareja de monitor lizards gigantes y su cría merodeaban por la orilla. Nos quedamos un buen rato siguiéndolos. Brutales!! Sin palabras!! Podrían pasar perfectamente por un par de cocodrilos. Un animal imponente, prehistórico. Con el día que nos había hecho, pensábamos que no lograríamos ver ninguno y allí estaban. A pocos metros de nosotros. La verdad que tenemos una suerte que no sabemos de donde la sacamos!! 

Lagarto gigante en Penang National Park -ViatgeLovers.com
Lagarto gigante en Penang National Park -ViatgeLovers.com
Lagarto gigante en Penang National Park -ViatgeLovers.com

Aquí podéis ver algunos de los vídeos que hicimos.

En algún momento parecía que iba a salir por completo del agua pero nada, hacía el amago y se volvía a sumergir. A pesar de ello, le captamos el cuerpo entero en varias ocasiones. La cría sí que estaba en las rocas, todavía muy pequeña.

La cría de la pareja de lagartos gigantes

De regreso a GeorgeTown

Hoy todavía no habíamos acabado de reír. El tema es que allí estábamos, empapadxs esperando al bus con unas pintas bastante ridículas y no pasaba nadie.. Por cierto, mientras esperábamos al bus, vimos a estos monos rebuscando en la basura. Una triste imagen que pudimos presenciar en más de una ocasión.

Parecía un lugar fantasma. Preguntamos a un chiringuito de comida que había cerca (la única presencia humana que teníamos alrededor) y nos dijo que mejor cambiáramos de posición. Avanzamos unos pocos metros y justo se acercaba uno. No era nuestro número pero nos dijo que nos subiéramos de todas maneras. Nos llevó hasta el lugar donde se encuentran todos los buses esperando. Es en la misma carretera pero se tiene que andar bastante. Por suerte, nos llevó gratis.

Lo mejor de todo es que vemos nuestro bus, corremos para cogerlo y cuando vamos a pagar, nos dice que no tiene cambio y que adiós. Nosotros flipando. Total que un buen hombre de dentro del bus nos dice que hay una pequeña tienda cerca. Nos bajamos. Nos metemos una carrera, llegamos, nos dan cambio y de nuevo a correr como locos. En Malasia, nunca sabes cuando va a volver a pasar el próximo bus, así que teníamos que cogerlo sí o sí.

Después del trekking, la lluvia, el barro y el psicópata, ahora nos faltaba ponerle la guinda al pastel, sprint de última hora. Llegamos y el bus nos estaba esperando (al menos tuvo el detalle después de echarnos de allí…) total subimos, nos sentamos y nos congelamos. Tenía el aire acondicionado nivel frío polar y nosotros empapadxs. Pues así, una hora y media de viaje.

Bajamos que teníamos escarcha en los pantalones. Eso sí le dejamos el asiento y alrededores como si hubieran tirado un cubo de agua… teníamos la ropa como si la acabáramos de sacar de la lavadora (que por cierto, ya ni nos acordábamos de qué era eso).

Cuando llegamos al hostel, fuimos directxs a ducharnos con agua hirviendo. Empezaba la operación “secar la ropa con 300% de humedad”. Teníamos trabajo.. Por suerte, todavía nos quedaba un día y medio para tomárnoslo con calma!

Penang National Park nos había encantado!! Es un lugar de visita obligada si se viaja a Malasia. Naturaleza, animales, paisajes salvajes y abruptos, playa y lagartos gigantes. Además por el momento todavía es un parque completamente gratuito aunque el loco que nos encontramos nos comentó que el actual gobernador de Penang quería cobrar entrada.

Cameron Highlands

Pasamos el día siguiente en George Town descansando, disfrutando mucho de la comida local y celebrando el cumpleaños de Jordi. Nuestro próximo destino era Cameron Highlands.  Nos íbamos a visitar las plantaciones de te. Un paisaje muy característico y casi hipnótico!

⇒Día 9. Penang-Cameron Highlands: Plantaciones de te en Malasia


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!