Kuta: surf y playas kilométricas en el sur de Bali

Playa de Kuta, Bali


En Kuta íbamos a pasar las últimas horas antes de coger nuestro vuelo hacia Hong Kong. Se nos acababa el Visado de Indonesia y con él nuestra aventura por este apasionante país. En Kuta estuvimos dos días disfrutando de su IMPRESIONANTE playa. Escogimos esta localidad porque queda a tan solo 20 minutos del aeropuerto de Bali, tiene playa y está muy bien conectada con el puerto.

Volvíamos a Bali unos días antes de nuestro vuelo de salida del país para no tener que preocuparnos por las mareas. Nos encontrábamos en Nusa Lembongan y a pesar de la corta distancia que hay entre las dos islas, solo zarpan barcas cuando hay muy buena mar. Por eso si tenéis pensado apurar hasta el último día de vuestro viaje y coger transporte marítimo en el último momento, podéis llevaros una desagradable sorpresa. Y esto sucede muy a menudo.

Anteriormente en Nusa Lembongan…

Los días en Nusa Lembongan habían sido más que relajantes. Parecía que volvíamos de un spa. Qué paz y qué tranquilidad se respira en esa isla. Nos ha encantado el ambiente, la brisa marina, la temperatura tan agradable y nuestro alojamiento. Todo había sido perfecto. Como para quedarse allí a vivir aislada del mundo. Pero como ya dije, no es una isla que tenga mucha cosa para visitar o para hacer a parte de algún tour de snorkel y visitar su vecina Nusa Penida. Es una isla para desconectar del mundo.

⇒Día 23, 24, 25. Nusa Lembongan: la más pequeña de las nusas

Kuta, ocio y surf

Llegar a Kuta

Llegábamos a Kuta en lancha rápida desde Nusa Lembongan. Parecía que íbamos a volcar en cualquier momento. La tripulación empezó a repartir bolsas de plástico para vomitar (un espectáculo). Era bastante horrible. Y eso que por dentro estos barcos parece que son ultramodernos con televisión, asientos acolchados, aire acondicionado pero en realidad no parecen muy resistentes. Así que pensando que en cualquier momento nos íbamos a marcar un Titanic, llegamos. Para desembarcar una odisea. Entre el movimiento del mar y los dotes organizativos de la tripulación, costó lo suyo pisar tierra.

Para llegar hasta Kuta, cogimos un taxi porque la aplicación del Grab no nos funcionaba. No recuerdo el precio pero está bastante cerca, no fue mucho. Kuta es un lugar sin personalidad alguna hecho por y para los turistas australianxs que van en busca de alcohol barato, comilonas y fiesta. Los restaurantes son carísimos a pesar de que hay uno en cada esquina. Nosotros encontramos alguno con un precio medio decente. También hay McDonalds, Starbucks, PizzaHut, BurgerKing, etc. Mil tiendas de souvenirs, centros comerciales y todos los locales de ocio imaginables.

Las calles de Kuta estan repletas de tiendas de souvenirs a bastante buen precio
Las calles de Kuta estan repletas de tiendas de souvenirs a bastante buen precio

La playa de Kuta

Nosotros cogimos un alojamiento normalito y pasamos los dos días que nos quedamos recorriendo su BRUTAL playa. Kuta no tiene nada, pero esa playa lo tiene todo. Una playa kilométrica, enorme, imposible acabarla. De arena fina y de atardeceres de ensueño.

Playa de Kuta, Bali
Playa de Kuta con la marea baja, Bali

Pasear por la orilla del mar a la caída del sol es casi obligatorio y lo más curioso es que nunca hay nadie. La mayoría de gente se queda en los chiringuitos y nadie anda por la orilla. A la que se acaba el “sunset” y hacen la foto para Instagram, se van a ponerse sus modelitos y a cenar en los restaurantes, discotecas, dejarse ver. No saben lo que se pierden pero mejor para nosotros. Nos tirábamos horas hasta bien entrada la noche bordeando la playa. Es magnífica.

Cuando empezaba a caer, gente local se acercaba a la playa para disfrutar de este ambiente
Cuando empezaba a caer, gente local se acercaba a la playa para disfrutar de este ambiente
Adornos hindúes en la playa de Kuta
Celebración hindú en la playa de Kuta
Celebración hindú en la playa de Kuta

Kuta, el paraíso de los surfistas

La playa de Kuta es ideal para practicar surf o para iniciarse en este deporte. La olas están en la orilla mismo, no hay que adentrarse demasiado, prácticamente no hace falta ni nadar. Hay muchos locales dispuestos a hacerte un cursillo acelerado de surf por un módico precio. No os esperéis nada profesional pero puede ser una experiencia divertida. Y estos locales son unos cracks del surf.

A nosotros este lugar nos encantó. Es cierto que solo tiene la playa, nada más. Pero para pasar unas horas antes de coger un vuelo en el aeropuerto de Bali, es un rincón perfecto. Además, el aeropuerto de bali se encuentra a tan solo 20 minutos de Kuta, mucho más cerca que de Denpassar. Nosotros cogimos un Grab y en nada y menos ya estábamos en el aeropuerto.

Lo malo de Kuta (entre otras muchas cosas) es que los alojamientos son un poco más caros que en otros lugares. Todo adaptado al poder adquisitivo de lxs australianxs. Si Kuta va a ser un lugar de paso, lo mejor es coger algo barato que esté cerca de la playa y de lugares para comer, sin más complicaciones.

Música al anochecer

Otro lugar agradable donde pasar el tiempo es el centro comercial de Kuta. Es enorme y ocupa varias manzanas justo delante de la playa. Para entrar hay controles de seguridad y detectores de metales. Dentro del centro comercial (a parte de tener aire acondicionado…importante) organizan conciertos gratuitos en un patio central que hay. Cada noche toca un grupo o un cantante distinto. Hay bancos y sillas para sentarse y la música suele ser de muy buena calidad y en inglés. Un buen plan para pasar un buen rato entretenidx y totalmente gratuito!

Música en directo en Kuta
Música en directo en Kuta

Para mucha gente, Kuta es la base para visitar el sur de Bali. Personalmente, me parece un mal lugar a no ser que sea solo para pasar un par de días de rigor…Y por supuesto, que no sea el único lugar de Bali que visitéis porque os llevaréis una imagen totalmente equivocada. Pero por otro lado, una playa mejor que la de Kuta será difícil de encontrar.

Próximo destino….

La experiencia en Indonesia se había acabado pero ahora empezaba otra nueva, China nos estaba esperando!!

Indonesia: Ruta de 30 días por Sumatra, Java, Gili, Lombok, Bali y Nusa Lembongan


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Nusa Lembongan: la más pequeña de las nusas


Después de las Gili y de pasar unos días en el norte de Lombok, nos dirigíamos a otro pequeño paraíso isleño, Nusa Lembongan. Un lugar donde parece que el ritmo se para y todo funciona lentamente, a poco a poco.

Unos días antes en Lombok…

Los últimos días los habíamos pasado disfrutando de la naturaleza de Lombok, en concreto del norte de la isla.

Día 21. Senaru (Lombok): Sendang Gile y Tiu Kelep waterfalls.

Nusa Lembongan

Cómo llegar a Nusa Lembongan

Hemos llegado a Nusa Lembongan después de pasar unos días en Senaru, en el norte de la isla de Lombok. Llegar hasta Nusa Lembongan ha sido relativamente fácil pero caro.

Primero, taxi compartido desde Senaru hasta Bangsal y después, barca hasta Nusa Lembongan. Con el precio del billete estaba incluido el traslado hasta el alojamiento. Si vais desde Bali es mucho más barato y rápido porque hay diferentes compañías que hacen el trayecto y también existe transporte público por un precio bajísimo. En cambio, solo hay una compañía privada que hace el trayecto Bangsal-Nusa Lembongan y se aprovechan a lo bestia. De haberlo sabido antes, igual hubiésemos modificado la ruta para no dar dinero a esos ladrones. El taxi hasta Bangsal, el puerto desde donde parten las rutas hacia Lembongan, nos ha costado 150.000 Rupias en total y el recorrido en barca (un atraco) 500.000 Rupias.

El principal problema fue que había unos tontos que ya habían pagado el precio y no hubo forma humana de regatear (que se puede). Además conscientes de que los habían timado, no se despegaban de nuestro lado. El hombre ya nos dijo que “ellos” habían pagado eso y que ahora no podía hacer nada. Incluso, salimos fuera con uno de los hombres pero uno de los turistas timados vino detrás, insoportable. Por culpa de este tipo de turismo, se aprovechan tanto con los precios. Hay gente que ni se plantea lo que tiene que pagar.

Despidiéndonos de Lombok

Alojamiento en Nusa Lembongan

Nuestro alojamiento fue lo mejor de Nusa Lembongan. El Kubu Sunset Guesthouse es un oasis de paz y silencio 2 minutos del sunset point view, un lugar donde presenciar las mejores puestas de sol de la isla. El hotel nos costó 150.000 Rupias la noche. La casa es de estilo hindú con una piscina espectacular y con una decoración exquisita. También tienen un pequeño restaurante con precios hiperbajos.

Kubu Sunset
Kubu Sunset

Nuestros días en Nusa Lembongan

Decimos que lo mejor de Nusa Lembongan fue nuestra estancia en el hostel y con razón. La isla en si no tiene mucha cosa y hay poco para hacer. Pero eso no le quita su encanto. Es una isla pequeña (no tanto como las Gili) y aquí se viene a descansar y a dejarse llevar por su atmósfera tranquila. Lo mejor es buscar un alojamiento que respecte este ritmo y que nos permita disfrutar de esa paz de la isla.

Snorkel

Uno de los tours de snorkel más conocidos es el manta point. Te llevan con lancha a una zona donde se pueden ver mantas fácilmente. Nosotros no lo hicimos. Sí que fuimos a preguntar y ya teníamos un precio pactado pero al final decidimos no hacerlo. No nos llamaba demasiado la atención.  Unos meses antes, en las islas Galápagos ya habíamos hecho snorkel y habíamos visto mantas a montones. No era nuestra prioridad hacer snorkel en Indonesia.

Otro tema a tener en cuenta es que el fondo marino de Indonesia es un gran vertedero de plástico. Habíamos visto algún vídeo de este tour de gente que justo lo acababa de hacer y cambiamos de idea. Supongo que también depende mucho de las corrientes. Seguramente debe haber días que el fondo marino esté impecable.

Nuestra actividad preferida…

La isla es diminuta. Nosotros nos dedicamos a pasear por las playas cuando bajaba la marea y a sentarnos para ver la puesta de sol desde el Sunset view point.

Puesta de sol desde el sunset view point. Impresionantes.
Puesta de sol desde el sunset view point. Impresionantes.
Pasear por sus acantilados es toda una experiencia
Pasear por sus acantilados es toda una experiencia

Las playas de Nusa Lembongan no son nada del otro mundo. Mas bien tirando a justitass. Es una isla muy montañosa con mucha roca y acantilados. Pero sirven para darse un chapuzón y tumbarse a disfrutar del sol (no es nuestro caso…)

A veces parece que si no hay mil actividades para hacer o para visitar, no tiene interés pero a nosotros esta isla nos pareció todo un descubrimiento. Lo que buscábamos era un lugar tranquilo y barato para pasar unos días aislados de todo y eso en Nusa Lembongan sí que lo encontramos. Es una isla para dejarse llevar, descansar, relajarse, las horas pasan despacio, la atmósfera es tranquila y todo muy zen. La isla, al igual que Bali, es hinduista y su filosofía lo impregna todo. Es cierto que, quizás, si es el principio de un viaje y estás con los niveles de energía por todo lo alto, pueda resultar un poco aburrido. Todo depende de lo que cada una busque.

Anochecer en Nusa Lembongan
Anochecer en Nusa Lembongan

Nusa Lembonga-Bali

Después de estos días tan idílicos, nos desplazamos en barca hasta Bali y pasaremos nuestros últimos días en Indonesia en el sur de la isla, en Kuta.

⇒Kuta: surf y playas kilométricas en el sur de Bali


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Senaru (Lombok): Sendang Gile y Tiu Kelep waterfalls

Sendang Gile Waterfall



Hoy nos levantábamos después de una noche más que movidita. Era Ramadan y la mezquita se encontraba justo en frente de nuestro alojamiento. NO habíamos dormido nada y estábamos molidos. Pero a pesar de ello, después de un buen café y un mega desayuno, empezamos el camino que nos llevaría hasta las cascadas de Sendang Gile y Tiu Kelep.

El día anterior llegamos a Senaru después de un viaje en barca de lo más interesante. Por la tarde, tuvimos tiempo de visitar toda la aldea y descubrir sus magníficas vistas.

Día 20. Gili trawangan-Senaru (Lombok)

Senaru (Lombok): Sendang Gile y Tiu Kelep waterfalls

Despertar en Senaru

Este lugar es fascinante. No puede ser más exótico. Estamos enamorados de nuestro alojamiento y de su emplazamiento (si no tenemos en cuenta los altavoces de la mezquita…).  Nos alojamos en  Ila Homestay. Muy básico como todos los alojamientos de nuestros viajes, perfecto para nosotros. La habitación preciosa, super limpia y con terracita privada. Solo tres habitaciones y una familia estupenda. Sin agua caliente pero ya estamos costumbrados!

Nos despertamos temprano pero tampoco hacemos un gran madrugón. Llevábamos unos cuantos y las cascadas no se iban a mover de sitio. Pero como siempre, intentamos llegar muy pronto a los sitios para no encontrarnos con nadie.

La parejita que lleva el lugar antes de darnos los buenos días ya se están disculpando por el “ruido” nocturno. En fin, si son majísimos qué les vamos a decir. Están preparando a la niña pequeña para llevarla a la escuela. El precio que habíamos pagado por la habitación era de 8 euros la noche al cambio, era tan bajo que no estábamos seguros de que nos entrara el desayuno. No tenemos tiempo ni a preguntar. Solo sentarnos en su acogedora terraza, nos enseña las diferentes opciones que tenemos para escoger. Estamos alucinando. Encima de este increíble precio, el desayuno es delicioso.

Ahora sí, con un poco más de energía, nos dirigimos a la entrada de las cascadas. Antes de salir, el chico del alojamiento nos explica bien cómo llegar y nos da algunos consejos. Llegar a Tiu Kelep es fácil y rápido, Sendang Gile, la más grande tiene algún que otro truquito y sus consejos nos fueron muy bien. Él habla muy bien inglés ya que hace de guía en el volcán Rinjani. Antes de llegar a Senaru, ya hemos estado hablando con él sobre este tema, pero todavía no nos hemos decidido.

Entrada de las cascadas

Llegamos a la entrada “oficial” y….SORPRESA. Tenemos que pagar entrada. Es error nuestro. Ayer, cuando fuimos a explorar Senaru, no había nadie en la entrada. Mas tarde, averiguamos que están solo unas horitas por la mañana y con eso ya les sobra. Así que si quieres ir a verlas, mejor ir por la tarde. Tampoco es que tengamos que pagar mucho pero este rollo que se traen de trabajar poco y timar al viajerx nos cansa un poco. Pagamos 10.000 Rupias.

Tiu Kelep y Sendang Gile por libre

En la entrada, hay un hombre que se ofrece para hacernos de guía, tampoco es que le ponga muchas ganas, le decimos que no y no insiste. La verdad que visitar las cascadas con guía es un timo de los grandes. Por eso nos sorprende que en TODOS los blogs que leímos sobre Lombok, absolutamente TODO el mundo había hecho el recorrido con un guía. Encima dicen que lo recomiendan. Supongo que  poner en tu propio blog que has tirado el dinero a la basura no queda demasiado bien. Pero te debes sentir bastante ridículo cuando ves que tienes todo el camino marcado y que le has pagado a un “guía” para que haga nada.

Primera cascada, Tiu Kelep

Antes de llegar a la primera cascada, Tiu kelep, nos encontramos con esta imagen. El prenda tiene un paquete enterito de galletas en la mano que abre cuidadosamente y se las empieza a zampar una por una con toda la calma del mundo. Nos ve pasar y ni se inmuta. Nosotros nos atamos las mochilas por si a caso, nos imaginamos de donde ha sacado las galletas…!!!

Hay que tener precaución ellos...
Hay que tener precaución ellos…

Para llegar a Tiu Kelep, la primera de las cascadas que tenemos señalizadas en el la aplicación de maps.me, hay que llegar hasta el final de las escaleras. El camino hasta esta primera cascada está totalmente pavimentado, muy fácil de llegar como veis.

Llegando a Tiu Kelep, Senaru

Hay varios desvíos pero simplemente hay que seguir recto y descender hasta el final. Ya nos la encontramos de frente. El lugar es muy bonito pero no la encontramos demasiado espectacular. Las cataratas de Iguazú han dejado huella. Nos hacemos las fotos de rigor y continuamos la ruta hasta Sendang Gile. 

Tiu Kelep, la primera de las cascadas
Tiu Kelep, la primera de las cascadas

Sendang Gile, la gran sorpresa

Para llegar hasta Sendang Gile, hay que volver a subir el primer tramo de escaleras por donde hemos bajado y coger un caminito que se desvía a la izquierda. No tiene pérdida.

Queda un poco lejos, no demasiado, pero hay que andar durante unos 40 minutos (o un poco más). No es mucho pero igual hay gente que se piensa que están al lado una de la otra. No es así. De todos modos, el camino es todo plano y solo en algún momento hay que subir algunas escaleras. El único punto un poco “complicado” es el siguiente.

Cruzar el río

Llega un momento en que no queda otro remedio que meterse dentro del agua. No es ningún drama. Cubre hasta las rodillas pero hay un poco de corriente y está lleno de piedras. Lo único que hay que hacer es ir despacio y con cuidado porque el suelo es irregular y muy resbaladizo. Otro aspecto a tener en cuenta es que siempre hay un grupito de niños que “te quieren ayudar” con la idea de que les des dinero. Uno de los niños se nos pegó como una lapa pero ya le dijimos que no money.

El río se cruza una primera vez en que simplemente hay que cruzar de una orilla a otra y después hay que meterse dentro y andar un pequeño tramo dentro del agua. En el segundo caso, el agua solo cubre por los tobillos (o un poco más) pero las piedras resbalan igual.

El niño nos acompañó hasta el final a sabiendas de que no le íbamos a dar dinero, igual estaba aburrido o tenía esperanzas de que cambiáramos de opinión. Nunca hay que dar dinero directamente a ningún menor de edad en ningún país. Es muy importante practicar un turismo responsable y este es uno de los problemas más grandes que tienen estos países. Aunque donde peor lo vimos fue en Perú unos meses antes. Muchos menores trabajando sin ir a la escuela y los turistas con cero conciencia sobre el tema.

Este es el segundo tramo que hay que recorrer dentro del río
Este es el segundo tramo que hay que recorrer dentro del río
Por fin, la recompensa final!

Una vez superado el tramo del río solo hay que seguir un caminito y sortear algunas rocas y ya nos encontramos con este espectáculo de la naturaleza. Sendang Gile es fascinante, mágica! Parece sacado de una postal. Eso sí, nos quedamos totalmente empapados en cuestión de segundos.

Sendang Gile, Senaru
Sendang Gile, Senaru

Es posible bañarse pero el agua está CONGELADA. Aunque la recompensa realmente lo vale!! Bañarse debajo de la cascada rodeadxs de tanta belleza es un recuerdo imborrable de nuestro paso por Indonesia!

Sendang Gile Waterfall
Imagen captada desde el interior de Sendang Gile waterfall

Lo mejor es que pudimos disfrutar del lugar completamente solos. Tampoco era muy temprano pero es una de las grandes ventajas de viajar fuera de temporada. Un privilegio del que pocas veces tenemos la suerte de disfrutar.

Otra más de este fantástico rincón de Senaru!

Cuando nos cansamos (por decir algo, porque nos hubiéramos quedado horas!), deshicimos el camino y volvimos a encontrarnos con los niños de antes.

La decisión final sobre el Rinjani 

Llegamos al hostal bastante cansados y es que ya no teníamos la energía de unos meses antes. Y pensándolo con la cabeza fría, decidimos no hacer el trekking de 4 días para subir al volcán Rinjani. El volcán es el principal atractivo de Senaru, pero ya estábamos satisfechxs con lo que habíamos visto y hacer el volcán sin estar a pleno rendimiento habría sido un error.

Transporte hasta Bangsal

Después de comer dos platazos de arroz frito en nuestro hostel, fuimos a buscar algún medio de transporte para llegar hasta el puerto de Bangsal al día siguiente. Después de mucho buscar y de negociar en este pueblo casi desierto, encontramos un taxi que al día siguiente iba hasta el puerto y que ya tenía apalabrado el viaje con una pareja. De modo que pagamos a medias y fue lo más barato que encontramos, 150.000 Rupias los dos.

Al día siguiente emprendíamos el viaje. Primero taxi compartido hasta Bangsal y después barca hasta Nusa Lembongan.

Dirección Nusa Lembongan

Los días en Nusa Lembongan fueron tranquilos, de playa y atardeceres de película.

⇒Día 23, 24, 25. Nusa Lembongan: la más pequeña de las Nusas


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

 

Día 20. Gili trawangan-Senaru (Lombok)



Ya nos encontrábamos en Senaru, una pequeñísima localidad al noroeste de Lombok. La isla de Lombok es muy conocida por sus famosas e inexploradas playas del sur, la mayoría de ellas para surfear. Pero nosotros teníamos otros planes. Queríamos explorar la zona norte. En concreto, las cascadas de sendang Gile y Tiu Kelep. También dejábamos abierta la posibilidad de hacer tres días de trekking para llegar hasta la cima del volcán Rinjani. Otro volcán activo de Indonesia. Ya nos estábamos convirtiendo en coleccionistas de volcanes y es que no nos cansamos nunca de explorar este fenómeno de la naturaleza.

Anteriormente, en Gili Trawangan…

Los días anteriores los habíamos pasado disfrutando de las magníficas puestas de sol de las islas Gili (entre cosas). Te dejo la entrada de las Gili para que te empiecen a entrar ganas de viajar hasta ellas…

Día 16-17-18-19. Gili Trawangan: playas, puestas de sol y cenas en la orilla del mar

Día 20. Gili trawangan-Senaru (Lombok)

Hoy nos despedíamos del personal del hotel de Gili Trawangan,  Ville Pine Tree. Nos daba tanta pena que nos dio por calcular lo que nos costaría quedarnos  a vivir en él. Mejor no haberlo hecho porque infinitamente menos que vivir en nuestra ciudad de origen…

En el hotel, como en todo el sudeste asiático trabajaban tropecientas personas para solo 8 habitaciones. Todxs super jóvenes y entregadxs. Se notaba que tenían muy buen rollo entre ellxs y había muy buen ambiente. Para nosotros eran “demasiado” amables. Nos querían hacer mucho la pelota y eso nos incomodaba bastante pero supongo que es lo que les han enseñado. Cuando llegamos, el encargado (que tendría 18 años) nos metió un rollo de que si aquí éramos todos una familia y nos dijo una frase que de tan cursi que casi nos da algo. Venía a ser algo tipo que si nosotros éramos felices ellos también. Casi salgo corriendo. Pero luego nos dimos cuenta de que eran super majos y bueno…lo deben hacer porque hay que ser realista, a muchos turistas les gusta que les den jabón todo el día.

Cómo llegar a Senaru

Llegar hasta aquí no había sido nada difícil, pero la falta de transporte público terrestre en Lombok hace que los precios suban un poco.

Barca pública Gili Trawangan-Senggigi

Este fue el primer paso. Cogimos el transporte público marítimo que va desde la Gili a Senggigi que es el puerto principal de Lombok. Este trayecto fue toda una experiencia.

Para subir, hay que comprar los billetes en la caseta que hay en el “puerto”. Cuesta encontrar, está justo encima de la arena. Lo mejor es preguntar a los locales si no la encontramos.  Los billetes se compran el mismo día. En teoría, salen barquitas cada hora pero salen cuando están llenas. Así que en cuanto el encargado de los billetes anunció la salida de la barca, corriendo que nos dirigimos a hacer cola, porque sino, es fácil quedarse en tierra.

Esperando la barca que se dirigía a Senggigi

Bueno esta barquita de madera a punto de desintegrarse no tiene nada que ver con la lancha rápida con la que llegamos a Gili Trawangan desde Ubud.

Para subir, toca descalzarse y arremangarse bien los pantalones. Nos sentamos donde podemos y como podemos con las mochilas encima nuestro porque todo el suelo está con dos palmos de agua. Conseguimos coger sitio. Los pasajeros que nos acompañan componen una imagen peculiar. Una mezcla entre turistas luciendo cuerpo con locales vestidos de manera tradicional. Todo un experimento sociológico. La barca hasta arriba de gente, bultos, maletas y paquetes. Hasta animales en jaulas llevamos dentro. No nos falta compañía!!!

Dentro de la barca dirección Lombok
Mis compañeros de viaje y yo

Cuando ya está todo el mundo sentado, emprendemos el viaje. Pero a la que empezamos a navegar, entra agua por todos los rincones y tuvimos que ir moviéndonos durante gran parte del trayecto. Hay que concentrarse mucho para no marearse. El movimiento se notaba muchísimo…quizás no tanto como en las lanchas de Galápagos pero la barca tampoco es que fuera muy resistente. Lo bueno del trayecto es que dura solo unos 30 minutos.

Cuando por fin tenemos el puerto de Sengigi en frente de nuestras narices, nos toca esperar bastante tiempo hasta que hay una buena oportunidad para llegar a la orilla. Para bajar de la barca, zapatos fuera. El agua hasta la cintura. Qué contento se va a poner el del taxi cuando nos vea así…

Taxi compartido

La playa de Sengigi es de arena negra. El norte de Lombok es territorio de volcanes y la mayoría de su costa está cubierta por arena oscura. Una maravilla de paisaje. Allí ya nos estaba esperando un conductor que habíamos contratado para llevarnos a Senaru. El taxi lo compartíamos con otro chico austriaco para rebajar costes. El pobre hombre se enfadó un poquito porque subimos al coche con los pies rebozados en arena negra…aunque nos dijo muy educadamente que había una manguera para lavarse los pies…ya era tarde. Y eso que no se percató de que teníamos los pantalones completamente mojadxs…

Y…cuando pensábamos que íbamos directos a Senaru…paradita de rigor en una agencia que organiza excursiones. Que pesadilla de verdad. Bastante teníamos los tres con mantener la compostura y no vomitarle dentro del coche después del paseito en barca.

Nos tuvieron allí un buen rato hasta que al final los tres (el chico austriaco y nosotros dos) dejamos claro que no íbamos a contratar nada bastante hartxs de tanta insistencia. Por fin, subimos al coche y, ahora sí, ponemos rumbo a Senaru.

El tramo por carretera a parte de un intercambio de experiencias viajeras con nuestro compañero, se convierte en una ruta por paisajes verdes con frondosa vegetación, palmeras a la orilla del mar, playas vírgenes de arena negra y poblados de película. Lombok nos recuerda en cierta manera a nuestros primeros días en la isla de Sumatra (con mejores carreteras, eso sí). La vegetación es totalmente exótica y cuando nos empezamos a adentrar en las montañas, terrazas de arroz mil veces más idílicas que las Bali se abren ante nosotros. Bali ya nos empieza a parecer lo mas flojo de nuestro viaje…como mínimo, lo menos interesante.

Llegada a Senaru

Senaru básicamente se compone de una carretera con pequeñas cabañas de gente local a banda y banda.  El conductor nos deja en la puerta de nuestro hostal. Un lugar entrañable. Rodeados de vegetación, en la parte más alta del pueblo donde empiezan los trekkings que se dirigen al volcán Rinjani. Es el hogar de una joven pareja y su espabiladísma peque. Solo tienen tres habitaciones por lo que la tranquilidad está más que asegurada…o no…

Solo llegar nos recibe la mujer que no habla nada de inglés pero nos enseña nuestra habitación con una gran sonrisa. Nos encanta el lugar. Todo super limpio, evidentemente no tiene agua caliente y aquí hace bastante frío por la noche pero ya estábamos acostumbradxs. Lo bueno es que preparan comida y cena por muy buen precio y unas cantidades enormes!

Cuando llegamos todavía es de día, así que nos vamos a explorar los alrededores. Y, ya que estamos, a buscar transporte para llegar hasta Sengigi al cabo de dos días. No teníamos ni idea de cómo nos las íbamos a apañar.

Senaru, verde intenso

Empezamos a andar y lo que nos encontramos son unos paisajes asombrosos, intensamente poblados con todo tipo de vegetación.

Senaru
Rodeados de vegetación, siguiendo la única carretera que pasa por Senaru

Las vistas desde lo alto del pueblo son espectaculares. De hecho todo el pueblo se encuentra en la parte alta de la montaña así que no hace falta que nos movamos mucho para disfrutar de ellas.

Esto es todo lo que vemos hasta donde nos alcanza la vista
Rincones en Senaru
Casas de la gente local, Senaru

Justo en la entrada a del camino que llevaba hasta las cascadas, hay una pequeña tienda con un balconcito desde donde se puede ver todo el valle. Nos compramos dos sopitas y nos quedamos allí admirando el paisaje. De golpe nos percatamos de movimiento justo en frente. Todos los árboles están poblados por familias de primates que saltan y corretean de un lado a otro. Hay de diferentes tipos y colores.

Aldea tradicional

Ahora que ya teníamos localizada la entrada para llegar a las cascadas, continuamos con nuestro recorrido por Senaru. Justo donde empieza la ascensión al volcán, se concentra la mayor parte de la población de Senaru. Una pequeña aldea tradicional en la que se puede entrar y pasear tranquilamente. A nosotros nos daba un poco de reparo sacar la cámara y hacerles fotos pero pronto nos dimos cuenta de que no les importaba lo más mínimo. Todo lo contrario. Vinieron a hablar con nosotros y nos estuvieron explicando un poco su modo de vida.

Aldea de Senaru
Aldea de Senaru
Construcciones en la aldea, Senaru

Por supuesto, su economía gira entorno al volcán. Muchos de ellos son guías, portadores, comerciales, etc. El cultivo de arroz y la agricultura serían también su principal fuente de ingresos, aunque la mayoría es para auto consumo.

Actualización importante sobre el volcán Rinjani

Hay que recordar que se trata de un volcán activo y que Lombok se encuentra justo en medio del llamado anillo de fuego, una zona de gran actividad sísmica. El trekking dura entre 3 y 5 días y es de dificultad media-alta.

Recientemente, en concreto el 29 de julio 2018 debido a un terremoto en el norte de Lombok de magnitud de 6,5, unos 600 montañistxs quedaron atrapadxs en los caminos del parque nacional. De hecho, ni tan siquiera saben el número exacto de personas que habían porque aunque es obligatorio registrarse para entrar, no lo es para salir. Otro tema que hay que tener en cuenta es que cuando por las noticias se habla de “equipos de rescate” hay que hacerse una idea que no tiene nada que ver con lo que tenemos en la cabeza.

Indonesia es uno de los pocos lugares del mundo donde está permitida la ascensión a volcanes activos y siempre con cero vigilancia y seguridad. Después del terremoto, los caminos del parque nacional del volcán Rinjani han desaparecido debido a desprendimientos o han quedado en mal estado. Por este motivo, se han suspendido todas las actividades de trekking. Aunque teniendo en cuenta la poca preocupación que tienen por la seguridad…no creo que tarden mucho en reabrir los caminos.

Primera noche en Senaru de Ramadan

Hoy nos esperaba nuestra primera noche en Senaru. Todo indicaba que iba a ser una noche llena de paz y tranquilidad. Pues no. Resultó ser todo lo contrario.

El tema es que nuestro alojamiento se encuentra justo delante de la mezquita del pueblo y estamos en pleno Ramadan. No dormimos en todas las noches que estuvimos allí. Es la mezquita con los altavoces más potentes que he visto (y oído) nunca. La pareja del hostel a pesar de ser musulmana (aunque no se nos hubiera pasado por la cabeza) también estaban cansados de tanto volumen…fiesta toda la noche. Solo paraban un par de horas y de nuevo a cantar. Tenían los altavoces tan extremadamente altos que no podíamos ni mantener una conversación dentro de la habitación. Como dormir dentro de una discoteca.

Pero no os penséis que solo teníamos fiesta por la noche. Durante el día tocaba practicar. Volumen a tope y hasta que conseguían regular el micrófono para que no se acoplara el sonido te podían sangrar los oídos varias veces.

Aquí tenéis algunos de los ensayos durante el día….

Al día siguiente, los propietarios se disculparon y nos comentaron que a ellos también les afectaba bastante. En fin, eran tan majos que hicimos ver que no pasaba nada…Digamos que muy practicantes no eran. Al final todo forma parte de la aventura.

Cascadas en Senaru

Al día siguiente iríamos a visitar las cascadas de Senaru y teníamos que decidir si finalmente hacíamos el trekking del volcán Rinjani o no.

⇒Día 21. Senaru (Lombok): Sendang Gile y Tiu Kelep waterfalls.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

 

 

Gili Trawangan: playas, puestas de sol y cenas en la orilla del mar

Sunset Point en Gili Trawangan



Llegábamos a las islas Gili después de unos días muy intensos por Indonesia y estábamos deseando relajarnos y no hacer NADA! De las tres islas Gili, escogimos la Trawangan. No por nada en concreto, la verdad. En realidad, buscando hoteles, encontramos uno ESPECTACULAR  en Trawangan y de cabeza que fuimos!

Nuestro anterior destino había sido Ubud, en la isla de Bali. En esta entrada os detallamos nuestro recorrido por las terrazas de arroz y las cascadas:

⇒Día 14. Ubud-Tegenungan Waterfall- terrazas de arroz Tegallalang- Ubud

Día 16-17-18-19. Gili Trawangan

Cómo llegar a Gili Trawangan

La conexión desde Bali es inmejorable. Nosotros compramos todo el trayecto desde Ubud por 200.000 Rupias. Nos pasaron a recoger por el hostel en coche. Éramos los únicos pasajeros (no sabemos el motivo) y nos llevaron hasta el puerto. Allí esperamos a que saliera nuestro barco y en marcha!

Fuimos en lancha rápida. El barco estaba bastante bien (o eso parecía). Los barcos que hacen este trayecto tienen muy mala fama, pero lo cierto es que nosotros no vimos nada extraño.

Una vez llegas, hay que ir andando hasta el hotel porque los vehículos de motor no están permitidos en la isla. También se puede ir en carro de caballos. Nosotros fuimos andando. Lo de los caballos nos daba más pena que otra cosa.  Hay que decir que la isla es diminuta y se puede ir andando a cualquier punto.

Momento de la llegada a las Gili

Otro tema a tener en cuenta es que si vais cargados con maletotes de ruedas vais a pasar un mal rato. La única opción será coger un carro de caballos y negociar el precio.

Muchos viajerxs optan por el carro de caballos para llegar hasta los alojamientos

Cómo moverse dentro de Gili trawangan

Lo mejor es hacerlo a pie. Mucha gente alquila bicis, cosa totalmente innecesaria porque repetimos, la isla es MUY PEQUEÑA. Además la bici tiene un grandísimo inconveniente. La mayor parte de caminos transcurren por arena y es imposible circular con la bici, así que la mayoría de viajerxs iban andando y tirando de ella. En el alojamiento nos insistieron para que alquiláramos una bici, pero ni caso.  Al final se convierte en un estorbo.

Alojamiento

Este fue el mejor alojamiento de todos los meses que estuvimos en ruta. ESPECTACULAR. Lo recomendamos 100%.  Lo reservamos a través de Booking.com después de ver los comentarios y la notaza que tenía, acertamos de pleno. El Hotel es el Ville Pine Tree . Un hotel muy tranquilo, donde relajarse y disfrutar de la paz y de la tranquilidad de la isla. Si queréis fiesta no es el lugar. Solo tiene 8 habitaciones, todas situadas alrededor de una piscina. La arquitectura y la decoración están pensadas para integrarse por completo en el paisaje. Y nuestra habitación….sin palabras. Un lugar para quedarse a vivir.

Nuestra piscina…

Una grata sorpresa

Nos sorprendió taaanto. La isla no está asfaltada, la gente vive en casas sencillas, los caminos son todos de arena y el interior está lleno de vegetación. Los animales de granja sueltos en medio de los caminos. Nos gustó este toque auténtico. Además, nuestra estancia en las Gili coincidió con la celebración del Ramadan y por la noche después de rezar en la mezquita, familias enteras iban a cenar a la playa. A pesar del turismo, conservan sus costumbres y la originalidad de la isla. Nos esperábamos un lugar masificado. Lleno de hoteles, chiringuitos y discotecas. Todo lo contrario a lo que realmente es.

Las cabras andaban sueltas por allí

Qué visitar

Es difícil decir lugares concretos porque al final todo son playas, puestas de sol, snorkel y cenitas relajadas. No hay mucho más para hacer. La isla no es un lugar sobre-explotado urbanísticamente. No hay grandes hoteles, ni apartamentos. De hecho todas las construcciones son de una sola planta. La mayoría son bungalows. Una arquitectura muy respetuosa con el paisaje. En la zona del “puerto” que no es un puerto, sino es la zona de la playa donde llegan las lanchas, hay algún bar tipo pub pero poco más. Una cosa que no se nos debe olvidar es que las Gili son musulmanas y eso se nota en este tipo de cosas. Aunque no hay problema para adquirir y consumir alcohol.

Las playas de las Gili no son gran cosa. Sí que son de arena pero muy estrechas y llenas de piedras, rocas y coral seco. Eso hace que entrar al agua se convierta en todo un espectáculo de entretenimiento. Nosotros no la encontramos nada masificada. No era temporada alta pero no creo que se convierta en un infierno en verano. La mayoría de veces estábamos solos en muchos tramos de playa.

Lo mejor es ir bordeando la isla por la costa andando (1 hora) y que escojáis el rincón donde os sintáis más comodxs.

Rodeando la costa, nos encontrábamos con paisajes como estos…

Si hay que destacar algunos lugares serían los siguientes:

La zona del “puerto”

Es la parte de la isla que está más acondicionada para el baño. El agua está más transparente y no hay tanta piedra. La zona de la playa también es más amplia y de arena fina.

Tortoise point

El tortoise point no es un punto exacto. Es un tramo bastante extenso donde se pueden ver tortugas marinas. Nosotros no vimos nada, pero una pareja de argentinos con los que coincidimos sí que consiguieron ver una. En todos los alojamientos alquilan equipos de snorkel si no tenéis el vuestro. También tenemos que decir que no le pusimos mucho empeño…que no es por desmerecer pero después de hacer snorkel en las Galápagos, todo nos sabía a poco.

Sunset Point

Este hubiese sido nuestro rincón preferido de la isla, si no fuera por un pequeño detalle. La puesta de sol es brutal. De las mejores que hemos visto (y hemos visto MUCHAS).

Sunset Point en Gili Trawangan
Sunset Point en Gili Trawangan

Lo único negativo es el tema de los caballos. Algunos hombres locales llevan allí a los caballos para que los turistas se hagan la foto con el caballo dentro del agua. Los caballos odian el agua salada por no decir que no llevan ni protección en las patas ni nada y esa zona esta llena de rocas. Tampoco llevan montura y están extremadamente delgados. Ver como los fuerzan para meterlos dentro del mar es horrible y los últimos días ya ni fuimos por no verlo. Cada vez que veo una foto de estas en alguna cuenta de Instagram se me revuelve todo.

Otra de muchas…

Qué hacer en Gili Trawangan

A parte de la actividad principal que sería pasear, comer y tumbarse en la playa, también se pueden hacer tours de snorkel y excursiones de un día a las otras Gili. Nosotros no hicimos ningún tour, pero puede que estén bien.

Digamos que decidimos pasar los días disfrutando de las comodidades del hotel, entre piscina y zumos naturales y dando paseos por la playa al anochecer. El plan no suena nada mal, verdad? Necesitábamos un break (largo), cuando se acabó, nos dio mucha pena irnos!!

Para comer y cenar normalmente nos quedábamos en el hotel o nos íbamos a un restaurante que encontramos en la zona principal de playa (llegada de lanchas) que estaba MUY bien de precio. La mayoría de restaurantes sirven marisco y pescado fresco pero a un precio que podría ser equiparable al de Barcelona totalmente. Nosotros pasamos del tema y optamos por noodles, arroz, comida local, etc. Lo bueno es que cenábamos en la misma playa con el mar casi tocándonos los pies por un precio irrisorio.

Siguiente destino: Lombok

Lombok sería el siguiente rincón de Indonesia a explorar.  No teníamos muy clara la ruta por la isla y estábamos un poco condicionados por la duración del visado (30 días sin posibilidad de renovar). Una vez en Lombok, decidimos quedarnos en el norte y nos desplazamos hasta la remota localidad de Senaru. Una experiencia fantástica!

⇒Día 20. Gili trawangan-Senaru (Lombok)


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!