Día 29. Pekin: Ciudad Prohibida y Plaza Tianmen

Ciudad Prohibida de Pekin -ViatgeLovers.com



Este era el último día completo de nuestro viaje a China por Libre. Nos daba mucha pena abandonar este país del que tanto habíamos aprendido, pero una nueva aventura nos estaba esperando….

Por supuesto, nuestro último día iba a ser intenso al igual que el resto. Íbamos a aprovechar hasta el último momento y empezábamos por dos de los rincones más conocidos y representativos de Beijing, la Ciudad Prohibida y la mítica Plaza de Tianmen. Para entrar a ambos lugares hay que pasar férreos controles de seguridad que se traducen en colas larguísimas. Te contamos nuestra experiencia y todos los detalles en esta entrada 👇👇👇

Anteriormente…

El día anterior visitábamos la Gran Muralla China en Mutianyu. Escogíamos este tramo de la muralla por estar más alejado de Pekin y, por lo tanto, no tan masificado como lo están otros tramos más próximos. Llegar nos tomo 2 horas en transporte público pero mereció muchísimo la pena! Os contamos paso a paso cómo llegar!

⇒Día  28. Pekin: la Gran Muralla China en Mutianyu

Pekin: cómo visitar la Ciudad Prohibida

Hoy teníamos muy claro que iba a ser un día intenso y que íbamos a necesitar mucha paciencia para superar todas las colas que tendríamos que hacer en los accesos…

Cómo comprar las entradas

Antes de que abrieran, nos plantamos en la entrada de la Ciudad Prohibida. Llegamos a recinto y nos encontramos con una masa enorme de gente haciendo algo parecido a una cola.

Nosotros como no teníamos ni idea de lo que teníamos que hacer, uno de nosotros se puso a hacer cola y el otro se fue a investigar cómo comprar las entradas.

Si eres chino/a no hay problema. Hay unas casetas y se compran las entradas con su super WeChat leyendo un código QR con el móvil. No tienen ni que hacer cola. Nosotros fuimos preguntando y alguien nos señaló una caseta que estaba ya dentro del recinto, al cual todavía no se podía acceder porque estaba cerrado. La vimos desde fuera. A mano derecha hay una caseta donde pone un cartel en inglés “Comprehensive service window”. Para comprar las entradas, teníamos que esperar a que abrieran las primeras barreras, comprar las entradas en esta caseta y después hacer cola para el control de entradas.

Aquí hay que comprar las entradas -ViatgeLovers.com
Mientras esperábamos a que abrieran estaban haciendo esta formación que parece militar pero en realidad son los trabajadores de la Ciudad Prohibida

Entrar en la Ciudad Prohibida

En principio, hay que enseñar el pasaporte en este primer control, pero cuando abrieron las vallas, eso fue una estampida. Nosotros corriendo como locos a la caseta para extranjeros. Cuando llegamos, nos dimos cuenta de que solo estábamos nosotros y un par de personas más…!

En medio del follón, vimos a lo lejos a la misma pareja de italianos con los que el día anterior habíamos coincidido en el trayecto para llegar a la muralla china en Mutianyu. Los fuimos a rescatar porque con el caos que había no sabían donde tenían que ir. Los colamos en la zona de venta de entradas (hay que ayudarnos entre viajerxs…aquello era la guerra). Luego, fuimos directos a hacer cola para última barrera que teníamos que pasar. Allí te validan la entrada y también hay que enseñar el pasaporte (aunque ni te lo miran). Hay que echarle morro en la cola porque los chinos son expertos en colarse. Nosotros hicimos como ellos. En un momento, estábamos los cuatro al pasando el último control. De lo contrario, creo que no hubiéramos entrado nunca!

Para resumir:

⇒Primero hay que comprar las entradas en una caseta que queda a mano derecha de la entrada.

⇒Después hay que hacer cola para validar la entrada y enseñar el pasaporte. Una vez superado este segundo control ya te encuentras dentro del recinto.

PRECIO: 60 yuans.

HORARIO: 8:30-17:30 Cierra los lunes.

Dentro de la Ciudad Prohibida

Una vez dentro, es taaaaaannn grande que a pesar de que haya mucha gente, no es tan agobiante como imaginábamos. Os avisamos de que es ENORME!!! Hay infinidad de edificios y salas para visitar. Algunas de ellas hay que pagar entrada a parte para verlas. Nosotros no entramos en ninguna de ellas, con lo que se puede visitar sin pagar de más ya teníamos suficiente.

Tardamos unas 3 horas en visitarlo todo. Por suerte estaba “nublado” y el sol no picaba mucho. Claro que aquí no sabes si son nubes o está a tope de contaminación…parecía más lo segundo. Poco deben ver el Sol en Pekin.

es la primera imagen que se obtiene cuando entras en la Ciudad Prohibida
Ciudad Prohibida de Pekin -ViatgeLovers.com
Estos ciervos los tenían encerrados en uno de los recintos con no se sabe qué función…

Pekín: cómo visitar la Plaza Tianmen

Vaya follón para entrar en la plaza Tianmen! La plaza de Tianmen esta muy cerca de la Ciudad Prohibida por lo que es buena idea combinar estos dos lugares en un mismo día, se llega andando en 5 minutos.

Para entrar en la plaza hay que hacer una cola enorme al otro lado de la carretera y solo se puede hacer después de pasar un estricto control policial y atravesar un túnel subterráneo. El tema es que la cola es un caos, hay que tener paciencia porque avanza muy lentamente.

Llegando al control policial

Una vez se supera el control policial, si se baja por las escaleras que quedan a mano izquierda se llega a la plaza Tianmen pero si se continua recto, se vuelve a entrar a la Ciudad Prohibida por otra de las múltiples entradas que tiene.

Nosotros no lo sabíamos porque básicamente es una masa de gente que nos llevaba y la primera vez que pasamos el control ni vimos las escaleras que bajaban al paso subterráneo. Continuamos recto y cuando vimos que volvíamos a estar a las puertas de la Ciudad Prohibida casi nos da algo. Tuvimos que salir por otra puerta y volver a hacer cola. Por lo que si queréis ir a Tianmen, hay que hacer la cola que queda más a la izquierda posible porque luego es imposible rectificar. Por suerte, no tuvimos que volver a pagar en la Ciudad prohibida porque era la primera parte donde todavía no hay control de entradas.

Ya que nos encontrábamos en la otra entrada de la ciudad prohibida, aprovechamos para hacernos algunas fotos

La Plaza Tianmen conocida por la triste matanza de estudiantes que protestaban en contra del régimen en 1989 no tiene mucha cosa a parte de encontrarse en medio de un lugar con un peso histórico brutal. Lo que también se sentía ese día era la contaminación que se traducía en una niebla grisácea que impedía ver con claridad a lo lejos.

Una cosa que nos había sorprendido de China eran las poquísimas banderas que habíamos visto. Pensábamos que la exaltación nacionalista se traduciría en banderas gigantescas en cada rincón, pero nada más lejos de la realidad. Esta era la segunda bandera que encontrábamos en todo el viaje. La primera en Chengdu. En Turquía era mucho más exagerado por no hablar de otros países como Estados Unidos.

Plaza Tianmen -ViatgeLovers.com
Plaza Tianmen -ViatgeLovers.com

Alrededor de Tianmen se encuentran edificios con mucho peso como el museo nacional o el mausoleo de Mao. Nosotros no fuimos a ninguno de ellos porque estábamos cansados de hacer colas infinitas.

Probando el Pato Pekinés

Después de este intenso día, para cenar teníamos apuntados varios restaurantes conocidos por cocinar el famoso pato pekinés. Nosotros no es que seamos unos fans de este plato, pero ya que nos encontrábamos en Pekín. Fuimos al hostel a darnos una ducha y medio “arreglarnos” porque el restaurante era un poco de calidad…pero en fin…nuestra ropa era más de batalla…

Llegamos al restaurante y parecía de lujo, dábamos un poco la nota pero vaya que nos daba igual todo a nosotros. El restaurante se llamaba Quanjude Roast Duck Restaurant. Nos sentaron en una mesa enorme y teníamos un camarero para nosotros solos. Este restaurante nos lo habían recomendado conocidos que viven en Pekín que también nos habían dicho qué plato pedir.

Te lo cortan allí mismo y dibujan una flor en el plato. El pato lo sirven con muchos acompañantes, todo tipo de verduras y salsas. Además el camarero nos hizo una demostración de cómo se deben comer los filetes. Se tiene que hacer como un saco con un trozo fino de carne, miel y las verduras con las que viene acompañado. 

Con un poco de carne hacían esta rosa, el resto te lo preparaban en pequeños fogones para que no se enfriara

Para acabar nuestro último día en Pekín y en China, fuimos a pasear por la zona comercial de Liulichang hasta que nos cansamos!

Siguiente parada…

Al día siguiente emprendíamos nuestro vuelo de regreso. Esta impresionante ruta por China había finalizado pero todavía nos quedaba un país más por visitar antes de finalizar nuestra vuelta al mundo. Jordania nos estaba esperando!! Un país radicalmente diferente a todo lo que habíamos visto hasta el momento cargado de contrastes, paisajes, historia y de hospitalidad.

⇒Jordania: recorriendo Jordania por libre en coche.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Pekin: Dongxijiaomin Hutong, Qiongdao Island, Houhai park

Anteriormente…

Habíamos estado en Datong con una llegada un tanto accidentada visitando el Monasterio Colgante Xuankong. No te pierdas este fascinante lugar!

Día 24. Datong: Templo Colgante Xuankong Si

Día 1 en Pekin

LLegada

Llegábamos con tren nocturno desde Datong, metro y paseito con mochilas hasta nuestro alojamiento.

Pekin -ViatgeLovers.com
Nuestro último tren nocturno en China
Buscando nuestro alojamiento en el hutong

Alojamiento

Buscando alojamiento en Pekin los días anteriores, ya nos habíamos dado cuenta de que los precios de Pekin no tenían nada que ver con el resto de China. Unos precios muy inflados para unos alojamientos más bien justitos.

Nos alojamos en Beijing Sunrise Youth Hostel Beihai Branch. Era lo que más se ajustaba a nuestro presupuesto teniendo en cuenta calidad-precio. La ubicación era buena. Pudimos ir andando a la mayoría de lugares y teníamos un metro más o menos cercano.

En este alojamiento fue el primer lugar donde pudimos pagar con tarjeta de crédito. Hasta el momento no habíamos podido utilizar nuestras tarjeta en absolutamente ningún alojamiento o comercio.

Dongxijiaomin Hutong

Después del check-in y descansar dos minutos, nos pusimos en marcha. Lo primero que íbamos a visitar era el Dongxijiaomin Hutong. Este es uno de los más grandes y también de los más visitados y comerciales.

Dongxijiaomin Hutong

Una aclaración que hay que hacer es que los hutongs de Pekin como tal los están echando a tierra o les están haciendo un lavabo de cara. Nuestro alojamiento se encontraba en un hutong también mucho más “real” que éste pero han construido paredes que rodean todo el vecindario y quedan encerrados dentro de estos muros que son muy bonitos, nuevos y con puertas y techos al estilo tradicional, pero si encuentras alguna puerta abierta y miras dentro podrás ver las auténticas calles caóticas y las casas donde realmente vive la gente. Hicimos algunas fotos pero no se aprecia bien del todo.

Interior del hutong

En el Dongxijiaomin Hutong sucede exactamente lo mismo. El auténtico hutong está encerrado dentro de unas paredes nuevecitas impecables que imitan la arquitectura tradicional china. Con esto no queremos decir que no valga la pena, la verdad que a nosotros nos gustó. Este en concreto tiene un par de calles principales con muchos locales y comercios dedicados al turismo local. Hay un montón de heladerías que elaboran auténticas obras de arte. También tiendas de comida, souvenirs, etc. El ambiente es genial. Calles muy animadas y con mucha actividad.

Uno de los múltiples locales donde preparan pato pekinés
Aunque no lo parezcan, esto son helados ❤
Bombas con forma de helado!!

Este hutong en concreto tiene una gran extensión y vale la pena andar y alejarse un poco de las partes más concurridas.

Las bicicletas y las motos eléctricas son muy populares en China

Qiongdao Island

Del hutong nos fuimos andando por la avenida principal hasta llegar a Qiongdao island. Antes de llegar, aprovechamos para comprar algo de comida y de bebida y paramos un rato porque estábamos completamente asfixiados. La humedad en Pekin era mucho más elevada que en el resto de localidades en las que habíamos estado. Era medio día y prácticamente no se podía ni estar en la calle…calorazo. Encontramos una sombra y allí que hicimos el pícnic y aprovechamos para refrescarnos un poco.

Este era nuestro compañero de pícnic

Qiongdao island es un parque muy agradable y tranquilo que se encuentra muy cerca del hutong que habíamos visitado. Forma parque de un lago y un parque muy grande que ocupa gran parte del centro de Pekín.

Tanto al hutong como al parque llegamos andando. De hecho, no cogimos el metro en todo el día.

Houhai park

Este es el parque y el lago gigante donde se encuentra Qiongdao Island. Recorrimos gran parte andando. Alrededor del lago, hay muchos grupos de gente joven, jubilados haciendo deporte, parejas y también muchos pubs y bares musicales.

Alrededores del parque
En el parque también hay esta especie de góndolas que te dan un paseo por sus canales

Los habitantes de esta mini isla son los patos del lago…esperemos que no sean los mismos que se comen después…

Cena en el mercado

Volvimos andando hasta la zona donde nos alojábamos. Era bastante tramo pero a nosotros nos gusta andar y conocer otras partes de la ciudad. Cerca de nuestro alojamiento, había un mercado interior con un supermercado enorme que nos encantaba y muchos puestos de comida. Allí cenamos más de un día porque lo teníamos cerquita y porque había mucha variedad gastronómica.

Cena el primer día en Pekin!! Desde Xian que no probábamos los deliciosos Biang Biang…aunque no eran tan espectaculares como los que probamos en Xian…

Valoración del primer día en Pekin

Nuestro primer día en Pekin finalizaba y para ser sinceros, así como TODO lo que habíamos visto hasta el momento nos había sorprendido, lo de hoy nos había parecido un poco “flojo”. Mucha contaminación que no habíamos visto en el resto del país, no tanta como en Vietnam, pero el cielo “nublado” y la niebla grisácea siempre presente en el ambiente.

Por otro lado, era la primera vez que nos encontrábamos con una gran cantidad de gente occidental. Mochilerxs, turistas, gente de negocios, etc. inundan las aceras del centro de Pekin.

Siguiente parada…

Al día siguiente, continuábamos explorando la gran capital de China. Le íbamos a dar otra oportunidad. Nos desplazábamos hasta el Palacio de Verano y también la zona olímpica. Os lo contamos en esta entrada:

⇒Día 27. Pekin: Palacio de Verano y zona Olímpica


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Chengdu: llegada y ruta por la ciudad


Hoy llegábamos a Chengdu un poco desorientados después de pasar toda la noche de tren nocturno. Era nuestra primera gran ciudad en China (sin contar Hong Kong) nosotros que somos más de montaña y animalitos no teníamos claro qué nos íbamos a encontrar, pero en China todo eran sorpresas. Nuestro objetivo en Chengdu era conocer los osos panda y visitar el Buda de Leshan. En nuestro primer día, después de encontrar el alojamiento ( que nos costó lo nuestro…), empezamos a recorrer la ciudad ¡No te la pierdas!

Anteriormente…

El día anterior habíamos estado visitando la montaña de Tianmen, toda una obra de ingeniería en lo más alto de una montaña espectacular. Os contamos todos los detalles para llegar por libre en este link 👇👇👇

⇒Día 13. Wulingyuan (Zhangjiajie National Park)- Zhangjiajie City- Tianmen Mountain

Día 15. Llegada a Chengdu y visita de la ciudad

Alojamiento en Chengdu

Nos alojamos en el 2030 Hostel. Era el piso de una mujer mayor y su nieto que alquilaban las dos habitaciones que tenían vacías. La habitación era genial. Amplia, cómoda, limpia y con aire acondicionado. Compartíamos baño y cocina. Todo en muy buen estado y muy limpio. El único problema lo tuvimos para encontrarlo. Muy complicado.

El apartamento se encontraba dentro de un mega recinto de edificios, un tipo de construcción muy común en China. Después de dar mil vueltas alrededor de la localización que nos decía el GPS a las 7 de la mañana, nos dividimos para probar suerte porque no había manera. Por fin, Jordi encontró a alguien por la calle que le acompañó hasta la entrada (teníamos la dirección y el nombre escrito en chino), allí el conserje le confirmó que estaba en el lugar correcto. Vino a por mi (Ester) y nos dirigimos a esa especie de parquing abandonado del que nunca habríamos dicho que era la entrada de los mega edificios que ocupaban toda una manzana (a la que no parábamos de dar vueltas…). En fin.

Subimos mil pisos con el ascensor y por suerte nos encontramos con un chico que hablaba bastante bien inglés, que ilusión nos hizo! Era nuestro anfitrión, con su abuela no tuvimos mucha conversación como podéis imaginar…

Qué visitar en Chengdu

No teníamos muy claro qué visitar en esta enorme ciudad pero por suerte nuestro anfitrión nos dio un mapa y nos propuso varias rutas para hacer. Os las detallamos!

Chengdu para ser una ciudad tan grande no nos pareció en absoluto agobiante ni ruidosa. Será que comparado con Barcelona, todo nos parece un remanso de paz. Los coches y las motos son eléctricos en su mayoría y pasear por avenidas enormes de 4 carriles y no escuchar un solo ruido de coches ni acelerones de motos es algo a lo que una se acostumbra rápidamente…!

Para movernos por Chengdu utilizamos el metro (poco, un par de veces) la mayor parte del tiempo andamos y andamos y andamos. Avisamos que las distancias son grandes, pero nosotros somos así. Si lo preferís, el metro llega a todas partes.  

1. Whenshu Monastery

Este monasterio es de los más grandes y encima nos quedaba cerca de casa. Nos acercamos andando.

"<yoastmark

Whenshu Monastery, Chengdu

"<yoastmark

"<yoastmark

2. KuanZhai Alley district

Toda esta zona es la parte histórica con edificios y casitas tradicionales. Muy agradable para pasear. También hay muchos comercios y mucha actividad. Es un lugar muy turístico (turismo local) dentro de Chengdú pero precioso. Todo muy cuidado al estilo antiguo.

KuanZhai Alley district, Chengdu -ViatgeLovers.com
KuanZhai Alley district, Chengdu -ViatgeLovers.com
KuanZhai Alley district, Chengdu -ViatgeLovers.com
El arte de limpiar las orejas es milenario en China, era curioso de ver como lo hacían..aunque suene un poco rarito
El ritual del te en China, fantástico!!
KuanZhai Alley district, Chengdu -ViatgeLovers.com
Demostración del ritual del té, Chengdú
KuanZhai Alley district, Chengdu -ViatgeLovers.com
Todavía se conservan puertas centenarias como esta, KuanZhai Alley district, Chengdu

A partir de aquí hicimos el resto de la ruta andando!

3. People’s Park

Nos encanto este lugar, os contamos por qué. Es un parque completamente tomado por la tercera edad. En cada rincón hacían actividades de todo tipo y de lo más variado. La tercera edad en China tiene mucho peso y son muy activos. Siempre te los encuentras a las 6 de la mañana haciendo deporte en grupo y se pasan el día en la calle haciendo vida social. Un planteamiento que nos pareció maravilloso.

En este parque había hordas de ancianos y ancianas (muchos con silla de ruedas y movilidad reducida) jugando a juegos de mesa, escribiendo poemas (alucinamos), otros escribían también poemas en el suelo con pinceles gigantes mojados en agua, otros leyendo en voz alta, dibujando y sobretodo bailando y cantando que es lo que más les gusta. No os penséis que lo hacían de forma individual o aislados, para nada. En cada zona había como 50 o 60 personas y no era una cosa preestablecida o dirigida. Esto no solo lo encontramos en Chengdu pero al verlo tan a lo bestia nos impacto y nos encantó. Qué suerte sentirse así de acompañado durante la vejez.

Nos sentamos un buen rato observando este fenómeno que ya nos gustaría para nuestras ciudades. Una vida tan activa y social, en la calle, no encerrados, pensada para este frágil grupo social, para su felicidad y en comunidad, en grupo, acompañados. Esta idea habría que exportarla. Era fantástico.

People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
Esta mujer y la Pocahontas de detrás lo estaban dando todo!! People’s Park in action, Chengdu
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
Lo que más les gusta es bailar! Había baile para todos los gustos!
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
People’s Park Chengdu -ViatgeLovers.com
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
Como veis, hay actividades para todos los gustos
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
Os hemos dicho ya lo deportistas que son los jubilados chinos????
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
Este hombre escribía poemas (o eso creemos) con agua en el suelo. Es una actividad muy característica en China
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
People’s Park, Chengdu -ViatgeLovers.com
People's Park in action, Chengdu -ViatgeLovers.com
Jordi camuflado entre la multitud intentando descubrir a qué jugaban….

4. Tianfu Square

Es la plaza principal de Chengdu. Nos hicimos mil fotos con el monumento a Mao y la bandera. De hecho, era la primera bandera china que nos encontrábamos en todos los días de viaje. Y solo nos encontramos una más, en Beijing. Esto nos sorprendió porque nos esperábamos un país repleto de banderas enormes y exaltación nacionalista al más puro estilo de Turquía, pero ni rastro de banderas.

Tianfu Square, Chengdu
Tianfu Square, Chengdu

En la misma plaza hay dos museos que son gratuitos. Entramos y eran muy interesantes!

Continuamos a pie por una zona más nueva, el distrito comercial de Chunxi Road.

5. Chunxi Road

Toda esta área esta repleta de tiendas de high level. Primerísimas marcas de ropa, maquillaje, bolsos, zapatos, de todo. También muchos “outlets” de todas las marcas más conocidas y otras tiendas de ropa con precios baratísimos!! Si queréis comprar, ya sabéis, auténticas ganas. Nosotros no compramos nada pero entendemos que muchxs cuando viajan a estos países van con esa idea.

A parte de las tiendas, la zona en si nos encantó! Y eso que como veis nosotros no somos de compras, pero el ambientazo que había, los grupos de adolescentes pelando la pava por allí, el mega montaje de luces, sonido y edificios brutales que por momentos nos teletransportaban a Nueva York, nos fascinó. Además, hay cientos de puestos de comida y helados (furor por los helados). Pasamos lo que nos quedaba de tarde, recorriéndonos toda esta zona y eso que estábamos bastante cansados.

Chunxin Road, Chengdu -ViatgeLovers.com
Chunxin Road, Chengdu -ViatgeLovers.com
Chunxin Road, Chengdu -ViatgeLovers.com

Para volver al apartamento, volvimos andando…una burrada…era para gastar el último reducto de energía que nos quedaba.

Chunxi road nos gustó tanto que al día siguiente, volvimos de nuevo (esta vez volvimos a casa en metro)

Siguiente destino…

Al día siguiente nos desplazábamos hasta la localidad de Leshan para ver al Buda gigante que tienen esculpido en plena montaña. Una excursión de ida y vuelta desde Chengdu llena de anécdotas…

⇒Día 16. Chengdú- Buda de Leshan- Chengdú


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Cómo conseguir el Visado chino en Hong Kong


Hoy era el GRAN DÍA. Teníamos que conseguir el visado chino para entrar en la China continental sí o sí. Como llevábamos varios meses de viaje, no lo habíamos podido tramitar en el consulado chino de nuestra ciudad de residencia (como se debe de hacer teóricamente). Pero, investigando un poquito, encontramos una agencia que tramita el visado chino en Hong Kong. Y, lo mejor, es más barato y rápido que tramitarlo en el consulado de Barcelona (nuestro caso). Os lo contamos todo en esta entrada!!

Anteriormente…

El día anterior llegábamos a Hong Kong con muchísimas ganas y emoción por el gran viaje que estaba a punto de comenzar. Llegamos a media mañana y aprovechamos el resto del día a full! Hong Kong no nos pareció una ciudad “bonita” estéticamente hablando pero nos despertó mucha curiosidad e interés. Os dejamos nuestro recorrido en este link:

⇒Día 1. Hong Kong. Puerta de entrada a nuestro viaje a China

Cómo conseguir el visado chino en Hong Kong

Unos días antes habíamos contactado por email con la agencia Forever Bright. Esta agencia tramita el visado chino para extranjeros en Hong Kong. Si sois dos personas o más, podéis optar por la Group Visa que es más barata y más rápida que el individual. Ese es el visado que solicitamos nosotros.

Antes de llegar a Hong Kong

Como hemos dicho, unos días antes hablamos por email con el personal de la agencia. Lo primero que hicieron fue pasarnos unas preguntas que teníamos que contestar también por email. A partir de la información que les das, te aceptan o no la solicitud. Pero, en todo momento, te dicen que aunque ellos acepten tramitarte el visado, puede que las autoridades chinas no te lo den. Toda la comunicación fue en inglés. Por email, nos entendimos perfectamente, pero en persona, tenían muchas dificultades para expresarse y eso añadido a los nervios que llevábamos…tuvimos algún encontronazo con la mujer que nos atendió…

Las preguntas a las que tuvimos que contestar por email fueron las siguientes:

1. Qué tipo de Visa quieres solicitar? Turismo, trabajo, etc. 

2. Has obtenido algún otro visado chino en el pasado? 

3. Tienes un carné de identidad como ciudadano de Hong Kong? Permanente o no permanente? (si lo tienes, hay que adjuntar foto del carné o al tarjeta de residencia. 

4. Has viajado a Turquía? En caso afirmativo, cuántos días en total has pasado en Turquía? (No sabíamos del rollo raro que se llevan con Turquía. El caso es que nosotros sí que habíamos estado. Cuando se lo dijimos, lo primero que nos preguntaron es si teníamos el sello en el pasaporte actual…premio. )

5. Dónde has nacido?   

En el siguiente email, a parte de preguntarnos por el sello de Turquía en el pasaporte, nos enviaron un listado con todos los documentos que teníamos que llevar en persona a la oficina. También nos advertían que no nos podían asegurar el visado hasta que no examinaran físicamente toda la documentación en persona. Nos pedían lo siguiente:

⇒ Pasaporte en perfectas condiciones. (El pasaporte no puede estar ni arrugado, ni mojado, ni tener las páginas dobladas y ha de tener páginas en blanco. Son muy estrictos con esto)

⇒Hong Kong Arrival Slip (es una tarjeta que te dan en cuando llegas al aeropuerto de Hong Kong, es muy pequeña, NO HAY QUE PERDERLA!!!)

⇒Una foto de carné con el fondo blanco. Te la hacen ellos por 50HKD.

⇒El billete de avión/tren/bus de salida del país donde conste la fecha. La estancia máxima son 30 días y ya cuenta el día en que te entregan el visado en Hong Kong. (Nosotros le dijimos que no lo teníamos y nos dijeron que no pasaba nada, que no era obligatorio)

Además nos daban toda la información sobre la Group Visa.

⇒Solo se puede pagar en efectivo (cualquier tipo de visa) en Hong Kong Dolars.

⇒Las personas que hacen la Group Visa deben entrar y salir del país al mismo tiempo.

⇒Ninguna de las personas puede haber estado más de 10 días en China.

⇒Debes concretar qué día y qué hora se va a la oficina porque hay plazas limitadas para solicitar la group visa.

⇒Se tramita en pocas horas. Se entrega la documentación por la mañana y se recoge el visado por la tarde.

PRECIO:

⇒850 HKD/persona: Servicio de lunes a sábado. Se recoge el visado chino antes de las 13h el mismo día. De esta manera, se puede entrar ya en China el mismo día por la tarde.

⇒650.00HKD/persona: Servicio de lunes a viernes. Se recoge antes de las 18h. Este fue el que escogimos nosotros, bastante más barato.

A partir de ahí, le confirmamos la fecha y la hora y nos dieron el okey. Unos días antes, volvimos a reconfirmar la cita.

Por cierto, son super eficientes. Te contestan al poco de enviar el email y siempre contestan. Nosotros a parte de estos emails, escribimos un par más con dudas que teníamos y nos contestaron a todo.

En la oficina de Forever Bright en Hong Kong

Lo primero que tuvimos que hacer fue encontrar la dirección exacta bajo el diluvio universal. La agencia se encuentra dentro de un centro comercial o edificio de oficinas. No nos quedó claro exactamente qué era. Lo mejor es ir directamente a los ascensores y decirle el nombre de la agencia al hombre que está allí dándole a los botoncitos del ascensor (no se como se llama ese trabajo…). Nosotros después de dar mil vueltas, fuimos al ascensor y el hombre al vernos allí ya se imaginó donde íbamos, ni nos lo preguntó. Se subió con nosotros y nos acompañó a la puerta.

Nos presentamos a las 8 de la mañana en la agencia con los pasaportes, el arrival slip de Hong Kong y el dinero en efectivo. Ya habíamos avisado de la fecha y la hora en la que iríamos porque por email nos habían dicho que el número de visados colectivo era limitado.

Entramos y nos pusimos en la cola. Al chico de delante le estaban metiendo una buena bronca porque tenía el pasaporte en malas condiciones y decían que no lo iban a aceptar. Nosotros ya en plan pesimista total con nuestro sello de Turquía en grande estampado en el pasaporte. En medio minuto ya nos habíamos montado la película. Teníamos la ruta hecha, todos los billetes de tren comprados, los alojamientos reservados, etc, etc y ya nos veíamos en la isla de Hong Kong atrapados 🤣 Muy en nuestra linea.

En el mostrador había dos mujeres. Una jovencita que hablaba inglés perfecto y otra mujer más veterana que hablaba inglés con dificultades y encima no estaba de muy buen humor (era la que le estaba metiendo la bronca al chico mejicano que iba delante nuestro). Con cuál nos tocó? BINGO!

Llegamos allí y no había manera de entendernos con la mujer. Qué estrés!!! Le dimos los papeles, revisó el pasaporte por todos los ángulos posibles, revisó todos los sellos, no nos dice nada de Estambul y cuando nos pregunta por la fecha de salida del país, va y nos dice que tenemos que salir un día antes de lo que teníamos previsto.

Le decimos que son 30 días, pero no sabemos cómo cuenta los días en el calendario cutre que tiene colgado en la pared que le sale un día menos que a nosotros. Esto es MUY importante porque la fecha de salida queda escrita en el visado. Nosotros que no, que no es ese día, que es un día después. Nos enfadamos. Ella nos mete bronca. Le insistimos. Vuelve a contar y, efectivamente, la fecha de salida del país es la que nosotros estábamos diciendo. Ya habíamos tenido en cuenta el día actual que se considera el primer día del visado chino. Que mujer más borde.

No nos pidieron los billetes de salida del país (que no los teníamos) ni ninguna reserva de alojamiento. Si se tramita el visado en algún consulado chino como el de Barcelona, hay que presentar los billetes de ida y vuelta y todas las reservas de alojamientos para cada día del viaje. Si lo haces en Hong Kong, no necesitas presentar nada de eso. 

Nos pide las fotos de carné, no las tenemos. Entramos y nos hacen las fotos. Salimos, nos pide los teléfonos y nos dice que volvamos a las 18h. Le volvemos a preguntar por la fecha y por el sello de Turquía y nos contesta de malas maneras. No entendemos qué dice. Vaya asco de inglés que tiene una persona que se dedica a hacer visados para EXTRANJEROS. Nos vamos cruzando los dedos.

Salimos y estaba diluviando (otra vez). Como nos quedaba muy cerca, decidimos ir al apartamento hasta que aflojara un poco. No lo hemos comentado pero el piso tenía una mini (muy mini, podría considerarse un armario) cocina compartida con café y otras cosillas. Todo muy cuqui. Nosotros alucinamos como se puede sacar tanto partido a espacios hiper pequeños. No dejaba de diluviar y buscamos la previsión meteorológica. Había un tifón atravesando Hong Kong. Nos quedamos toda la mañana encerrados hasta que dejó de llover a media tarde.

Veredicto final. Visado Chino, ¿sí o no?

En seguida que paró de llover, salimos y fuimos a pasear por la bahía. Sinceramente, estábamos haciendo tiempo para ir a recoger el visadoHong Kong ya nos daba un poco igual. Todavía no eran las 6 de la tarde, pero fuimos hacia la agencia.

Llegamos y cuando nos ve la mujer de esta mañana, le cambia la cara. Qué problema tiene esta mujer con nosotros??? Que mujer más desagradable…De malas maneras nos dice que nuestro visado todavía no ha llegado, que tenemos que venir a las 6 en punto. Solo por fastidiarla, le decimos que nos esperamos allí de pie. Lo vuelve a mirar y se ve que sí que habían llegado. Y, de golpe, la mujer se pone en modo simpático y con una sonrisa de oreja a oreja nos explica super amablemente todo lo que nos da.

Porque el visado chino no es ningún sello o pegatina en el pasaporte. De hecho, en nuestro pasaporte no consta en ningún lugar que hemos estado en China. Nos da como 4 hojas tamaño folio grapadas y las copias que tendremos que entregar en la frontera, un total de 8 hojas. Ya nos veis todo el viaje protegiendo esos 4 papeles como si nos fuera la vida en ello…

Nos explica las condiciones (que no podemos trabajar, que tenemos que entrar y salir juntitos, bla, bla, bla) yo ya no estaba ni escuchando. Primero, que estábamos alucinando con los cambios de humor de esa mujer. Pasó de ser el lobo feroz a la abuelita adorable y, segundo, que lo único que queríamos era el visado y ya lo teníamos!!!!

Temple Street Night Market

Solo salir por la puerta nos fuimos derechitos a celebrarlo!! Nuestro destino fue Temple Street night market. La calle con más locales de comida concentrados de todo Hong Kong.

Entrada del Temple Street Market, Hong Kong
Uno de los cientos de puestos de comida que hay en el Temple Street Market, Hong Kong

Nuestra decisión final!

En realidad, no se trata solo de una calle, es toda una manzana con locales de comida uno al lado del otro. Restaurantes y puestos para todos los gustos y bolsillos. Dimos una vueltecita y entramos en uno de ellos.

Espectáculo de luces en la Bahía

Cuando acabamos nos fuimos de vuelta a la Bahía para ver el espectáculo de luces que hacen cada noche. Todavía teníamos en la memoria el de Singapur, totalmente espectacular. Este no era el de Singapur pero el Skyline de Hong Kong de noche con todos los edificios iluminados es fantástico.

Espectáculo nocturno en la Bahía de Hong Kong
Bahía de Hong Kong

Cuando acabó, nos fuimos hacia el apartamento para preparar las maletas, mochilas, documentación y revisar los pasos que teníamos que dar al día siguiente para cruzar la frontera hacia la China continental.

Siguiente parada…CHINA

Con nuestro visado chino a buen recaudo, empezaba empezaba la aventura de verdad. China tenía muchas sorpresas preparadas para nosotros, todas ellas espectaculares. Un viaje emocionante, ilusionante, largo y cansado pero no hay país que te recompense tanto como este. Por encima de todo, fue un viaje sorprendente. Quedamos totalmente abrumados por su naturaleza, por la extrema hospitalidad de la gente y por todos los tópicos sobre China que se nos iban desmontando a cada paso que dábamos. De forma totalmente inesperada, se convirtió en uno de los viajes mas impresionantes que hemos hecho.

⇒Día 3. Cruzando la frontera por Futian Port y Shenzen llegando hasta Yangshuo


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Hong kong. Puerta de entrada de nuestro viaje a China

Hong Kong


Empezábamos nuestro viaje por China en Hong Kong. Como ya explicamos en nuestra guía de China por libre, escogimos Hong Kong para tramitar los visados chinos. Y, ya que estábamos aquí, aprovechamos para visitar esta isla hipermega poblada. En este post os explicamos la ruta que hicimos por la ciudad y os damos algunos consejos prácticos.

Si todavía no lo habéis hecho, podéis leer nuestra guía de viajar a China por libre en el siguiente link:

⇒China por libre: recorriendo el país en tren desde Hong Kong hasta Pekin

Información práctica

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro

El aeropuerto está muy bien conectado con la ciudad básicamente porque se encuentra casi en el medio de la ciudad. Hay un montón de buses que llegan al centro. Hay que mirar con antelación qué parada de bus queda más cerca. A nosotros, la chica del piso donde íbamos a quedarnos nos explicó al detalle cómo llegar y donde nos teníamos que bajar.

Cómo comprar los billetes

Hay que comprar los billetes en unas ventanillas que quedan a mano izquierda una vez se sale del “túnel” o pasarela que lleva hasta la terminal de autobuses. Llegar a ella es muy fácil. Todas las indicaciones del aeropuerto están en inglés.

No os podéis dirigir a cualquier ventanilla. Cada bus tiene su punto de venta. Los números del bus están enganchados en plan cutre alrededor de la ventanilla. No os pongáis en otra cola porque no os lo van a vender. Una vez los tengáis, hay que buscar en la terminal donde se encuentra el bus y hacer cola.

Nosotros localizamos rápidamente la ventanilla que era pero la mujer estaba hablando por teléfono y fuimos a la de al lado que no tenía a nadie. Pues nada, nos señaló a su compañera de la izquierda. Y allí tuvimos que esperar hasta que la mujer colgara el teléfono. El PRECIO que pagamos fueron  33 Hong Kong Dolars. 

Una vez en el bus

Los autobuses que conectan aeropuerto y ciudad son muy modernos y cómodos. Todas las paradas están en inglés y van marcando el recorrido en pantallas digitales. En todo momento estábamos informadxs de dónde nos encontrábamos y qué paradas eran las siguientes. Por lo que cuando se acercó la nuestra, pudimos pedirla con antelación. Es extremadamente fácil. Eso sí, tienen el aire acondicionado a -20ºC, mejor ir abrigaditxs.

Visado y pasaporte

Los pasaportes de la Unión Europea no necesitan visado y pueden permanecer en la isla un máximo de 3 meses. El pasaporte ha de tener una vigencia mínima de 6 meses.

Internet  

A diferencia de la China continental, en Hong Kong funcionan todas las páginas de google, redes sociales y páginas de información internacional. Por lo que no es necesario conectarse a ningún servidor extranjero. Todo con normalidad.

Moneda

En Hong Kong tienen una moneda diferente al resto de China. Utilizan Hong Kong dólars. Los Yuans no os van a servir en la isla. Cerca de la terminal del ferry, hay muchas casas de cambio. Nosotros los cambiamos a yuanes una vez cruzamos a China en Shenzen.

Alojamiento

Nosotros nos alojamos en Just Inn. Ubicación perfecta. Céntrico y cerca de la agencia de visados. No nos hizo falta coger el metro en ninguna ocasión. Lo visitamos todo andando. Perfecto.

Un tema muy importante a tener en cuenta es que los precios de las habitaciones en Hong Kong son bastante elevados. Cada metro cuadrado vale oro y la gente vive en cajitas. Los alojamientos son diminutos y nos costó mucho encontrar algo decente a un precio decente. Quedamos encantadxs con el nuestro. La cama era dura pero como todas en China porque ellxs duermen así. La propietaria del piso era una joven encantadora con un gusto por la decoración increíble y un ingenio sin límites a la hora de aprovechar el espacio. Hablaba un inglés perfecto. La comunicación con ella fue genial.

Primeras horas en ¿terreno chino? 

Estábamos recién llegados y ya notábamos el bullicio de Hong Kong. Tan solo llevábamos unas poquitas horas y ya habíamos notado como de abarrotada estaba la isla. También nos dimos cuenta rápidamente de que Hong Kong de Chino tenía más bien poco. Una ciudad muy internacional repleta de pubs irlandeses, multinacionales y mucho mucho occidental.

Solo íbamos a estar en Hong kong un día y medio. Llegábamos al aeropuerto  internacional a media mañana. Volábamos desde Bali después de pasarnos 30 días recorriendo Indonesia. Aunque los últimos días de viaje habíamos podido descansar y reponer fuerzas (las íbamos a necesitar para China), el vuelo con escalas nos tenía un poco fatigados pero eso no fue impedimento para aprovechar al máximo el día.  Lo que quedaba del día de hoy, lo íbamos a dedicar a recorrer todo lo que pudiéramos de la Old Town y mañana íbamos a tramitar el visado y cruzar los dedos para que todo fuera bien.

Solo llegar, se puso a diluviar.  Había un tifón cruzando la isla. Por suerte, en el trayecto a pie entre la parada de bus y el alojamiento la lluvia nos dio una tregua y pudimos llegar en condiciones. Allí nos recibió una chica super maja que nos dio todo tipo de información. También tenía una buenísima sorpresa guardada para nosotros. Nuestros billetes de tren para recorrer China habían llegado justo a tiempo y en perfectas condiciones. Qué alivio!!! Ya teníamos los billetes de tren, los alojamientos y la ruta pensada y todavía no teníamos los visados…

Cuando dejó de diluviar a lo tifón chino y empezó a ser lluvia normal, nos pusimos los chubasqueros y cogimos prestados unos paraguas que había en el piso.

Old Town Central

Cómo llegar: Star Ferry

Nosotros nos alojábamos en la parte más comercial y nueva de Hong Kong, en Tsim Sha Tsui, sin duda la más recomendable para alojarse. Para llegar hasta la Old Town, hay que coger un ferry que conecta con el centro histórico.

El ferry se llama Star ferry y el PRECIO es de 2’2HKD/pp. Tan solo dura unos 5 minutos (máximo) y te traslada desde la parte de Tsim Sha Tsui hasta Old Town Central.

Los billetes se compran en unas máquinas expendedoras y hay que pagar en efectivo. Te sale un token que hay que poner en las barreras para poder pasar. Las instrucciones están también en inglés.

Los ferris cruzan constantemente, uno detrás de otro, por lo que no hay que preocuparse por los horarios. Nosotros cuando llegábamos, justo marchó uno pero no esperamos ni 5 minutos que ya estaba atracando el siguiente. Es un transporte público como otro cualquiera.

Terminal de Star Ferry, Hong Kong

Skyline desde el ferry

La gracia del ferry es que se puede apreciar todo el skyline de Hong kong. No es un skyline como el de Nueva York pero tiene su gracia.  Nosotros sacamos algunas buenas fotos.

Skyline de Hong Kong desde el ferry
Dentro del Star Ferry

El día estaba muy nublado pero por suerte la lluvia nos abandonó el resto del día y pudimos callejear tranquilamente.

Central-Mid-Levels escalator

El ferry te deja en una zona bastante fea. Hay que subir las escaleras para meterse dentro de las pasarelas elevadas. La verdad que cuesta un poco orientarse. Nosotros íbamos siguiendo lo que nos marcaba la aplicación GPS.

Recorrimos toda la pasarela elevada siguiendo las indicaciones de “Central Station MTR”. Estas pasarelas son las calles de Hong Kong. Se meten dentro de edificios y en cada cruce hay carteles indicando la dirección de la pasarela.

Una vez en la Central Station MTR, bajamos por las escaleras (unas cuantas) y recorrimos una parte de la avenida Des Voeux. Sin a penas darnos cuenta, llegamos al punto de inicio de las Central-Mid-levels Escalator. Sinceramente, lo encontramos porque teníamos señalizado el punto exacto en el maps.me si no creo que lo pasamos de largo. No hay ninguna señalización. A simple vista, parecen escaleras mecánicas como cualquier otras. Empezamos a subir.

Central Mid-levels scalator, Hong Kong

Las Central-Mid Levels son una serie de escaleras mecánicas que construyeron para facilitar la subida a la parte más alta de la ciudad. Todo este núcleo está construido ganándole terreno a la montaña. Las calles tienen unas pendientes muy pronunciadas y un fuerte desnivel. En cierta manera nos recordó bastante a Oporto o Lisboa. Subimos y subimos por las escaleras mecánicas sin parar. La estructura es como mínimo curiosa.

La prisión de Tai Kwun

En uno de los niveles, un hombre muy amablemente nos dijo que hoy se podía visitar el complejo de Tai Kwun. Una antigua prisión donde estuvieron presos conocidos personajes políticos como Ho Chi Minh, el líder comunista vietnamita. Así que no nos lo pensamos y entramos a visitarla. Lo tienen todo restaurado conservando su aspecto original y hay paneles explicativos en inglés. No lo teníamos previsto, pero nos encantó el lugar y encima gratis! Es un lugar realmente interesante y lo tienen tan bien adaptado para el visitante que te hace revivir la historia de la prisión.

Prisión Hong Kong -ViatgeLovers.com
También se podían visitar las celdas por dentro

Después de esta visita improvisada, continuamos subiendo por las escaleras mecánicas. Es una experiencia curiosa, las escaleras al estar elevadas pasan al lado de ventanas y balcones de pisos y casas. Mientras vas subiendo, íbamos viendo el interior de las casas, los comercios, bares y restaurantes y un montón de irish pubs y British total.

Llegamos hasta la parte más alta y el final del recorrido. Para bajar…ATENCIÓN! Hay que hacerlo a pie. Las escaleras solo son de un sentido, de subida, la bajada se hace al estilo tradicional…

Callejeando por Old Town

Así que aprovechamos la bajada para adentrarnos en las callejuelas. Estrechas y con aceras para peatones. Hong Kong es como una mezcla entre Kuala Lumpur y Singapur pero un poco más fea y con todo más concentrado y apretadito. Hay que decir que el día estaba bastante gris y un poco lluvioso y eso la deslucía un poco.

Después de pasear un poco por la Old Town y observar los comercios y restaurantes típicos chinos (o eso pensábamos nosotros), volvimos hacia el puerto para coger de nuevo el Star ferry de vuelta a Tsim Sha Tsui.

Avenue of the Stars

Otro de los puntos más conocidos de Hong Kong es la famosa Avenue of the Stars y allí que nos dirigimos. Se encuentra justo al lado de la terminal del Star Ferry. Pero se ve que estaba en proceso de reformas y completamente cerrada.

Ya era de noche así que nos volvimos para el hostel y cenamos en la habitación unas galletitas que traíamos de Indonesia, todo un manjar 😂

Siguiente parada: conseguir el Visado chino

Nuestro objetivo en Hong Kong era únicamente conseguir el visado para entrar en China. Como los meses anteriores los habíamos pasado viajando, no los habíamos podido tramitar. El visado de turista para viajar a China se tiene que tramitar en el lugar de residencia y es un follón de burocracia importante. Pero habíamos investigado un poquito y resulta que encontramos un truquito. Estábamos cruzando los dedos para que todo funcionara. Pasamos un día de nervios importante. Todo en el siguiente link! Te lo vas a perder?

⇒Día 2. 24 horas en Hong Kong. Cómo conseguir el Visado chino.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!