Día 16. Oamaru-Busy Beach Road-blue penguins colony

Por fin había llegado el gran día. Después de varios intentos de ver pingüinos en Nueva Zelanda, hoy veíamos en acción a los Yellow-eyed-penguins y a los Blue Penguins. Los primeros los vimos en Busy Beach. Estos pingüinos tienen una especie de antifaz amarillo alrededor de los ojos y se trata de una de las especies de mayor tamaño. En cambio, los segundos, los Blue penguin son los pingüinos más pequeños del mundo. Te contamos dónde verlos en su hábitat natural y en libertad. No te pierdas un día repleto de emociones. ¿Nos acompañas?

Anteriormente…

El día anterior dejábamos atrás Dunedin y visitábamos las fascinante Moeraki Boulders. Una rocas formadas por sedimentos que debido a la intensa erosión del mar han adoptado formas completamente redondas. En la playa de Moeraki Village intentamos (una vez más) ver pingüinos pero la cosa no salió como esperábamos…Aunque tenemos que reconocer que esta vez fue culpa nuestra..Si todavía no la has leído, te dejamos el link de la entrada completa justo aquí 👇👇👇

Día 15. Dunedin- Moreaki- Oamaru

Ruta Nueva Zelanda
Día 1. LLegada a Auckland
Día 2. Auckland-Waitomo caves–Rotorua
Día 3. Wai-O-Tapu – Rotorua – Wakatane
Día 4: White Island – Wakatane – Taupo
Día 5. Taupo – Tongariro– Wellington
Día 6. Wellington – ferry – Kaikoura
Día 7. kaikoura – Westport
Día 8. Westport-TaurangaPancakes rocksPaparoa Park-Greymouth
Día 9. Greymouth – Franz JosephFox Glacier
Día 10. Fox Glacier – Wanaka – Queenstown – Kingston
Día 11. Kingston – Te Anau
Día 12. Te Anau- Milford Sound
Día 13. Te Anau- Dunedin
Día 14. Dunedin – península de OtagoSandfly Bay– Dunedin
Día 15. Dunedin- Moreaki boulders– Oamaru
Día 16. Oamaru- Busy Beach Road: yellow-eyed-penguinsblue penguins colony
Día 17. Oamaru-Busy Beach Road (repetimos)-Oamaru
Día 18. Oamaru – Timaru
Día 19. Timaru – Christchurch
Día 20. Christchurch-  Willowbank Wildlife Reserve
Día 21. Christchurch- Kaiapoi
Dia 22. Kaiapoi – Christchurch
Día 23. Christchurch – Auckland
Día 24. La no-visita de Auckland y regreso a Barcelona

Día 16. Oamaru-Busy Beach Road-Blue penguins colony

Oamaru

El día anterior en ni en Dunedin ni en Moeraki pudimos ver pingüinos por diferentes motivos (en el Moeraki, culpa nuestra…). Pero hoy sí que sí, no nos rendíamos! Fuimos directos al centro de conservación y estudio del Blue Penguin en Oamaru.

En este centro, tienen los nidos una colonia bastante grande de pingüinos blue penguin. Durante el día están en el mar y por la noche vuelven a sus nidos. Reservamos los tickets para esa misma noche. No había tiempo que perder. Además el tiempo era excelente, solecito, nada de viento, ni de lluvia. Íbamos a llorar de la emoción! 

Después visitamos el pueblo de Oamaru fuimos hasta el mirador. Es uno de los pocos pueblos de Nueva Zelanda con un poco de historia y donde se pueden ver edificios “históricos” de estilo colonial.

Busy Beach: Yellow-Eyed-Penguin

En esta zona de Nueva Zelanda anidan dos tipos de pingüinos, los blue penguin que son pequeñitos y los Yellow-eyed-penguin que tienen una especie de antifaz amarillo chillón alrededor de los ojos. Estos últimos son mucho más grandes. Estos últimos se podían ver en Busy Beach. Estábamos ansiosos de ver a los pingüinos en su hábitat natural por primera vez así que no había tiempo que perder!

Cuando acabamos de hacer la reserva para la colonia de blue penguins, fuimos directos hasta la Busy Beach. En este caso, se trata de una playa enorme donde los yellow-eyed-penguin tienen sus nidos. A partir de las 15h regresan a la playa para pasar la noche. Por ese motivo, a partir de las 15h está prohibido bajar a la arena, para no molestarlos ni asustarlos. Los pingüinos son muy asustadizos y se ponen a gritar como locos cuando se se estresan o sienten amenazados. Hay que respetar siempre su espacio y no olvidar que somos nosotros los que estamos invadiendo su hábitat natural.

Para poder ver como regresan a los nidos, hay varios miradores en la parte alta de los acantilados. Nosotros como llegamos muy pronto, bajamos a la orilla y pudimos pudimos pasear entre las focas que estaban tomando el sol. También aprovechamos para recoger conchas enormes preciosas que estaban por toda la playa. Tenemos toda la casa decorada con estas conchas! 

Busy Beach, a punto de ver a los Yellow-eyed-penguin
Busy Beach, a punto de ver a los Yellow-eyed-penguin

Nuestra primera experiencia con pingüinos

Cuando ya se acercaba la hora, fuimos hasta el mirador. De manera totalmente inesperada, empezaron a salir los pingüinos antes de lo que teníamos previsto.

Por fin!!! Qué emoción! Primero, salió una pareja que estuvo un buen rato jugando en el agua y después, en la arena hasta que se fueron a su nido. Una imagen preciosa. Más tarde, empezaron a salir los otros.

Lo que más emoción nos produjo de todo el viaje fue ver a estos preciosos animales en libertad. Quizás como ya habíamos tenido varios intentos fallidos…nos hizo muchísima más ilusión. Aunque para nosotros, no hay otra sensación que nos guste más de viajar como ver a los animales viviendo en su hábitat natural, en libertad.

Os recomendamos tener el zoom de la cámara preparado y el multidisparador a punto para no perderos ni un solo segundo.

Cuando ya se hizo de noche dejaron de salir. Los Yellow-Eyed-Penguin vuelven a los nidos por la tarde, en cambio, los Blue-Penguin vuelven por la noche. Ahora era el turno de los blue-penguin! Nos íbamos volando a la colonia!

Blue-Penguin Colony

Fuimos corriendo a la colonia donde ya teníamos las entradas reservadas. PRECIO: $28/persona. Recomendamos muchísimo esta visita. No os penséis que es tipo zoo ni nada por el estilo. Los pingüinos tienen sus nidos allí y cada pingüino lleva un localizador GPS. Con el GPS controlan la población de pingüinos de esta especie, el recorrido que hacen y si vuelven o si cambian de nido (que no suelen hacerlo). Cuando fuimos, era época de apareamiento y lo pudimos comprobar de primera mano.

Por supuesto no se pueden hacer fotos, son súper asustadizos. Estos no salían del mar en parejas, sino que empezaron a salir en grupos de 50 o más. Era ESPECTACULAR. Estábamos alucinando totalmente. Los teníamos súper cerca, casi a tocar. Son muy pequeñitos. Cuando salen, se dan un paseíto por allí, juegan un poco y van a buscar su nido. Muchos se van a dar una vuelta por el pueblo y vuelven más tarde. Como era época de apareamiento, empezaban a chillar como locos para buscar relaciones. Daban hasta penita!

Cuando salimos, estábamos emocionadísimos. Nos dimos cuenta que el pueblo estaba repleto de pingüinos chillando buscando pareja. Intentamos hacer alguna foto, pero los pobres en cuanto veían el flash se ponían a gritar y se escondían. Eso sí, mucho cuidado porque se meten por debajo de los coches. Tuvimos que esperar a que se fuera uno para poder conducir. En el pueblo hay muchos carteles de precaución avisando de la presencia de pingüinos.

Esta noche, todavía con la emoción en el cuerpo, hicimos free camping en Oamaru. ¡Qué gran día! Todavía no nos lo creíamos!

Siguiente etapa…

Todavía nos quedaba un día más en Oamaru y aprovechamos el día siguiente para ver de cerca los Yellow-eyed-penguin una vez más. Después de tanto esfuerzo para poder verlos, teníamos muchas ganas de repetir!!

⇒Día 17. Oamaru-Busy Beach Road (repetimos)-Oamaru


¿ Necesitas Encontrar alojamiento para tu viaje a nueva zelanda? 

⇒Booking.com: Reservando a través de este link, a ti te costará el mismo precio y a nosotros nos darán una pequeña comisión para poder continuar con el blog. ¡¡Muchas gracias!!


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *