Malasia y Borneo por libre


Esta ruta por Malasia llega después de unos cuantos meses viajando por varios rincones del mundo hasta llegar a Singapur que fue nuestra puerta de entrada a Malasia.

El viaje a Malasia lo dividimos en dos bloques. Uno, la Malasia continental y el segundo, la isla de Borneo, que es tan intensamente diferente a Malasia que casi se podría considerar un país a parte y un viaje radicalmente diferente.

Veníamos de Myanmar y llegar a Malasia fue un contraste brutal. A pesar de estar en el sudeste asiático, poco tiene que ver. Con un nivel de vida mucho más alto que en el resto del sudeste y una potente clase mediana que estudia en las mejores universidades, viaja, habla idiomas y trabaja para la multitud de empresas internacionales que tienen sede en el país malayo, marca la diferencia con sus países vecinos. Nosotros estábamos ansiosxs por ver todo lo que Malasia tenía para ofrecernos.

Torres Petronas, Kuala Lumpur
Torres Petronas, Kuala Lumpur

Malasia y Borneo por Libre

Información útil

Visado y Pasaporte

Para la mayoría de países de UE no es necesario visado. Solo se necesita el pasaporte con una vigencia de 6 meses y puedes permanecer un máximo de 3 meses en el país.

Para entrar a Borneo también van a poner sello de entrada en la isla porque tiene un régimen especial dentro del país pero contabiliza dentro de esos 3 meses. Siempre estamos hablando de la parte malaya de Borneo, no de la parte que pertenece a Indonesia.

Internet

Nosotros como siempre nos apañamos con el wifi de los alojamientos pero se pueden comprar tarjetas SIM. Un aspecto que no es muy conocido es la gran censura que se aplica a Internet en Malasia. De hecho tienen una ley para evitar “fake news” y bajo esta excusa tienen capadas un montón de páginas de información, de partidos políticos, webs internacionales, informativas, etc. De hecho, incluso nosotros tuvimos (muchos) problemas para actualizar el blog utilizando servidores locales. Luego hablan de China, pero aquí lo hacen por la puerta de detrás.

Transporte

Para movernos por Malasia y Borneo utilizamos el transporte público y cuando no era posible, el Grab.

Grab es una compañía de taxis super extendida en el sudeste asiático, sobretodo Malasia e Indonesia. Nos descargamos la aplicación y funcionó perfectamente. Lo recomendamos muchísimo. Es seguro y económico. Los conductores están localizados en todo momento por GPS e identificados y como lo teníamos asociado a nuestra tarjeta de crédito, se pagaba automáticamente sin tener problemas a la hora de pagar en mano. Sabíamos el precio antes de subir y evitábamos “malentendidos” en el momento de acordar y pagar un precio.

⇒Malasia Continental

Cuenta con una buena red de transporte público y muchas compañías de autobuses que conectan todo el país. Cumplen bastante bien con los horarios y los vehículos no están mal del todo. Por supuesto, depende de la zona. Kuala Lumpur es el mayor referente de transporte público del país. Las carreteras están en buenas condiciones (dependiendo de la zona) pero no hay grandes dramas.

⇒Borneo

Viajar en transporte público es una aventura. Borneo y Sumatra tienen muchos puntos en común y este es uno de ellos. Nosotros lo utilizamos siempre que fue posible. Hay que tener paciencia y listos. No tienen horarios fijos, las furgonetas, autobuses, etc. salen cuando se llenan y van recogiendo gente a lo largo del recorrido. No tienen paradas estipuladas. Hay que decirle al conductor donde nos queremos bajar. Eso sí, los vehículos están escacharrados y muy viejos y lo que más nos llamó la atención es que van con la música a tope como si fuera una discoteca con ruedas da igual la hora que sea. Si estáis pensando en aprovechar los trayectos para dormir, no es una opción. Las carreteras no están mal del todo, pero hay un bajón importante respecto a Malasia. Lo mismo con las normas de circulación, aquí vuelve a ser la selva.

Diversidad cultural

Lo que más nos llamó la atención de Malasia es la gran diversidad cultural que convive en el país. La población está compuesta por descendientes de indios, chinos, ingleses, aborígenes y malayos. Es una cultura de culturas.

Aunque la religión oficial es el islam, cada grupo cultural profesa su propia religión. Lo mismo ocurre con el idioma, el malayo es el idioma oficial pero, cada comunidad mantiene su lengua de origen.

El inglés también es hablado por la mayor parte de la población que estudió durante los años de la ocupación inglesa, la gente joven no tiene el mismo nivel. Este tópico de que en Malasia todo el mundo habla el inglés no es del todo cierto. Además, al contrario de lo que estamos acostumbrados, nos resultaba super curioso ver a gente de 50, 60 años o más hablando inglés como si se tratara de su lengua materna y presumiendo de nivelazo mientras dejaban a lxs jovenes en no tan buen lugar…!

Pero no todo es tan bonito como parece. A pesar de esa diversidad, la población musulmana malaya tiene un estatus social preferente de acuerdo a las leyes del país lo que se traduce en una discriminación de las otras comunidades a pesar de ser muy numerosas.

Mural en favor de la diversidad del país, Kuala Lumpur
Mural en favor de la diversidad del país, Kuala Lumpur

Lo mismo sucede con las leyes. A pesar de tener un código civil, los actos referentes a la moralidad se juzgan en tribunales islámicos que se rigen por la sharia. Así esta modernidad en infraestructuras y rascacielos choca de frente con libertades individuales básicas. De hecho, estos tribunales recientemente han encarcelado y condenado a latigazos a personas por su condición sexual. Unos actos que nos imaginamos en otro tipo de países pero no este paraíso para multinacionales, grandes marcas y occidentales.

Una buena muestra de esta diversidad es la gastronomía del país. Podéis encontrar todas las variedades posibles de comida india, china, persa, pakistaní, etc. De hecho, nosotros no encontramos un solo lugar donde probar comida “malaya”. Pero nos hinchamos a comida india, riquísima!!!

Cena en Restaurante Indio en Melaka
Cena en Restaurante Indio en Melaka

Eso sí para disfrutar del auténtico street food de Malasia es obligatorio ir hasta George Town. Nosotros teníamos pensado quedarnos menos días pero lo alargamos porque la comida era BRUTAL! Desde Tailandia que no disfrutábamos tanto del street food. Es el lugar donde mejor comimos de todo el país (incluido Borneo) con diferencia.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor

Fue sin duda Borneo. Cuando has viajado bastante, cuesta encontrar lugares que te sorprendan y te emocionen. Borneo lo consiguió. Para lxs fanáticxs de los animales Borneo es el paraíso pero también la Malasia continental tiene mucho por ofrecer.

Proboscis Monkey, Bako National Park, Kuching (Borneo)
Proboscis Monkey, Bako National Park, Kuching (Borneo)
Bako National Park, Kuching (Borneo)
Bako National Park, Kuching (Borneo)
Elefante pigmeo, Kinabatangan River (Borneo)

Y, por supuesto, como ya hemos dicho, lo mejor es lo que caracteriza a este país, su diversidad cultural. No hay mejor manera de vivir esta diversidad que a través de la gastronomía. Georgetown, en Penang, es el mejor lugar para disfrutar de un festín cultural de street food delicioso.

Street food, George Town (Penang)
Street food, George Town (Penang)
Street food, George Town (Penang)
Street food, George Town (Penang)
Lo peor

La imparable deforestación de sus bosques tanto en la Malasia continental como en Borneo, donde el drama es todavía mayor.  Las multinacionales americanas y europeas llegaron en los años ochenta a Borneo con sus apisonadoras y maquinaria pesada para destruir el máximo de terreno selvático posible y sustituirlo por enormes plantaciones de aceite de palma. La destrucción desde entonces ha sido atroz.

Con un 90% del total de la selva de Borneo (incluyendo la parte de Indonesia) arrasado por grandes y pequeñas empresas para la producción de aceite de palma, la muerte de orangutanes, primates, elefantes pigmeos, osos y cocodrilos es un hecho al que de momento no se ha puesto remedio. Las reservas y centros de recuperación de animales no tienen suficiente poder para presionar a las administraciones y lo único que pueden hacer es rehabilitar y acoger a estos animales.

Semenggoh Nautral Reserve, Kuching. Esta reserva tiene todo el perímetro protegido por rangers que patrullan para vigilar que los animales esten a salvo y que las excavadoras no entren en su terreno.

Hay que recordar que aunque nos suene lejano, el aceite de palma que se cultiva en Borneo es para uso de productos consumidos básicamente en Europa, USA y China. Por este motivo (y por muchos otros) es tan importante no comprar productos que contienen aceite de palma. En los últimos años, la presión de los consumidores ha hecho que muchas de estas multinacionales dejen de utilizar este aceite (muy nocivo para nuestra salud) en sus productos. El aceite de palma no solo se utiliza en comestibles sino que está presente en todo tipo de productos desde cosméticos a productos dedicados a la higiene personal.

Nosotros nos fuimos con una sensación tristísima. Mires donde mires, solo se ven palmeras de aceite de palma, nada más. Prácticamente no queda selva donde los animales puedan subsistir. Y lo poco que queda es a donde llevan a los turistas. A la que miras un poco a lo lejos, ya se ven las plantaciones de palma. Es una tragedia de dimensiones desproporcionadas. Si continúan a este ritmo, desaparecerá por completo en pocos años.

Alojamientos

A nosotros nos gusta alojarnos en hostels que tengan cocina para tener más independencia pero en Malasia no siempre fue posible. Los alojamientos no son caros (para nada) pero el precio sube un poco respecto a otros países cercanos.  Quedamos contentos con todos excepto con el de Cameron Higlands que intentó hacernos una jugadita un poco sucia, pero por suerte lo pudimos arreglar. También dormimos un par de veces en el Aeropuerto de Kuala Lumpur que es un lugar fantástico para dormir la verdad….el mejor aeropuerto donde hemos dormido (y eso llevábamos unos cuantos).

Melaka. Welcome Guesthouse (muy recomendable, era una casita independiente con tan solo dos habitaciones y tenía un baño en cada planta, así que a pesar de ser baño compartido, solo lo utilizábamos nosotros)

Kuala Lumpur. Zen Rooms. (Genial! Un pisito con dos habitaciones independientes cada una con baño privado y cocina compartida, todo muy nuevo)

GeorgeTown. The Frame Guesthouse. (Hostel de estilo industrial con una decoración y un diseño fantástico. Habitación muy chula privada con baño compartido. Alargamos la estancia)

Cameron Highlands. Horrible!!!!! Ni lo pongo no vaya a ser que alguien se confunda y vaya.

Kuching. Beds Guesthouse. (Habitación privada con baño compartido y cocina. El hostel era genial pero quedaba un poco alejado del centro)

Kota Kinabalu. Sakot Kota Kinabalu. (Resultó que a parte de alquilar habitaciones también hacían masajes con final feliz. Hemos visto de todo estos meses viajando…!)

Sandakan. Hotel Sentral Sandakan. (Habitación con baño privado. Este era un hotel, no un hostel. Muy recomendable. Quedamos encantadxs)

Kinabatangan River. Dormimos en un refugio. Habitación y baño compartido con mil insectos pero una experiencia magnífica!

Nuestra ruta por Malasia y Borneo

Empezamos el viaje por Malasia con algunos lugares apuntados pero fuimos improvisando durante la ruta. Descartamos algunos y añadimos otros sobre la marcha.  Nuestros objetivos eran animales y naturaleza, nada de playas. Para visitar todos estos lugares no se requiere un gran esfuerzo físico. Normalmente es bastante fácil de llegar al destino y todo es muy accesible.

Malasia continental

Día 1. Singapur-Melaka

Día 2. Melaka: recorrido por el centro histórico

Día 3. Melaka-Kuala Lumpur: The Petronas Twin Towers

Día 4. Kuala Lumpur: Chinatown, National Heritage Site (Merdeka square), Perdana Botanical Garden.

Día 5. Kuala Lumpur- Georgetown (Penang)

Día 6. Georgetown: descubriendo los murales más emblemáticos

Día 7. Georgetown-Penang National Park- Georgetown

Día 8. Georgetown

Día 9. Penang-Cameron Highlands

Día 10. Cameron Highlands- Kuala Lumpur-Kuching (Borneo)

Borneo

Día 11. Kuching. Explorando la ciudad de Kuching.

Día 12. Kuching-Bako National Park-Kuching

Día 13. Kuching-Semenoggh Natural Reserve-Kota Kinabalu

Día 14. Kota Kinabalu- Sandakan

Día 15. Sandakan-Borneo Sun Bear Conservation Centre-Sandakan

Día 16 y 17. Kinabatangan River

Día 18. Kuala Lumpur-Medan (Sumatra)

Posibles modificaciones de la ruta

Nosotros no quisimos hacer playas pero si sois unos amantes de las playas paradisíacas, la isla de Pulau Kapass nos comentaron que era impresionante. Para llegar es un poco más complicado que viajar  las Perhentians pero simplemente hay que tomar algún autobús de más.

Tampoco fuimos a Taman Negara que es otro destino típico de cualquier ruta por Malasia porque ya íbamos a ver selva en Borneo. Y con Penang National Park (ESPECTACULAR) ya tuvimos más que suficiente.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *