Día 8. Santa Cruz-Isabela: el muro de las lágrimas y el lago de los flamencos

Hoy nos íbamos de Santa Cruz, volveríamos al cabo de unos días para coger nuestro vuelo de despedida de las Galápagos. El nuevo destino era la isla Isabela, la última isla que nos quedaba por visitar! Isabela era la menos turística pero la más cara. Aunque podemos decir que se trata de un auténtico paraíso natural. El primer día en la isla lo íbamos a dedicar a visitar el Muro de las Lágrimas y el Lago de los Flamencos, una maravilla de lugar!! Te lo contamos todo en esta entrada. ¿Nos acompañas? 

Anteriormente…

El día anterior lo habíamos dedicado a descansar (ya tocaba). Necesitábamos reponer fuerzas para Isabela. Por eso os dejamos el link del día anterior al descanso! En este link os dejamos nuestra visita a la Fundación científica Charles Darwin que nos encantó! El mismo día también visitamos el Lago de las Ninfas y algunas playas cercanas plagadas de Iguanas Marinas. Todo en esta entrada 👇👇👇

⇒Día 6. Santa cruz:  Lago de las Ninfas, Fundación Charles Darwin, playa estación y ratonera.

 

Ruta por las Islas Galápagos por Libre
1. Guayaquil-San Cristóbal: El Malecón y Playa Oro
2. San Cristóbal: La Lobería, Tijeretas y playa del amor
3. San Cristóbal: tour 360º snorkel con tiburones
4. San Cristóbal-Santa Cruz: Las Grietas y Tortuga Bay
5. Santa Cruz. Parte alta: Los Gemelos, túneles de lava y tortugas gigantes
6. Santa Cruz: El Lago de las Ninfas, la Galapaguera, fundación Charles Darwin, playa ratonera y estación
7. Santa Cruz
8. Santa Cruz- Isabela: el muro de las lágrimas y el lago de los flamencos
9. Isabela: snorkel en Concha de Perla y visita a la Galapaguera
10. Isabela: Trekking y snorkel en las Tintoreras
11 y 12. Isabela-Santa Cruz-Aeropuerto de Baltra

Día 8. Santa Cruz-Isabela: el muro de las lágrimas y el lago de los flamencos

Lancha Santa Cruz-Isabela

Teníamos la lancha reservada a las 7.30 de la mañana. Nos acercamos andando tranquilamente al puerto e hicimos el control de equipajes. De verdad que alucinamos con estos “controles”. Esta vez es que casi ni nos abrieron la cremallera de la maleta, charlando entre ellos, te preguntan si llevas algo orgánico y que pase el siguiente. Ni la suela de los zapatos. No nos miraron absolutamente nada. Otras veces hacen ver que miran un poco entre la ropa, esta vez ni eso. Suerte que los viajerxs estamos muy concienciadxs.

Llegada a Isabela

La llegada fue para enmarcar. Solo llegar un funcionario nos dice con una sonrisa “¿me ayudan con la tasa municipal?” casi nos tiramos al mar y volvemos  a la lancha. Y lo mejor, la segunda y temida pregunta “¿nacionales o extranjeros?”.

Tuvimos que pagar 10$ a parte de todas las tasas que ya habíamos pagado para entrar en las Galápagos. Una vergüenza. Esta tasa no tiene justificación ninguna y ellos tampoco sabían qué decirnos porque nosotros pedimos explicaciones en medio de nuestra indignación. Ni va para la conservación del parque nacional ni nada. Según pone en el ticket es “por uso del puerto de Isabela» como para llegar nadando desde la lancha. 

Cómo llegar a Puerto Villamil en Isabela

Se puede llegar andando rápidamente al pueblo. Solo hay que seguir la única carretera que está asfaltada. Se llega en 5 minutos. Nosotros no lo sabíamos y pensábamos que estaba más lejos. Cogimos un taxi (1$ por persona) y nos llevó hasta la puerta del hostal. A la vuelta, fuimos andando, está muy muy cerca. ¡No toméis ningún taxi!

Nos alojamos en el Hostal Cerro Azul con habitación y baño privado. Todas son así. El hostal por dentro es muy agradable y tiene un patio interior con hamacas de estas que se cuelgan, cocina y mesas. Está todo muy cuidado.

No teníamos tiempo que perder. Después de instalarnos, fuimos directos a hacer la caminata hasta el Muro de las Lágrimas.

Muro de las Lágrimas

Recomendaciones para recorrer el sendero hasta el Muro de las Lágrimas:

⇒Ir bien tapadx y con protector solar. El Sol es insufrible. No se puede hacer cuando cae el Sol porque cierra a las 17h.

⇒Mucha agua. MUCHÍSIMA. 

⇒Calzado cómodo. Son 5km de ida y 5km más de vuelta. No es demasiado, pero con el achicharre que cae parece el doble.

⇒Se puede hacer en bici. Incluso diría que mejor hacerlo en bici. El precio es de 20$ por bicicleta. Nosotros preferimos hacerlo andando.

⇒En la entrada hay un puesto de control donde nos registramos y el guarda (muy majo, por cierto) nos estuvo dando todo tipo de consejos y recomendaciones.

Sendero desde Puerto Villamil hasta el Muro de las Lágrimas

Este es uno de los senderos para hacer a pie o en bici más conocidos de Isabela. Está bien porque se conocen lugares escondidos, pero si se va justo de tiempo no sería un lugar imprescindible. Creemos que hay lugares más importantes que conocer. A nosotros nos gustó más el camino hasta llegar al Muro que el lugar en si. 

El camino empieza justo al final de la playa de Isabela. Recorrer la playa de Isabela a pie SÍ que merece la pena. Todo este tramo hasta llegar a la entrada es idílico. La playa es de arena blanca. En ella se pueden ver iguanas (muchas crías), un montón de aves y hasta rayas cerca de la orilla. Es increíble. La playa de Isabela no tiene comparación con ninguna otra.

Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
Playa de Isabela

 

Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
Rayas en la orilla de la playa

La Playita, propiedad de las iguanas.

Solo empezar, nos encontramos con el desvío hacia “La playita”. Esta fue la primera parada que hicimos de unas cuantas. Como su nombre indica es una playa (evidentemente) con una comunidad enorme de iguanas.

Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
Con esta sorpresa nos encontramos en La Playita de camino al muro de las Lágrimas.
Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
Iguanas en La Playita, Isabela.

Unas encima de las otras descansando y atentas a nuestra presencia. Las amantes de la fotografía van a alucinar con este lugar. Además, lo curioso de esta playa es que es punto de unión de dos corrientes y las olas del mar vienen de la derecha y de la izquierda y se unen justo en el medio. Y, mientras tanto, crías de leones marinos jugaban a perseguir las olas. No nos bañamos ya que la corriente es bastante fuerte, pero la estampa era de película.

Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
No me digáis que no son totalmente impresionantes!
Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
Tropecientas en La Playita

Pozas de minerales 

Volvimos al sendero y ahora tocaba el turno a las pozas. Son como pequeñas lagunas donde se adentra el agua del mar y con los minerales de la tierra adopta diferentes tonalidades. Rápidamente nos vino a la cabeza Rotorua, en Nueva Zelanda. De estas formaciones hay unas cuantas durante el primer tramo del camino, todas señalizadas debidamente.

Isabela, Galápagos -ViatgeLovers.com
Las Pozas, Isabela

Manglares selváticos

Continuamos un poco más hasta la zona del Mangle. En este caso, hay que andar unos cuantos metros hasta adentrarse. ¡Qué lugar tan fascinante! Parece un decorado. Ni hecho a propósito se puede crear un paisaje tan místico. Un túnel de manglar con el agua completamente cristalina que cubre hasta los tobillos. Andar por sus aguas rodeados de manglares es toda una delicia.

El camino de las tortugas

Después de la zona de manglar ya empieza lo que le llaman “el camino de las tortugas”. A partir de este punto, se pueden encontrar tortugas endémicas de Isabela en libertad.

Efectivamente, a penas andamos unos metros, nos encontramos con una en medio del camino. Estas criaturas son un tesoro. Muy distinta a todas las que habíamos visto hasta el momento. El cuello mucho más largo y al final del caparazón tienen una ondulación que mira hacia arriba. Estas no se asustan demasiado, quizás están acostumbradas a ver visitantes. De hecho, esta en concreto no nos hacía ni caso.

Sabías que…?

El motivo por el cual tienen las extremidades más largas es porque tienen que buscar la comida en zonas las altas. En cambio, las de Santa Cruz tienen el cuello y las patas mucho más cortas porque encuentran la comida a ras de suelo. Por eso, a parte de tener el cuello larguísimo, también las 4 extremidades son mucho más largas y cuando se ponen de pie suben unos cuantos centímetros.

El Muro de las lágrimas, final del recorrido.

Nos fuimos encontrando con varios ejemplares de tortugas de Isabela hasta llegar al Muro de las Lágrimas. Este muro hecho de piedras volcánicas se mantiene en pie para recordar el triste pasado de la isla. No hace mucho, la isla de Isabela era un lugar de castigo y destierro para presos, enfermos mentales y disidentes políticos o militares. Les hacían construir este inútil muro, el cual no tenía absolutamente ninguna función, solo como castigo por sus actos.

Mirador, Isabela desde las alturas

Desde la parte izquierda del muro de las lágrimas, se pueden subir incontables escalones hasta llegar a un mirador. Desde allí, se aprecia toda la costa de Isabela y las islas cercanas que la rodean. Después de toda la caminata atravesando el infierno, es fácil desistir y no subir al mirador, pero vale la pena un último esfuerzo.

Regresamos directos hasta el final del sendero, punto inicial donde habíamos comenzado. El guardaparques nos recomendó quitarnos las chanclas y volver andando por la orilla de la playa. ¡Qué grandísima idea!

El Lago de los Flamencos, Isabela. 

Cómo llegar al Lago de los Flamencos en Isabela

Habíamos visto multitud de animales en las Galápagos, pero aun nos quedaba uno por ver, los flamencos. Os contamos como llegar al Lago de los Flamencos a continuación. 

Al llegar al primer hotel de la playa, el Iguana Crossing, sale un caminito lateral, hay que cogerlo y en pocos minutos se llega a una laguna de agua rojiza. En ella, a parte de las iguanas marinas que reinan en Isabela, pudimos ver a muchos flamencos (o flamingos como les llaman allí) en todo su esplendor.

Nos quedamos un buen rato observándolos. El mismo camino lleva hasta al centro de conservación de la tortuga de Galápagos, pero a esas horas ya había cerrado (abierto hasta las 17h). Así que nos volvimos hasta el hostal. Todavía teníamos que comprar la cena y estábamos cansadxs y muertxs de calor!

Siguiente etapa…

Mañana íbamos a descubrir un tesoro en la isla de Isabela!! Nos íbamos hasta Concha de Perla para hacer snorkel.  Una experiencia preciosa, impresionante y fascinante! No te puedes perder el relato de nuestro paso por Concha de Perla. Todo en esta entrada 👇👇👇

⇒Día 9. Isabela: Concha de Perla y criadero de tortugas


¿ Necesitas Encontrar alojamiento para tu viaje a las Galápagos por libre? 

⇒Booking.com: Reservando a través de este link, a ti te costará el mismo precio y a nosotros nos darán una pequeña comisión para poder continuar con el blog. ¡¡Muchas gracias!!


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *