Día 8. Cienfuegos-Trinidad: Parque El Cubano-La Boca-playa Ancón-anochecer en Trinidad.

Salimos de Cienfuegos después de desayunar y en una hora y media ya llegamos a esta hermosa ciudad. Solo pisar Trinidad, se convirtió en nuestra ciudad preferida de Cuba. Toda la información sobre Cienfuegos en este post del día anterior:

⇒Día 6: Bahía de Cochinos-Cienfuegos

Trinidad, un lugar auténtico y único

La calle donde estaba nuestra casa era auténtica como pocas y fotogénica como la que más.

Trinidad es muy pequeño aunque se considere ciudad, nosotros no estábamos alojados en la parte centro (asfaltada con adoquines) , sino que un par de calles por debajo. Estaba a 5 minutos del centro (justo al lado). Nosotros evitamos las casas centrales porque son más turísticas y también era difícil encontrar una con garaje. De hecho, en la que nos alojamos no teníamos garaje, pero nos dejaron aparcar en la casa del lado gratuitamente. La casa era preciosa y la familia también.

Llegamos por la mañana y solo llegar, nos acogieron perfectamente. Davis el hijo mayor, nos acompañó al garaje y nos ayudó con las mochilas súper amablemente. Después de dejar las cosas y registrarnos, nos fuimos directos al Parque El Cubano sin perder ni un minuto.

Parque El Cubano: sendero Huellas de la Historia


Consejos para El Parque El Cubano:
  • Llevar zapato deportivo o al menos atado, no con chanclas.
  • El camino de tierra que lleva al parque una vez cogido el desvío que señaliza el Parque puede que esté en muy malas condiciones, por ejemplo si ha llovido los días anteriores. Además es bastante trozo, hay que tenerlo en cuenta.
  • Que no se os olvide el bañador!
  • Agua y comida (ni que sea algo para picar)

    La carretera hasta el Parque El Cubano estaba bastante bien señalizada, lo único que cuando ya cogimos el camino de tierra que lleva hasta el aparcamiento estaba bastante deteriorado, lleno de grandes socavones. Nos explicaron que era debido a las fuertes lluvias que habían caído los días anteriores.

Dejamos el coche en el aparcamiento, y nos dirigimos a la caseta que había para informarnos sobre el sendero “Huellas de la Historia”. Para nuestra sorpresa, había que pagar. No lo habíamos leído en ningún sitio, pero como era una cantidad simbólica para la preservación del parque tampoco nos importó.

El sendero nos gustó mucho. Era más largo de lo que habíamos pensado en un principio pero aún mejor, así disfrutamos más de la naturaleza. Aunque no da mucho el sol porque está todo cubierto por grandes árboles y vegetación, hace muchísimo calor y humedad. Todo el camino es precioso.

Para aliviar el calor nos fuimos bañando en el río que transcurre al lado, el agua estaba incluso fresquita. El camino no os penséis que es un paseíto plano, nada que ver, más bien todo lo contrario. Pero ese es el encanto. Al final llegas a un ensanche del río donde te puedes bañar debajo de la cascada Javira. El agua tiene la temperatura ideal!

Parque el cubano, Trinidad
Parque el cubano, Trinidad
Bañitos en Parque el Cubano, Trinidad
Bañitos en Parque el Cubano, Trinidad

Luego queda todo el camino de vuelta… Hay un tramo que pasas por el mismo camino, pero como es un sendero circular, después se separa y ves lugares nuevos. Se hace más entretenido. El lugar es pura NATURALEZA. Cuba no son solo playas, hay que explorar estos lugares OBLIGATORIAMENTE.

La Boca y Playa Ancón

De aquí, nos fuimos hacía el pueblo costero de La Boca. Allí mismo había muchos puestecitos de comida y compramos dos platos que no estaban mal. La Boca no tiene mucha cosa. Después, continuamos hasta playa Ancón. La playa no es que sea nada del otro mundo pero para refrescarse y descansar un rato está bien.

Relax en Trinidad

Después de este día tan intenso, llegamos a la casa, nos duchamos y nos fuimos a pasear por Trinidad. De las ciudades más bonitas de Cuba, sino la mejor. Música y baile en cualquier esquina. Nos encantó. Simplemente perdeos por sus calles adoquinadas y sus edificios perfectamente cuidados, todo Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

 

 

Los mejores cócteles de todo Cuba!

Los mejores cócteles son los de Trinidad. Hay un puestecito pequeño a  mano derecha de las escaleras (si nos ponemos de frente) donde son espectaculares!!!! y súper baratos. Veréis que hay muchos locales que te llevan el coctel hasta la escalera…con los precios MUY inflados. Nosotros los pedíamos allí y nos sentábamos en la escalinata de la Casa de la Música escuchando la música que tocaban. Unas noches súper agradables.

La belleza de los parques naturales de Trinidad todavía no se había acabado, Topes de Collantes nos estaba esperando.

⇒Día 8. Trinidad. Topes de collantes: Sendero la Batata + visita por Trinidad

Ruta por Cuba

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *