Día 5. Yangshuo- Xiping- Yangshuo

Hoy nos vamos de excursión hasta Xiping, una localidad con mucho turismo local cercana a Yangshuo. Un pequeño pueblo rodeado de montañas bañado por el río Lijiang. Nos vamos!

Anteriormente….

El día anterior habíamos recorrido los alrededores del río Yulong en bicicleta descubriendo uno paraje idílico salpicado por montañas y el vida rural. Si todavía no lo has hecho, te invitamos a conocer este rincón de China en el siguiente link:

⇒Día 4.  Yangshuo: descubriendo la naturaleza de Yangshuo en bicicleta

Xiping

Cómo llegar a Xiping 

Desde Yangshuo es facilísimo llegar a Xiping en autobús. Para llegar a Xiping solo tuvimos que esperar en la parada de bus que nos había dicho el chico del hostel. También nos había escrito «Xiping» en letras chinas para enseñárselo al conductor. Lo cierto es que cuando paró el bus ya nos preguntó Xiping??? Y ahí que nos subimos. Habían parado dos antes pero ya nos hacían que no con el dedo cuando decíamos Xiping. Pero vaya, dos occidentales allí, estaba claro donde iban.

De camino a Xiping!

Tardamos un poco más de una hora en llegar. Para saber por donde íbamos, teníamos conectado el GPS porque no sabíamos si nos teníamos que bajar en la última parada o antes. Pero descubrimos que Xiping era la última parada así que no hay más misterio.

PRECIO: 10 yuans por persona.

Callejeando por Xiping

Llegamos a Xiping y nos dimos cuenta de que es mucho más turístico que Yangshuo. Siempre estamos hablando de turismo local. Visitar Xiping es muy fácil. Básicamente tiene un par de calles a un lado del río y otro par al otro lado y varios miradores desde donde se obtienen unas magníficas vistas del río Lijiang.

Xiping no se trata de un pueblecito tranquilo, más bien todo lo contrario. Ajetreado y lleno de turistas chinos arriba y abajo. Hay muchas tiendecitas encantadoras, puestos de comida y souvenirs. Las callejuelas son ideales para perderse. De esas en las que no puedes parar de hacer fotos de cada fachada, de la gente sentada en los portales de su casa haciendo tertulia con los vecinos, de las barquitas navegando por el río. Es turístico, cierto, pero conserva perfectamente la arquitectura tradicional.

Si se quiere, se puede hacer una cola interminable para subirse a una barquita y navegar por el río Lijiang. Nosotros lo descartamos. El turismo chino es extremadamente consumista. Se suben en todo, compran en todas las tiendas, lo prueban todo y se gastan el dinero que haga falta. Nosotros con verlos a ellxs por allí ya estábamos más que entretenidxs. A ellxs, los turistas, también les hicimos muchas fotos.

Xinping

La famosa foto de los billetes de 20 yuans 

En Xiping se encuentra el famoso punto desde donde se tomó la foto que aparece en los billetes de 20. Era muy divertido ver a todo el mundo haciendo la foto del billete delante y con el paisaje real de fondo.

En ese momento, no teníamos ningún billete de 20 y para hacer una broma entre nosotros sacamos dos billetes de 10 e hicimos la foto. Todavía nos estamos riendo recordando la reacción de la marabunta de chinos que había a nuestro alrededor. Es imposible describir con palabras toda la escena. La gente gritando NOOO, poniéndose las manos en la cabeza alarmados y todo el mundo sacando billetes de 20 para dejarnos. Como si se tratara de niñxs pequeños. Es que son taaaaaannnn majos, tan inocentes y tan buena gente!!!! La reacción era en plan «pobrecillos que no tienen el billete». Teníamos muchos voluntarios y voluntarias dispuestos a ayudarnos. No sabíamos dónde meternos. Creo que ha sido de los ataques de risa más bestias que hemos tenido. Finalmente tenemos la foto deseada gracias a estas almas caritativas!

Fake foto!
Foto con el billete correcto!

Cena en Yangshuo

De vuelta en Yangshuo, empezamos la ruta para encontrar restaurante. Andamos arriba y abajo pero al final repetimos en el mismo que el primer día. Quedamos encantadxs con la comida y con la atención de la familia. En cuanto nos vieron, se pusieron la mar de contentxs!! Empezaba la rutina del traductor, las fotos, etc. Tanto ellxs como nosotros nos lo tomábamos con mucho humor.  Y este fue el resultado!!

Siguiente parada…

Al día siguiente cambiábamos de destino. Uno de los lugares más preciosos y fotogénicos de toda nuestra ruta por China, Fenghuang. No hay palabras para describir la belleza de esta maravillosa localidad. No os lo perdáis ❤

Fenghuang: un pueblo de postal en China


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *