Muralla China: Cómo llegar a Mutianyu en transporte público, precios, horario y ruta



Hoy nos disponíamos a visitar la Gran Muralla China! Uno de las excursiones obligadas en cualquier viaje a China. Nosotros visitaríamos la muralla en Mutianyu. Os contamos las diferentes opciones y todos los detalles de nuestro paso por la Gran Muralla.

Hay varios tramos que se pueden visitar desplazándose desde Pekin. Uno de los más conocidos y más próximos a la capital es el tramo de Badaling pero precisamente al ser el más accesible, también es el más visitado y concurrido. Nosotros después de indagar un poco nos decidimos por el de Mutianyu. Está bastante alejado de la ciudad y por eso no hay tanto turismo. Llegar no es complicado si se sabe como hacerlo. Sí que está bastante lejos de la capital y hay que salir muy temprano por la mañana para visitar la muralla antes de que lleguen grandes grupos. En esta entrada, te contamos como llegar paso a paso y toda nuestra experiencia en la Gran Muralla.

Anteriormente…

El día anterior estuvimos visitando dos zonas totalmente antagónicas entre ellas. Por un lado, el palacio de Verano y por el otro la zona olímpica. Esta última, una zona inmensa totalmente muerte y con poca cosa para ver. Digamos que se puede omitir su visita.

⇒Día 27. Pekin: Palacio de Verano y zona Olímpica

Visitar la Gran Muralla China en Mutianyu

Diferentes maneras de visitar la Muralla

Visitar la muralla en Mutianyu es un viaje largo a lo que hay que sumarle lo que es la visita en si. Ya os avisamos que no se trata de un plácido paseo. Lo cierto es que hay muchas maneras de visitarla, sin sudar ni una gota, subiendo y bajando en teleférico y, por lo tanto, pagando mucho más o hacerlo como nosotros, es decir, subir, recorrerla y bajar a pie. Si lo hacéis como nosotros, os saldrá extremadamente económico porque la entrada a la gran Muralla es baratísima, nos quedamos gratamente sorprendidxs. Al cambio no llega a 6 euros.

Antes de salir de casa: qué llevar para visitar la Muralla China

Por lo tanto si eres de los nuestros, os contamos qué llevar para un largo día de excursión por la Gran Muralla China.

⇒ Provisiones de comida: no registran la mochila en la entrada y podéis entrar toda la comida que queráis. De hecho, es más que recomendable.

⇒ Mucha agua: hace muchísima humedad y calor. Hay que llevar grandes cantidades de agua.

Calzado cómodo. Muy importante si vais a subir a la muralla andando, cosa que nosotros recomendamos porque subes en medio de la naturaleza de la montaña, sin colas ni agobios de gente. Pero hay que estar un poco en forma, en caso contrario puede ser duro.

⇒Hay que llevar la ruta bien estudiada. Es importante tener claro que autobuses coger, cómo pagar y la ruta marcada en el GPS para ahorrarnos tiempo y imprevistos.

Cómo llegar a Mutianyu en transporte público

Lo primero que hay que hacer es levantarse muy temprano. Tomarse un buen café y que empiece la ruta! Nosotros el día anterior ya lo habíamos preparado todo. Nos levantamos a las 6 de la mañana, café, buen desayuno y en marcha.

⇒Dongzhimen Public Transport Hub

Metro hasta la estación de autobuses Dongzhimen Public Transport Hub. Depende de donde os encontréis tendréis que hacer más o menos transbordos en metro. Un aspecto a tener en cuenta es que el metro va a reventar de gente, por lo que hay que que ir con tiempo por si las moscas no entramos en algún vagón.

Una vez llegamos a la estación de autobuses de Dongzhimen, hay que seguir todas las indicaciones para llegar a la zona de autobuses. Simplemente es seguir el cartel con el dibujito de autobús. Es un tramo muy largo y hay mucha gente. Paciencia. Por eso recomendamos salir con tiempo.

⇒AUTOBÚS nº 916 EXPRESS (916快)

Una vez llegamos, nos tenemos que poner en la cola del autobús nº 916 EXPRESS (916快). Es muy importante que cojáis el express porque el nº916 normal no nos interesa. Para saber que es el express mirad este símbolo al lado del número 916快. PRECIO: 12 yuans. Hay que llevar el dinero exacto porque no dan cambio. HORARIO: 5:50- 19:50. La cola para el bus Express y para el normal es la misma, por lo tanto muy alerta sobre la letra china que acompaña al número 916 en el frontal del autobús.

Después de 62km de viaje, bajamos a Huairou Beidajie. Para saberlo fuimos preguntando y teníamos el nombre escrito en chino en el móvil. También os decimos que en el bus conocimos a una pareja de italianos e íbamos los 4 de la manita. Dentro del bus, a parte del conductor, hay una revisora a quién le fuimos preguntando. Teníamos el punto localizado en el GPS y una vez nos fuimos acercando, fuimos preguntado hasta que nos dijo que ya habíamos llegado a nuestra parada.

⇒Huairou Beidajie – Mutianyu

Una vez llegamos a Huairou Beidajie, hay que cruzar la carretera y esperar al bus local en la parada que esta justo enfrente de donde nos hemos bajado. Los buses que nos sirven son los siguientes: H23, H24, H35 y H36. PRECIO:  5 yuans.

Para saber donde bajar, no hace falta hacer nada. Todo el mundo sabe a dónde vamos. El tema es que el bus no te deja justo en la puerta. Nosotros nos bajamos con nuestros amigos italianos donde nos dijo el conductor y él mismo nos dijo que fuéramos subiendo en línea recta. Igualmente pusimos el GPS y fuimos tirando los 4. Aquí hay que tener una cosa clara. Hay dos “entradas”, la primera donde hay un bus lanzadera que te lleva hasta la puerta oficial donde empieza la ruta hacia la muralla y la segunda que es precisamente esta última. Nosotros queríamos llegar directamente a la segunda entrada para no perder tiempo. El bus local te deja a medio camino y llegas andando en 10 minutos. Allí no hay nada de cola para comprar las entradas y llegamos mucho antes de que llegaran los primeros buses lanzadera.

En total tardamos unas dos horas en bus y unos 10-15 minutos andando.

Ruta por la Muralla China en Mutianyu

Llegamos a la entrada principal. Por el camino vemos que hay algunos B&B y creemos que puede ser muy buena idea quedarse a dormir en Mutianyu la noche anterior y visitar la muralla justo cuando abren, pero no lo habíamos pensado. Lo primero que hay que hacer es comprar la entrada. Sorprendentemente, no hay nadie haciendo cola. Y a partir de aquí, hay que subir y subir y subir. PRECIO: 40 yuans.

Como veis la entrada es baratísima. Pero si se quiere subir en teleférico hay que pagar 100 yuans más y lo mismo para la bajada. Nosotros subimos andando.

La subida está asfaltada con escaleras interminables. Hay diferentes caminos, nosotros nos fuimos guiando por el maps.me. Es una subida fuerte y agotadora sobretodo por el calor y la humedad.

Por fin llegamos a las últimas escaleras y cuando sacamos la cabeza nos encontramos con esta maravilla de imagen. Las fotos no hacen justicia.

Muralla China en Mutianyu -ViatgeLovers.com
Por estas escaleras que asoman en la foto salimos nosotros
Muralla China en Mutianyu -ViatgeLovers.com
Durante el primer tramo no nos encontramos con casi nadie
Muralla China en Mutianyu -ViatgeLovers.com
Lo que parece un día nublado es un día con mucha contaminación…

Muralla China en Mutianyu -ViatgeLovers.com

Muralla China en Mutianyu -ViatgeLovers.com
Estas son las escaleras que hay una vez en la muralla china. Como hemos dicho, no se trata de un paseo relajado…

Como podéis ver en las fotos, no nos encontramos con mucha gente durante nuestra visita, en especial en el primer tramo. Una vez creímos que habíamos visto suficiente, empezamos a bajar de nuevo por las escaleras.

Nosotros subiendo uno de los tramos!

Mutianyu-Pekin

Ahora tocaba el viaje de regreso a Pekin. Casualidades de la vida, nos volvimos a encontrar con la misma pareja de italianos con los que habíamos realizado el viaje de ida. Entre los cuatro, empezamos a pensar la manera de volver a casa.

Empezamos a bajar por la carretera hasta que llegamos al mismo punto donde nos había dejado el bus. El tema es que la carretera era de un solo sentido, es decir, los buses solo iban de subida no de bajada. Fuimos bajando hasta que llegamos a una parada de bus que estaba señalizada en el maps.me. Allí nos encontramos con otros viajeros que también iban de vuelta. Lo que nos costó averiguar a todos era en qué lado de la carretera teníamos que esperar. No teníamos ni idea. Finalmente, bajó un padre y su hijo (chinos) y entre unos cuantos dedujeron que era justamente donde nos encontrábamos. Para orientaros, hay una rotonda que os tiene que quedar a la derecha.

Hicimos el mismo trayecto que a la ida pero a la inversa. Lo único que hay que tener en cuenta es que los buses finalizan el recorrido fuera de la estación de Dongzhimen, no entran en el parking subterráneo. Una vez bajamos del bus, pusimos el GPS para localizar la boca de metro más cercana (se encontraba a pocos metros) y de vuelta a nuestro alojamiento.

Llegamos a la habitación MUY cansadxs pero MUY satisfechxs por haber visitado otra maravilla del mundo. Una experiencia 100% recomendable y obligatoria en China.

Siguiente parada…

Todavía nos quedaba un día completo en Pekín y lo dedicamos a ver dos de sus lugares más emblemáticos y con más peso histórico, la Ciudad Prohibida y la plaza de Tianmen.

⇒Día 29. Pekin: ciudad prohibida y plaza Tianmen


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *