Datong: Monasterio Colgante Xuankong Si



Nuestro viaje por China iba avanzando y hoy le tocaba el turno al Monasterio Colgante de Xuankong Si.

El día anterior llegábamos a Datong después de un largo viaje y una aún más larga caminata nocturna atravesando Datong hasta llegar a nuestro alojamiento (os lo contamos más a bajo…). Un poco más tranquilos y descansados, hoy nos íbamos hasta el Monasterio Colgante Xuankong Si (en inglés lo encontraréis como Xuankong Hanging monastery).Llegar nos costó un poquito pero el lugar es totalmente increíble!

AVISO: este visita no es apta para personas que sufren de fobia a las alturas o vértigo.

Anteriormente…

El día anterior lo pasamos de viaje para llegar hasta Datong, un día largo como el que más. Encima, tuvimos un problema al llegar que hizo nos dejó sin energía…

Pero veníamos de pasar unos días disfrutando de la infinita belleza de la localidad de Pingyao. Una maravilla de lugar, de calles históricas, de arquitectura tradicional, de TODO! No te pierdas esta entrada si todavía no la has leído!!

⇒Pingyao: Cómo llegar, alojamiento, qué ver: ruta por el casco histórico

Llegada (accidentada) a Datong

Para llegar a Datong, tomamos un tren desde Pingyao. Un total de 7 horas de viaje que se nos hicieron interminables.

Llegábamos a la estación de Datong pasadas las 20h. Habíamos mirado la ubicación de nuestro alojamiento que cogimos a través de Booking. Bien, según la ubicación del mapa de Booking, el alojamiento quedaba bastante lejos de la estación. En la estación paran infinidad de autobuses así que hay que mirar la zona y escoger el bus que mejor convenga. Para saberlo, ya que todo está en Chino, le preguntamos por email al del alojamiento. Nosotros nos subimos en el bus 15. Este autobús es el mejor ya que va directo al centro de Datong y a la zona de interés turístico donde se encuentran todos los alojamientos. PRECIO: 2 yuans.

Pusimos el GPS y fuimos siguiendo nuestra localización. El tema es que nos empezamos a preocupar porque veíamos que la mayoría de gente que iba con maletas (turistas chinos) se iba bajando y nosotros nos quedábamos solos en el bus…la cosa empezaba a ser sospechosa.

Cuando vimos que el bus se alejaba mucho de donde se supone que teníamos que ir, bajamos y empezamos a andar en la dirección que teníamos apuntada. Andamos durante media hora. A todo esto ya eran más de las las 9 de la noche muy pasadas…Con las mochilas a cuestas, nos cruzamos mil avenidas enormes pero eso sí, pudimos comprobar la animada vida nocturna de la ciudad. Las terrazas estaban a reventar de gente.

Por fin llegamos al punto exacto. Un complejo de edificios parecido al de Chengdu. En ese momento, pensamos que igual se trataba de un apartamento o algo por estilo. Así que estuvimos intentando adivinar cuál era la entrada. Encontramos un conserje. Le enseñamos la dirección (en chino) y nos dice que no que no y hace aspavientos en plan «uff eso está en la otra punta». Total que un grupo de chinos que estaban por allí vienen a ayudarnos. De verdad que eso nos pasa en casa a esas horas y nos pensamos que vienen a hacernos de todo menos a ayudarnos. Pero sí, se desvivieron por hacerse entender.

Total que nuestro alojamiento se encontraba a 5km de donde nos encontrábamos. No podíamos coger ningún bus porque a esas horas ya no circulaban. De noche, con las mochilas y en la otra punta de donde teníamos el alojamiento, como si no hubiéramos andado ya suficiente…! Total, estas personas insisten en que cojamos un taxi, ¿¿un taxi?? ¿¿Nosotros?? Les decimos que ni hablar. Luego nos buscan otro hotel que quedaba más cerca pero valía un dineral y no entraba en nuestro presupuesto mochilero. Total que les pedimos que nos pusieran la dirección en el maps.me y les dijimos que iríamos andando. Tendríamos que haber grabado la reacción…casi les da un infarto. También hay que decir que ellos no son mucho de andar…

Con todo este lío ya eran las 11 de la noche. Y nos pusimos a andar sin pensar con las mochilas y todas nuestras pertenencias a cuestas 5 kilómetros a las 11 de la noche. Todo bien. Suerte que estábamos en China y no en cualquier otro país del mundo donde nos habrían atracado solo doblar la esquina. A todo esto, Booking no nos paraba de llamar al móvil para saber si seguíamos vivos, pero evidentemente no lo cogimos ni una vez. Andamos y andamos más de una hora intentando ir por calles principales e iluminadas pero vaya que estábamos tan cansados que tampoco es que nos preocupara este tema.

Cuando llegamos, intentamos explicar que la localización que tenían en Booking era incorrecta, pero no hablaba nada de inglés y desistimos. Eso sí, cuando vimos la pedazo de habitación alucinamos. Se ve que esta vez, nuestro alojamiento era un hotel, un hotel de verdad. Con lo barato que nos había salido! Por suerte no habían cancelado la reserva…porque con las horas que eran…también es cierto que nos llegan a decir que no tenemos habitación y creo que quemamos el hotel.

En cuanto tuvimos wifi, nos llegaron todos los email de Booking preguntando por nuestro paradero. Nuestro enfado no cabía en todo el email que le enviamos de respuesta. La sorpresa fue que nos contestaron al momento pidiéndonos disculpas y ofreciéndonos el reembolso del precio del hotel. Así que bueno, al final nos los tomamos como un trekking por la ciudad…!

Alojamiento en Datong

Nosotros nos alojamos en Datong Aitejia Express Inn MUY RECOMENDABLE. Se encuentra muy cerca de la muralla y muy bien comunicado en transporte público. Lo mejor es que se encuentra justo en frente de la estación de buses. Ideal para coger el bus que necesitábamos para llegar a Xuankong Hanging Monastery. Y el precio es ridículo. De hecho nosotros no pensábamos que fuera un hotel de verdad, porque muchas veces pone hotel y luego llegas y es la casa de la abuela, pero de verdad que un 10!

Monasterio Colgante Xuankong Si

Salimos muy temprano para coger el primer autobús. El templo abre a las 9 de la mañana y queríamos estar allí los primeros. Antes de salir compramos en una tienda que tenemos justo debajo de nuestro hotel provisiones de comida para todo el día y así no tener que perder tiempo. En cuanto lo tuvimos todo preparado, empezamos la ruta hasta Xuankong!

Cómo llegar al Monasterio Colgante Xuankong Si

Es muy fácil llegar. Bus y coche/taxi que está incluido en el precio de los billetes de bus. Primero bus y el último tramo se hace en coche porque hay muy poca gente que llega. Te suben a buscar al bus. Nosotros no lo sabíamos y la liamos parda…ahora lo contamos. Pero está todo conectado y es facilísimo.

El autobús que se dirige al templo sale desde la estación de autobuses de Donghuang. PRECIO: 25 yuans. No son buses de linea numerados. Van específicamente a Xuankong. Para comprar los billetes, hay que ir a ventanilla en la estación, no se compran dentro del bus.

Llevábamos una hora de viaje, cuando de golpe paramos en una gasolinera y se sube un hombre y nos dice que nos bajemos del bus, diciendo que fuéramos con él. De verdad que era surrealista todo lo que nos estaba pasando en Datong…!!! Nosotros por supuesto le decimos que ni hablar. Todo el bus mirando. Nosotros flipando. Fuera vemos un coche que tenía pinta de taxi y atamos cabos a nuestra manera. Nuestra teoría era que se habían compinchado con el conductor y que ahora nos haría pagar el tramo del taxi.

Después de montar un número en el bus. Viene alguien a ayudar al pobre conductor que lo teníamos cagado de miedo, nos faltaba encadenarnos al asiento. El chico este tiene un traductor mejor y nos asegura que no nos cobraran nada para llevarnos en el coche, que todo es legal y de fiar, que no se quieren aprovechar de nosotros ( se ve que hay países en los que no se aprovechan de los viajeros y China es uno de ellos). Nos explicó que para llegar al templo, lo hacían así porque iba muy poca gente. A nosotros nos costó mucho fiarnos.

Vamos a ver, para el bus en una gasolinera en medio de la nada, se sube un tío y nos dice que nos subamos a su coche, normal que se nos pasaran mil cosas por la cabeza. Pero cuando vimos que el hombre estaba más asustado que nosotros (y el bus en general), empezamos a razonar. Encima estábamos al final y todo el mundo mirando con una cara, nosotros en plan ogros…en fin, lo que estaba dando de si Datong!

Bajamos y subimos en el coche. Efectivamente nos deja en la puerta del Templo colgante Xuankong. Y encima el pobre hombre con la que le habíamos liado nos acompañó a la puerta y nos señaló donde se compraban las entradas! Tenemos que decir que con los nervios no nos habíamos dado cuenta que el coche está pintado igual que el bus con los mismos logotipos del templo igual que en los billetes de bus.

Ahora vosotros ya sabéis como se llega al Monasterio de Xuankong!

Visitando el monasterior colgante Xuankong 

Primero se llega al parking y hay que seguir las indicaciones hasta llegar a la zona de venta de entradas. No hicimos nada de cola, de hecho no había casi nadie. Si que cuando salimos empezaban a llegar autobuses de turistas locales. PRECIO: 125 yuans. HORARIO: 9-17h.

Una vez allí simplemente hay que seguir el camino y se llega a una explanada desde donde se obtiene la magnífica vista del templo.

Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com

A lo lejos parece un decorado de cartón piedra. Cuesta entender cómo se les ocurrió construir un monasterio en la pared de una montaña, cómo lo hicieron y con qué medios! Nos quedamos observándolo un buen rato. Es extremadamente curioso. Ya ni nos acordábamos del pollo que habíamos montado para llegar (bueno, un poquito sí). Por supuesto le hicimos las fotos de rigor.

Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com

Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com

Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
Desde esta perspectiva, se aprecian mejor la estructura de madera

Nosotros habíamos visto fotos de este mismo templo muy retocadas y subidas de color al máximo. Lo cierto es que la pintura está desgastada, la madera cruje y está hinchada, la huella del paso del tiempo es evidente y es lo que le da valor y autenticidad. No veníamos a ver un decorado del Circ du Soleil, veníamos a ver esto, la realidad. Y es que este lugar no necesita ni filtros, ni retoques ni photoshop.

Aunque parezca increíble, el monasterio se puede visitar por dentro. Para hacerlo, hay que subir MUCHAS escaleras (igual por eso no hay mucho turismo local :D).

Una vez arriba nos damos cuenta de que la estructura no está excavada en la roca, si no que se trata de una estructura completamente de madera que se apoya en la ladera de la montaña. Hay que recordar que el monasterio tiene más de 1400 años de antigüedad…INCREÍBLE! El monasterio está compuesto por un entramado de pasillos estrechos que suben y bajan con unas vistas de vértigo! La barandilla a penas nos llega a la cintura así que si os dan miedo las alturas, ya os decimos que esta visita no es para vosotros. Solo hay un par de salas interiores aprovechando pequeñas entradas en la roca donde tienen a sus deidades y un par de bancos para meditar. No cabe nada más. La construcción es completamente exterior.

Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
El claustro principal de Xuankong
Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
Así de estrechas y empinadas son las escaleras y al otro lado, el precipicio!
Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
Esta es la parte más amplia. El claustro principal del monasterio. Como podéis ver, también al aire libre.
Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
La barandilla a penas llega a la cintura
Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
Interior del Monasterio

Exploramos absolutamente todos sus rincones con mucha calma y mucha curiosidad. No dejábamos de preguntarnos cómo fueron capaces de construir algo así. Fantástico.

Monasterio Colgante Xuankong -ViatgeLovers.com
Aquí nosotros maravillados con Xuankong!

Xuankong Hanging Temple-Datong

Ahora tocaba volver. Bajamos las escaleras y volvimos a la explanada principal. Allí hay baños muy limpios y una cafetería. Nosotros descansamos un poco en la sombra y emprendimos la vuelta.

Lo cierto es que no teníamos ni idea de como íbamos a volver. Al conductor anterior no le habíamos preguntado ni horarios de vuelta ni nada.

Nos dirigimos al parquing y después de «hablar» (lo ponemos entre comillas porque hablar tampoco sería la palabra…) con varias personas llegamos a la conclusión de que no hay transporte público. Lo que tendríamos que haber hecho era quedar con el conductor anterior en una hora.

Lo primero que pensamos fue en ir andando hasta la parada de bus (4km). Habíamos memorizado el camino que habíamos recorrido en coche y no nos importaba hacerlo, tampoco teníamos prisa. Son 4 km, una carretera de montaña y sería todo bajada. Cuando nos disponíamos a iniciar la ruta, un par de taxistas nos abordan y intentan negociar con nosotros. Primero nos ofrecen llevarnos por 50 yuans cada uno. Evidentemente le decimos que no. Total que el hombre nos persigue y baja el precio a 30 yuans incluyendo el tramo en coche y el bus. Nos lo pensamos. Serían 5 yuans más que la ida. Nos parece bien. Eso sí, le decimos que no le pagamos hasta que estemos en el bus con los billetes.

Todo funciona sin problema. Llegamos, nos subimos al bus, nos compra los billetes (valen 25 yuans, lo mismo que para ir y él se queda con 5 yuans) y una vez lo tenemos todo, le pagamos.

El resto de la tarde la dedicamos a pasear por Datong y ver de cerca sus murallas. La ciudad en si no tiene mucha cosa. Nosotros la utilizamos de base para llegar al templo colgante.

Antiguas murallas de Datong

Siguiente Parada…

Al día siguiente por la noche cogíamos nuestro último tren nocturno dirección Beijing. Pasamos el día visitando la ciudad y aprovechando nuestro magnífico hotel (todavía no nos lo creíamos) . Pekin iba a ser nuestra última etapa del viaje a China por Libre. No nos podíamos creer lo rápido que estaban pasando los días!

⇒Día 26. Llegada a Pekin: visitando los hutongs, Qiongdao Island y Houhai park

 


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *