China por libre: recorriendo el país en tren desde Hong Kong hasta Pekin

China fue el GRAN viaje. 30 días recorriendo China por libre en transporte público. Un viaje non-stop aprovechando al máximo cada minuto, cada anécdota, cada rincón. Un viaje del que aprendimos mucho. Intentaremos transmitir todas las sensaciones y experiencias que vivimos en esta guía que hemos elaborado a fuego lento y con mucho cariño. ¿Nos acompañas?

Valoración personal de viajar a China por Libre

Viajar a China por Libre es totalmente factible y sin duda para nosotros lo más recomendable. Una lástima que el visado solo fuera de 30 días porque nos quedamos con ganas de descubrir mucho más de este país que nos había sorprendido solo para bien.

Descubrimos un país muy moderno, altamente tecnificado, amable, sonriente, educado y limpio. La contaminación en Pekin es alta pero solo la vimos en Pekin y en Vietnam nos pareció mil veces peor. Los vehículos eléctricos en China son muy populares. Hasta el punto que excepto en Pekin, casi no encontramos ni motos ni coches de gasolina. Pasear por grandes avenidas y no escuchar ni un solo ruido de coches o de motos es algo extraordinario que echamos mucho de menos cuando volvimos a Barcelona.

Orientarse en China es muy fácil a pesar de la barrera del idioma. No tuvimos ningún problema para movernos. Incluso en algunos lugares teníamos previsto coger taxi y al llegar, descubríamos que podíamos coger bus sin problema. La movilidad, que era el tema que más nos preocupaba, resultó siendo lo más sencillo del viaje.

Poniendo el viaje en contexto

Llegábamos a China después de unos cuantos meses de viaje que habíamos empezado en La Patagonia y que nos había llevado por el continente americano, Australia y Asia.

Estando en Borneo, empezamos a plantearnos el viaje a China. Pero lo aparcamos por el momento y decidimos sacar los billetes para Indonesia. En aquel entonces, pensábamos que no nos quedaba suficiente energía para un VIAJE a CHINA (CHINA!!).

Xinping

Por suerte, estando en Indonesia y cuando se nos estaba a punto de finalizar el visado, decidimos hacer un esfuerzo y emprender el que acabó siendo uno de los mejores viajes que hemos hecho, nuestro viaje a China por libre. 

Después de ver esta foto, no me digáis que no valió la pena hacer un esfuerzo para viajar a China

Compramos los billetes con un wifi horrible sin tener ni idea de cómo podríamos conseguir el visado y sin saber casi «nada» de viajar a China. Fueron unos días intensos, un poco a última hora, los preparativos, la ruta, los billetes de tren y el visado (con el visado nos costó ver la luz…), pero todo nos salió a la perfección. Eso sí, nosotros recomendamos preparar el viaje con calma y antelación (no como nosotros) sobretodo si se viaja en temporada alta.

Perdidxs en la China rural
Rodeada de montañas de película
Reserva de osos panda en Chengdú

Cómo tramitar el visado Chino

En teoría, hay que dirigirse al consulado chino que corresponda según tu localidad y tramitarlo allí. Esto era imposible para nosotros. Por suerte, encontramos la agencia Forever Bright que tramita visados para extranjeros en Hong Kong.

Skyline de Hong Kong

Si se tiene pasaporte de la Unión Europea, no hace falta visado para entrar en Hong Kong (que tiene un régimen especial respecto al resto de China), por lo que se puede ir y tramitarlo en esta agencia directamente. De hecho, aunque lo podáis tramitar en vuestra ciudad de origen, es mucho mejor hacerlo en Hong Kong. Es más rápido (un día para el visado colectivo y máximo 4 para el individual) y más barato que en los consulados.

Tramitar el visado con esta agencia es muy fácil. Solo hay que ponerse en contacto unos días antes por email, responder a unas preguntas y presentarse el día que os vaya bien en la agencia. Hay que tener en cuenta que el día que te entregan el visado ya cuenta como el primer día de este. Es decir, que no empieza a contar desde el momento que cruzas la frontera. Por lo que es mejor ingresar en China el mismo día de la obtención del visado o al día siguiente para no perder tiempo. Los visados de turistas son de 30 días.

1. Group Visa vs Individual Visa

Si sois 2 personas o más, la mejor opción es pedir la group visa que es más barata que la individual y más rápida. Te la entregan el mismo día por la tarde. Estas son las tarifas de la agencia para los visados. A nosotros nos pareció un precio super elevado pero nos consolamos (un poco) cuando vimos que hacerlo en Barcelona hubiera sido más caro

2. PRECIO de la Group Visa:

⇒850 Hong Kong Dolars/persona: Servicio de lunes a sábado. Se recoge antes de las 13h el mismo día. De esta manera, se puede entrar ya en China el mismo día por la tarde.

⇒650 Hong Kong Dolars/persona: Servicio de lunes a viernes. Se recoge antes de las 18h. Este fue el que escogimos nosotros, bastante más barato.

3. Carta de invitación

Otro tema es que alguien que vive y trabaje en China te haga una carta de invitación. Si te la aceptan, te puedes quedar 3 meses en el país. Una suerte, porque China nunca te la acabas!

Empezábamos nuestro idilio con la comida China en Hong Kong!

Cómo conectarse a Internet en China

1. En Hong Kong

En Hong Kong Internet funciona con normalidad. Se puede acceder a todas las webs y aplicaciones de Google y también a las redes sociales. En el aeropuerto de Hong Kong hay wifi gratuito que funciona muy bien por si lo necesitáis nada más llegar.

2. En China Mainland

Tienen su propia red de Internet. No funciona nada que tenga que ver con Google, páginas de noticias, webs y blogs internacionales, Gmail, GPS, redes sociales, etc (nuestro blog tampoco). O sea, para lo que sería el uso diario del móvil o de Internet, no nos funcionaria a través de su «Intranet».  Pero hecha la ley, hecha la trampa.

Para poder utilizar «nuestras» aplicaciones y navegar por las webs más habituales para nosotrxs, simplemente hay que descargarse una VPN y listos. Eso sí, hay que encontrar una que funcione bien. Nosotros probamos con varias que recomendaban en blogs de viaje pero no nos funcionaron. La única que funcionó fue Star VPN recomendada por catalanes que trabajan en China. La mayor parte del tiempo nos funcionó, excepto en Chengdú (desconocemos por completo el motivo). Hay que tener en cuenta que la VPN no deja de ser una aplicación más. En horas punta, puede llegar a funcionar lentamente o no funcionar directamente.

Nosotros la utilizamos tanto en el móvil como en el ordenador portátil y suerte de esta VPN. Hay dos versiones, una gratuita y una de pago. Con la gratuita hay más que suficiente. Recordad que es imprescindible descargarse las VPN ANTES de entrar en China. Mejor descargarse varias por si alguna no funciona.

Una de las tantas imágenes de postal

Tarjetas de crédito, efectivo y WeChat

Las tarjetas de crédito/débito de bancos occidentales no funcionan excepto en algunos alojamientos de Pekin. Lo más recomendable es llevar efectivo y cambiarlo en Bank Of China.

1. Cambiar dinero en China

Hay que cambiar dinero en el banco directamente. Se puede sacar dinero del cajero o ir directamente a ventanilla. Con los cajeros es complicado porque a pesar de que en algunos puedes escoger el inglés como idioma, a la que pasas un par de pantallas se vuelve a poner en chino. Lo mejor es ir a Bank of China y en un momentito te hacen el cambio. Sin comisiones, con un cambio extremadamente favorable y siempre redondeando a tu favor. Nosotros quedamos gratamente sorprendidos 🤣

Antes de ir a Bank Of China en Yangshuo, tuvimos que cambiar primero en Shenzhen en una mini casa de cambio que encontramos fuera de la estación. Encontrar la casa de cambio ya fue anécdota tras anécdota. Suerte de un joven que era chino pero vivía en Holanda y él se encargó de hacer toda la gestión. Esa fue la última casa de cambio que vimos. Y lo único que cambiaban eran Hong Kong Dolars por Yuans. Nada de euros ni dólares.

2. WeChat

En China todo, absolutamente todo, se paga con el móvil. Incluso la comida de los puestos callejeros. Cada tienda, restaurante y puesto ambulante tiene su código QR. Lo leen con el lector del móvil y se carga el dinero a la cuenta asociada. De hecho, nunca llevan efectivo y en algunos lugares tuvimos problemas para pagar con dinero físico. En unas cuantas ocasiones nos hicieron el favor de comprarnos billetes de tren y entradas por nosotros, porque era imposible pagar de otro modo que no fuera a través del WeChat.

Para que funcione WeChat es necesario tener un número de móvil chino y abrirse una cuenta bancaria china. Parece mucho lío pero no lo es. Abrirse una cuenta en Bank of China es un trámite rápido y gratuito. Lxs empleadxs hablan inglés y no tardaréis más de 10 minutos. Nosotros lo fuimos dejando y al final nos arrepentimos. Lo ideal es hacerlo el primer día que se pisa China Mainland.

Consejos y recomendaciones

⇒Traductor. No es la solución pero ayuda.

Descargamos un traductor de «chino estándar» y en algunos momentos nos ayudó. Ellxs tienen uno que funciona mucho mejor. La solución es que lo saquen y hablarle el traductor del móvil en inglés.

En China se hablan cientos de dialectos e idiomas y entre ellos no se entienden. A veces, la variante dialéctica del traductor no coincide con la que hablan en el lugar donde nos encontramos. De todos modos, la gente coopera  para entenderte y hacerse entender. Nosotros siempre nos apañamos.

#CONSEJOVIAJERO Un truco fácil y sencillo para viajar a China por libre es tener el nombre de las estaciones de tren, bus y direcciones de alojamientos escritos en caracteres chinos. De esta manera, con enseñar el nombre, ya te pueden indicar con señas y gestos aunque lo más probable es que te acompañen hasta el lugar. 

Los momentos más divertidos los vivimos intentando pedir comida en los restaurantes, la gente es genial!!
⇒Genial transporte público chino

La primera recomendación que os queremos hacer es que NO hace falta coger ni un solo taxi. China cuenta con una extensa y eficiente red de transporte público y a un precio realmente bajo. No estamos hablando solo de los fantásticos trenes que conectan ciudades y pueblos en un tiempo récord, también de los autobuses interurbanos y locales que llegan a cualquier rincón. Una de las cosas que más nos sorprendió cuando preparábamos el viaje es que en todos lo blogs decían que se movían en taxi porque todo estaba escrito en chino y era muy difícil orientarse, nada de eso. Para nada es necesario coger un solo taxi si se viaja a China por libre. 

El precio del transporte público, tanto de trenes, metro como autobuses es imbatible, además funcionan a la perfección y son extremadamente fáciles de utilizar.

Terracota warriors, Xian. Llegamos a cualquier rincón usando únicamente el transporte público incluido para ver esta maravilla.
⇒Aplicación GPS

Tener el maps.me en el móvil nos resulto increíblemente útil!!! Nosotros no nos compramos ninguna SIM china. De hecho, en ningún país lo hacemos.

Así como os decimos que el traductor a veces funcionó, otras no, el GPS fue nuestro más eficiente compañero. Hay que tener en cuenta que las indicaciones en las calles están solo en chino (normal) y a veces no hay ni indicaciones. Por eso, el GPS nos fue taaaaaaan bien!! Nos dio mucha libertad y nos ayudó a hacernos una idea de las distancias y el tiempo. Si viajas a China por libre, es INDISPENSABLE!

⇒ Hay que madrugar y andar mucho

Es imprescindible madrugar mucho (MUCHO) para visitar los lugares sin gente tranquilamente. Los chinos no son de andar mucho. Si en los parques nacionales os alejáis de los puntos más accesibles, os quedaréis completamente solos. Lo mismo con pueblos, ciudades, etc.

⇒Seguridad en China

China nos pareció un país extremadamente seguro. Leímos que hay que tener cuidado en las zonas más turísticas de Pekín porque son frecuentes pequeños hurtos por descuido, tomamos medidas de sentido común y listos.

La gente en China nos pareció muy confiada e inocente. Iban con el bolso abierto, el móvil en el lateral de la mochila, en las tiendas no te vigilan, en los trenes nocturnos se ponían a dormir con las maletas sin vigilar (y nosotros abrazados a ellas…), en los restaurantes no controlaban ni el bolso, ni la cartera, ni nada. Ese tópico de que los chinos son muy desconfiados creemos que precisamente es porque los hacemos desconfiadxs nosotros y…con razón.

En resumen, nos pareció un país muy muy seguro y es todo un logro teniendo en cuenta que nos sentíamos el centro de atención constantemente.

Cómo moverse en tren por China

Lo primero que hay que decir es que moverse en tren es muy fácil. Nos lo habían pintado muy complicado pero para nada. Os explicamos un poco para que veáis que no es nada del otro mundo.

Impresionante vista de Puerta del Cielo

Conseguir los billetes de tren:

1. A través de una agencia para extranjeros

Lo más cómodo para lxs extranjerxs es ponerse en contacto con una agencia. La comunicación es por email. Le dices los billetes que necesitas por ejemplo el día x de tal sitio a tal otro y ellxs los compran por ti.

Te pueden enviar los billetes al alojamiento que desees o recoger cada billete en su estación correspondiente. Suelen cobrar comisión solo por el envío. Es más caro que te los envíen a un alojamiento que a una estación. A nosotros nos enviaron la mitad al alojamiento de Hong Kong y el resto al de Chengdu. El motivo es que los billetes de los últimos trenes todavía no habían salido a la venta cuando llegamos a Hong Kong.

Si los quieres recoger en la estación también es muy fácil. Nosotros después de haber viajado, quizás lo haríamos así. Si ya tienes lo billetes, hay que pasar el control de seguridad directamente, si no es así, primero hay que ir las ventanitas, enseñar el pasaporte y te dan los billetes para el tren que tienes en ese momento. Es decir, en cada estación hay que ir a buscar primero los billetes. Pero no es nada complicado. Como mucho, habrá que hacer algo de cola o mucha dependiendo de la estación. 

⇒Los billetes más solicitados se agotan al momento⇐

El principal motivo para comprar los billetes a través de una agencia es que los asientos se acaban a las pocas horas de salir. Hay muchos chinos en China y los billetes de tren de largas distancias se agotan a las pocas horas. Nosotros para evitar estar pendientes de comprar cada billete 15 o 20 días antes (que es cuando se ponen a la venta), le pasamos toda la lista de trenes a la chica de la agencia por email y en el momento que estuvieron disponibles, ella se encargó de comprarlos. Y aún con todo, alguna vez tuvimos que comprar de clase más alta porque los más económicos ya se habían agotado.

El trato con la agencia fue excelente y muy personal. Hablábamos siempre con la misma mujer por email, nos contestaba al minuto y nos ayudó con algún cambio de ruta que tuvimos que hacer. Ella se encargó de llamar por teléfono y hablar directamente con los alojamientos para decirles que enviaban allí los billetes.

2. A través del WeChat, Internet Chino

Otra manera de comprar los billetes de tren es instalarse el WeChat en el móvil, cosa imposible si estás fuera de china (hay que tener cuenta bancaria china y teléfono chino). Nosotros algún tren de corta distancia lo compramos a través del WeChat. Bueno, nosotros no, se lo pedimos a un chico que nos los compró para ir a ver el Buda de Leshan. Al tratarse de un tren de cercanías y coger el de primera hora de la mañana, no tuvimos problema. Los billetes que vuelan son los de los trenes nocturnos.

3. Comprarlos directamente en la estación

Otra opción, es arriesgarse y comprarlos en alguna estación con la ayuda de alguien. Pero en este caso, es más que probable que os quedéis sin billetes. Nosotros los compramos con mucha antelación y en algunos casos, tuvimos que modificar la ruta porque solo salir se agotaron…

Uno de los preparativos que nos llevó más de cabeza…

A este tema fue al que le tuvimos que dedicar más tiempo. Cada vez que nos llegaba un email de la mujer de la agencia, nos poníamos nerviosxs. Lo primero que nos venía a la cabeza: qué pasa esta vez??? Que si no hay asientos económicos, que si se han agotado para tal ruta y ahora modifícalo todo, que no quedan billetes para el horario que queremos…etc pero al final todo salió bien! Suerte que estábamos en contacto siempre con ella que nos lo fue solucionando todo. También hay que tener en cuenta que lo estábamos preparando todo desde Indonesia con un wifi pésimo, que no es lo mismo que estar en casa con conexión constante a Internet.

Tipo de asiento en los trenes chinos

1. Tren tradicional de cercanías

⇒Hard seats vs soft seats

Trenes de distancias cortas. El hard seat (asiento duro) no es reclinable y hay dos asientos face-to-face con una pequeña mesita en medio. Son acolchados aunque se llamen asientos duros. Los soft seats (asientos blandos) son reclinables, con apoya-brazo y las filas son de dos en todos. No tienes a nadie mirándote de frente.

Nosotros siempre que pudimos, compramos hard seat. Eran mucho más económicos y no hay mucha diferencia con los otros. Y mira que a veces nos tiramos unas cuantas horas de viaje pero como eran viajes de día, aprovechábamos para actualizar el blog, leer, etc. Incluso dormíamos a pesar de tener la espalda más recta que un palo. Estábamos acostumbrados a todo.

2. Tren rápido (high speed train)

⇒Second class seat

⇒First class seat

⇒Busines class seat

Lo primero que hay que decir es que estos trenes son muy nuevos y extremadamente cómodos. Nosotros siempre compramos second class seat que es como ir en un asiento de primera clase de cualquier aerolínea. Acolchados, (muy) reclinables y espaciosos, con enchufes, mesilla, etc. Una maravilla. Las dos categorías superiores tienen muchas más pijadas. En todo caso, siempre las podéis comprar si ya se han agotado los asientos de segunda clase (que vuelan).

Estos trenes además tienen una pantalla en cada vagón anunciando las paradas que tocan y en algunas ocasiones, incluso están escritas en inglés.

3. Trenes nocturnos

⇒Hard sleeper

⇒Soft sleeper

Estos dos son camas. Nosotros siempre que pudimos compramos hard sleeper (más baratas). Pero en alguna ocasión no quedaban y compramos soft sleeper. Antes de continuar con la explicación, decir que la gente es muy educada y por la noche hay silencio absoluto en los vagones por lo que se puede dormir perfectamente. Igualmente, nosotros siempre recomendamos llevar tapones y antifaz.

Las diferencias son las siguientes:

  • Hard sleeper: compartimento de 6 literas. 3 en cada lado. Tienen una cortina que «cierra» el compartimento. Las maletas se pueden dejar en unos armarios que hay en la entrada de cada vagón pero nosotros como viajábamos con mochilas pequeñas las poníamos en las estanterías que habían en parte superior de la habitación. En cada «habitación» hay el típico termo para hervir agua, una mesita y enchufes. Las camas en teoría no son tan cómodas como el el soft sleeper pero nosotros no notamos diferencia.
    A punto de pasar la noche en hard sleeper. La única diferencia con soft sleeper era que había tres literas a cada banda en lugar de 2, por lo demás, una maravilla!

    Vagón de Hard sleeper
  • Soft sleeper: las habitaciones se cierran por dentro con llave. Solo hay 4 literas, dos en cada lado y en principio las camas son mejores, un poco más anchas y con más espacio entre cama y cama. Dentro también hay hervidor de agua, mesita y enchufes
Nuestro primer viaje en tren nocturno en soft sleeper!

Si todavía os queréis ahorrar más dinero, podéis comprar los típicos asientos que hemos comentado arriba en los que vas completamente sentadx.

⇒Soft seat

⇒Hard seat

Cómo saber cuál es nuestra parada

1. En los trenes diurnos

Mirábamos la hora en la que teníamos que llegar a nuestra parada y estábamos pendientes un ratito antes. En el billete no ponía la hora de llegada, pero en la información que nos enviaron desde la agencia sí que lo ponía. Luego, comparábamos los caracteres chinos que salían en la pantalla con nuestro billete. Otra opción es enseñárselo al/la revisor/a y te avisan cuando llega tu parada. Y si en ese vagón no hay revisor/a, se lo enseñas a algún/a pasajero/a cuando se va acercando la hora y te avisan también. Es mucho más fácil de lo que parece.

2. trenes nocturnos

En la entrada del vagón hay una azafata a la que hay que entregar el billete cuando se entra en el tren y te lo cambia por una tarjeta. En el billete está escrito qué cama te toca. Nosotros se lo enseñábamos y nos decía cuál era (porque no teníamos ni idea) y si no, se lo enseñábamos a nuestrxs compañerxs de habitación.

Cuando queda un tiempo prudencial para llegar a la estación, la azafata te despierta (de verdad os lo decimos), le das la tarjeta que te había dado al entrar y ella te devuelve el billete. Te despierta con antelación suficiente, no hace falta correr.

Lo mejor y lo peor de nuestro viaje a China por libre

Lo mejor

La naturaleza, IMPRESIONANTE.

Simplemente así. Ríos de agua cristalina y montañas de vértigo. Todo extremadamente cuidado y limpio. No encontramos ni un solo papel en el suelo, ni un plástico (la gran lacra del sudeste asiático). Nada que ver con sus países vecinos.

Imposible acabarse la naturaleza de este país. Volveremos unas cuantas veces porque la emoción que sentimos al ver algunos de sus paisajes fue solo comparable a lo que sentimos en la Patagonia.

Sin desmerecer absolutamente nada, destacaríamos los alrededores del río Yulong en Yangshuo y Zhangjiajie National Park. Totalmente impresionantes.

Bucólicos paisajes en Yangshuo
Subiendo a Tianmen Mountain
Brutales «montañas de Avatar» en Zhangjiajie National Park
La China Rural

Pueblos como Fenghuang o Pingyao parecen sacados de un decorado de cine. Románticos, idílicos y tradicionales. Nos hubiéramos quedado días paseando por sus calles.

En especial, destacaríamos Fenghuang. Todo el pueblo parece una postal, de día y de noche. Magnífico.

Fenghuang, belleza en estado puro

La gente

Amables, educadxs, hospitalarixs, pacientes, amigables, sonrientes…Y podríamos continuar y no acabaríamos nunca. Lo primero que vamos a decir aunque suene un poco rarito es que los chinos de la China no son como «los chinos que viajan». Parece una afirmación un poco extraña pero todx viajerx que se precie sabe de qué hablamos. Una de las cosas que nos hacía cuestionarnos nuestro viaje a China era el comportamiento de los grupos de chinos que viajan en manada y que lo inundan todo, se colan, te empujan, gritan. Pero, no hay nada como viajar para romper prejuicios y tópicos. De estos, no nos encontramos ni uno en todo nuestro viaje.

La familia que regentaba el hostel nos invitó a una deliciosa cena

Una de las cosas que más nos sorprendió fue la cantidad de fotos que nos pedían por la calle. Excepto en Pekín, en el resto de pueblos y ciudades donde estuvimos, era imposible pasar desapercibidxs. En otros países como Myanmar o Indonesia ya nos había pasado lo mismo.En el lugar más inesperado, se nos acerba alguien a pedirnos una foto.

Lxs adolescentes eran lxs más lanzadxs pero aquí todo el mundo está loco por los selfies
Las sillitas para bebés nos tenían alucinadxs!
Por poner algún ejemplo…

Encontramos que la gente en China es extremadamente amable, siempre dispuestos a ayudarnos, sonrientes. Tenemos muchas anécdotas, os contamos un par para que os hagáis una idea:

⇒El primer día que cruzamos la frontera, llegamos a Guillin (una ciudad enorme) donde teníamos que coger un bus para llegar hasta Yangshuo. Misión imposible. Todo escrito en chino, nadie hablaba inglés, taxistas molestando. Un chico jovencito se acercó a nosotros para pedirnos una foto (esto es un tema a parte…). Hablamos mediante el traductor. El problema con el que nos encontramos era que durante esas fechas no salían buses desde la estación que nosotros habíamos apuntado. El chico nos acompañó a coger un bus urbano, se subió con nosotros, no nos dejó pagarle el billete. Media hora de bus (casi nada). Nos bajamos y nos acompañó andando hasta la estación de bus adecuada, nos compró los billetes y se quedó allí hasta que entramos!!!! Y eso solo llegar! Este fue el recibimiento que tuvimos en China. No está nada mal, verdad?Nosotros no sabíamos ni qué decir. Sin él hubiera sido imposible llegar.  Nos hicimos esta foto con el héroe.

Our Hero!

⇒Llegamos a la estación de tren de Liujiang muertos de calor, asfixiadxs y sudando como cerditos. Un grupo de jubilados nos ve tan agobiadxs que nos compran un par de helados a cada uno. Esto nos pasa en casa y nos pensamos que nos quieren drogar.

Y como estas, unas cuantas. Vaya que se nos cae la baba con lxs chinxs. Tenemos que matizar que en Pekin la cosa ya no nos pareció tan idílica.

Exquisita comida china (comida china de verdad)

Qué placer la comida china! China tiene mil cosas espectaculares y una de ellas es su gastronomía. Es recordarla y se nos hace la boca agua. Riquísima, un placer para los sentidos! No hace falta decir que no tiene nada que ver con la «comida china» que se consume en occidente. Lo único que hay que tener presente es que suele ser muy picante, pero a nosotros nos encanta el picante. Estábamos encantados!

Para pedir la comida es tan sencillo como señalar lo que quieres o poner el traductor. En un blog decían que no podían comunicarse con la gente, incluso y que una vez pidieron una pizza y les trajeron un disparate, lo dudamos. De una forma u otra te acabas entendiendo. Es cierto que nunca sabes al 100% lo que has pedido pero nosotros señalábamos y a la aventura! A veces era lo que nos imaginábamos y otras era todavía mejor! Uno de los objetivos del viaje era conocer la gastronomía y resultó siendo de lo mejor que nos llevamos de China!

Disfrutando en Pingyao

Lo que menos nos impactó

Pekin

Después de haber visto pueblos tradicionales que parecían sacados de un cuento, hacer rutas en medio de montañas de película, sobrecogernos con paisajes apasionantes, perdernos por ciudades limpias de calles anchas y vehículos eléctricos…llegábamos a Pekin. Y, sinceramente, fue un bajón.

Siguiendo los consejos de algunos blogs y guías que decían que era la «gran» capital y que no te la acababas en una semana, le reservamos 4 días. Vaya error. Con un par, uno para ver lo típico y otra la muralla China (BRUTAL), perfecto. Esto comparándolo con todo lo que habíamos visto, claro. Si solo se viaja a Pekin y Shanghai es otro tema, pero lo más bonito de China está lejos de la capital y de las grandes ciudades. 

Por supuesto, excluimos de esta valoración la muralla china, tema a parte.

La imponente Muralla China

Alojamientos en China

Todos los alojamientos son básicos y económicos pero con todo lo que necesitábamos. Al más puro estilo mochilero.

Hong Kong: Just Inn. Diminuto pero confortable. Ubicación perfecta. Céntrico y cerca de la agencia de visados.
Yanghsuo:  Yangshuo Backpacker Youth Hostel. Excelente precio. Mega desayuno incluido. Hablan inglés perfecto.
Fenghuang: Fenghuang White House. Excelente calidad-precio. Mejor Ubicación imposible.
Wulingyuan (Zhangjiajie National Park): Wulingyuantuniu Youth Hostel. A 5 minutos andando de la entrada al parque. Sin ascensor. Hablan inglés.
Zhangjiajie city (Tianmen Mountain): My Yijia Inn. Básico y barato. 
Chengdu
2030 Hostel. Muy recomendable. Habitación en casa de una abuela y su nieto. Muy limpio. Buena localización.
Xian. Bueno aquí cambiamos de hostel porque era demasiado antro donde nos habíamos metido. Al final fuimos a uno que estaba bien pero el ambiente era algo turbio. Apuestas, chicas por allí…si no os asustáis de nada, está bien. La habitación era muy cómoda! Nosotros genial allí!
Pingyao. Pingyao Xinxin Youth Hostel. No es un hostel, es la casa de una mujer mayor. El más barato que encontramos. La cama es extremadamente tradicional, es decir, inexistente.
Datong. Datong Aitejia Express InnUna vez lo encontramos, fantástico. El mejor en el que estuvimos.
Pekin. Beijing Sunrise Youth Hostel Beihai BranchCaro para lo que es, pero respecto el resto del país, los alojamientos en Pekin son extremadamente caro.

Itinerario China por libre 

WORK IN PROGRESS…iremos añadiendo todas las entradas poco a poco!! 

Itinerario detallado

Día 1. Llegada a Hong kong y visita a la isla

Día 2. Hong Kong. Tramitando el visado chino.

Día 3. Hong Kong-Futian port (frontera)- Shenzhen-Guillin- Yangshuo

Día 4. Yangshuo: descubriendo la naturaleza de Yangshuo en bicicleta

Día 5. Yangshuo- Xiping- Yangshuo

Noche entre el día 6 y 7. Yangshuo-Fenghuang (tren nocturno).

Día 7 (llegada medio día), 8 y 9. Fenghuang: un pueblo de postal en China

Día 10. Fenghuang- Wulingyuan (Zhangjiajie National Park «Avatar Mountains»)

Día 11, 12. Zhangjiajie National Park (Avatar Mountains)

Día 13. Wulingyuan (Zhangjiajie National Park)- Zhangjiajie City- Tianmen Mountain

Día 14. Zhangjiajie- Chengdú (tren nocturno)

Día 15. Llegada a Chengdú y visita de la ciudad.

Día 16. Chengdú- Buda de Leshan- Chengdú

Día 17. Chengdú: Reserva de Osos Panda

Día 18. Chengdú-Xian (tren rápido 4h) Llegamos por la tarde

Día 19. Xian: Gran Muralla y barrio musulmán de Xian

Día 20. Xian: Guerreros de Terracota de Xian

Día 21. Xian- Pingyao

Día 22. Pingyao: Cómo llegar, alojamiento, qué ver: ruta por el casco histórico

Día 23. Pingyao- Datong

Día 24. Datong: Templo Colgante Xuankong Si

Noche entre el día 25 y 26. Datong-Pekin (tren nocturno)

Día 26. Llegada a Pekin: visitando los hutongs, Qiongdao Island y Houhai park

Día 27. Pekin: Palacio de Verano y zona Olímpica

Día  28. Pekin: la Gran Muralla China en Mutianyu

Día 29. Pekin: ciudad prohibida y plaza Tianmen

Día 30. Pekin-Jordania

Modificaciones de la ruta

Planificar la ruta en un viaje a China por libre puede ser lo más «complicado» del viaje (hasta que empiezas con los billetes de tren…). En China hay mil cosas para ver. A nosotros nos costó un poco decidirnos. Finalmente, optamos por invertir la mayor parte de nuestro viaje a explorar naturaleza y núcleos rurales.

Si volviéramos a hacer la ruta, le dedicaríamos solo dos días a Pekin porque se puede visitar la Ciudad Prohibida, la plaza de Tianmen y el Palacio de Verano en un mismo día. Invertiríamos más tiempo en explorar más naturaleza y más pueblecitos y no volveríamos a la reserva de osos panda de Chengdú, los osos eran preciosos pero se trata más de un zoo que de una reserva.

¡Síguenos! 

Nos quedan muchas más cosas por explicar de este intenso viaje a China por libre pero lo iremos desglosando poco a poco en las entradas detalladas de cada día de nuestro itinerario. ¿Te lo vas a perder?

Recuerda que si tienes cualquier duda sobre viajar a China por libre, no dudes en dejarnos tu comentario 👇 . Te ayudaremos encantadxs!!


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

2 respuesta a “China por libre: recorriendo el país en tren desde Hong Kong hasta Pekin”

  1. es muy util la informacion para moverse mas rapido y barato y cometer menos errores cuando nos encontramos en lugares donde no hablamos el idioma muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *