Visitando el Gran Buda de Leshan desde Chengdu



Los motivos por los que viajamos hasta Chengdu eran básicamente dos. Por un lado, la reserva de osos panda que la dejábamos para el día siguiente y, por otro, llegar hasta Leshan para ver de cerca el gran Buda excavado en la montaña. Después es cierto que la ciudad en si nos encantó! Hoy íbamos a por uno de esos objetivos, conocer el gran buda de Leshan de cerca. ¿Sería tan impresionante como habíamos oído?

Anteriormente…

El día anterior fue muy intenso! Recién llegábamos por la mañana de un tren nocturno que ya salimos a recorrer la ciudad. Una ciudad grande pero sin agobios, nada ruidosa y sin contaminación. Nos sorprendió y nos encantó! Aquí os dejamos la ruta que hicimos por Chengdu:

Día 15. Llegada a Chengdu y ruta por la ciudad.

El Gran Buda de Leshan

Cómo llegar hasta el Buda de Leshan

Llegar hasta Leshan desde Chengdu es muy fácil.

Primero hay que llegar hasta la estación Chengdu south station en metro y allí coger un tren rápido hasta Leshan Railway station. Suerte que el chico que vivía con nosotros hablaba inglés y nos pudo ayudar. Él mismo nos compró los billetes de tren (ida y vuelta) a través del WeChat. Y nos explicó un poco como llegar (lo miro en Internet). Lo cierto es que nosotros ya lo habíamos buscado pero bueno el chico que era todo amabilidad no le íbamos a meter un corte. Así que él nos compró los billetes a través de WeChat a nuestro nombre y pasaporte y nosotros una vez en la estación los fuimos a recoger a la ventanilla.

Hay que bajar en Leshan Railway station y allí coger el bus K1 que te lleva hasta el Buda de Leshan. Para coger el K1 hay que entrar dentro de la estación de autobuses (justo al lado de la estación de tren) y allí ya está indicado. PRECIO 2 yuans por persona que se pagan dentro del bus. Hay que llevar suelto porque no dan cambio. El dinero se mete dentro de una cajita y se fían de que pagues lo que toca.

Hay muchas paradas de bus, tarda como una hora en llegar. Nosotros no teníamos ni idea de donde bajar. Así que pusimos el maps.me y nos fuimos situando. Cuando nos acercábamos, le íbamos preguntando a la conductora hasta que nos indicó nuestra parada. Todo muy fácil. Estaba clarísimo donde íbamos.

Nosotros fuimos directos a comprar las entradas. PRECIO de la entrada al Buda 90 yuans por persona. También se puede recorrer el río en barca pagando un extra de manera que se ve todo el Buda desde el barco. Nosotros no optamos por esta opción.

Visitar el Buda de Leshan

Visitar el Buda también es muy fácil. La ruta está marcada. Conviene llegar pronto para evitar encontrarse con muchos grupos de jubilados.

Primero se llega a la parte más alta. Un sin fin de escaleras y subidas hasta llegar a la parte alta de la montaña. Una vez arriba, hay varios rinconcitos para visitar. La ubicación del Buda es preciosa. Vista la parte superior, se desciende hasta la parte más baja y después se vuelve a subir. En la parte inferior, hay una plataforma donde te puedes parar a hacer fotos y vídeos. La imagen del Buda es muy buena. La subida es bastante cansada y con desnivel. Esto no es impedimento para los abuelos chinos que están en muy buena forma.

La cabeza del Buda de Leshan vista desde la parte superior

Vistas del Buda desde la plataforma inferior
Escaleras para bajar hasta el Buda

Nosotros una vez volvimos arriba del todo, hicimos una ruta dentro del parque donde visitamos varios edificios religiosos perdidos en medio de la naturaleza. No somos muy amantes de los Budas y todo este tema pero su ubicación suele ser maravillosa. Nos pasó lo mismo en Japón. Los templos estaban rodeados de una naturaleza impresionante.

Vistas desde la parte alta
Uno de los templos que hay dentro del recinto

Cuando nos cansamos, continuamos hasta la east gate y justo antes de salir se puso a diluviar y hasta hacía frío. Nos refugiamos en la caseta de salida hasta que aflojó (un poco) porque las calles se habían convertido en ríos….Habíamos reservado el tren que salía a las 19h así que teníamos tiempo de sobras. De hecho, nosotros incluso hicimos tiempo, porque lo que es el Buda se visita más bien rápido. 

Para volver, volvimos a coger el K1 en el sentido opuesto y a la misma altura de donde nos habíamos bajado. La estación de buses es la última, por lo que no tiene pérdida.

Por cierto, creo que no lo hemos mencionado en ninguna entrada de China pero para pagar en TODOS los buses hay que llevar billetes de 1 o 2 yuans porque no dan cambio. Se mete el dinero justo en una cajita y el conductor o la conductora no controlan cuanto dinero has puesto…y todo el mundo es legal..nosotros igual en algún momento hicimos trampa porque no llevábamos suelto…estamos corrompidos.

Llegábamos ya tarde a nuestro apartamento, así que para cenar nos compramos algo de comida preparada y usamos la cocina de la abuela. Una mujer muy sonriente con la que no pudimos hablar nada pero nos entendimos a la perfección.

Siguiente parada…

Mañana íbamos a conocer la Reserva de Osos Panda de Chengdu. Mundialmente famosa por cuidar y preservar esta especie de la cual el gobierno chino tiene la total propiedad. Como un copyright de los animales. Nosotros somos un poco reticentes con este tipo de recintos. Os contamos nuestra experiencia en la siguiente entrada.

⇒Día 17. Chengdu: Visita a la Reserva de Osos Panda de Chengdu.


¿Ya te has suscrito al Blog?

Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog y dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook o INSTAGRAM!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *