Great Ocean View Road

Recorriendo la Great Ocean Road en 2 días

Hoy empezábamos a recorrer una de las carreteras más famosas de Australia, la Great Ocean Road. Se puede hacer en varias etapas y de hecho se puede hacer más o menos recorrido. Si se quiere, se puede atravesar casi todo el sur de Australia siguiendo esta carretera escénica, aunque el último punto que cuenta con interés turístico va un poco más allá de la localidad de Port Campbell.

Conducir por la Great Ocean Road

¿Alquiler de coche o campervan para hacer la Great Ocean Road?

Esta fue la primera duda que nos surgió cuando planificábamos nuestra estancia en Australia. Después de hacerla, recomendamos 100% alquilar un coche. El free camping con autocaravana/campervan no está permitido en ningún lugar de la Great Ocean Road, por lo que no te sirve de nada. Hay que ir a campings o moteles que te cobran el mismo precio que si vas sin campervan. Nosotros de hecho, dormimos en el coche aunque no está permitido, pero no es lo mismo ver un coche aparcado que una campervan que llama muchísimo más la atención.

Alquiler de coche y condiciones 

Nosotros alquilamos el coche por Internet dos días antes. Nos salió por 70 dólares australianos 2 noches. Para hacerlo, lo único que se necesita es el pasaporte y el permiso de conducción internacional. El trámite fue muy rápido y sin trampas ni cosas raras. La devolución, lo mismo. Nos dieron un suzuki swift automático. Y todo funcionó a la perfección.

Lo único que hay que tener en cuenta es que allí no tienen «parte en caso de accidente». La típica hoja que rellenamos en la mayoría de países europeos cuando tenemos algún accidente por leve que sea. Nos lo avisaron muy mucho en la agencia porque vieron que teníamos pasaporte español.

En Australia, en caso de accidente, hay que quedarse con los datos del otro conductor o conductora y la matrícula del vehículo. A partir de ahí, las aseguradoras se ponen en contacto y mediante las cámaras de tráfico y los desperfectos del vehículo se resuelve el asunto.

Al ser un coche alquilado, si que nos dieron una hoja que podíamos rellenar en caso de accidente para saber todos los datos que necesitábamos, pero en ningún caso es vinculante ni exige la firma de los conductores o las conductoras de los vehículos implicados. Por ese motivo, te «retienen» una cierta cantidad de dinero de la tarjeta de crédito como fianza.  Aunque el accidente no sea culpa tuya, van a utilizar ese dinero para la reparación del vehículo hasta que se dictamine que no ha sido responsabilidad tuya y te devuelven el dinero. No se porque se complican tanto la vida…

Salida de centro de Melbourne

El tema es que la agencia de alquiler estaba en pleno centro de Melbourne. No es lo mismo que cuando alquilas un coche directamente en el aeropuerto que ya tienes allí tu autopista. Salir del centro de Melbourne y acertar con la carretera fue…un poco estresante (diciéndolo en plan light).

Las carreteras están en buen estado, lo único que es NECESARIO tener gps o maps.me o google maps o ALGO para poder salir de Melbourne. Es una gran ciudad, y como todas las entradas/salidas a grandes capitales puede ser bastante complicado. No solo por el tráfico (en Barcelona es mil veces peor) sino por el entramado de carreteras que hay en la salida. Para saber cuál hay que tomar, hay que tener el GPS encendido, tomárselo con calma y, aun con todo, es posible que os saltéis la salida…Pero todo tiene solución.

Conducción en Australia

Lo único que hay que tener presente es que se conduce por la izquierda, nada más. Y, además encontraréis un montón de señales de tránsito que es lo irán recordando todo el camino.

La mayor parte de la Ocean Road cerca a Melbourne estaba en buen estado. Pero a la que empezamos a alejarnos, muchos tramos estaban en obras y otros en pésimas condiciones, lo que nos ralentizó un poco el viaje.  Seguramente, en cuanto acaben todas las obras, quedará impecable, cuando fuimos nosotros, no lo estaba. Aunque como mínimo, no hay que pagar ningún peaje! Eso ya es una alegría! Una carretera así de turística aquí, sin peaje, sería impensable. De hecho, nosotros pensábamos que tendríamos que pagar en cualquier momento…así de malpensadxs somos.

Dónde dormir durante el recorrido

Esto depende de lo lejos que quieras llegar. Si se hace el recorrido típico, el último pueblo para hacer noche suele ser Port Campbell. Nosotros hicimos allí la primera noche, son unas 6h (más o menos contando paradas) desde Melbourne. Si se quiere segmentar más, se puede dormir en los cientos de hoteles y moteles que hay a lo largo de la carretera, encontrar alojamiento no va a ser un problema. Para estar más seguros, también se puede reservar por Internet con antelación.

No esta permitido el free camping ni el «overstay night»

El free camping sería para las caravanas, campervans, tiendas de acampar, etc. y el overstay night es para la gente que, conociendo este truco, se queda a dormir en el coche. Cualquier pequeño pedacito de tierra en el que se puede aparcar está señalizado con estas advertencias. A pesar de eso…mucha gente se queda a dormir en el coche.

Nosotros pasamos la noche frente al mar en Port Campbell durmiendo en el coche y teníamos un montón de vecinos y vecinas jejejeej Incluso nos tuvimos que alejar un poco para que no nos molestaran con el ruido de las puertas de los coches. Lo mejor es que justo al lado, había un camping donde tenían que ir todas las campervans…

De hecho, en Port Campbell, tienen ya tan seguro que la gente se va a quedar a dormir en el coche que incluso hay baños públicos gratuitos e impecables con cambiadores abiertos 24h al lado de la zona del aparcamiento.

Otra opción es dormir en un hotel, apartamento o hostel en Port Campbell o en cualquier otra localidad. De hecho, los precios no son para nada desorbitados porque hay mucha competencia.

Nosotros dormimos la mar de bien!!!!!!!!!!

Qué llevar en la mochila

Hay algunas tiendas y supermercados durante el recorrido pero a precios muy elevados, el doble de lo que cuestan en realidad. Mejor que llevéis provisiones de comida, agua y snacks.

En los acantilados hace bastante fresquito porque sopla muy fuerte el viento.

Y si, como nosotros, pasais la noche en el coche, algo de abrigo por si las moscas.

A parte de eso, muchas ganas de disfrutar de estos increíbles paisajes!

Nuestra ruta por la Great Ocean View Road

El primer día, salimos del hostel muy temprano y cargados con las mochilas y nos fuimos ANDANDO hasta la agencia de alquiler de coches en el centro de Melbourne. Tardamos casi una hora en llegar…No es que seamos masocas, pero si cogíamos el tren o el tranvía, teníamos que recargar la Myki Card con 10 dólares cada uno! O sea que un tramo de 10 minutos en transporte público, nos costaba 20 AUD!!! Eso sí que no. Salimos con un montón de margen de tiempo y a andar! Fue una matada ir con las mochilas pero al final llegamos…! Al menos, el camino es precioso hasta llegar al centro…aunque no nos consolaba demasiado…

Llegamos a la agencia que parecía que habíamos subido y bajado un par de veces las Torres del Paine y todavía no habíamos empezado la ruta, en fin… Todo el trámite fue la mar de ágil y en pocos minutos ya estábamos dentro de nuestro coche dirección a la Great OceaRoad!

Después de algún percance y alguna infracción (no muy grave) para conseguir salir de Melbourne, ya vimos la señal de tráfico en marrón con letras enormes  «Great Ocean View Road, scenic route» que señaliza todo el recorrido. Por fin!!!

Paradas durante el recorrido/puntos de interés

Se pueden hacer algunas más y algunas menos, pero estas son las que nosotros hicimos y son las más típicas:

⇒Bells Beach

Unas playas rodeadas por unos enormes acantilados. Bells Beach es muy frecuentada por surfistas. En la parte de arriba hay un mirador y es desde donde se aprecia mejor la panorámica. También se puede bajar a la playa si os hace ilusión!

⇒Anglesea

Esta población no tiene nada de especial, la gracia es llegar hasta el club de golf donde se viven en libertad una comunidad de canguros. El desvío está en la carretera principal por lo que hay que estar atentxs o es fácil saltárselo. A partir de ahí, mejor marcar el club de golf en el GPS y seguir las indicaciones. De otra manera, es complicado llegar.

Esta comunidad de canguros está controlada y todos ellos están marcados para controlar la población. No es que haya sobrepoblación, es para que en caso de atropello mortal se puedan cuantificar. El tema de los atropellos a canguros en las carreteras es un drama… nosotros vimos bastantes canguros muertos tirados en el arcén. Horrible. Hay señalizaciones por todas partes y en la misma señal de tráfico, hay un número de teléfono al que llamar en caso de encontrarse con un canguro malherido.

Aparcamos en el párquing y nos metimos un poco por el campo de golf, nadie nos dijo nada. Nos encontramos con unos 4 canguros descansando tranquilamente. No nos acercamos mucho porque había señales advirtiendo de posibles ataques.

⇒Lorne

⇒Kenneth River

Este fue uno de los momentos más mágicos de la ruta. El desvío está a mano derecha, se puede aparcar en el párking y subir el camino que sale a la izquierda del bar que hay. O, directamente, entrar al cámping, nadie te dice nada. Toda esta zona está repleta de eucaliptos, territorio koala.

Solo empezar a andar, ya vimos los primeros. Qué ilusión!!!! Estaban muy cerca y no son nada asustadizos. Tuvimos la gran suerte de ver muchísimos!!! Eso sí, los koalas son muy territoriales, uno en cada eucalipto, no son de compartir. En uno de los árboles había dos koalas y uno casi tiró al otro al suelo de un empujón. Los grabamos mientras el perjudicado no hacía más que gritar…nos daba una penita. La mayoría de ellos estaban durmiendo o comiendo, aunque pudimos ver a un par por el suelo andando cambiando de árbol. Son preciosos. Solo por verlos, ya merece la pena nuestro viaje a Australia.

 

Koalas en Kenneth River

⇒Apollo Bay

Más playa y más acantilados. Naturaleza on fire!

⇒Lorch and Gorge

Este lugar es de los mejores del recorrido. Unos acantilados con formas curisosas y con historias detrás que todavía le dan más emoción al lugar.

⇒Doce apóstoles

La parada por excelencia de la Great Ocean View Road y uno de los símbolos más conocidos de Australia. Nosotros llegamos en mala hora para hacer fotos, nos salían todas super oscuras. Pero, en realidad, era el mejor momento para visitarlo…la puesta de sol, una pasada. Realmente el paisaje es sobrecogedor, mires hacia donde mires, te quedas totalmente impresionada. Precioso. Nosotros no se cuanto tiempo nos quedamos, la imagen hacia un lado y hacia otro es simplemente genial.

Al día siguiente, repetimos…no nos pudimos resistir!

⇒Port Campbell

Esta fue la localidad que utilizamos para pasar la noche. Es un pueblecito muy pequeño, hay un super (muy caro) para comprar provisiones y algún bar para hacer una cerveza.  Poco más.

Sí que tiene una playa preciosa rodeada de unos acantilados enormes, un lugar ideal donde pasar la noche. Nosotros aparcamos justo delante y el despertar fue increíble.

⇒The Arch

Imagen de postal. Igual de bonita que los doce apóstoles. Un lugar precioso. Fuimos a primera hora de la mañana, no había nadie. Genial.

⇒London bridge

Brutal! la fuerza del mar ha moldeado los acantilados a su antojo. Se parece a the Arch, los dos lugares de lo mejor!!!!

⇒Thunder Cave

Una cueva hecha de diversos minerales que tiene salida al mar. Hay unas escaleras de madera para poder bajar hasta la parte inferior. No es tan espectacular como los otros lugares pero es muy interesante!

A partir de este punto, empezábamos la vuelta.

Cape Otway Lightstation

Únicamente paramos en los 12 Apóstoles (nos quedaríamos horas…) y en Cape Otway Lightstation…vaya timo, NO VAYÁIS. El camino es de tierra, en malas condiciones y cuando llegas aquello es una ratonera. Hay un mini parquing, los coches y las caravanas aparcando como podían, parecía el tetris y atención…había que pagar 20$ para entrar al faro y ver las vistas. Tal y como llegamos, dimos la vuelta y nos fuimos.

Pasamos la última noche en Geelong porque era la localidad más cercana a Melbourne, no tiene nada de especial. Al día siguiente, teníamos que dejar el coche a las 9 de la mañana y queríamos estar lo más cerca posible.

Sin duda, merece la pena recorrer la Great Ocean Road, una grandísima experiencia que te muestra algunos de los mejores paisajes de Australia!


Si te ha gustado la publicación no olvides suscribirte a nuestro blog o dar Me Gusta a nuestra Página de Facebook!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *